Saltar al contenido.

La Economía de Cebrián

enero 9, 2011

Probablemente Juan Luís Cebrián esté preparando un nuevo libro y se sirva de El País para presentar el tema: La tercera Gran Depresión. Curioso es que en su artículo de este domingo pretenda trazar una crítica amplia y suficiente del capitalismo en coma en que el muchos nos ubican pero no aparezca en ningún momento mención sobre la relevante participación que los Bancos Centrales han tenido en cuanto a la gestación de esta crisis (y de las anteriores). Habla, sin embargo, con un tufillo neomarxista que echa para atrás, de crisis sistémicas, fallos y defectos del mercado, la necesidad de intervenir, y la vigencia del planteamiento keynesiano en lo que a las políticas de recuperación se refiere. Pero nunca, repito, sitúa el origen fundamental de la tremenda cadena de desajustes y descoordinación en el efecto distorsionante que tiene el monopolio sobre el dinero, la política monetaria articulada a través de los Bancos Centrales, la manipulación de tipos de interés y cantidad de dinero en circulación, o el mantenimiento del privilegio de la reserva fraccionaria en la actividad bancaria y financiera. Cebrián es un ignorante que cree componer un discurso coherente y revelador haciendo cuatro referencias históricas, citando a Galbraith, hablando de Mill, Smith, Ricardo o Keynes, y metiéndose con Bush, Reagan y los neocon. Suficiente, diría yo, puesto que de Cebrián no debe esperar mucho más rigor y sapiencia. Es un lego soberbio, un manipulador de masas que no sabe manejar el negocio audiovisual, que para lo que está y de lo que, presuntamente, vive y engorda día a día.

Miento. En el artículo en cuestión sí se menciona a un Banco Central concreto, el BCE, del que se lamenta que no sea aún más poderoso y “central”, porque de ser así, defiende el autor, quizá su providencial dirección monetaria y financiera representaría su indispensable papel como corrector máximo de los malignos mercados financieros. Cebrián clama por más monopolio, y en ningún caso se percata o apunta la causa mayor, la premisa fundamental de todo ese desbarajuste institucional, productivo y moral que ha  ocasionado la crisis que padecemos. Cree, no obstante, que la crisis es “sistémica”, endémica y cien por cien responsabilidad de un exceso de libertad y mercado no intervenido. En todo caso, como dice el autor, la culpa es de reguladores y controladores que no regulan o no controlan, y nunca de que dichos agentes dotados del monopolio en el uso de la violencia hayan regulado o controlado mucho, y por tanto ocasionado todo tipo de desajustes de terribles consecuencias.

A Cebrián le falta teoría, a poder ser, buena teoría. Su artículo es una lástima, un amontonamiento de nada, y al mismo tiempo, un peligroso ejemplo de lo que viene gobernando nuestra malsana e idiotizada opinión pública. Me temo que a Cebrián lo lean y lo sigan con tanta intensidad en el PSOE como suceda en el PP.

Saludos y Libertad!

About these ads
2 comentarios leave one →
  1. enero 10, 2011 6:55 am

    Pues le preguntaré al negro. Toasformas Cesbrían es un mamporrero del exterior. Desde los tiempos del Club de Roma, vamos.

  2. enero 10, 2011 4:32 pm

    La única forma de ser Keynesiano es decir siempre que el gasto público no fue suficiente al ver que no funciona y que por eso fallaron las recetas Keynesianas. Así es el Sr. Krugman y no va a ser menos el Sr. Cebrián que seguro que tiene muchos menos estudios económicos que el señor Krugman. ;)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 280 seguidores

%d personas les gusta esto: