Skip to content

Alternativas que no entusiasman

febrero 27, 2009

El domingo vascos y gallegos decidirán su voto en las urnas. No harán lo propio con sus respectivos gobiernos; desgraciadamente padecemos un parlamentarismo que rompe por completo el vínculo entre mandante y mandatario. Votamos listas cerradas cuyos componentes optan n bloque a ser miembros de una cámara que, a posteriori y en virtud del pacto de fuerzas, elegirá presidente y estabilidad gubernamental (reparto de consejerías, direcciones generales, entes públicos… ).

El PP ganará en Galicia, lleva lustros haciéndolo. En las últimas cometió el error de presentar a Fraga creyendo que así resistiría el envite nacional-socialista. No lo ha podido pagar con más dura penitencia. La cuestión es ahora si el PP obtendrá o no esos 38 escaños que le abrirían la puerta de una Xunta, remozada y decorada a todo tren para la ocasión.

El problema es que ni el programa entusiasma ni lo hace su candidato. Eso se percibe desde Madrid, claro, puedo estar equivocado. Construir la escalada demoscópica, que por ahora es lo único que tiene el PP en su mano, en base a nimios pero muy mal vistos despilfarros (rascando un poquito saldrían cosas mucho peores) y el recelo a la inmersión lingüística a la gallega, no es suficiente. Por desgracia basta para decantar el voto, pero no es suficiente, repito, porque son otros los problemas reales y muy pesimistas las previsiones de su evolución. Si el PP triunfa y se hace con el poder debe afrontar con valentía la cuestión educativa y la imposición lingüística, pero no desde el diseño de un nuevo marco de intervención, sino todo lo contrario: confiando en la libertad de los individuos sobre los que le tocará gobernar, muy a su pesar. En comunidades bilingües, más si cabe, la única opción viable y no conflictiva es la una: la libertad educativa y la dualidad de la administración.

En el País Vasco las cosas son algo más complejas. Por primera vez no concurrirán formaciones afines a las tesis y objetivos de ETA. Eso no quiere decir que desde aquí aplaudamos la excepcionalidad con la que se ha garantizado esta discutible situación. ETA presentó una lista sucia y una lista limpia. Las dos fueron defenestradas. Ese era su objetivo, ETA necesita, en este periodo de lenta agonía, agudizar las contradicciones y someter a sus hinchas a un estrés singular: por lo que pueda venir…

El PSE de Patxi López escala posiciones gracias a la política de negociación de la anterior legislatura. Desde fuera no lo entendemos pero en esas tierras las gentes padecen un síndrome singular. Su percepción del “conflicto” y la posible solución no pasa por la derrota de aquellos que defienden lo que la mayoría creen con distinta intensidad, pero en su caso, recurriendo a la sangre y a la extorsión. No a todos les gusta mancharse las manos, ni todos coinciden en la estrategia personal a seguir, pero todos y cada uno de los que creen en la singularidad extrema de “lo vasco” saben de lo beneficioso que ha sido para su causa 40 años de terrorismo, casi 1000 muertos, mutilados y perjudicados económicos y morales.

El PSE no ganará si vende un discurso abiertamente constitucionalista. La suya debe ser una propuesta posibilista, que no falte a los fundamentos de esa larva alojada en la sien de la mayoría de los vascos. Esa “especialidad” genera una particular alteración en su escala de valores. No estamos en los años en que Redondo Terreros y Mayor Oreja ofrecieron al pueblo vasco normalidad y sosiego. El éxito rozó la yema de sus dedos. Del relativo fracaso no surgió la esperanza, sino el terrible viraje de los socialistas vascos; viraje que el próximo domingo puede llegar a dar sus frutos.

Eso es lo que me preocupa y me hace ver con recelo la posibilidad de desalojar al PNV del poder. No conocemos las traumáticas consecuencias que este acontecimiento tendría en las filas nacionalistas. No conciben unas instituciones sin que ellos las dirijan: puede haber fisuras, conatos extremistas, moderación a la bilbaína… todo es posible. Me preocupa el socialismo de Patxi López, pero más su reafirmación particularista, el sentimiento adanista que de seguro abortará su ego. Me preocupa su relación con el PP, o peor, me inquieta pensar que los populares no lleguen a los 15 escaños.

El domingo se aclararán muchas cosas: el futuro de Rajoy, logrando perpetuar su agonía, o peor, aguantar 4 años y llegar al poder (eso sí que sería lamentable); el futuro de los vascos, que seguirán imbuidos en sus miserias, como cualquiera; y la oportunidad de que el PP defina su política lingüística, deje de jugar a la oposición o al gobierno irresponsable, como lo hizo Fraga, o lo hicieron en Baleares y siguen haciendo en Valencia.

Seguro que me equivoco, y espero que no se juzgue tendencioso mi pronóstico, pero me temo el siguiente: PNV gana y logra mantenerse en el poder (no sabemos con qué implicación del PSE y Zapatero) y el PP alcanza la mayoría absoluta en Galicia no sin dificultades, casi en el último momento. Hagan sus apuestas…

Saludos y Libertad!

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. febrero 27, 2009 6:17 pm

    Puestos a quedar en ridículo… al menos que si acierto tenga la doble alegría de que el resultado sea razonablemente positivo (en mi modesta opinión, claro).

    Galicia: PP 37 escaños a 1 de la mayoría que consigue con el diputado de UPyD, que pasa a llamarse Pepito Grillo o tocapelotas.

    Pais Vasco: Empate de PNV y PSOE en escaños, PP se mantiene y UPyD 2.

  2. febrero 27, 2009 6:20 pm

    Maldita la gracia que me hace el PP de Rajoy y de Feijoo, pero estoy hasta las narices de las coacciones, las imposiciones y el apoyo tácito o explítico a los violentos que han hecho el PSOE y el BNG al frente de la Xunta. En estas elecciones tenía pensado no votar o votar en blanco, pero lo que he visto estas últimas semanas me ha hecho cambiar de opinión.

    El 8 de febrero en Santiago éramos miles de personas, abuelos, padres, jóvenes y niños, manifestándonos pacíficamente por la libertad, y frente a nosotros se apostaron un puñado de proetarras a tirarnos piedras y botellas. Un dirigente del BNG acaba de presentar a estos salvajes como unos defensores de la Constitución.

    En fin, lo siento, pero Galicia hoy por hoy vive en un auténtico estado de excepción, estos cafres nos llevan de cabeza a convertirnos en una réplica del País Vasco, y yo eso no lo quiero para mi tierra. Por muchos defectos que tenga el PP, les prefiero a ellos en la Xunta antes que a los batasunos del BNG, que apoyan a los aprendices de terroristas. El domingo votaré al PP tapándome la nariz, pero consciente de que hasta Feijoo es mucho mejor que tener a estos nazis de Quintana y a sus monaguillos del PSOE en el poder.

  3. febrero 27, 2009 6:43 pm

    Ufff, yo prefiero no pensar en UPyD: el fracaso del PP ha sido seguir siendo tan “socialista” sin ser capaz de aglutinar a esos renegados. Si al menos fuera más liberal, lo celebraría.
    Elentir, tú lo vives en primera persona, así que en ese sentido me fio más de tus impresiones que de las mías. Pero lo del mal menor ya cansa, aunque no dudes que yo haría algo parecido.
    Saludos!

  4. liberand permalink
    febrero 27, 2009 6:54 pm

    Yo me decanto en Galicia por mayoría absoluta de PP y Upd. En País Vasco ganará el PNV y gobernará con Psoe cargándose a Ibarretxe, necesitan su apoyo en Madrid

  5. MrBurns permalink
    febrero 27, 2009 7:02 pm

    Hasta hace poco deseaba un tortazo monumental de la tropa de Mariano en estas elecciones, a ver si así lo botabamos de una vez. Pero la realidad se impone y la situación de los gallegos que quieran vivir en libertad, cada día es más siniestra. Y eso sólo en 4 años de nacionalismo en el poder. Van derechitos a otro gulag euskérico.

    Así que no queda más remedio que confiar en que el PP recupera la mayoría absoluta. Eso sí, la apuesta en Galicia de “Minneconjou” (vaya nick) sería ideal, pero en cambio dudo mucho que en el País Vasco mantega el PP el resultado. Lo de María San Gil más de uno no lo va a perdonar.

    En fin, que toca esperar a las europeas para ajustar cuentas con Marianico. Y lo siento por Mayor Oreja.

  6. febrero 27, 2009 7:13 pm

    jajajajaj
    Yo también lo celebraría; pero la realidad manda.
    Yo creo que Elentir también estaría mas contento con un PP gobernando que necesitara a ese diputado tocapelotillas, por aquello del reconcome…
    Otra cosa es que sea realista. Que no lo se.
    Yo, por si acaso, apuntaba eso por si suena la flauta… no veas como vacilaría vestidito de Rapel!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: