Skip to content

IRA, De Juana y ETA

marzo 10, 2009

Una curiosa casualidad: cuando Irlanda del Norte se llena de etarras, no faltan los asesinos locales con ganas de volver a las andadas.

El IRA de continuidad reivindica los dos atentados con tres víctimas mortales que parecen poner en un aprieto el proceso de paz norirlandés. Después de décadas de asesinatos y enfrentamiento entre facciones la mesura y la cordura pudieron con unos y con otros: era preferible un estatus político que dejara a todos insatisfechos antes de seguir desangrando a la población por sueños excluyentes. La realidad era otra muy distinta a la que tiene como protagonista a ETA. Aquello sí que era o es un conflicto abierto, dos partes enfrentadas que en algún momento han llegado a compartir los medios para tratar de imponer por la fuerza su posición particular.

La paz del Ulster ha sido utilizada por el nacionalismo, violento o “pacífico”, vasco de una forma interesada, tratando de manipular en todo caso orígenes, situación y alternativa planteada. La autonomía de lograda por los republicanos no roza ni de lejos la graciosa concesión realizada en la Constitución de 1978. El País Vasco es la región perteneciente a un Estado que más competencias y margen de actuación tiene en todo el mundo, si no contamos la excepcional situación de Hong Kong.  Aun así han querido servirse del proceso de paz entre unionistas y republicanos como ejemplo para lo que ellos siempre se han encargado en denominar: “conflicto vasco”.

No sabemos qué se proponen los terroristas del IRA de continuidad, tampoco si son ellos los amigos que ha ido a visitar el etarra De Juana Chaos, pero sí de qué depende que el desafío tenga el menor impacto posible así como un breve recorrido. La actitud de los republicanos, en concreto del Sinn Féin, será clave en la desarticulación y detención de los terroristas. Si desde sus filas ideológicas no encuentran sino presión, rechazo y persecución, la tendencia más evidente para este nuevo conato de violencia, sea la de acabar disuelta como un azucarillo.

Esta lectura nos ayuda a comprender una de las razones por la que en España ETA sigue viva a pesar de la amnistía, la Constitución de 1978, la integración los “polimilis”, los contactos de Felipe, los de Aznar, o la negociación política de Zapatero. ETA sigue viva porque el PNV así lo quiere. Pero también porque la clase política española así como los diferentes gobiernos que hemos tenido, con la excepción del popular, han sido incapaces de definir una postura inamovible por la que se negara toda esperanza a los terroristas de ser parte fundamental en la estrategia de consecución de más autonomía y privilegios para el País Vasco. ETA es el único grupo terrorista europeo que en tres décadas ha conseguido mayores cotas de éxito en sus objetivos generales. Con esta situación, cómo no van a sentirse esperanzados de conseguir la independencia en otras tres décadas?

La alianza implícita entre ETA y PNV ha sido más que evidente desde la misma transición, si no antes. Pero fue en Estella cuando quedó claro que la identidad en sus objetivos les hacía entenderse más de la cuenta. Ibarretxe ha sido Lehendakari siempre con el apoyo activo u omisivo de los etarras. Curiosamente, la primera vez que estos no han podido colocar a sus representantes en el Parlamento vasco puede suponer el derrocamiento del PNV. ETA ha seguido existiendo no por su capacidad operativa y la determinación criminal y visionaria de sus militantes, sino por la negación nacionalista a hacer todo lo posible por asfixiar su entorno y rechazar con la contundencia debida la impronta social que tienen en los pueblos y ciudades vascas. Cada muerto, cada herido, cada intimidación, amenaza o desafío que hemos sufrido en cualquier parte de España o en las calles del País Vasco tienen dos tipos de responsables inseparables: los criminales que efectivamente cometen los delitos, y quienes deliberadamente se niegan a hacer lo necesario para impedirlo.

Espero que el nuevo desafío terrorista no cale y llene Irlanda del Norte de dolor y sufrimiento. La presencia de etarras nada bueno puede haberles llevado a sus ciudadanos. Si finalmente triunfa la paz podremos encontrar un referente, en sus justos términos, para evaluar las causas del fracaso vasco.

Saludos y Libertad!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: