Skip to content

Posado de Soraya: siguen siendo Mujeres?

enero 16, 2009

soraya_mundo160109

Encadenar una polémica con otra solo consigue hartar y diluir ideas. Soraya posa de lo más sugerente para El Mundo, y en nuestras mentes siguen frescos el maquillaje y el esmoquin de Chacón. También recordamos los calcetines de Aguirre (no sabemos si por tener los pies manchados de sangre ajena o por mero guiño estético incomprendido por muchos), el posado ministerial para Vogue, de nuevo Aguirre con su horterísimo vestido de Agatha con la bandera de la CAM… y un largo etcétera de casos en los que la estética de alguna de nuestras mujeres ha protagonizado comentarios y disputas sobre feminidad, protocolo, “igualdad”…

Los seres humanos mantienen, hoy por hoy, la vía sexual como forma de reproducción. Nos dividimos en dos sexos distintos, con funciones diferentes en el proceso de procreación. La evolución biológica nos ha dotado de atributos singulares y de maneras características de buscar la unión y la cópula con individuos del sexo contrario. La evolución cultural, paralela a la biológica, en todo caso ha sido redundante en estos aspectos, potenciando la diferenciación entre sexos estéticamente.

En el siglo de la liberación, donde gracias al desarrollo económico fruto de la acumulación de capital, el libre comercio y la división del trabajo y el conocimiento, las mujeres, como media humanidad ubicada en un ámbito social determinado (aunque culturalmente variable y con grandes contrastes), disfrutan de la caída consecuente de muchas barreras y límites. La libertad, la ausencia de coacción o falta de reconocimiento pleno entre sexos, ha dado paso a la plena incorporación de la mujer en el orden económico y social antaño monopolizado en numerosos campos por el hombre.

Todo lo dicho, que siempre conviene repetir por si alguien no ha comprendido aún de dónde vienen los cambios y cómo estos no son fruto del constructivismo social de estos o aquellos, sino resultados espontáneos de la extensión de la sociedad abierta y libre, no ha afectado en absoluto a la diferenciación, biológica y cultural, entre hombres y mujeres.

Que tengamos un estatus jurídico idéntico, que no existan instituciones coactivas que limiten a mujeres privilegiando a hombres (dicho viéndolo con ojos de hoy), no ha impedido ni ha cambiado una realidad que por mucho que algunos se empeñen en desdibujar o recomponer, es tan sólida y consustancial a la naturaleza humana, que difícilmente, de forma pacífica y sin recurrir a la asesexualización generalizada (manipulación genética mediante) cederá al avance totalitario de algunos.

Las mujeres se maquillan, adornan sus manos, muñecas, cuellos y orejas con joyas. Son cuidadosas con su ropa, utilizan colores, recurren a diferentes tipos de vestimenta, combinan accesorios, moldean su cabello, maquillan su rostro, recurren al descarado tacón para alzar su figura… son mujeres. Muchos y muchas se han empeñado en alcanzar una absurda igualdad forzando un cambio estético a lo Mao. Algunas resentidas han echado mano de la camisa de cuadros, los vaqueros y el pelo corto y canoso para reivindicar no se sabe qué. La estética es libre, dicho sea de paso, es y seguirá siendo una vía de comunicación sin parangón, una forma de definición con la que captar la atención, identificarse ante el grupo, decir muchas cosas sin necesidad de abrir la boca.

Hizo bien Chacón (ministra, no miembro de las fuerzas armadas) en cumplir el protocolo como entendió más oportuno. Podremos juzgar su gusto estético como acertado o ridículo, pero su lugar no era la de mujer consorte vestida de largo, sino la de cargo público cumpliendo las limitaciones estéticas fundamentales del acto. Si Aguirre quiere demostrar su capacidad para combinar prendas y parecer que siempre va de nuevo, perfecto. Si la vicepresidenta se empeña en seguir pareciendo el espantapájaros del Mago de Oz, por mi genial…

Las mujeres son esa parte de la humanidad que más licencias estéticas pueden permitirse. Cierto tipo moda es más para ellas que para los hombres, en cuanto a colorido y complementos. Nosotros vamos por detrás, mimetizando, muchas veces de forma esperpéntica, pero siempre bajo el corsé que nos hace parecer diferentes, lo que no impide que la estética masculina sea rica y diversa.  La clave reside en la diferenciación y la potenciación singular: esa es la regla que de forma semiinconsciente contribuye a dinamizar la sociedad, a que esto no se pare, a que los avances técnicos, sociales o económicos no se desliguen por completo de la naturaleza misma.

Soraya posa sugerente, pareciendo levantar más de un palmo del suelo, con piernas estilizadas, empeine marcado, vestido negro, rostro sensual… como si después de una fiesta esperase no sé qué de no sé quién (habla de un Rajoy cuanto menos seductor; ejem). Somos sexo, somos hombres y mujeres, somos lo que parecemos y parecemos lo que somos. El constructivismo estético no es sino ejemplo del fundamentalismo que tanto dolor e inquina han sembrado en las últimas décadas. Se puede ser ministra, presidenta o Soraya (sea lo que sea) sin perder la feminidad. El día que hombres y mujeres calcemos las mismas prendas, seremos un poquito menos hombres y un poquito menos mujeres.

La crítica es libre, por oportunidad, por gusto estético, por necesidad o no de semejante instantánea, por vanidad, coquetería o supina metedura de pata. Pero que Soraya se fotografíe como lo que es, no debe ser fuente de escándalo o escarnio, ella sabrá las consecuencias de sus alardes y figuraciones. Del mismo modo que Obama prefiere aparecer en sus momentos de ocio con visera y en topless, serán los asesores de Soraya quienes sepan lo que hacen con su protegida.

Saludos y Libertad!

Anuncios
20 comentarios leave one →
  1. enero 16, 2009 11:10 am

    Creo que esto de los posaditos de los políticos está pasando de castaño a oscuro, si quiere ser una pin up que se dedique a ello, pero creo que está para otras cosas.

    Mi felicitación al fotógrafo y su cámara milagrosa, a ver si me entero quién es y que me haga un book, a ver si me hace una foto con el torso desnudo, sin lorzas y con una melena a lo Romina Power.

  2. Victoria permalink
    enero 16, 2009 11:17 am

    En cualquier caso, Soraya no tiene nada que hacer frente al encanto fino y natural de la espléndida Esperanza Aguirre.

    Saludos liberales

  3. enero 16, 2009 11:20 am

    Yosoyhayek, me chirría un poco esta parte:

    “Las mujeres se maquillan, adornan sus manos, muñecas, cuellos y orejas con joyas. Son cuidadosas con su ropa, utilizan colores, recurren a diferentes tipos de vestimenta, combinan accesorios, moldean su cabello, maquillan su rostro, recurren al descarado tacón para alzar su figura… son mujeres.”

    Porque parece que la coquetería estética es inmanente a la condición de mujer. Y creo que no habrá pocas mujeres que les parezca cierta devaluación de su condición. Creo que he entendido bien lo que has pretendido decir, pero ese párrafo que cito, puede entenderse a contrario sensu como “mujer que cuida su estética, es mejor mujer”.

    Y ahí creo que tu post roza la incoherencia. Porque en él defiendes la ineficacia del constructivismo social para erradicar determinados roles y comportamientos inmanentes a los dos sexos, sin embargo, esta idea no es absoluta. Una cuestión son los roles prefabricados que ciertos constructivistas quieran imponer y otros los roles culturales, pero no naturales, que han ido depositándose. Quiero decir, no es inherente a la condición de mujer adornarse y cuidar su estética, sino que es algo que se ha ido haciendo para gustar al hombre. Así pues, parece que la condición de mujer presupone el ánimo de ésta de gustar al hombre estéticamente. Obviamente, es una reducción machista del papel de la mujer. No, no te acuso de machista, pero sí creo que ese párrafo puede conllevar una apreciación reduccionista de la mujer.

    => Respecto a que un político se meta en estos fregados (sea hombre o mujer) la verdad es que me resulta un tanto penoso. Claro que tienen su derecho a posar como modelos, pero yo lo que quiero son políticos-gestores eficaces, no gente guapa, que eso es mucho más fácil de encontrar. Eso sí, este posado de Soraya servirá para ver el falso igualitarismo de la izquierda. Ya veréis cómo los progres la ponen a caldo a pesar de que la chica sale bastante mejor que las ministras del PSOE (mérito de los fotógrafos más que de la modelo, dicho sea de paso). Estéticamente, el blanco y negro es un acierto, así como el peinado y el encuadre de la cara y el vestido negro (todo ello la estiliza, amén de que al no salir de pie no se le exige una figura que no tiene).

    En fin, que como España va tan bien, pues la oposición se nos dedica a posados elegantes… Me reconoceréis que es para estar “contento”.

  4. enero 16, 2009 11:21 am

    Yo también creo que es absurdo recurrir a todo esto para captar la atención, pero recuerda que parecer, aparecer y demostrar, son clave en las relaciones humanas, del tipo que sean. Lejos de la crítica fácil, o conscuente, prefiero verlo como un fenómeno digno de análisis antropológico, jajaja. Así es más divertido.
    Saludos!

  5. enero 16, 2009 11:34 am

    Todos somos coquetos, simplemente remarco la diferencia que hay entre hombres y mujeres. Las mujeres hacen cosas para gustar a los hombres, y los hombres hacen cosas para gustar a las mujeres. Es más, incluso cuando a una persona le atraen los de su mismo sexo, normalmente no se fija en la masculinizada o en el afeminado, sino que mantienen prototipos femeninos y masculinos típicos…
    Yo creo que las mujeres son mujeres y los hombres hombres, y no me parece que eso sea insultante ni veje la condición de unas y otros. Todo individuo, de un sexo u otro, cuida su estética (la que sea), y el que no lo hace es un degenerado, en el sentido de descuidado y desaliñado.
    Entender machista que las mujeres lleven falda, tacones, escotes o abalorios, es un error y seguramente depende la mirada y los prejuicios de quien así lo juzga.
    Las sociedades donde la mujer es ocultada, reprimida públicamente en su feminidad y cancelada bajo velos, desde burkas hasta simples pañuelos ocultando cada brizna de cabello, son las sociedades más machistas. Sin embargo aquellas donde las mujeres se visten, adornan, son pintadas, admiradas, no ocultan sus atributos y se pasean públicamente sin miedo, son las sociedades más libres y donde más barreras han ido cayendo. Tengo la teoría de que los concursos de belleza femeninos han sido el revulsivo que más ha contribuido a la liberación de la mujer, mucho más que el totalitarismo feminista (distinto de la legítima lucha de las sufragistas y demás movimientos “liberales” o “más liberales”).
    Y coincido contigo en que los políticos no deberían ser objeto de estas poses ridículas, pero así es, así que en vez de concentrarnos en la crítica práctica deberíamos analizar por qué diablos la clase política se entrega a estas cosas.
    Saludos!

  6. enero 16, 2009 12:08 pm

    Pues creo que se entregan principalmente por una brutal falta de confianza en sí mismos: si un asesor de imagen les dice que eso les hará ganar votos, lo harán. Confían más en el eslogan que sale de una empresa de marketing que en la defensa razonada de sus ideas (porque muchos no tienen, claro). Y también confían en que la sociedad le da más importancia a esas poses que a las ideas, lo que me temo es que en esto no les falta razón.

    Discrepo de tu teoría acerca de los concursos de belleza. Creo que somos muchos los que opinamos que quienes han puesto a la mujer en su sitio han sido personas como Marie Curie, Ayn Rand y -por qué no- Rosa Luxemburgo más que todas las “Miss Universo” y sucedáneas juntas. Asimismo, coincido (imposible no hacerlo) con la opinión de que cuanto más machista es una sociedad más anulada se ve la imagen natural de la mujer.

    Con lo que no concuerdo tampoco es con la idea de que la mujer es más femenina cuanto más coqueta o engalanada. Creo que encadenar ambas cuestiones puede llevar al absurdo de que para ser “más mujer” hay que “arreglarse más”. Es obvio que tú no pensarás tal cosa, por eso incido en lo erróneo (a mi modo de ver) de esa visión que aunque no explicitas, aparece entre bambalinas en algunas de tus frases.

    Saludos.

  7. erpayo permalink
    enero 16, 2009 1:17 pm

    “Soraya posa sugerente, pareciendo levantar más de un palmo del suelo, con piernas estilizadas, empeine marcado, vestido negro, rostro sensual”

    pero hijo mío… ¿tú la has visto bien? ¿Piernas estilizadas? ¿Y cómo calificas esa rodilla izquierda?

  8. enero 16, 2009 1:37 pm

    No digo eso, hombre… lo que digo es que la mujer mujer y el hombre hombre, estéticamente, cada uno con lo suyo. Y en eso no podrán llamarme ni machista ni feminista, porque que yo sepa las mujeres que más poder y más demuestran no renuncian a parecerlo (la inmensa mayoría). En otra ocasión comentaré las aberraciones estéticas y los tópicos encapsulados en prototipos concretos, pero en cuanto a que una mujer lo parezca y muestre sus encantos mediante una estética femenina, nada que decir. En la foto que he puesto de Obama no trata de parecerse a Pamela Anderson, es evidente que lo que busca es presentarse como un fornido Macho Alfa (como dice Maite ;)), un comandante en jefe con aptitudes (ridículo, pero así es).
    Saludos!

  9. enero 16, 2009 1:40 pm

    Muy buena reflexión. Soraya está impresionante en la foto, de hecho parece otra. Aunque la foto es un ejemplo de su política; frivolidad y sectarismo pepero. Si hace unos años a las chcias del PSOE las llovieron críticas por salir en la Vogue, a esta la falta tiempo para hacer algo más procaz aún en El Mundo (TODO lo que dice en el pie de foto tiene doble sentido).

    Tendríais que haberla visto en la PPcon castellana. Más que un discurso parecía que quería calentar al personal másculino; voz íntima, acercándose al micrófono. Igual que una línea caliente.

    Fonseca

  10. enero 16, 2009 5:14 pm

    Me podría explicar alguien qué quiere decir Soraya con “me casé con un hombre que tiene una retranca bárbara”? Mi abuelo utiliza la palabra “retranca” cuando habla de los carros. Perdonen mi ignorancia.

    En el diccionario de la RAE se indica:

    retranca.(De retro- y anca).
    1. f. Intención disimulada, oculta.
    2. f. Correa ancha, a manera de ataharre, que forma parte del atalaje y coopera a frenar el vehículo, y aun a hacerlo retroceder.
    3. f. Cineg. En la batida, línea de puestos situada a espaldas de quienes baten.
    4. f. And. galga (‖ palo atado a la caja del carro).
    5. f. Col. y Cuba. Freno de distintas formas de un carruaje.

    Love and freedom.

  11. enero 16, 2009 6:07 pm

    Buena foto porque la ha adelgazado muchísimo. Ella está como una bola.

  12. Reverte permalink
    enero 16, 2009 7:34 pm

    A mi me recuerda a la version femenina del enano de vallecas de Velazquez.Con animo de ofender, por supuesto.

  13. enero 16, 2009 9:36 pm

    Dices que “las mujeres que más poder y más demuestran no renuncian a parecerlo” ¿tú crees? pues he robado unas fotos de una miembra de gobierno de vacaciones en el África Negra…

    ¿Quién es?

  14. enero 16, 2009 11:20 pm

    Poco fotochof le han metido en la papada. Le han dejado la zona de la boca tipo los Simpson. Vaya chapuzas.

  15. enero 17, 2009 1:37 am

    Matritensis, no seas tan maligno, jajajaja 😉

  16. enero 17, 2009 8:51 am

    A mi me resulta fanstástico que se haga una foto como mas le guste, y si sale guapa y muy mejorada (como ha salido), bene per tutti.
    Aqui lo que hay es mucha crítica malintencionada. Estuve leyendo ayer los comentarios en LD sobre la foto en cuestión y me resultaron vergonzosos, propios de mentes muy retorcidas y manipuladas, y las pruebas me remito:

    Personalmente, me parece patético este posado, máxime cuando el PP criticó y con razón, el realizado por las Ministras de cuota a poco de llegar – en mala hora -, el PSOE al Gobierno. Y era esta Sra. la que hace poco se quejaba de la actitud “machista” en el Congreso. Sin embargo no tiene reparo en ser una mujer objeto. En fin, lamentable y patético. Saludos. (LUARQUES dijo el día 16 de Enero de 2009 a las 22:03:29)

    Resulta que tenemos a una señora que representa a los ciudadanos en el Congreso, que cobra por ello más de un millón de pesetas mensuales, que presumen de ser un modelo de la mujer moderna española que alcanza sus metas profesionales sin depender de maridos ni de machos alfa y tenemos que en cuanto puede se presenta en foto sensual. Muy modernas y muy de todo pero les pierde ir de “sexis” y de “interesar” al público masculino sin importar lo que ella representa y por lo que cobra. Como su colega Gallardón o la ministra Chacón si quieren hacer gracietas denunciando periodistas el primero o disfrazándose de camarera en un desfile militar la segunda que lo hagan pero como ciudadanos particulares. Así que los tres deben dimitir ya.(murgatro dijo el día 16 de Enero de 2009 a las 21:33:20)

    Que se llama Soraya, ¿Que esperaban ustedes? (Google dijo el día 16 de Enero de 2009 a las 21:13:56)

    Lo dicho. Creo que a mucha gente se le va la olla con este tema. Adhiero totalmente a tu post: si fue idea de sus asesores de imagen ya veremos los resultados. Pero no olvidemos que somos seres sexuales.

  17. enero 17, 2009 12:13 pm

    El Mundo promete que no es un caso aislado, que llegarán más reportajes por el estilo. No sé si muchos preferirán echarse atrás, pero bueno…
    Creo que existe un sesgo machista muy importante, tanto más en muchas feministas que en hombres sobreactuando como machitos de caverna. Las mujeres tienen una sensualidad estética distinta a la de los hombres. Que jueguen con ella no las convierte en objetos sexuales per se. Si la foto fuera la de un Zapatero, en esmoquin, sin pajarita o con la pajarita deshecha (jeje), en blanco y negro, dando la impresión de haber pasado una velada movida, con una mirada penetrante y demás, nadie, nadie, diría que es vejatorio o ridículo. Ridículo sería, de acuerdo, pero no por potenciar la sensualidad masculina, sino por tener que recurrir a esas estrategias para captar la atención del ciudadano (como vemos que han hecho Obama o Putin mostrando su pecho palomo).
    Repito, somos distintos, nuestra estética lo es y seguirá siendo, y también nuestras armas para captar la atención proyectar nuestra sensualidad. Que la crítica no sea tan machista, tan retrógrada… que se circunscriba a la necesidad o no de hacer este tipo de alardes, en hombres y en mujeres…
    Saludos!

  18. enero 17, 2009 2:02 pm

    Mi critica no es al posado sino al tipo. Es decir, si una mujer quiere que la reconozcan como buena en la política, ¿por qué posar como en una fiesta de Nochevieja?. El reportaje se supone que es sobre Soraya y su papel en la actualidad española, y su papel no es por ser mujer, sino por estar en política. ¿No criticaban muchos que cuando Beckham jugaba en el Madrid siempre diese las entrevistas como si saliese de un reportaje de Vogue?. Porque se supone que la entrevista era por ser futbolista, no por guapo. Con este reportaje me pasa lo mismo, si lo que pretendía era hablar sobre ella y su trabajo y posa como si fuese una modelo, ese no es su trabajo. Imaginen a un panadero que va a hablar sobre su jornada laboral posando en smoking encima de un Mercedes…

    En fín, ya me han obligado a ver la foto otra vez…

  19. enero 20, 2009 1:06 am

    YSH: con respeto, de verdad, pero hay un puñado de deslices un poco rancios, tanto en el texto como en algunas de las respuestas.
    Mucho más triste resulta ver a dos “machos” saltándose las normas del decoro y el buen gusto para poner los pies encima de una mesita auxiliar (Bush y Aznar).

    Saludos desde la mesa camilla,
    Anonimus 1º

Trackbacks

  1. Jaime Mayor, qué gran hombre. Y qué frívola Soraya. « Es la libertad de expresión, idiotas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: