Skip to content

San Valentín y el “progrés”

febrero 14, 2009

Los progres tienden a recelar públicamente, como pose, de toda convención de cuño reciente o espíritu consumista (aun siendo ellos los valedores del consumismo en tiempos de crisis), no por considerarla cutre y cursi, sino por una de las más simples y primarias pasiones: la envidia.

Hartos de proponer días para todo tipo de vendetta, campaña o pamplina (Día de la Tierra, Día del desarrollo “sostenible” -¿??-, día del comercio “justo” –¿??-, día de las energías renovables -¡!!- etc.), y comprobar como nadie o casi nadie secunda la moción, se revuelven contra Papa Noel, Los Reyes, San Valentín y lo que toque, con argumentos peregrinos llenos de amargura.

Lo progre no es comprar rosas a tu pareja el 14 de febrero, sino hacerlo el día de San Jordi (San Jorge para la mayoría), que queda muy ramblero, muy catalán y vanguardista. En Navidades mejor celebrar el Solsticio, como si no nada hubiera llovido desde los Romanos, o peor, como si la navidad fuera como antaño, con misa del Gallo incluida…

Para ellos no hay día del padre o de la madre, sino día del progenitor adoptante de corte G; no hay día de los inocentes, sino día del Derecho de las Madres a abortar hasta las 22 semanas; no hay día de los enamorados, sino día de la separación de bienes, o peor, día conmemorativo de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, aun cuando de toda la vida lo progre haya sido tratar al otro como “mi pareja”, no casarse nunca y llevar chaqueta de pana y gafas de pasta… (algo de esto si ha vuelto).

Admitamos que el rollo de San Valentín es para babosos, parejas recientes o cursis insaciables. Aun con todo, lo celebremos o no, lo consideremos una mariconada, demasiado rosa, demasiado florido o ñoño, nunca parecerá uno tan escandalosamente frustrado como la panda de progres refundadores del absurdo, constructivistas y en busca de una falsa pose de indiferencia propia del elitismo que solo ellos comprenden.

“¿qué nos importa? ¿qué nos importa?, aquella gente que mira a la tierra y no ve más que tierra…

¿qué nos importa? ¿qué nos importa?, toda esa gente que viene y que va por el mundo sin ver… la realidad…”

Saludos y Amor por doquier!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. febrero 14, 2009 9:26 pm

    Te envio con la presente doce rosas rojas. Devoralas. No-liberal brand garantizado. Who cares?…
    Ultimamente me jarto de reir con el axioma Corte Ingles de los arrogantes.

  2. febrero 17, 2009 12:54 pm

    Dí que sí: mucho mejor regalarse rosas el día que al Corte Inglés le salga de las narices que conmemorar el 23 de abril la muerte del palurdo de William Shakespeare. ¿Pero qué se creen estos progres, que nacimos ayer?

    (Ja, ja, ja),
    (AP)

  3. febrero 17, 2009 12:56 pm

    El Corte Inglés decide por ti? Dios mio, igual es cierto eso que dicen: de las cenizas del Estado español solo quedará su economato para tomar las riendas de la Patria!…

  4. febrero 17, 2009 1:00 pm

    Por Mi, por Ti, y por Todos. Piénsalo, será maravilloso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: