Skip to content

Un negro que suena a blanco

enero 19, 2009

…y muchas más cosas, pero sobre todo, y ante todo, humo y vacuidad en forma de discursos escritos por un pedante de 27 años (no, no soy yo, aún tengo 26). Eso es Obama, proyectando una imagen que muchos han querido encumbrar y convertir en reflejo de sus propias miserias, sueños y esperanzas. Obama llega a la Casa Blanca gracias a un apoyo significativo, pero lo que es más peligroso, rodeado de una aureola de autoridad prácticamente absoluta. Es el problema de estas social democracias de mentira que tratan de corregir la naturaleza despersonalizada, mecanicista y artificial del Estado, poniéndole nombre, apellidos, rostro y movimiento. El líder de masas no es solo uno de los factores que permiten identificar la calidad totalitaria de un movimiento político e ideológico. A lo que estamos asistiendo, con especial intensidad en el caso de Obama, es a la elevación laica a los altares de un fetiche idolatrado. Y es más, el peligro para las libertades y los principios y valores que hacen posible el orden social extenso e individualista, resulta mayor si cabe dada la situación crítica así como el origen de la misma.

Después de Bush EEUU ha quedado en manos demócratas, más socialistas que la mayoría de los republicanos, y por ello, serio inconveniente para que la primera potencia económica y militar del planeta salga lo antes posible del brusco y esperado (solo por algunos que sí tenían teoría al respecto) ajuste que amenaza con el colapso indefinido. Obama es ese Dios que todos esperan, representación del salvador laico (siempre laico) que llega con pintorescas actitudes y orígenes edulcorados a traer a la tierra esa nueva Jerusalén con la que soñaron los padres de esa gran nación que son los EEUU de Norteamérica.

Sus discursos ilusionan y conmueven. A mi particularmente no me dicen nada o casi nada, como nada logran agitar en mi estómago. Obama tiene las manos libres para hacer y deshacer a su antojo. A su alrededor celebridades del artisteo y la mayoría de la élite (elitista) de los EEUU. Los susurradores de medidas y políticas tiran piedrecitas contra su ventada solicitando audiencia con el salvador. Krugman, flamante premio Nobel de Economía, por esto y por aquello, le compele junto a otros a no ser tibio con su revisión del New Deal. Será el nuevo Roosevelt, o en su caso, un buen presidente. Lo digo porque la grandeza se demuestra en situaciones como esta. Con todo a favor y todo el mundo por delante, lo sencillo es echar mano de las políticas más suicidas y nefastas que puede tomar un gobernante en estos momentos. Son cortoplacistas, fáciles de vender al populacho y muy efectivas para conseguir la reelección (salvo que surja un nuevo, libertario e ilusionante liderazgo republicano). Obama va a vivir cuatro años tentado por el mismísimo diablo keynesiano. Le reclaman que no sea tibio, que se tire a la piscina, que recurra a la deuda, la intervención, el gasto público y ni se le ocurra bajar los impuestos (porque los cheques buscando su consumo inmediato no es bajar los impuestos para estimular el ajuste personal y la recomposición del ahorro y la previsión, que es lo que toca).

Obama es ese negro descafeinado casado con una afroamericana. Lo tiene todo, porque sin ser hijo o nieto de los que lucharon en las calles por sus derechos civiles (y consiguieron, como con Lincoln, discriminación positiva, o lo que es igual, la cadena perpetua de la pobreza), lo parece, y perteneciendo al mundo universitario, creído, arrogante y elitista (en los EEUU más que en ningún otro lado), además de parecerlo se ha colgado la medalla de que su mujer si lo sea (negra), y sus hijas, y todos los que sueñan con él y lo han convertido en el falso estandarte de su movimiento social. Obama gustó porque sonaba a blanco sin serlo y parecía negro (no afroamericano) siéndolo ligeramente.

Quizá sea demasiado pronto para relegar su mandato (que apenas comienza) a la estantería de fechorías mejor servidas y aliñadas de la historia. Puede que despierte y encare las dificultades traicionándose a sí mismo y sabiendo convencer a los suyos. Si no cede a la tentación, si los susurradores, los actores, showmans, cantantes, intelectuales, premios nobel y demás ricachones y elitistas, no logran conservar su ímpetu suicida, puede que llegue a ser un buen presidente. Tiene la suerte de tener a su disposición las dos opciones, prácticamente con idéntica facilidad para elegir un sendero u otro: gobernar para el pueblo y por la libertad, o hacerlo para el Estado, la élite que lo maquilla y acompaña en sus costosas ferias y conciertos, o los ricachones que seguirán siéndolo caiga quien caiga.

Suena controvertido, pero no puede ser más cierto. Estar del lado de la gente, de la mayoría de los individuos que luchan por salir adelante, supone abandonar el adanismo y la creencia de que de mano del Estado y la ideología que lo sostiene todo saldrá mejor. Miedo me dan los líderes que sin haber probado su valía son defendidos de esta forma por esos mismos que nunca pasan penuria o dificultad, contribuyendo de esa forma al engaño masivo en que se convierte el fanatismo obamita y el desaforado culto al líder al que hemos asistido, asistimos y asistiremos en el futuro.

Saludos y Libertad!

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Julián permalink
    enero 19, 2009 8:15 pm

    ayyy, vaya por dios!!!!, se sabía que el largo noviazgo, o mejor dicho, luna miel, entre liberales y USA, no iba a durar toda la vida.

    Y R con R, todos los dias en redliberal, todos contra Obama, es increible que estos liberales no se enteren de que en los USA una buena parte de su población no es necon: un ejemplo de ello, es este divertidisimo blog http://virgomonkey.wordpress.com/ de una autentica americana de pura sepa, que ha vivido durante los 4 ultimos presidente electos.

    What the Far Right and Far Left Have in Common

    —> They both believe that Obama was only elected president because he was black.

    —> The far left call Bush “Hitler”. The far right call Obama “Hitler”.

    Esta última frase si que es creativa, y aunque está em sentido figurado, lo que realmente quiere decir, es que los cortos de mente, en éste caso los progres se pasaron los últimos ocho años demonizando a Bush, ahora los liberales, toman su lugar, y se pasarán x tiempo demonizando a Obama.

    http://virgomonkey.wordpress.com/2008/07/01/what-the-far-right-and-far-left-have-in-common/

    Me espero al calificativo “progre” (ad hominem).

  2. enero 19, 2009 8:27 pm

    Has leído el post? Te ruego que pienses antes de soltar tus prejuicios. Mi crítica se sostiene sobre argumentos, tu respuesta no. Yo no demonizo a Obama, simplemente comento sus proclamas y decisiones, así como su propia figura, que por el momento, no es nada más que humo. Tú problema es que crees que todos somos como tú, o como pareces ser… un reaccionario sin una buena teoría económica, 😉
    Esas dos frases que has puesto se las puedes restregar o aplicar a otros. No creo que encuentres motivos serios para hacerlo con lo que se escribe en este blog. No dudo que Obama pueda llegar a ser un gran presidente, pero como he dicho, nunca llevando a cabo la política que ha anunciado. Y no es un capricho ideológico que me tome, es el rigor científico que pretendo siempre que juzgo propuestas económicas o jurídicas.
    Saludos!

  3. Pete Bondurant permalink
    enero 19, 2009 8:49 pm

    Yosoyhayekk, me parece un análisis de lo más lúcido que he visto sobre Obama.
    Julián, de “progre” nada, simplemente no sabes leer.

  4. Julián permalink
    enero 19, 2009 8:58 pm

    Y porqué nunca criticaste con el mismo rigor científico las políticas económicas de Bush?

    Yo en ningún momento he juzgado la cualificación/profesionalidad/educación de nadie, así que no soy ningún reaccionario, sino que aunque cueste aceptarlo, a este tipo, lo eligieron los Américanos, y ante todo, JAMAS de los jamases algun liberal/conservador criticó (dudó, quiero decir ) (de los que se pueden leer en Español y son habla hispana) de la capacidad de Bush.

    Y quién fue el que inició esta orgía de gasto publico?, Bush, dónde está tu rigor científico?

    Tu rigor científico:

    “Son cortoplacistas, fáciles de vender al populacho y muy efectivas para conseguir la reelección (salvo que surja un nuevo, libertario e ilusionante liderazgo republicano).”

    Libertario y ilusionante repúblicano, porfavor no me hagas reir, ni rigor científico ni nada, solamente ausencia de rigor histórico, pues a finales del año pasado, fue precisamente Bush el que empezo a gastar a mansalva y hacer rescates multimillonarios.

    “Quizá sea demasiado pronto para ubicar su mandato (que apenas comienza) a la estantería de fechorías mejor servidas y aliñadas de la historia.”

    Quizas ya sea demasiado tarde para algunos entender la nefasta administración Bush.

  5. Julián permalink
    enero 19, 2009 9:12 pm

    Yosoyhayekk, me parece un análisis de lo más lúcido que he visto sobre Obama.
    Julián, de “progre” nada, simplemente no sabes leer.”

    Y ustedes son amnésicos, no te digo:

    Un prestigioso conservador le deseó el fracaso a los repúblicanos, http://www.libertaddigital.com/opinion/thomas-sowell/importan-los-hechos-45886/ por sus nefastas políticas económicas, PUES FUERON ELLOS los que controlaron el congreso hasta el 2006 y la presidencia hasta este último día de gobierno.

  6. Julián permalink
    enero 19, 2009 9:24 pm

    Y para terminar: no me gustan los políticos, me da igual del signo que sean, ni mi interesa Obama, Bush, McCain, la Hitlery o la paleta de la Palin. Lo que realmente me interesa es ver el doble rasero de algunos, pues, hasta llegan a la descalificación (ad hominem) tachandome de no saber leer y no haberme leido el post.

    EL mismísimo Doctor Tomas Sowell, advierte de la Obamanía, pero, el es Americano, es muy mayor y en pocas palabras, un hombre con experiencia y prestigio. Pero mejor aún, se trata de un analista bastante objetivo, pues nunca jamas he leido alguna alabanza suya hacia los repúblicanos o los demócratas, ni cometer el tamaño error de llamar libertarios ilusionantes a una panda de políticos vividores de Washington, como Él les suele llamar. Es pues Tomas Sowell, el economista mas antipolíticos que se puedan leer.

    CIAO.

  7. Libertad permalink
    enero 19, 2009 9:43 pm

    “jamas he leido alguna alabanza suya hacia los repúblicanos o los demócratas”

    Ya te han advertido de tus dificultades lectoras. En este caso, lee más.

    Yo sí creo que eres un progre: semianalfabeto, moralista, predica lo que no da, arrogante y estúpido. De manual, vaya.

  8. enero 20, 2009 1:25 am

    YSH: El post es bueno, pero poco a poco se te va yendo la mano.

    -“Son cortoplacistas, fáciles de vender al populacho y muy efectivas para conseguir la reelección”
    Excelente deficinición de todas las políticas llevadas a cabo por los presidentes republicanos de los últimos 30 años. Sin ir más lejos, definición perfecta de las megamillonarias operaciones militares en Irak, ejemplo (no lo olvidemos) de un imperialismo estatista del cual los padrazos del liberalismo USA no han dicho ni mu.

    -“perteneciendo al mundo universitario, creído, arrogante y elitista (en los EEUU más que en ningún otro lado)”
    Que haya verdades en esta frase no evita que sea profundamente incoherente, viniendo, como viene, de un admirador de las teorías económicas de un montón de “universitarios creídos, arrogantes, elitistas y millonarios”, los próceres del liberalismo actual.

    -“Quizá sea demasiado pronto para relegar su mandato (que apenas comienza) a la estantería de fechorías mejor servidas y aliñadas de la historia”.
    Perdona, pero no comienza. Todavía no ha comenzado. Y el mero hecho de ver cómo os lo tomais los partidarios de ciertas doctrinas, la verdad es que resulta muy revelador el odio que os despierta un señor que todavía no ha hecho NADA (bueno, ni malo, ni todo lo contrario). Criticar su mandato, de antemano, demuestra cuánto os importa la realidad a los amantes de la teoría: NADA, porque es molesta, y luego no te cuadran los números.

    -“Miedo me dan los líderes que sin haber probado su valía son defendidos de esta forma por esos mismos que nunca pasan penuria o dificultad”
    Miedo me dan los líderes que sin, haber probado su valía son criticadosde esta forma por esos mismos que nunca pasais penuria o dificultad.

    Y lo siento, porque en este caso no necesito leer a Hayek, ni “un libro” que tiene un señor catedrático, ni un minority report sobre cambio global que fue el hazmerreír de los campus americanos para opinar sobre este tema, para conocer un país donde he vivido más años de los que teneis los autores de este blog, y en el que dudo que hayais vivido más de unas semanas.

    Saluditos,
    A.P.

  9. enero 20, 2009 9:58 am

    No te ofendas, hombre, que no es para tanto. Pareces un maestro severo, qué quieres que te diga…
    Saludos!

  10. enero 20, 2009 10:43 am

    Salma ha visto Usa en fotos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: