Skip to content

La Stasi madrileña o el spin off de Caja Madrid

enero 21, 2009

Tercer capítulo del intrigante serial de espionaje made in Madrid que El País va publicando a diario. Obama se ha comido hoy gran parte de su share, pero esperemos que el periódico de PRISA tenga más paciencia que sus colegas televisivos y continúe emitiendo el resto de la temporada.

 

Quien no se haya enterado, que no se preocupe, le ponemos al día en un medio minuto.

 

El lunes salen a la luz las declaraciones de Marcos Peña, ex inspector de policía que afirma liderar un grupo de al menos tres ex guardias civiles encargado de realizar trabajos de inteligencia e información para la elaboración de informes sobre tramas de corrupción en ayuntamientos socialistas y populares con los que la dirección del PP de Madrid no mantiene buenas relaciones. Este grupo de espionaje trabajaría bajo las órdenes de Francisco Granados, Consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid y Secretario General de los populares madrileños, y su labor sería desconocida por los demás miembros del Gobierno regional. Entre los casos investigados estarían los de Ciempozuelos (y sus dos alcaldes socialistas acusados de corrupción), Coslada (la trama policial del sheriff Ginés) y la mafia de los porteros de discoteca. Granados reconoce la existencia de este grupo pero afirma que solo se dedican a la contravigilancia y seguridad de edificios autonómicos.

 

El martes, se destapa que el Vicepresidente de la Comunidad y ojito derecho de la Presidenta, Ignacio González, ha sido objeto de seguimientos durante los últimos ocho meses en sus viajes públicos y privados, cámaras ocultas, fotografías e informes intentando atribuirle conductas irregulares. El diario no hace no hace ninguna vinculación expresa con el caso destapado el día anterior, pero hace referencia a la supuesta mala relación de Granados con González. Aún así sería absurdo que Granados intentase desprestigiar a González, lo vería más lógico si Esperanza hubiese abandonado la Presidencia de la Comunidad y sus dos secuaces peleasen por ocupar su cargo.

 

Hoy, el espiado es el vicealcalde madrileño Manuel Cobo, y esta vez se afirma directamente que los espías fueron los asesores de seguridad de Granados.

 

Seguiremos expectantes para conocer más capítulos de esta trama de espionaje y que los hechos se aclaren. Sería  muy grave que un alto cargo del ejecutivo de la región contratase espías para investigar a compañeros  suyos de Gobierno, y demás cargos de su partido u otros. Más si de dinero público se trata.

 

Solo espero que no se trate de ninguna cortina de humo ni de ninguna campaña de desprestigio con intereses ocultos creada por El País. El Mundo apunta a que todo esta relacionado con el asunto del control de Caja Madrid, ¿secuela?, ¿spin off? Veremos en qué acaba.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. enero 21, 2009 11:23 pm

    Espero que sigas con el tema… es muy interesante, salga lo que salga

  2. enero 22, 2009 12:03 am

    Es interesante, aunuqe algunos dicen que esto se lo ha inventado todo Gallardón para atacar a Aguirre.

  3. enero 22, 2009 12:09 am

    liberand: gran post, muy buen resumen del futuro culebrón del año.

    “Solo espero que no se trate de ninguna cortina de humo ni de ninguna campaña de desprestigio con intereses ocultos creada por El País”.
    No creo que sea creada por El País, pero es muy evidente que es una cortina de humo, y es una de las buenas: justo se ponen todas las piezas en el tapete para que esta misma noche Gallardón hable de ello en el 80% de su tiempo en “59 segundos”. Eso no es casualidad.

    Y sinceramente, si es una cortina de humo PERO con fondo real, es decir, si lo que se anda comentando tiene algo de cierto, la culpa no es de los que usan la cortina de humo (tontos serían si no denunciasen hechos reales y, de paso, aflojar su propia soga), sino de los idiotas que se han creido que pueden montar un estado seudobananero en la Comunidad de Madrid como si fuera una exrepública soviética.

    Saludos encriptados,
    Emirp Suminona

  4. enero 22, 2009 12:13 am

    POST SCRIPTUM: precisamente estoy viendo a Gallardón en el programa de marras y realmente parece en-can-ta-do-de-co-no-cer-se con todo el revuelo de Caja Madrid y el envolao del Mosad Castizo.
    Tal como habla Gallardón, esto huele a que está intentando desmantelar cualquier intento prematuro de Aguirre de asaltar el PP si Rajoy pringa mucho en la triple elección gallego-vasco-europea.

  5. enero 22, 2009 12:33 am

    El caso es que esto sucede a todos los niveles y en casi todas las comunidades autónomas. Nadie recuerda cómo siguieron a Pizarro con lo de Endesa, o alguien duda que Zapatero no tenga bien vigilados a sus lacayos… lo que sucede es que la izquierda, que es quien más disfruta cometiendo estos excesos, no tiene la caballerosidad de no remover… nada más. Si la Derecha fuera en esto, como en tantas cosas, como la izquierda, mal estaríamos.
    Saludos!

  6. liberand permalink
    enero 22, 2009 12:48 am

    Ya tenemos la cuarta parte, parece que Alfredo Prada también ha sido espiado. Anonimus: cierto, no había caído en lo de Gallardón, que hoy iba a 59 segundos.

  7. enero 22, 2009 1:20 am

    Liberand: ha ido, ha ido. Y no veas la cara de felicidad que tenía…

Trackbacks

  1. En busca del Aguirregate perdido « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: