Skip to content

Adiós Spanair, hola Catalunya Airlines

diciembre 23, 2008

Una de las bazas con las que juegan nuestros expoliadores, ya sean nacionales, regionales o locales, es que los pobres expoliados apenas percibimos este robo continuo y sangrante, por lo que pueden hacer los que les plazca con él sin que nadie diga ni mú, quemarlo, tirarlo al váter o, en este caso, invertirlo en la compra de una compañía aérea en pérdidas y al borde de la quiebra.

 

La semana pasada saltó la noticia, de la que ya se venía hablando meses antes. Scandinavian Airlines (SAS), propietaria de Spanair, llega a un principio de acuerdo para vender una participación mayoritaria de ésta a dos grupos empresariales catalanes dependientes de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. Nadie pondrá duda, y más aún cuando no ha sido declarado inconstitucional el Estatuto que afirma que Cataluña es una nación, que estamos ante toda una, valga la redundancia, nacionalización.

 

Motivos tendrán, me da igual cuales sean, llevan años los gobiernos catalanes pretendiendo poseer una compañía aérea propia, y esta ha sido la oportunidad perfecta. El problema es que están jugando con un dinero que no les pertenece, donde les va a dar igual perder o ganar, sin contar con los problemas y distorsiones que puede producir y producirá su clara intervención en un sector ya de por sí intervenido. ¿Por qué tienen que pagar los catalanes las partidas de póquer de sus políticos?

 

El editorial de El País de ayer exclamaba sus dudas y temores acerca de la compra, pero no se opone, ni mucho menos, a la “nacionalización”, y nos recuerda como el año pasado la Comunidad de Madrid forzó a Caja Madrid a comprar importante porcentaje de Iberia sin que nadie (según El País) expresase sus quejas.

 

En esto último le doy toda la razón, por eso me da exactamente igual si detrás de esta posible compra hay ensoñaciones nacionalistas catalanas que no duermen pensando en la futura Cat Airlines o simplemente sea fruto el afán interventor de toda Administración Pública, ya sea catalana o madrileña, aunque la primera viva en una nube de intervención perpetua.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. diciembre 23, 2008 10:38 pm

    Excelente post; en el abandono te creces, jajaja

  2. Arbatel permalink
    diciembre 24, 2008 12:23 am

    Tipico comentario de quienes reducen todo a la dialectica “nacionalista”, ser o no ser. Es importante recordar que a los catalanes les mueve mas el dinero que el mismo nacionalismo, son comerciantes natos (y a veces algo mas…), por lo tanto, sus intereses estan en atender rutas aereas que ellos consideran importantes estrategicamente aunque no sean muy rentables, ya que a mediano o largo plazo ello significa mercados en los cuales vender el “Made in Catalonia”. Hay que acostumbrarse a ver algo mas lejos con ellos.
    Pero, por supuesto que tambien esta la “bandera” catalana exhibiendose en cada avion en el exterior. Es una manera de hacerse sentir y diferenciarse de los demas. Aqui en Barcelona se distingue con claridad la diferencia entre Cercanias de Renfe y los Ferrocarriles de la Generalitat (los “Ferrocatas”), la una inpuntual y servicio mediocre, y la ultima puntualisima y buen servicio (no una maravilla, pero bueno). Pienso que queran hacer lo mismo con Iberia, y dejar clara la manera catalana de hacer las cosas: sin chapuzas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: