Skip to content

Estado de excepción

febrero 17, 2009

Díez, como buena estatista, lamenta la excepcionalidad fuera de los cauces previstos en la constitución. Su ingenuidad le hace creer en un Estado mesurado y no arbitrario, qué le vamos a hacer.

Sus palabras, por otro lado, tienen un fondo de verdad que asusta. El Estado vive en una excepcionalidad perpetua, pero cuando cae en manos de Socialistas dominadores de medios de información, aureola progresista y demás atributos de la impunidad moral, podemos echarnos a temblar. No es que el Estado pepero fuera menos malo, o menos Estado. Pero sí era más trasparente, muy a su pesar (no lo sé), y padecía un sometimiento inusual ante la opinión pública y el poder mediático, sindicatos y oposición del resto de partidos. Por eso no cabe duda sobre la afirmación que sigue: los gobiernos del PP, al margen de cualquier otra circunstancia, siempre son menos malos y peligrosos para la libertad de los españoles que los del PSOE.

Dicho lo cual no es ninguna novedad que la policía se permita ciertas licencias: para eso están. El Estado no podría imponer su santa voluntad ni el gobierno mediatizarlo para saciar sus necesidades de toda índole, sin arbitrariedad policial. Detenciones, registros, retenciones, cacheos, solicitud de documento identificativo, controles de tráfico aleatorios, etc… La inmigración no es la causa de estos excesos, pero desgraciadamente para quienes parecen de fuera sí es la gran agraviada. Las cuotas, los incentivos policiales para la detención de personas en situación irregular, su expulsión, a poder ser, inmediata y a un precio razonable, son solo unos ejemplos.

En Europa un inmigrante en situación irregular puede estar retenido de 6 a 18 meses, según la última directiva. En España, con la nueva ley de extranjería, el plazo se ha ampliado de 40 a 70 días de retención. Una ley que reconoce el derecho de huelga, asociación y manifestación, pero al mismo tiempo, coloca a personas, que sin haber cometido otra infracción que su estancia irregular en territorio nacional, en un limbo jurídico durante más de 2 meses. La intervención judicial no hace sino refrendar el internamiento promovido por la administración. La irregularidad se paga con la concentración en centros (ejem) hasta la expulsión efectiva.

Como ya hemos dicho en más de una ocasión, en el mundo de hoy tenemos dos enemigos irreconciliables: el Estado de bienestar y la inmigración. El artículo 25 de la Constitución niega a la administración civil (no así a la militar) la imposición de penas privativas de libertad. Para ello se ha buscado el subterfugio de la intervención judicial dentro del procedimiento de expulsión del inmigrante ilegal, se supone que en las 72 horas siguientes a la detención.

La caza de inmigrantes resulta indecente y roza la ilegalidad. Es comprensible (dentro de la lógica estatista) el control de fronteras y el bloqueo de aquellos que no cumplan los requisitos, pero no tanto que dentro del territorio, guiados únicamente por el aspecto físico o la vestimenta, la policía pare, identifique, retenga y detenga a personas que caminan por nuestras calles sin cometer delito alguno. Si un inmigrante ilegal es detenido infraganti o como consecuencia de una investigación policial concreta, por un delito concreto, es razonable que de forma paralela al procedimiento penal pertinente, se le habrá un proceso de expulsión. Pero ir por la calle parando a negros, moros, chinos, sudamericanos y demás, no es que sea ilegal (que también), sino que resulta indecente y peligroso. Alguno de esos detenidos puede que sea español, por una razón u otra: ¿qué sucede entonces? ¿Quién resarce al retenido y sometido a identificación por su aspecto, cuando caminaba por la calle sin levantar sospecha alguna de estar cometiendo otro tipo de infracción? Esa es la arbitrariedad policial a la que estamos sometidos, ese es el Estado policial del que habla Díez…

Abstenerse inmigrantes

Inmigrantes y libertad

Los negros de Cabestreros

Socialismo y muerte

Permiso de residencia por puntos

Los inmigrantes y Rajoy vs. Sebastián y el Carrefour

Saludos y Libertad!

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Matritensis permalink
    febrero 17, 2009 6:52 pm

    Recuero que las pasadas elecciones la asociación ATIME y otras organizaciones del mismo jaez pidieron con ardor el voto para el PSOE. En algunos casos, estas asociaciones tachaban al PP de xenófobo, no así al PSOE ni a ZP, tan amigo de las alianzas teocráticas y dictatoriales.

    Posiblemente muchos votantes del PP les trae al fresco estas detenciones masivas, igual que a ZP & Co. pero hay una diferencia, los primeros no presumen de ser los más superguays, son igual de malos pero menos hipócritas

  2. febrero 17, 2009 8:48 pm

    Completamente de acuerdo!

  3. febrero 21, 2009 10:54 am

    Deben abrirse las fronteras, todas las del mundo. La autoorganización del planeta sería mucho más fluída, cada territorio acogería la población que fuese capaz de mantener, el coste de la entrada sería mucho menor y por tanto la salida sería también más fácil. Los desequilibrios se solventarían rápidamente, como ocurre con las migraciones naturales de animales. ¿A quién se le ocurre que les iría mejor a las golondrinas si tuvieran que ir pasando fronteras, visados y aranceles?. Pero claro, eso en un mundo abierto y libre. El Estado policial no está mal, ojalá hubiera más policía, más jueces, y más medios para ellos. Pero para garantizar eficientemente nuestra libertad, nuestra propiedad y nuestra vida, no para garantizar la viabilidad del Estado de Bienestar, los puestos de trabajo, que llevemos el casco de la moto atado, o cualquier otra cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: