Skip to content

Encender la mecha

diciembre 11, 2008

Poco favor hace El Mundo a la libertad y el patrimonio de los españoles titulando de esta manera la noticia: Protestas violentas en Madrid y Barcelona por la muerte del menor griego.

Ahora resulta que lo que se ha organizado esta noche en España y otros países europeos son protestas, singularmente violentas, por un presunto exceso policial. Y menudo exceso! No es cuestión de prejuzgar a nadie, ni al chaval muerto ni al policía que lanzó la bala que lo mató. Lo que realmente importa es analizar las causas de tamaña algarada de proporciones colosales armada en las calles de Grecia. Los radicales de extrema izquierda, okupas o anarcocomunistas, son numerosos, 10 a 1 respecto a los que tradicionalmente se incluye en la extrema derecha (socialistas todos, eso por delante). Además son mucho más de disturbio y escaparate roto o cajero ardiendo. El ejemplo perfecto lo tenemos en el País Vasco, donde desde hace décadas, la chavalada radicalizada campa por sus respetos provocando estragos y daños considerables.

Parecen estar esperando algún exceso policial para justificar su desatado apego por la violencia incontrolada. Los excesos convierten en mártires a sus destinatarios. Los que tenemos ese punto antiestatista coincidimos en la desconfianza y el recelo hacia la policía y su labor. Pero siendo de derechas, que lo soy, asumo, no sin contradicciones, que el orden va por delante. Ahora, de ahí al tiro indiscriminado, hay un trecho injustificado. Pero no es eso lo que preocupa a los radicales de izquierda. El muerto, salvo para amigos o familiares (oligarcas, si no me equivoco), es un pelele, recurrente, mártir y muy útil. Para qué? Para armarla parda, ni más ni menos.

Luego llegan las ideas y las grandes proclamas. De la brutalidad policial se salta al anticapitalismo y lo que sea necesario para envolver el tumulto con cierta legitimidad. Es entonces cuando muchos cobardes se suben al carro y empiezan a no ver tanto los destrozos y agresiones, como los grandes ideales que inspiran a los vándalos. Ese regustillo antisistema pone a unos más que a otros, qué le vamos a hacer.

En Grecia sucede una cosa que añade más alegría a la cuestión. Quien gobierna es la derecha y encima en una situación económica singular, bajo una crisis mucho más acuciante y aguda que en otros países. El descontento de muchos, no de todos (nunca es de todos, o de casi todos, porque en su caso el gobierno habría caído ipso facto), se une a la algarada de los chavales. Al carro de saqueo y destrucción se apuntan los desarraigados, los que no pierden gran cosa si les pillan pero obtienen suculentos beneficios arriesgando, en un suma y sigue de militantes de barricada y cobardes en la barrera. Los cobardes tienen el honor de ser los auténticos sostenedores de lo difícil y expansivo de la situación.

Sindicatos, partidos de izquierda, el aspirante a arrebatar el gobierno ante unas más que posibles elecciones. Su condescendencia y tibia, o ardiente, adhesión, son el origen y el final que hacen inviable el sofoco de la revuelta. Es más, su actitud es la que convierte el vandalismo de 4.000 energúmenos idiotizados en una auténtica revuelta. No comulgan con los ataques contra la propiedad, las agresiones y demás, pero sí con esas grandes ideas y proclamas que revistieron en una primera fase la explosión violenta.

Su salto fuera de las fronteras griegas era de esperar. En todos los países desarrollados se forman grupos de antisistemas porque sí, energúmenos violentos que conducen su ira contra no saben qué, pero siempre con cuatro consignas bien definidas. La condescendencia y animación con la que muchos en la clase política y dirigente “comprenden” la existencia de estas tribus, consigue convertirlas en referente o en objeto de contemplación mediática, lo que contribuye a su crecimiento y consolidación. Basta con que tengan una leve justificación para organizarla. En Barcelona los desalojos, en Madrid, que somos más finos, que los bomberos apaguen una hoguera prendida en la plaza del 2 de mayo. Y no digamos ya un presunto homicidio. Eso sería la gota que colmase el vaso. Como ha sucedido fuera, la algarada no es tan movida. Pero del ruido, la bulla y la impronta de lo que suceda en Grecia, llegarán a nuestras costas nuevas proclamas, pancartas y grandes ideales…

Estas son las fases: primero un incidente, el que sea, después un acto de vandalismo. Más tarde la inferencia de ideales, el sentido de semejante fuerza. Posteriormente los cobardes que “comprenden”, apoyan pacíficamente o asumen “el mensaje de descontento”. Y cuando está bien organizada, los incentivos para echarse a la calle son tan fuertes, que son pocos los que no se apuntan: colectivos varios, inmigrantes, radicales de aquí, de allá, jóvenes todos por mera diversión, saqueo y una Xbox gratis…

Y mientras tanto los medios haciéndose eco de una noticia que no existe, construyendo un pelele del que obtener reportajes, imágenes, un hito histórico que comentar hasta la extenuación: “Las revueltas de la crisis”… “la antiglobalización reacciona ante los efectos de la crisis del capitalismo”… y todas las que se nos ocurran. Vamos, dando ideas!

Saludos y Libertad!

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. liberand permalink
    diciembre 11, 2008 2:11 pm

    Qué exgerado! si solo son juegos de chavalines.

    De acuerdo contigo, menos en una cosa, tú no eres de derechas jeje 😉 , no asumas el lenguaje del enemigo, ahora mismo no existen muchas diferencias entre unos y otros.

  2. jashondo permalink
    diciembre 11, 2008 3:28 pm

    Lo de Grecia es lo que pasaria aqui si Rajoy hubiera tenido la mala suerte de ganar las elecciones.
    Una pagina muy curiosa para seguir el asunto de cerca:
    http://www.alasbarricadas.org

  3. diciembre 11, 2008 3:43 pm

    Todo lo contrario, no admitirlo sería asumir su tergiversación del término. Soy más de derechas que izquierdas, sí. Eres tú quien confunde ser de izquierdas o de derechas con ser más o menos liberal o más o menos socialista. Y en realidad tiene poco que ver. Un detalle, léete la Ética de la Libertad de Rothbard y repasa un poco lo que dice de lo uno y de lo otro, queda más que claro. Y otro apunte, no te dejes llevar por el uso que hagan los progres de esas palabras… son palabras comadreja, como dijo Hayek, vaciadas de su contenido original y rellenas de casi cualquier cosa…
    Saludos!

  4. diciembre 11, 2008 4:00 pm

    Yo lo que no sé es como no se marchan a Somalia todos los antisistema. Allí no hay sistema, ni globalización, ni bancos, ni….

    Igual es que se vive mejor chupando de un modo u otro del sistema.

  5. Acracia permalink
    diciembre 11, 2008 11:35 pm

    ¿Pero vosotros no sois anarquistas (“anarquistas de mercado”)? ¿Por que os escandalizáis cuando los anarquistas de verdad salen a la calle a luchar? Los enfrentamientos de Grecia están adquiriendo tintes insurreccionales, y poniendo en jaque al Estado. ¿No merece eso el apoyo de todos los anarquistas? ¿No será que de anarquistas no tenéis nada, excepto el nombre con el que os queréis camuflar en ocasiones?

  6. diciembre 12, 2008 12:41 am

    Yo anarquista? Nada de eso. Antiestatista, y el que más, y muy trabajado, pero anarquista no, lo siento, no creo que encaje demasiado con mi forma de ser. Lo que están haciendo en Grecia no es atacar al Estado, sino algo mucho más cobarde y despreciable. Atacan a los ciudadanos, su libertad y propiedades. Si quieren derribar un gobierno como Dios manda hay otras vías. La algarada no es mi estilo, lo siento. O se dirige el ataque contra el verdadero enemigo o sobra la condescendencia con el vándalo y el terrorista.
    Aquí no se camufla nada de nada, las cosas bien claritas. y si necesitas referencias, léete bien los artículos que publicamos.
    Saludos!

  7. diciembre 12, 2008 1:11 pm

    Según la lógica de “Acracia”, cualquier revuelta contra el poder sería muestra de pretensiones anarquistas. ¿Cuenta la “Revolución de octubre” de 1917 (y que en realidad fue un golpe de Estado subvencionado por el Káiser alemán para sacar a Rusia de la Gran Guerra?

    Si queremos arrasar el Estado de Derecho, ¿”semos” anarquistas aunque queramos implantar con la violencia un estatismo hiperrígido como el norcoreano o el cubano?

    Además, que los anarcoliberales y “ancaps”(que haberlos haylos, aunque “Acracia” se haya confundido de blog) lo que defienden es un anarquismo de mercado donde no haya coacción sobre nadie, es decir, una no-violencia como norma de respeto fundamental para que todos puedan pactar libremente con quienes quieran. Qué formas tan distintas de ver el anarquismo: aquéllos que lo enraizan en el Principio de no agresión que explicó Rothbard y los que dicen querer traernos el anarquismo a base de violencia.

    En fin.

  8. Bayer permalink
    diciembre 12, 2008 2:23 pm

    Acracia, el anarquismo basado en la violencia sin ningún sentido,(me imagino que es la que tu apoyas)no tiene nada que ver con el anarcopitalismo promulgado por el gran Rothbard, para empezar Rothbard apoyaba que no se debía usar la violencia contra nadie, ni contra ningún estado.

    Saludos a todos.

  9. Acracia permalink
    diciembre 12, 2008 8:45 pm

    Si que parece que me he confundido, pensaba que este blog se enmarcaba dentro de la linea llamada “anarco-capitalista” o “anarquista de mercado”. Pero lo que decís sobre que quienes se enmarcan en esta línea rechazan toda forma de actuación violenta no me cuadra, sin ir más lejos en un blog llamado “Kill Lois” que seguro que conoceis (http://kill-lois.blogspot.com/), qué sí se define como anarquista y seguidor de Rothbard, abudan las referencias e imágenes de encapuchados, disturbios, ataques violentos, etc.

    Respondiendo a “Nightcrawler”; evidentemente no creo que cualquier revuelta contra el poder tenga pretensiones anarquistas. En la mayoría de los casos son intentos de sustituir un poder estatal por otro. La Revolución Rusa de 1917 fue un proceso bastante complejo que no puede simplificarse en un golpe de Estado financiado por el Kaiser. Por razones obvias de espacio no puedo extenderme demasiado, pero está claro que hubo componentes anarquistas, igual que las hubo de otras tendencias, que fueron barridas por Lenin a partir de octubre. En otro momento si quieres podriamos hablar de la experiencia anarquista de Ucrania y de la insurrección de Kronstadt de 1921 (ambas aplastadas militarmente por el Ejercito Rojo de Trotsky).

    Respondiendo a Bayer; por supuesto que no apoyo la violencia sin ningun sentido, apoyo la violencia puesta al servicio de un proyecto revolucionario, pues veo claro que éste no puede abrirse camino por medios exclusivamente pacíficos (el Estado no va a dejarse arrebatar el monopolio legal de la violencia por las buenas).

    Sobre lo que está pasando en Grecia, os recomiendo que miréis está página: http://grecia-libertaria.blogspot.com/
    aparte de venir fotos más o menos espectaculares, contiene bastante información actualizada constantemente sobre lo que está ocurriendo, gran parte de ella silenciada por los medios de comunicación. Por ejemplo podéis encontrar cosas como esta, sobre una institución estatal como es un ayuntamiento (el de Aylos Dimitrios) sustituido por un órgano colectivo de decisión no jerárquica, (una asamblea, vaya): <>

    Salud y Anarquia

  10. Acracia permalink
    diciembre 12, 2008 8:58 pm

    Se me olvidaba comentar una cosa; según lo que decís, los “anarcocapitalistas”, seguidores de Rothbard, rechazan el uso de la violencia en cualquier situación, incluso contra el Estado. ¿Cómo se explica entonces la campaña -virtual, por supuesto- de apoyo a Thomas Mann, acusado de un golpe de estado armado contra el gobierno de Guinea Ecuatorial, promovida por algunas páginas afines a esa corriente (como la que yo mencionaba de “Kill Lois”, y otras similares)? Puesto que he leído como argumentos esgrimidos en defensa de ese individuo la abierta justificación del uso de la fuerza contra el gobierno, según principios “Rothbardianos” o “anarcoliberales” o como les queráis llamar.

  11. Acracia permalink
    diciembre 12, 2008 9:01 pm

    Si, parece que me he confundido, pensaba que este blog se enmarcaba dentro de la linea llamada “anarco-capitalista” o “anarquista de mercado”. Pero lo que decís sobre que quienes se enmarcan en esta línea rechazan toda forma de actuación violenta no me cuadra, sin ir más lejos en un blog llamado “Kill Lois” que seguro que conoceis (http://kill-lois.blogspot.com/), qué sí se define como anarquista y seguidor de Rothbard, abudan las referencias e imágenes de encapuchados, disturbios, ataques violentos, etc.

    Respondiendo a “Nightcrawler”; evidentemente no creo que cualquier revuelta contra el poder tenga pretensiones anarquistas. En la mayoría de los casos son intentos de sustituir un poder estatal por otro. La Revolución Rusa de 1917 fue un proceso bastante complejo que no puede simplificarse en un golpe de Estado financiado por el Kaiser. Por razones obvias de espacio no puedo extenderme demasiado, pero está claro que hubo componentes anarquistas, igual que las hubo de otras tendencias, que fueron barridas por Lenin a partir de octubre. En otro momento si quieres podriamos hablar de la experiencia anarquista de Ucrania y de la insurrección de Kronstadt de 1921 (ambas aplastadas militarmente por el Ejercito Rojo de Trotsky).

    Respondiendo a Bayer; por supuesto que no apoyo la violencia sin ningun sentido, apoyo la violencia puesta al servicio de un proyecto revolucionario, pues veo claro que éste no puede abrirse camino por medios exclusivamente pacíficos (el Estado no va a dejarse arrebatar el monopolio legal de la violencia por las buenas).

    Sobre lo que está pasando en Grecia, os recomiendo que miréis está página: http://grecia-libertaria.blogspot.com/
    aparte de venir fotos más o menos espectaculares, contiene bastante información actualizada constantemente sobre lo que está ocurriendo, gran parte de ella silenciada por los medios de comunicación. Por ejemplo podéis encontrar cosas como esta, sobre una institución estatal como es un ayuntamiento (el de Aylos Dimitrios) sustituido por un órgano colectivo de decisión no jerárquica, (una asamblea, vaya): <>

    Salud y Anarquia

  12. diciembre 12, 2008 9:59 pm

    ¿Thomas Mann?

    ¡Coñe! ¡Quién nos iba a decir que el autor de “La montaña mágica” y “Muerte en Venecia” estaba vivo y era mercenario!

    Bien, es obvio que te refieres a Simon Mann. La respuesta a tu pregunta deberían darla quienes definiéndose anarcocapitalistas rothbardianos defiendan a su vez la excarcelación de Mann.
    No es mi caso, pero la cuestión es que tu razonamiento se basa en la generalización de la excepción. Pongamos que alguien que se define como seguidor de Rothbard defienda el inicio de la agresión (no la defensa ante ella). El que esa persona sea incoherente no quiere decir que lo sean todos los rothbardianos. Tampoco que los postulados de Rothbard sean erróneos. Y ni mucho menos querrá decir que todos los liberales son incoherentes (además, pocos liberales se consideran “ancaps”).

    Y aún así, pongamos la hipótesis (falsa) de que los liberales defendieran el uso de la violencia de inicio. ¿Eso supondría que los vándalos griegos tienen una justificación para destruir la propiedad privada y pública con la excusa de querer cambiar el mundo?

    Ya que yo he intentado responderte (con mis limitaciones, que las reconozco), me gustaría que tú hicieras lo mismo conmigo: ¿Toda violencia contra el Estado representa querer abolir el Estado? A mí me parece obvio que muchos de los violentos en realidad no quieren abolirlo, sino sustituirlo por uno más acorde con sus ideas extremistas. Que luego se cuelen elementos anarquistas, es otra cosa. Que quienes se autodefinen como anarquistas, sepan además de qué va el concepto que manejan, vistos los panfletos y las declaraciones que esputan, parece más complicado.

    Curioso eso de querer arreglar el mundo a base de estropearlo:

    http://desde-el-laberinto.blogspot.com/2008/12/destruir-el-mundo-con-la-excusa-de.html

  13. diciembre 14, 2008 2:41 pm

    Acracia, disculpa que haya repetido mi pregunta cuando ya la habías respondido, pero cuando mandé mi entrada anterior sólo estaba publicada la tuya de las 8:58 del día 12, no la siguiente ni la anterior a dicho post. Obviamente, no podemos pedirles a los autores de la bitácora que estén pendientes de nosotros continuamente actualizando los comentarios emitidos.

    Bien, gracias por tu respuesta, veo que estamos de acuerdo: mucha violencia gratuita e injustificable se disfraza de lucha política y social y supuestamente enfocada a un fin que puede ser loable (o al menos, discutible y no rechazable de plano). Sinceramente, creo que es lo que está pasando en Grecia y en otros países. Son movimientos con muchos participantes y no dudo de que podrá haber algunos que realmente se crean anarquistas, pero pienso que serán los menos y aún así no justifico esa violencia.

    Claro que la “Revolución de Octubre” no puede simplificarse, pero el dato que he indicado no es mencionado casi nunca y es de los más importantes. Lenin dejó claro su postura sobre la necesidad de acelerar la llegada de la dictadura del proletariado forzando la evolución de la caída del capitalismo con una “vanguardia de revolucionarios profesionales”, eufemismo comunista de lo que toda la vida han sido llamados “golpistas”.

    Dices que aceptas la violencia puesta al servicio de un “proyecto revolucionario”, lo cual, además de suponer que aceptas la máxima maquiavelina de que el fin justifica los medios, supone que te acercas a la postura de Simon Mann: mercenario que justifica el uso de la violencia de una “vanguardia de activistas (revolucionarios profesionales, en terminología leninista)” para derrocar a un régimen tan ominoso como el de Obiang. Por cierto, sobre el tema, yo creo que podrías preguntarle al propio autor del blog de “Kill Lois”, para que te dé su opinión y así no generalizar por lo que una persona pueda colgar en su blog. En ese blog puedes suscribirte también al boletín “LIBRE MERCADO”, de pensamiento anarcocapitalista. Es gratis y en su número dos hay una buena traducción sobre un artículo de Rothbard acerca del Principio de la no Agresión.

    Por último, son interesantes los links que aportas. En uno de ellos (http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/9320) se demuestra el nivelazo de la web y el abogado que defiende a algunos de los vándalos inculpados en Madrid. Para empezar, se titula el artículo así: “Dictan prisión preventiva para 7 de los detenidos en Madrid por solidarizarse con Grecia”. Burda manipulación, como si les hubieran detenido por “solidarizarse” y no por destruir una comisaría y demás propiedades. Además de mentir, se siembra la idea de que para “solidarizarse” hay que atacar la propiedad (pública y privada).

    En cuanto al figura del abogado que “defiende” (aunque visto lo poco que sabe no sé yo si será un infiltrado de la banca y el sionismo… ejem…) a los inculpados, suelta esta perla: ““la sentencia es totalmente injustificada ya que no hay esa alarma social sino que se trata de una sentencia ejemplarizante que se recurrirá. Hemos intentado que la sentencia fuera otra, como la de ir a firmar cada 15 días, pero la jueza se ha negado”.

    Por tres veces denomina “sentencia” a un auto o resolución judicial que no puede ser sentencia, puesto que ésta no puede darse sin juicio. Esto no es algo que deba conocer sólo quien navega en las profundidades del Derecho, sino algo bastante básico de primero de Facultad.

    Sobre lo que decía de la ortografía de estas webs, en la página principal hay un titular que dice:

    “Grecia: No existé la tranquilidad aunque los medios tranquiliZen la situación”.

    Sin más comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: