Skip to content

Sin Rosa y con el PP atado

marzo 6, 2009

Por ahora, es la opción segura en manos de López. Su estrategia se me antoja flexible, elástica incluso. Tantear a unos y dejarse querer por otros. No está claro que al final la alternancia  (apoyada por medios  y fuerzas vivas de pelaje variopinto) vaya a ser tal y como pueda parecer dados los resultados. Si en algo se caracterizan los socialistas españoles (los del PSOE, digo), es en su capacidad de distorsión y manipulación de las certezas de propios y extraños.

El PP acude a la cita sin margen. No es tanto su protagonismo en realidad. Patxi les quiere para la investidura. Después Dios dirá. Es evidente que no puede, o mejor, no quiere, constituir una alternancia en clave constitucionalista, dicho finamente. Su opción es tan personal y privativa que el PP, más allá de la necesidad fundante de sus votos el día de la investidura, estorba más que suma.

No me fio nada, pero nada del solemne López. Ni de él ni de tantos socialistas que apostaron por su línea política. Recordemos que ha sido su estrategia equidistante la que ha favorecido su ascenso. Sus votos de más no son precisamente “constitucionalistas”. En sus apoyos mantiene secuestrados a tantos socialistas que prefieren votar con la nariz tapada antes de caer en una crisis de arraigo y pertenencia. No estamos por tanto frente a una victoria de las tesis mantenidas por PP y UPyD, sino ante un ascenso de las miserias encarnadas por Zapatero y López.

Con las cosas suficientemente claras, que no quepa la más mínima duda: pase lo que pase el PP será víctima, seguirá en la oposición, y la alternancia que muchos creen posible, quedará descafeinada, cuando no convertida en un amago de imposición de un nuevo régimen. El PSE es consciente de que lo pactado hoy puede arrastrarlo de nuevo a la oposición dentro de 4 años. Si acuerda con el PP en los términos debidos, no dudo que ese será el destino del experimento.

Patxi necesita entrar en el poder; por ahora no da por liquidada ninguna de las opciones. Seguirá cortejando al PNV. Un gobierno sin Ibarretxe presidido por el PNV pero con consejerías clave en manos socialistas. Un gobierno conjunto, presidido por López. Y si no sale nada de esto, echará mano del PP, que por coherencia no podrá sino concederle su apoyo en la investidura. Y después, como ya ha dicho, todo se verá.

Basagoiti sueña con una ETB que no de cancha y cobijo al filo terrorismo. Sueña con una educación en el idioma que quieran los padres. Sueña con una limpia en todos los entes públicos, cargos y demás extensiones del poder. Sueña con revisar subvenciones y clientelas. Anhela una terapia de choque, agresiva, contra los 30 años de implantación de la idiosincrasia nacionalista… y me temo que Patxi López no es el hombre.

Saludos y Libertad!

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Galileo permalink
    marzo 6, 2009 5:40 pm

    Lo que sucede en el País Vasco post-electoral es la demostración palmaria de un psoe que no sabe lo que quiere, salvo el poder a toda costa.

    Que fácil es apuntarse al cambio, pero qué cambio, en qué dirección, con quienes se pacta y con quienes no. Todo esto debiera estar perfectamente delimitado antes de las elecciones para que los votantes no jueguen a “la ruleta rusa”, como apuntó Rajoy.

    Este psoe es impresentable, mecesitan una profunda reflexión antes de que sean los votantes tradicionales del psoe los que reflexionen y cambien, sí, su opción de voto.

  2. spartan permalink
    marzo 6, 2009 8:07 pm

    Tu lo has dicho, la equidistancia y el intentar llevarse bien con todos (o simularlo) ha puesto a Patxi donde está. Muy zapateril.

    La verdad es que se me ha pasado la euforia post-electoral y cada día veo mas claro que Basagoiti no puede darle al PSE la lehendakaritza por la cara. Mas ahora que (lástima) UPD no será decisiva.

    Si yo fuera Basagoiti exigiría un pacto de mínimos entre PPpv-PSE (los mínimos serían: asegurar la enseñanza en castellano, acuerdos para sacar a ANV de los ayuntamientos, ). Y si no, nanay.

    El PP tiene una baza a su favor: la codicia y el mal perder del PNV que por ahora se niega a sacrificar a Ibarretexe y no esta dispuesto a que un no-nacionalista sea lehendakari. Si fueran un poco menos orgullosos ya tendríamos a Patxi de “lehenda” y a cualquiera del PNV de “vice-lehenda” y el PP a llorar por las esquinas como casi siempre.

  3. spartan permalink
    marzo 6, 2009 8:13 pm

    Por cierto, ¿que hace Patxi en la foto? ¿Un corte de mangas, otea el horizonte, o que?

    El del cuadro de detras ¿es Pablo Iglesias?

    Y ese pelo de la esquina superior izquierda….¿?

  4. freestyle permalink
    marzo 7, 2009 2:05 pm

    Muy bueno! Sigan así… saludos a todos

  5. marzo 7, 2009 11:30 pm

    Lamentablemente, falta en el PP vasco una personalidad atractiva y con firmes principios liberales, como sin duda es Esperanza Aguirre.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: