Skip to content

Lugares comunes y Paul Krugman

febrero 8, 2009

Es lo más entretenido que he encontrado hoy en El País. Este hombre (Krugman) cumple todas las expectativas.

Offtopic: Me alarma comprobar la facilidad y el descaro con el que un medio de comunicación hace lo indecible para descomponer la única formación política que es alternativa de gobierno es España, previendo su inminente crisis se tira al cuello, a degüello, de una de las pocas figuras que podría encabezar una candidatura solvente y viable en beneficio de su partido, pero también del país entero. Prisa decidió hace tiempo merendarse a Aguirre, a toda costa, a cualquier precio (tramas, fábulas, mentiras… ), y como en este trabajo coincide plenamente con los intereses y los temores del PSOE, todos a una y Garzón al rescate (con cosas de 2003… vaya, habiéndolas como las hay más calentitas, en el PP, pero también en el resto, tira de conserva para llenar titulares y colgar su dichosa foto saliendo del coche oficial, qué hombre!)

Dicho lo cual, vayamos a lo que nos interesa: Krugman y su mediocridad intelectual. A este tipo le sucede como a mí: hay días que uno no sabe de qué escribir. Busca tema o le da una vuelta, u otra más, a un tema viejo, recurrente y con chicha. Como susurrador oficial, o aspirante a Mister Keynes del nuevo New Deal que patrocina, necesita presencia en los medios y un reconocimiento moral, teórico e intelectual creciente. Es su momento, pum pum.

Su genialidad de hoy, nada original, se refiere a la crítica de los planes de rescate y su carácter socializador de las pérdidas. Pero va más allá (y sigue sin ser original): lamenta o critica que tamaña suma de dinero sea encomendada a los mismos que llevaron a sus entidades a la quiebra, o peor, a esos codiciosos y avaros “capitalistas” que hundieron la bonanza a costa de sus caprichosos y egoístas intereses. Un tópico detrás de otro. Pero, qué le vamos a hacer? En las filas “liberales”, entre los que presuntamente apuestan por el mercado libre frente a la planificación estatista (socialista, o como se prefiera), estos mismos lugares comunes gozan de idéntica impronta… o no lo demostraron en Intereconomía merced de la burda, burdísima gilipollez del feo de Wyoming. Si estos son los “liberales”, apaga y vámonos…

Krugman detesta a los que triunfan en el mercado libre: este complejo abunda en dos tipos de personalidades: el elitista y el “intelectual” inútil. Keynes fue ambas cosas, pero al mismo tiempo supo ganar mucho, mucho dinero (también perderlo) a costa del tráfico mercantil. Krugman mama de Priceton, del Nobel, no sé si tendrá negocietes, y de conferencias, artículos y demás. Solo un tipo como él se atreve a arremeter con tanta vehemencia contra… todo el mundo. Todos menos los burócratas, gobernantes y políticos de toda condición: esos nunca son objeto de su crítica y persecución: se mete con Greenspan, pero no por el cargo que ostento. Indulta a todo servidor del Estado, reiterando esa fantasía estatólatra que tantos y tantos presuntos intelectuales (teóricos o cantamañanas, artistas o creadores) elevan a la enésima potencia a costa de denigrar al resto…

O es que no hay codicia y avaricia en el que se abalanza sobre un cargo público, un puesto de responsabilidad, un ministerio, una dirección general, una secretaría de Estado, la presidencia de la FED. Eso solo sucede en el mercado libre, por supuesto, como si aquello, el Estado, purificase los espíritus una vez superado el arco de seguridad de entrada. Coinciden en esto las miserias de los hunos y los hotros. Se piensa en el Progresista, en el panóptico, sinóptico, arrogante, constructivista o socialista, como un buen tipo, un tipo de fiar, entregado y desinteresado, incapaz de ninguna maldad. Si afloran en él tan bajas pasiones, será el mercado que lo ha corrompido: se convierte entonces en un “fiero capitalista”.

Coincido con Krugman en que las pérdidas no deben ser socializadas, pero oh, querido amigo, a eso se dedica el Estado, ese es su ser, además de la bondad y ser fuente de desinteres y entrega en todos los que le sirven o defienden. El Estado es una gran maquinaria de reasignación patrimonial: expolia, vía impuestos, o a través de la inflación, y elije a posteriori el destino de todo lo incautado. No crea riqueza, la redistribuye, dejando por el camino despojos de lo que pudo ser y ya nunca tendrá lugar, aminorando las oportunidades y agudizando los desfases o las nefastas inversiones: eso es el Estado, no le pidas más, estimado Krugman.

Pretende que “los ciudadanos” se conviertan en “accionistas” de las entidades intervenidas, amparadas o salvadas. Vaya, no estaría mal, si no fuera porque lo que en realidad defiende es la mera Nacionalización de dichos bancos. Pero es que “los ciudadanos”, todos, por desgracia, ni para lo bueno, ni para lo malo, somos accionistas del Estado. Nadie me ha enviado mi participación en ADIF, o en RENFE, o en AENA, pero sí que me han pasado y me pasan la factura. Y si estas entidades tienen beneficios, no los prorratean y distribuyen en virtud de la presión fiscal padecida, no. Pero si necesitan más inversión o parchear agujeros, tranquilos, todos pagamos. Cuando los gobiernos privatizan empresas públicas, o los ayuntamientos venden suelo público, “los ciudadanos” no vemos ni un duro. Se escudan en que los beneficios de las operaciones se traducen en mejoras en los servicios y prestaciones estatizadas… vaya.

Así que Krugman, no mientas, te pone el Estado, los dirigentes de la antigua URSS o de la actual China, son esos prohombres intachables que enfrentas en moral, decencia y eficiencia a los fieros capitalistas. Tu lamento por la “socialización” es caprichosa, para este caso en particular, porque en el fondo lo que te pone, con lo que sueñas es con la cuadratura del círculo: el banco único monopolista: la nacionalización de la banca “libre” (ejem). Y si tratas de escudarte en que así todo sería más justo, y los ciudadanos, esos 300 millones de norteamericanos, serían DUEÑOS de las entidades rescatadas, inténtalo con otros argumentos, porque el descaro te delata.

Saludos y Libertad!

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. joseluis permalink
    febrero 8, 2009 1:54 pm

    “Prisa decidió hace tiempo merendarse a Aguirre”

    Prisa no tendría la desverguenza que tiene si no hubiera previamente un ambiente de división creado por la COPE y El Mundo, que es donde tienes que mirar. Y por supuesto Prisa tiene a su candidato, Gallardón, y si destruye al PP más fácil le saldrá el obtener créditos o cualquier otra cosa para reflotar el negocio, con corrupción incluída.

  2. Liberal clásico permalink
    febrero 8, 2009 2:44 pm

    Los de Intereconomía y compañía no son liberales, ni conservadores ni nada. Aplicarles uno de estos adjetivos sería suponer que tienen principios, que siguen y defienden -mejor o peor- razonadamente. Lo de ellos es ir “a la contra” de lo que hagan otros, predominantemente el gobierno. Hace dos semanas, desde estos sectores se clamaba contra Zapatero y los bancos. Se les acusaba a éstos de no dar créditos porque aquél no los había obligado a ello. Las pobres familias y PYMES estaban ahogadas por culpa del de la Moncloa y sus amigos banqueros. Ahora, tras la declaraciones de Sebastián contra los bancos, son los máximos valedores de éstos. No puede ser -dicen- que el Gobierno ponga en riesgo la solvencia de las entidades de crédito.

    Y como este caso, mil.

  3. liberand permalink
    febrero 8, 2009 3:18 pm

    Los ciudadanos accionistas de las empresas intervenidas!!!! claro, me parece que solo nos tenemos que conformar con pagar las derramas.

  4. Bayer permalink
    febrero 8, 2009 4:15 pm

    Es alucinante lo que están haciendo para tapar casi 4 millones de parados. Y de paso llevarse al partido de la oposición por delante. Como veo que el pp está en plena descomposición y quizás seria bueno mirar alrededor para fijarse en otras alternativas mas solventes. Siempre se resurge de las cenizas…..y con mas fuerza.
    Me gustaría poner una cuestión (aunque no es el lugar y quizas no venga a cuento).¿son economistas los licenciados en empresa o los licenciados en economia? lo digo porque tengo varios amigos que me estan carcomiendo el cerebro de tanto darle vueltas al tema. Gracias y un saludo

  5. febrero 8, 2009 4:36 pm

    Hombre, economista, en el sentido que creo tú lo estás usando, lo puede ser hasta un físico, o un biólogo… La economía, originalmente, es el estudio de un ordenamiento deliberado al servicio de una jerarquía de fines. Quienes estudian ADE se dedican a esto, efectivamente. Los que estudian “economía” aspiran a comprender algo que normalmente, en casi todas las universidades, no llegan a comprender como algo totalmente opuesto: el mercado es un cosmos, un orden espontáneo (no deliberado) no sometido a ninguna jerarquía de fines…
    Si fuéramos rigurosos con el significado original de los términos, sería mucho más “economista” el licenciado en empresa, que el licenciado en “economía”, que debería ser en realidad licenciado en mercado, o en cataláctica.
    Saludos!

  6. febrero 8, 2009 8:28 pm

    Bayer. Se suele llamar economista al licenciado en Economía (o cualquiera que se dedica a ello).

    Como dijo YSHayek, la economía intenta destripar causas y consecuencias con el fin de poder entender algo de cómo actuan o se organizan los seres humanos en sí mismos y con otros para satisfacer sus necesidades y sobrevivir.

    Ahora bien, en la economía, al tratarse de una ciencia social, el conocimiento sobre la realidad es muy limitado en comparación con las ciencias exactas pues no cabe la posibilidad de experimentación con una persona, grupos de personas o toda la humanidad (si no es bajo coacción). Ésto exige de métodos apropiados para su estudio en los que los economistas no se ponen, ni se pondrán nunca de acuerdo.

    Otra cosa es el estudio de la empresa. Donde juegas con algo en principio bastante controlable (la empresa en sí) y su entorno dinámico y no controlable, que exige del conocimiento de unas técnicas adecuadas para que ésta sobreviva en el contexto.

    Luego, hay muchos economistas que creyendo conocerlo todo, se dedican a manejar vidas y propiedades en pos de un objetivo concreto normalmente considerado “bueno” de acuerdo a una “moral” determinada (la que sea). Pero no han reparado en su error fundamental, y es que en realidad lo que creían conocer tan bien, no era como pensaban y se les va de las manos causando generalmente problemas más grandes que los que intentaban resolver.

  7. febrero 8, 2009 8:45 pm

    Secundo la preocupación por la campaña de Prisa. Parece ser que visto que no tienen forma de salvar la gestión de Zapatero, lo mejor es terminar con el único partido que puede ponerle en aprietos.

  8. Camarda Tersites permalink
    febrero 9, 2009 10:04 am

    Krugman es uno de los divulgadores que mejor han defendido el libre comercio y la globalización frente a los proteccionistas de siempre.
    Ójala el Partido Popular, el PSOE e incluso el Partido Republicano y los gobiernos europeos fueran igual de socialistas e intervencinistas que Krugman.

  9. Nacho permalink
    febrero 10, 2009 4:22 pm

    Hay dos tipos de economistas, el que sabe y no se le oye.
    Y el que no sabe; éste vende libros, conferencias, artículos y además se le oye.

    Un saludo.

  10. febrero 10, 2009 11:36 pm

    El único culpable real de la persecución a la que está siendo sometido el PP… es el PP, exactamente de la misma forma que el único culpable del descrédito por corrupción de los Gobiernos de González fue el propio González.

    Cuando te revuelcas por el fango con la chulería de Aguirre y compañía, antes o después te van a tirar la mierda a la cara. Y aún encima, El Mundo y la COPE pusieron demoda el género de los culebrones conspiratorios, de forma que ahora se lo han puesto en bandeja al PSOE y a PRISA. Serían tontos si no lo aprovechasen y, además, serían cómplices.

    Saludos krugman,
    El Mismo

  11. Bayer permalink
    febrero 11, 2009 4:31 pm

    Tienes mucha razón Nacho, son muchos los articulistas sobre temas de economía que creen conocer la materia y otros muchos que sin ser grandes articulistas saben “algo” de economia. A mi parecer son los mercantilistas los primero economistas serios, ya que sin ser economistas planteban, mediante estudios elaborados por ellos mismos,cuestiones de indole económica a los gobernantes sobre como mejorar en ámbitos diversos en la gestión de sus reinos. Mises plantea la economía como el ámbito de un estudio que está encuadro dentro de una gran Ciencia,la Praxeología (o la ciencia de la acción humana). Estudiar economia sin más, equivaldría a mi juicio, a estudiar farmacia fijándose tan sólo en el estudio y efecto de una serie de mezclas de componentes ya conocidos en el pasado volviendo a ser usados una y otra vez, dejando de lado la gran cantidad de biodiversidad vegetal, la cual podría ser usada para la elaboración de nuevos medicamentos suponiendo que la biodiversidad vegetal está cambiando constantemente.

    La economía, no puede fijarse tan sólo en el comportamiento “supuesto” que van a tener una serie de individuos en un tramo de tiempo. Cada persona es un mundo. En este punto ejerce su acción la psicología y otra serie de ciencias. Pienso que un buen economista ha de ser también un buen historiador y un buen analista de la situación actual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: