Skip to content

No es país para viejunos

marzo 9, 2009

“¿Qué objetivos de servicio público tiene el programa Muchachada Nui?”

Fue la pregunta que le hizo la diputada del PP Macarena Montesinos en el Congreso al director de RTVE hace algo más de un año. Me enteré en su día por la página del ex director de Público y el blog de televisión de elmundo.es la ha vuelto a traer a la palestra esta semana.

Nos gusta Muchachada, de hecho, nos servimos casi exclusivamente de ellos para rellenar nuestros post de humor. Pero no caeré en la arrogancia en la que sí lo hacen los autores de estos dos blogs, haciendo ver que la diputada pepera no es capaz de entender el humor inteligente de Reyes y cía. No sé si es inteligente el ver a unos tíos hablando con acento de Albacete, a mí me hacen gracia y punto, unas veces más que otras, pero es eso, humor.

Dicho esto, mi pregunta va dirigida a la pepera, ¿qué es lo que no le gusta de Muchachada? Que se emita en una televisión financiada con dinero de todos o que su contenido no le parece apto para una televisión pública. Si la respuesta es esta última, habría que preguntarse también que objetivos de servicio público tienen programas como Mira quien baila, Corazón de, o el 80% de la parrilla de las cadenas públicas. Cada partido pone lo que quiere, lo qu ele gusta, lo que le parece más conveniente, sin preguntar a los que ponemos el dinero si estamos de acuerdo o no, en eso se basa su juego y su existencia.

Macarena no es liberal (es simplemente una política), si lo fuese no se preguntaría por los objetivos de servicio público de los contenidos de las televisiones públicas, se preguntaría el por qué deben seguir existiendo estas televisiones públicas, se preguntaría por qué debemos seguir sufragando con nuestro dinero un servicio que perfectamente puede ser prestado por manos privadas. Mientras no se pregunte eso, lo que demostrarán tanto ella como el PP es que lo que les molesta es no poder controlar un arma tan poderosa como es la televisión pública.

PD: Explorando un poco, veo que esta tipa ya ha sido retratada en ambientes liberales por causas similares.

Y el Un, dos , tres si que era de servicio público, público…

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. marzo 9, 2009 12:20 am

    Bravo!

    Quizás te sorprenda, pero estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito. No lo digo irónicamente, lo digo en serio. Será que de donde yo vengo no hay televisiones públicas, pero nunca he entendido su existencia en la vieja Europa.

    Saludos catódicos,
    625

  2. Patán permalink
    marzo 9, 2009 9:04 am

    ¿Que objetivos de servicio público tiene el sueldo de Macarena Montesinos?

  3. marzo 9, 2009 11:26 am

    Anonimus, no me ha quedado del todo claro de dónde vienes, por cierto

  4. marzo 9, 2009 12:23 pm

    Lo que es de utilidad pública es el programa ese de los bailes.
    ¿Para cuándo la extinción de la tv pública?

  5. marzo 9, 2009 4:53 pm

    YSH: quieres hacerme un expediente de limpieza de sangre?

  6. marzo 9, 2009 7:18 pm

    Gilipolleces las justas

  7. marzo 9, 2009 7:34 pm

    ¿Te refieres a las tuyas o a las mías? Es que esas elipsis misteriosas y esas frases lapidarias al viento resultan de lo más peculiares.

    Primero sueltas un “Anonimus, no me ha quedado del todo claro de dónde vienes, por cierto”, y luego escondes la mano. Y luego resulta que los maleducados, iletrados y analfabetos somos los demás.

  8. marzo 9, 2009 8:11 pm

    Buscas por todos los medios ser protagonista de este blog, verdad? Hay cosas que no tolero e insinuaciones que no me gustan. Por ahí no paso. Si quieres ser un comentarista educado, que se lee los post y realiza comentarios argumentados e inteligentes, perfecto. Pero pareces un Troll de esos, y la verdad es que esas cosas no me gustan demasiado.
    Saludos!

  9. marzo 9, 2009 8:15 pm

    Por cierto, no trates de convertirme en lo que no soy ni en intentar manchar la actitud que demuestro en mi blog. Si sigues con esa táctica espero que comprendas que tome medidas serias al respecto. Esto no es un foro público, o mejor, no es un sitio donde tengamos que aguantar a cualquiera. Si tu sueño es ser “comentarista estrella”, gánatelo.

  10. marzo 9, 2009 10:29 pm

    Pues yo también soy fan de los chanantes, que conste. Pero a mi no me sorprende nada de esto, si es que siempre estamos con lo mismo. Factoide:

    1.- Progres hablando de humor inteligente con tal de llevar la contraria.
    2.- “Quien sea liberal, que se vaya al Partido Liberal”. <-Rajoy dixit.
    3.- El debate -algunos lo tenemos claro- no es acerca de la “utilidad pública” de Muchachada, sino de la utilidad pública de un medio de comunicación en manos del Gobierno. Mejor dicho: de las docenas de medios de comunicación públicos que hay, en manos de los diferentes gobiernos.

    PD: Se me ocurre que sería interesante tratar de hacer una lista con TODOS los medios españoles en manos públicas.

  11. marzo 10, 2009 4:13 am

    YSH:

    1-A partir de ahora, le trataré de usted, por aquello de aumentar esa educación que, según dice usted, me falta. Resulta irónico, pues yo peino más canas que usted, pero todo sea por la concordia. Sobre el resto de medidas para no herir su sensibilidad, aceptaré sus sugerencias, si es que me las hace. Faltaría más, esta es su casa, no la mía, y soy muy adaptable. Pero lo que escribe usted es: “Hay cosas que no tolero e insinuaciones que no me gustan”. Pues le invito a decir, con todas las letras, QUÉ ES LO QUE LE OFENDE O IRRITA EN MIS COMENTARIOS. Hubo un problema con mi hábito de enlazar nuestro propio blog en mi firma y, como puede comprobar, nunca se ha repetido desde que usted hizo la objeción adecuada (no amablemente, por cierto: “me parece muy bien que quieras hacer publicidad” me parece que fueron sus palabras, o muy similares).

    2-No pretendo ser comentarista estrella, de ninguna manera. Pero hay dos realidades. UNA, que en los meses que llevo leyendo su blog, nadie se ha molestado en opinar tanto como yo (otra cosa es que mis opiniones gusten a los propietarios del blog) e, incluso, me atrevo a aventurar que en el año largo de vida de su blog (del cual les felicito) poca gente habrá dedicado tantas palabras (y por ello, tiempo totalmente desinteresado) como yo en total a comentarles (lo cual debería ser un halago para ustedes). Y DOS, que desde que comento en su blog, un altísimo porcentaje de mis comentarios reciben contrarréplica, generalmente airada, por parte de los blogger, singularmente de usted, cosa que no sucede con otros comentadores habituales, con quienes el tono es mucho más fraternal. Comprendo que mis comentarios no son del tipo “bravo, muchachos”, o “qué profundos son ustedes y cuánta razón tienen”, pero creo que discrepar es muy sano y, en todo caso, su respuesta airada y recurrente a mi discrepancia es la que me da un protagonismo que, ni yo merezco, ni usted parece disfrutar.

    3-“Si quieres ser un comentarista educado, que se lee los post y realiza comentarios argumentados e inteligentes…”. Si alguna vez he ofendido (que no faltado al respeto) a alguno de ustedes, les ruego disculpas, y les aseguro que no hay intención. En todo caso, el apasionamiento al tratar algunos temas, o la excesiva energía a la hora de replicar algunas insinuaciones por su parte. Por otra parte, no leo sólo comentarios argumentados e inteligentes en este blog, como en ningún otro. Un tal Dodgson Lluis, por ejemplo, postea exclusivamente halagos a Esperanza Aguirre en cada post que lee, aunque no venga demasiado a cuento. Y es muy lícito, desde luego, ese caballero hace muy bien, porque la expresión es libre. No creo que mis comentarios sean, por lo general, menos argumentados que esos.

    4-En sus réplicas a mis respuestas ha dudado de mi alfabetización, de mi origen, de mi formación, ha hecho sugerencias e insinuaciones de todo tipo. Lo último, justo aquí arriba, es amenazarme, tampoco con muy buenos modos, con censurar mis comentarios:

    “Si sigues con esa táctica espero que comprendas que tome medidas serias al respecto. Esto no es un foro público, o mejor, no es un sitio donde tengamos que aguantar a cualquiera. ”

    Como le he dicho, ya dos veces, y siempre como respuestas a ciertos comentarios airados por su parte, la simple frase “Anonimus, molestas” es mucho más sencilla que todo eso. O bien, ir al grano y decir qué partes de mis comentarios le ofenden. En lugar de eso, usted amenaza con censurarme en su blog. Tiene todo el derecho, desde luego.

    5-Sobre “ganármelo”: el 13 de febrero, pensando que la confrontación era meramente verbal, después de un extenso debate en una entrada sobre derechos de autor, con mi mejor ánimo les envié a su dirección de email un texto de 1.200 palabras sobre los derechos de autor. Para no saturar el debate el el blog, utilicé ese canal, que me fue sugerido por el señor liberand.

    JAMÁS he recibido respuesta. Ni siquiera un educado “Recibido, gracias”, o un “puede usted introducírselo por salva sea la parte”.

    6-Lo que no puede usted esperar, en modo alguno, es que cuando usted responde a uno de mis comentarios (por cierto, un comentario elogioso, breve, y donde me mostraba de acuerdo con lo escrito en su blog) con un “Anonimus, no me ha quedado del todo claro de dónde vienes, por cierto”, totalmente fuera de lugar, y añade un grosero “Gilipolleces las justas”, un servidor se cruce de brazos ante semejante actitud. Una actitud no ya hostil, sino abiertamente grosera. Es bueno que reclame respeto, pero también lo sería si usted respetase a sus interlocutores. Incluso aún con mayor motivo sin son tan ignorantes como un servidor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: