Skip to content

La Buena Televisión

febrero 3, 2009

Desde hace unos años, gracias a los antenazos de Zapatero, en España disfrutamos de una televisión de más calidad. En contenidos e imaginación Cuatro y La Sexta han sabido importar lo bueno, crear y experimentar, recurrir a guionistas de talento y presentadores únicos. El vintage o retro televisivo devolviendo a horarios y audiencias no marginales series míticas de los 80.

Antena 3 es rancia y todo lo que toca lo llena de caspa y fracaso (son tantos los ejemplos de buenas series americanas que se han dado el batacazo por culpa de esta emisora), Telecinco es ruin y miserable, amarillista y mediocre. Televisión española mantiene el tipo franquista, tele de Estado, y esté quien esté, perpetúa engendros, solemne seriedad y algún toque de esperpento nacional.

El problema de esta nueva y mejor televisión que nos trajo Zapatero es el sesgo ideológico. Telecinco era el ejemplo de cómo la basura televisiva fatto in Italia podía combinarse con una línea editorial sectaria insoportable. Sucede también en las mejores productoras de series y contenidos: la genialidad viene acompañada de sofismas, mala leche y guerracivilismo latente.

La Sexta y Cuatro no esconden lo que son, pero lo maquillan con un estilo atractivo y novedoso. Es una televisión atrevida, sin miedo a provocar, a emular con más o menos acierto. Es una televisión que en la mayor parte del tiempo de emisión va destinada a las generaciones que nacieron a partir de 1965, por fijar caprichosamente una fecha de referencia.

Por desgracia para los que vemos estos canales y no comulgamos con los tópicos, las falacias y las ganas de cabrear al personal que no piensa como ellos, la travesía diaria puede ser muy dura, demasiado. Se lo que hicisteis… comenzó bien, pero visto sus buenas audiencias, introdujo el sesgo ideológico y la persecución del tópico agregado y despersonalizado conocido como: Derecha.

Wyoming, que llevó con maestría CQC hasta que el sectarismo pudo con él y el programa se fue al carajo, tiene en El Intermedio el trampolín que necesita para lucir sus dotes humorísticas. Es un buen programa, ha sabido evolucionar y adaptarse… pero el sesgo ideológico descompone. La maltraída polémica sobre el dicho video donde el presentador gritaba a una becaria por no hacer bien su trabajo ha hecho que una bronca normal, sin una salida de tono llamativa, sin frases despiadadas ni exclusivas sobre la verdadera forma de pensar de Wyoming, haya sido utilizado por algunos para demostrar sus carencias y su lastre ideológico. Ese video no daba para más, ha sido su manipulación lo que ha amplificado las consecuencias del presunto montaje: no se puede presuponer en la actitud de un jefe cabreado con una subalterna que no hace bien su trabajo el prototipo de gran y fiero capitalista. O es que eso mismo no sucede en los ministerios, sindicatos o partidos políticos. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Esa gracieta facilona y estúpida ha condenado a quienes quisieron servirse del video para denigrar al humorista a la vergüenza que ahora deben padecer sabiéndose que era todo un montaje.

Un montaje malo, muy malo, en el que picaron por ansiosos y obcecados, nada más. Aun cuando el contenido del video fuera cierto, no daba para más… pura anécdota, y tanta proclama ridícula y sin fundamento.

Saludos y Libertad!

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Pete Bondurabt permalink
    febrero 3, 2009 8:04 pm

    Pues me deben de pillar mayor (soy del 66), porque la verdad me parecen malas de solemnidad ambas dos, casi tanto como el resto de cadenas generalistas. Vamos, que si quieres tele no te queda otra que pagar cable o satélite.

  2. febrero 3, 2009 9:06 pm

    Estoy con Pete. Debe ser la edad.

  3. febrero 4, 2009 12:28 am

    Pete: es que esa es la idea, que quien quiera y pueda pagarlo (incluso quien no pueda pagarlo pero quiera mucho) se gaste la pasta en las TV de pago. Es el modelo USA, y ya hace más de una década que están intentando metérnoslo, aunque parece que en España hay más resistencia de la esperada. Sobre todo por el deporte: parece que sigue sin cuajar la idea de que, quien quiera ver la Liga, o la Selección, o a Nadal, PAGUE (y esa era la idea en la época de Aznar, hagamos memoria…).

    Por eso la programación infantil es horrenda (si tienes niños, sabrás a lo que me refiero), la oferta de ficción es regular PERO se pasa antes por los canales de abono,etc…

    Cuanta TV en el blog estos días, ¿no? ¿¿Se debe a algo??

    Más saludos,
    Primo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: