Skip to content

El PNV, la prensa y ETA

diciembre 31, 2008

Carlos Garcia)

El atentado de hoy no es solo un acto macabro contra el edificio que acoge varios medios de comunicación, en especial a EiTB, la radiotelevisión pública vasca. Después del asesinato de Uría, un atentado contra la alta velocidad en forma de toque de atención al PNV, todo parece apuntar a un cambio, no sabemos si circunscrito al periodo preelectoral, en la estrategia de la banda terrorista.

Ya volaron los talleres del diario El Correo hace unos meses. El golpe de hoy descabeza los medios públicos y de rebote afecta a Onda Cero y Antena 3 entre otros. Los terroristas, totalitarios y asesinos, persigan el fin que persigan (los medios adoptados delatan su auténtica escala de valores), detestan la pluralidad informativa, la diversidad y la libertad de servir informaciones y opiniones sobre su actividad. Aun cuando ETB no se caracterice por arremeter con toda la fuerza debida contra ETA, si cobija debates y respuestas valientes o más o menos razonables. EL programa Pásalo, criticado en más de una ocasión en este blog, no es en absoluto un mal programa. El tufillo es obvio, sus presentadores son tendenciosos y el equilibrio de la mesa desigual. Visto desde fuera puede proyectar una imagen sesgada y simplista: proetarras a los que nadie hace callar con contundencia y argumentos, peneuvistas soberbios que siempre anteponen la cosa nostra a cualquier conato de coherencia, y los socialistas, que son los únicos “españolistas” (ejem) respetados y que no acuden en solitario. La cuota pepera o se descalifica por sí misma, admitámoslo, o es ninguneada y despreciada por todos, todos, los demás. Suele haber un invitado de fuera, con desigual posición, desde una Almeida con síndrome de Estocolmo, a un Álvarez Solís radical y enfermizo…

Pero en realidad nos hallamos frente a un programa que día a día anima el debate y permite al telespectador comprobar casi todas las posiciones. Es más, aun cuando los filoetarras campen por sus respetos, no suelen irse de rositas y si no es el presentador o alguno de la mesa, siempre salen escaldados. Los vascos son como son, tienen sus cosas, pero cuando les tocan, cuando sienten que lo suyo está en la diana, saltan y de qué forma. No supone toda la contundencia debida. La contestación viene a cuento pero no suele ir más allá. Ese es el defecto de la derecha nacionalista vasca, su discontinua concienciación sobre los auténticos males de su sociedad: el crimen, el totalitarismo de ETA y el silencio o tibieza de la mayoría de los suyos.

ETA golpea medios que son vascos, que hacen vascos y demuestran el sentir vasco. 100.000 radicales, hinchas del terror, horteras a más no poder, cazurros, analfabetos envilecidos con un odio que no llegan a comprender, no deberían condicionar a un pueblo tan válido, creativo y emprendedor como el vasco. La vergüenza de esa tierra es que apenas un 8% de su población marque el paso del otro 92%, por muy enfrentadas que puedan llegar a ser sus posicionamientos políticos. El PNV es consciente que gran parte de su dominación y hegemonía social depende de que ETA siga haciendo de las suyas. La autonomía, la relevancia política así como la fuerza en Madrid, sin ETA habría sido otra, fuerte sin duda, pero muy diferente y no en clave institucional. Los terroristas lo saben, pero también prefieren que las vascongadas no caigan en manos socialistas. El cambio de estrategia es complejo, no es blanco o negro, sino gris, como casi todo lo que tiene que ver con política en esa tierra. ETA ataca al PNV, personal y empresarialmente, contra los resortes del poder público, pero al mismo tiempo lo hace con la clara intención de que todo siga muy por el estilo. Si el PNV no entra en razón y decencia asumiendo la necesidad de encarar la cuestión sin cobardía, mediastintas y condescendencia, cuando no cierta complicidad, podrá recoger las nueces, de nuevo, pero una vez superado el mal trago electoral que muchos advierten, puede que su esquizofrenia le lleve a poner una y otra vez la otra mejilla. Arzalluz, Aita Arzalluz, dijo lo que dijo porque sabía lo que decía: Aguantar, toca aguantar… y el que no pueda, que se tome un valium o algo por el estilo.

 Goraintziak eta aukera!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: