Saltar al contenido

1%

noviembre 1, 2008

Es el Tipo de intervención decretado por la Reserva Federal para afrontar la crisis. Tras constatar que ya nada sirve de nada, y todos los resortes han dejado tener la función que algunos, ingenua y equivocadamente, les atribuyeron en sus teorías keynesianas, neoclásicas o monetaristas, de perdidos al rio, sálvese quien pueda, dinero para todos!

El intento de frenar el estallido de la burbuja tratando de introducir más aire del que sale por sus rasgaduras, no es nuevo, de hecho ha sido la causa directa de la virulencia de esta crisis. Para salvar a los EEUU de la recesión Greenspan bajo tipos y echó más leña al fuego. Más de cinco años después, con toda la distorsión de señales producida generando dislocaciones, nefastas inversiones y otros esperpentos movidos por la política intervencionista de la administración republicana, llega la tormenta perfecta. Nada de lo visto antes supera en complejidad y letalidad a la crisis que sufrimos.

Recurrir a viejas tretas, procurar un retraso de las inevitables consecuencias movidas por fuerzas microeconómicas insuperables, no es política responsable, sino interesada, con nombres y apellidos, con una voluntad personalista descarada. La estructura productiva, la economía de los EE.UU y el resto de países del mundo necesitan una Sana Recesión que reubique factores y corrija errores. Sin ella, y con decisiones como la de bajar arbitrariamente los tipos al 1%, japonizarán la crisis, sosteniendo el crecimiento cero o el decrecimiento, durante varios años.

Veamos un resumen de lo que sucedió en Japón (que sigue en las mismas) y de por qué las decisiones adoptadas contribuyeron al estancamiento y el fracaso de todas las medidas para salir de la crisis:

-Entre 1987 y 1989 la expansión de la base monetaria fue del 11%, con tipos artificialmente bajos, del 5% al 2,5%.

-La subida de tipos hasta el 6% quiso pinchar la burbuja y precipitar el reajuste. La virulencia de la crisis llevó a la nefasta decisión de volver a bajar tipos hasta el absurdo 0,5%.

-El resto de elementos de Expansión y exuberancia irracional coinciden con la situación actual, al menos en términos generales, gracias a una expansión crediticia desmesurada y nunca soportada por ahorro real.

-Japón quiso no soportar la Sana Recesión y para ello dejó sus tipos de interés por los suelos. Favoreció la renovación de créditos para toda empresa que en condiciones normales quebraría sin remedio. Quiso evitar el aumento del paro con estrategias por el estilo. Al final, el resultado fue que una crisis que podría haber sido en forma de “V”, durando pocos trimestres, tomó forma de L, perpetuando la agonía durante lustros…

Si los EE.UU empiezan a recurrir a estas políticas, suman estrategias keynesianas de incremento del gasto y descontrol de la deuda, pretenden evitar quiebras enquistando malas inversiones de forma indefinida a costa de acaparar el ahorro nacional e internacional a través de sus planes de rescate, impidiendo que los buenos y oportunos proyectos de inversión hallen la financiación necesaria… la Recesión durará más de una década.

Saludos y Libertad!

2 comentarios leave one →
  1. noviembre 1, 2008 2:32 pm

    Tienes razón. Algunos, por lo visto, creen que el ahorro se genera espontáneamente, sin que le afecte el tipo de interés.

  2. liberand permalink
    noviembre 1, 2008 2:43 pm

    La culpa es del liberalismo, pardiez!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: