Skip to content

Sara-Mago

febrero 9, 2009

Portugués universal y un perfecto imbécil. Con todas las letras, además (los hay que solo merecen algunos, por bestiecillas sin maldad). Saramago es el típico soberbio que con los años se crece, en locuacidad y capacidad de soltar absurdeces que muchos reciben envueltas bajo un halo inmerecido de intelectualidad.

No dudo que escriba bien (no tengo el gusto), pero tampoco de su bajeza moral, su detestable escala de valores y peor, el descaro con el que se proclama valedor ideológico de las peores matanzas cometitas nunca por el ser humano. Este señor afirmó un día que era el único Comunista de verdad que quedaba… vaya por Dios!

Ahora se ceba con los curas, con el Papa y el Vaticano, en su opinión, fuente de todo mal, un peligro al que combatir. No se preocupa con la misma intensidad de los Castro, el PC Chino, el régimen de Putin, y qué decir de la antigua URSS o los totalitarismos de Europa del este. Saramago se conforma con sacar a pasear sus obsesiones y miserias. Que no digo yo que los curas y la Iglesia hayan sido unos liberticidas y unos represores. Tampoco que muchos de ellos sueñen con el día de volver a tener la facultad de serlo de nuevo. Pero dada la situación que vivimos, inserto en la decrepitud más honorable, podría el señor Saramago dejar de hacer el ridículo y demostrar un poquito de inteligencia en sus declaraciones.

Parece que salto porque se meten con los curas (no, por Dios!), y nada más lejos de la realidad. A mí las sotanas ni me van ni me vienen, no he tenido el gusto, ni la suerte ni la desgracia de toparme con ellos, padecerlos o agradecerlos. Soy de una generación liberada, pero en mi caso particular, ajeno casi por completo a liturgias, parroquias y dogmas. No tengo nada personal en contra de la Iglesia, lo que no impide que sea consciente de muchas cosas.

Sea como fuere aprovecho la ocasión para cargar contra este imbécil, este bocazas que escribe, inventa, se jacta, reluce, y vomita sus miserias. No le tengo el más mínimo respeto, creo que es un rufián que frivoliza con la inteligencia, los datos y los muertos. Que saca a pasear su atrofiada escala de valores y se enorgullece de ser comunista; a estas alturas… aunque por eso mismo los hay tan infames como para reírle la gracia. Así va el mundo…

Saludos y Libertad!

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. febrero 9, 2009 9:05 pm

    Yo tampoco tengo el gusto de saber si escribe bien o no por propia experiencia.
    Pero moriré tranquilo sin haber bebido de esas mieles que, por bien escritas que estén, son hieles de la peor especie.
    Nos salva que Jitler es malo (malo, malo; pero malo malasombra, malo de verdá), que si no ya me lo estaban reivindicando como orador ilustrísimo. Cosa que, no me extrañaría, suceda en pocos años; una vez que el islam adquiera un poco más de poder en Europa (esa que, como bien dijera Cristina Losada, “Yuroslibinaselebreison”).
    A fin de cuentas ya Gala, el coloso de las letras, ha apuntado: “algo habrán hecho los judíos”. En unos años “algo habrán hecho los maricas” y entonces vendrá llorando. Y le darán pol zulo, por ejemplo, por Tutatis!

  2. febrero 9, 2009 9:06 pm

    Bien dicho. Y que conste que yo tampoco soy demasiado partidario de sotanas y similares (contra lo que probablemente se cree en RL), pero sí me considero cristiano y respetuoso de una Iglesia católica que intenta representar en la fe (a veces no lo consigue con demasiado acierto) a los millones de españoles que se declaran de tal religión, que somos más de un 80%.

  3. febrero 9, 2009 10:18 pm

    Uf, menos mal…

    Saludos a buen entendedor,
    AP

  4. jjmercado permalink
    febrero 9, 2009 10:58 pm

    Yo sí tengo el gusto de haberle leído -al menos 5 títulos que ahora me vengan a la cabeza- y tengo que admtir que el hombre… escribe estupendamente mal. Salvo algún mínimo hallazgo técnico, la simpleza de las estructuras y el carácter desesperadamente plano de sus personajes es insultante. La última vez desistí sin alcanzar apenas el ecuador del libro: no guardaba mal recuerdo de Ensayo sobre la cegura yme metí con el Ensayo sobre la lucidez. Con él lo condené definitivamente a los infiernos.

  5. febrero 9, 2009 11:03 pm

    Vaya, le acabas de rematar…
    🙂

  6. febrero 10, 2009 1:44 am

    En mi opinión Saramago es un estupendo escritor y una magnífica persona. A mi el Ensayo sobre la ceguera casi me cambió la vida. Tuve ocasión de conocerle en una conferencia hace años, un auténtico placer, de verdad.

    Dicho con el mayor respeto posible, no creo que tu llegues ni a la centésima parte de la suela de sus zapatos. Yo tampoco, claro, pero tengo más humildad.

  7. Bayer permalink
    febrero 10, 2009 8:00 am

    No he tenido el mal gusto de leerle ni de conocerle, Dios me libre…

  8. febrero 10, 2009 9:47 am

    Gipsy, humildemente, no hablo ni de valor ni de mérito, solo de imbecilidad. Y se puede ser imbécil repitiendo sofismas y defendiendo el crimen, y escribir con genialidad (aunque me fio, y mucho, del criterio de JJ, que es un gran lector y sabe lo que dice).
    Saludos!

  9. febrero 10, 2009 6:47 pm

    Para definir a alguien como “imbecil”, hay que tener muy claro en qué no lo es uno mismo.
    En mi modesta opinión.

  10. Berlin Smith permalink
    febrero 10, 2009 7:46 pm

    “No dudo que escriba bien (no tengo el gusto)”

    Bueno, pues dedicarle un tiempo no está mal. Siendo como es un comunista convencido no se sabe por qué, sí debe decirse que sí se ocupa de los Castro. Ha llegado a decir que ya estaba bien. Quizá no es lo que se espera, pero es un salto enorme. Yo no le llamaría perfecto imbécil salvo en la misma acepción de Carlos Alberto Montaner y Llosa hijo: el perfecto idiota latinoamericano, una versión política del tonto contemporáneo. Lo siento, pero eso del perfecto imbécil suena a caza de brujas y una cosa es no estar de acuerdo y otra no tener consideración personal. Es un buen escritor, aunque puede no gustar, como todos. Y es educadísimo dando sus opiniones.

  11. febrero 10, 2009 8:03 pm

    Hay que saber diferenciar bien entre el “artista”, ya sea músico, escritor o pintor, y la persona. Probablemente William Shakespeare fuese un completo gilipollas, o Miguel de Cervantes un idiota recalcitrante. Un ejemplo, Camilo José Cela era el tipo más impresentable de la galaxia, maleducado hasta el extremo y por el puro placer de serlo, pero era un grandísimo escritor.

    A mi Saramago me parece buen escritor. Y en sus opiniones… pues opina libremente. No me parece mal.

    Saludos literarios,
    Anónimo

Trackbacks

  1. Goodbye, Saramago « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: