Skip to content

¿El Watergate de Esperanza?

enero 23, 2009

Las publicaciones de El País de los últimos días han causado un revuelo excesivo, dada la avidez generalizada de escándalos políticos. El diario de Prisoe tiró una primera piedra y, al comprobar la turbulencia, siguió con pequeñas dosis de cada vez menos consistencia. Su especialidad: montar tramas etéreas llenas de abalorios e historias que al final quedan en nada o casi nada, en impunes vulneraciones de derechos fundamentales, mucha mierda sobre los de siempre y el recurso a la coletilla fácil se pruebe lo contrario, pasen los años o se depuren responsabilidades en perjuicio de otros. No sé si la CAM tiene su propia Stasi o no, pero de lo que estoy muy seguro es que El País y la Ser tienen su propio equipo de especialistas para urdir noticias de este estilo (y hasta aquí puedo leer).

Con el Watergate acabaron con Nixon. Aquí en España todo o casi todo termina saliendo gratis o casi gratis pero siempre para los mismos (esos que estiran y estiran hasta que el otro rompe la baraja). Muchas comunidades autónomas tienen sus propios equipos de investigación: no lo digo yo, es público y notorio. Las que tienen policía propia o problemas graves de seguridad, no se enfrentan a grandes dificultades al respecto. Que la CAM contrate los servicios de especialistas para proteger sus edificios y personalidades, es de lo más razonable y consecuente. Un asunto muy distinto es que estos se encarguen de operaciones de seguimiento como la que parece haber sufrido el vicepresidente Ignacio González.

Por ahora esa es la única evidencia probada, en cuanto a su mera existencia, dadas unas imágenes y la propia extrañeza del espiado en cuestión. Ahí hay tema y lo suyo es tirar del hilo a ver qué sucede. Que fueran en el exterior, durante un viaje a Colombia o Sudáfrica hacen temer que o bien gentes de su entorno o sus propios equipos de seguridad procedieron al relato y grabación de sus movimientos, o un equipo ajeno (por así decirlo), con cierta logística, se enteró de su agenda desplazándose hasta los países mencionados.

El País, en su primera entrega, esperando reacciones para tomar la decisión de cuál sería su siguiente distorsión informativa, insinuó la existencia de un equipo de seguridad con funciones excepcionales. Equipo que desde la presidencia de Leguina había tomado forma y servicios. Existió con Gallardón y con Esperanza, pasando por el mando de distintos consejeros. Lo que interesaba era insinuar que el actual, Granados, podría ser el responsable de los seguimiento de su colega, González, dada una presunta pugna entre ellos en el reparto de las joyas de la corona aguirrista: para uno Caja Madrid, para otro la presidencia de la CAM.

Ambos, González y Granados, cerraron filas. Al no cuajar el intento de sembrar desconfianza y que ésta se trasladara a la opinión pública, la trama tuvo que adoptar otras vías de intoxicación, añadiendo leña al fuego con nuevos nombres. Se buscaron dos polos sensibles con los que crispar internamente el partido, ya que el intento por hacer lo propio dentro del círculo íntimo de Aguirre no había funcionado. Los elegidos: Cobo, cómo no, y Prada, chico de Rajoy que no dudo en traicionar a Esperanza en su monento cuando trataba de descabezar al líder del PP antes del congreso nacional.

Con unos supuestos dosieres que no se sabe de dónde han salido ni quién los ha elaborado, cutremente, El País pretende vendernos que desde la CAM se ha espiado, no solo a su vicepresidente, sino también a estos dos personajes, que no sabemos muy bien cómo encajan en el cuento o qué necesidad tenía no sé quién de saber si comen aquí, salen allá o vuelven a casa a dormir y cenar. Añade morbo, pero nada más. Distorsión, la que sea necesaria, pero mucho humo y sobre todo el intento manifiesto de quebrar la confianza del ciudadano respecto de su gobierno regional. Ahora toca insinuar que Ignacio González se planteó la posibilidad de formar un equipo de contraespionaje: Ja!

Gallardón, que sin ser de Prisa, se deja manejar como niño mimado (eso cree él, yo diría como pelele ensimismado), entra en escena haciéndose la víctima y denunciando no se sabe qué contra no se sabe quién (bueno, sí, contra Granado y Aguirre… total, para luego achantarse; qué valor!). Los medios contentos, porque como siempre sucede, El País, La Ser o Cuatro, lanzan la primera piedra, y el resto, como descerebrados antílopes corren en tropel en busca de la pelotita.

Me temo que aquí de Watergate solo tendremos su parte más intoxicada e incierta. Escándalo, si lo hubiera, las grabaciones y seguimiento a Ignacio González. De ahí a presuponer que han sido obra y gracia de Granados, es tan vacuo como absurdo (puede ser un monaje o puede ser algo más turbio y ajeno al gobierno de la CAM… ). Por eso El País, ese mismo que consiguió listados de llamadas en el Tamayazo, y de ellas montó una trama con su comisión de investigación pertinente, sus historias y satélites, su basura lanzada contra los de siempre, sus mentiras, sus inventos… y su irresponsabilidad final, vuelve a la carga. Porque haga lo que haga este periódico y su grupo con la intimidad, el buen nombre o la imagen de quien sea, queda siempre impune; con el incentivo y la legitimidad de organizarla de nuevo.

Esto huele mal, pero el foco de la peste está dónde siempre está. Si de algo se puede estar tranquilo cuando gobierna el PP es de que la maquinaria bolchevique del PSOE y sus medios estarán siempre al acecho en busca de escándalos con los que descabezar a sus dirigentes (un punto más a favor de los populares como mal menor, digo yo). Esto es bueno siempre y cuando el rigor y la decencia primen en la pugna política y la labor de los medios. Lo que sucede, y es habitual cuando se trata con semejante banda, es que en ausencia de noticia, se la inventen, o que con cuatro mimbres monten una historia interminable y espectacular.

Muchos son los intereses en juego: Esperanza como líder del PP tras posible caída de Rajoy (europeas y gallegas mediante). El control de Caja Madrid… las próximas elecciones autonómicas, municipales… y generales… Porque los que todo quieren con política dominar disfrutan como niños con estos enredos, con esta basura, el navajeo y la zancadilla a traición.

Saludos y Libertad!

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. enero 23, 2009 3:11 pm

    El País:

    “El vicepresidente Ignacio González estudió el proyecto que le elaboraron un ex alto cargo del Gobierno de José María Aznar y ex agentes del servicio secreto español

    Mezclan diferentes informaciones con tal de atacar al PP. ¡Ignacio Glez es uno de los espiados!

    La información de El País es un completo sinsentido. Aguirristas que espían a aguirristas, uno de los espiados quería hacer un CNI…

    Alguien iba a desvelar que el ministerio del interior espiaba a altos cargos del PP y para bloquear la información… la mezclan con el cuerpo parapolicial de Aguirre para defenderse de esa amenaza.

    ¿Cobra sentido?

    Por cierto, Cataluña y el País Vasco tienen sus propios servicios de información.

  2. enero 23, 2009 4:56 pm

    El problema con El País es que llueve sobre mojado. Y la reacción del PP resulta, cuando menos, sorprendente.

  3. enero 23, 2009 5:09 pm

    ¿Y de la deuda de PRISA que está a punto de vencer y uno de cuyos acreedores es Caja Madrid no cuenta nada El País?

  4. enero 23, 2009 5:25 pm

    Al parecer El País considera más interesante la información relativa a Esperanza Aguirre y al gobierno regional. Permitiendo pasar página sobre los coletazos de la operación güateque y la muerte de Alvaro Ussía.

  5. salvador permalink
    enero 23, 2009 8:02 pm

    Los politicos españoles no tiene sentido de la historia. Sumergidos como estamos en una crisis total: economica, de principios, morales, estos señores solo piensan en ellos. No merecen nuestro respeto. Nuestra mejor reaccion: NO VOTAR A NADIE!

  6. enero 24, 2009 1:21 am

    Si el río suena… Si la cosa fuera tan falsa se habrían lanzado contra El País con demandas de todo tipo, y no lo hacen, eso es por algo… No obstante, no es por nada el mejor periódico en lengua española por nada.

  7. enero 24, 2009 4:01 am

    Al menos después de las declaraciones tras salir del juzgado del periodista de El País que ha escrito las noticias, diciendo que “ellos nunca han dicho que el gobierno de Aguirre estuviera implicado en la supuesta trama”, las cosas parecen aclararse un poco. O no, que nunca se sabe.

    Lo que sí tengo seguro, aparte de la voracidad de cualquier político por el poder, incluyendo el económico, es que Esperanza ha corrido un riesgo muy innecesario con lo de la mano y los fuegos, aunque estuviera plenamente segura. Nunca se sabe…

  8. enero 24, 2009 10:48 am

    La trama sigue su normal discurrir. El País necesita que todos los días haya una nueva noticia, aunque como en el caso de hoy, sea vieja y esté más o menos liquidada. Pero da igual, en portada tiene que aparecer el “escándalo”, hay que dar de qué hablar, remover asuntos y abrir sospechas. Da igual si al final del camino se confirman rumores o teorías, lo que importa es si el daño provocada ahora es suficiente para que se desmorone el aguirrismo por completo. Algo sucedió en torno a Ignacio González, hay que aclarar quién le espiaba y para qué. Pero eso ya no importa, ahora lo que se intenta es pringar a todos, llegar hasta Esperanza, generar tensión y enfrentamiento.
    El País y los medios de Prisa funcionan a la perfección. Ahora se les une el PSOE, con sus declaraciones, gestos y demás. Estamos ante un gran montaje que algo esconde, pero poco importa resolver… el fin es el descrédito político, no la verdad.
    Así juega el cuarto poder.
    Saludos!

  9. enero 24, 2009 10:50 am

    David, es el mejor en formato y capacidad, pero también en otras muchas cosas nada decentes…

  10. enero 26, 2009 11:50 pm

    Ahora resulta que el País es el único que fabula… Eso sí resulta gracioso.

    Lo que hacen es aprovechar algo que les han puesto en bandeja de plata (¿quién?), para crear una cortina de humo y echar un cable al Gobierno. Y de paso, vender ejemplares, que de eso se trata. Es un negocio libre, ¿no es así, queridos liberales?

    “Su especialidad: montar tramas etéreas llenas de abalorios e historias que al final quedan en nada o casi nada, en impunes vulneraciones de derechos fundamentales, mucha mierda sobre los de siempre y el recurso a la coletilla fácil se pruebe lo contrario, pasen los años o se depuren responsabilidades en perjuicio de otros”.
    Venga, dejemos de hablar de El Mundo, la COPE y el 11-M, hombre.

    “Si de algo se puede estar tranquilo cuando gobierna el PP es de que la maquinaria bolchevique del PSOE y sus medios estarán siempre al acecho en busca de escándalos con los que descabezar a sus dirigentes”.
    Y viceversa, no te olvides de qué vive El Mundo. De todos modos, celebro que te hayas informado “de primera mano”. En fin…

    Os invito a despellejarme en mi blog, donde he dedicado una entrada al tema:

    http://anonimusiv.blogspot.com/2009/01/de-qu-va-esperanza-aguirre.html

    Saludos desde detrás de la cámara oculta,
    el de arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: