Skip to content

Nacionalizarás la Banca

marzo 15, 2009

Lo extraño es que a estas alturas sea una sorpresa que los gobiernos del mundo “libre” asuman con resignación (ja!) que en muchos casos no quede otra opción para salvar el sistema de pagos.

Es una de tantas, otro ejemplo de hipocresía. La situación es sistémica, recurrente; si desde hoy mismo no cambian los fundamentos bancarios imperantes, tarde o temprano volveremos a necesitar intervenciones y nacionalizaciones masivas. El modelo impuesto gracias al poder omnímodo del Estado, despachando privilegios y suplantando al proceso social en la formación de un dinero libre, conduce indefectiblemente a la quiebra y el caos. Su naturaleza redistributiva y expropiadora adquiere un descaro singular llegado el final del camino. Una excusa brillante para volver a encauzarlo todo con dirección hacia la próxima crisis.

Los bancos “privados” son la única entidad agraciada con el privilegio de disposición sobre los depósitos irregulares puestos a su guarda y custodia. El dinero, como todo bien fungible, puede conservarse en un gran silo: las piezas específicas que cualquiera de nosotros podamos depositar, una vez en manos del depositario, son mezcladas entre las de su misma calidad y especie. Lo que conservamos desde ese momento es el derecho de disposición inmediata sobre una cantidad concreta de un tipo particular de bien, en este caso, dinero. Funciona este sistema de depósito irregular, cuando las cosas depositadas se confunden, en varios ejemplos: el más evidente, un silo de grano. Los diferentes agricultores depositan una cantidad de grano de una calidad específica. Este es guardado y en ningún caso utilizado por el depositario para sus negocios particulares. El contrato de depósito establece la guarda y custodia y la disponibilidad inmediata, en ningún caso se traslada el dominio en otro sentido que no sea este. Cada bien, cada grano o moneda, sigue sirviendo a un único propietario, con indiferencia de dónde se halle.

La tentación es muy fuerte: tanto dinero acumulado en un silo por el simple capricho de sus legítimos propietarios de tenerlo a buen recaudo. Desde que el hombre es hombre y existe tal situación, los encargados de guardar y custodiar los depósitos se han visto tentados a servirse de ellos para sus propios negocios, calculando siempre una cantidad, variable en función de las necesidades más o menos previstas de los depositantes, como reserva con la que satisfacer el deseo de disposición efectivo de aquellos.

Esa infracción jurídica ha sido perseguida y castigada como la apropiación indebida que es, aunque muchas veces fuera demasiado tarde para evitar la catástrofe. La doble disponibilidad sobre el mismo bien que provoca la reserva fraccionaria genera una creación de la nada de depósitos que desencadena expansiones crediticias capaces de distorsionar la estructura de precios relativos de los bienes iniciando un proceso que indefectiblemente culmina en crisis recurrentes.

Fueron los reyes y más tarde los Estados, ávidos de recursos, quienes dieron carta de naturaleza a la apropiación indebida que supone el empleo de depósitos irregulares en los propios negocios del banco. Querían ser ellos los principales beneficiados, recibiendo financiación para sus guerras y tropelías. Esa es la razón por la que el depósito bancario es el único que jurídicamente ha sido desvirtuado en forma de privilegio: el banquero no está obligado a mantener el 100% de reserva de caja, pudiendo crear medios fiduciarios de la nada.

Iniciada la expansión no cabe marcha atrás: todos los bancos acabarán quebrando. Ha sucedido así desde que se vulneran los principios generales del Derecho en cuanto a la distinción entre depósito irregular y préstamo. De esta forma los bancos se endeuda a corto, cortísimo plazo (los depósitos se renuevan al segundo) para emprender inversiones a largo. No es exclusivamente un problema de encaje de plazos. La situación que resulta cuando son creados de la nada una cantidad ingente de medios fiduciarios es de descoordinación total, desajuste de la preferencia temporal de la economía, reasignación patrimonial, malas inversiones generalizadas, burbujas de precios…

Para tratar de paliar los efectos del ciclo económico que ellos provocan, los Estados se vieron obligados, manteniendo el latrocinio que representa confundir depósito con préstamo, a la creación de un prestador de última instancia. Esta solución podría surgir de igual forma en un sistema de banca libre, pero sus efectos paliativos hallarían enseguida un tope imposible de superar.

Mientras que el dinero sea básicamente una mercancía como el oro, cualquier proceso de reajuste masivo y contracción crediticia resulta imposible de salvar: no se puede crear oro de la nada. La quiebra es inevitable en todo caso salvo que además del prestador de última instancia surja algo más: el dinero Fiat. El Estado expropia el dinero, impide que el oro siga siéndolo e impone un dinero fiduciario creado a su antojo y en la cantidad que estime conveniente. Se reparten las funciones entre Estado y bancos privados: el primero fabrica billetes y crea dinero de nada, los segundos duplican la disponibilidad creando depósitos de la nada y multiplicando la oferta monetaria hasta 10 veces respecto a la cantidad física de dinero previamente fabricado por la casa de la moneda. Cuando llegan las crisis y los bancos privados amenazan con la quiebra basta con fabricar dinero o asignar liquidez y aquí no quiebra nadie.

¿Qué sucede cuando las dimensiones de la crisis son como las actuales? Las malas inversiones generalizadas y masivas dejan un panorama de tremenda insolvencia. No basta con inyectar liquidez (con la redistribución de la riqueza que conlleva), sino que resulta primordial intervenir en las entidades y sanear sus balances, adquiriendo activos depreciados, incapaces de sostener el entramado financiero organizado sobre un valor que se desvanece. La nacionalización de la banca no es sino el último paso, la decisión razonable siguiendo la lógica de expolio y expropiación del estatismo monetario y financiero.

El origen de toda esta locura resulta más que evidente: la vulneración de los principios generales del Derecho que trazan una clara y contundente distinción entre el contrato de depósito y el contrato de préstamo. La reserva fraccionaria, como privilegio concedido por el Estado, no solo provoca los ciclos económicos y sus catastróficos efectos. Ha sido y será parte fundamental de la estrategia de financiación del Estado, sus guerras y crímenes. Defender semejante ejemplo de latrocinio no solo supone un error teórico sin paliativos, sino que además representa la complicidad con la causa del estatismo.

Leer Dinero, Crédito Bancario y Ciclos económicos, de Jesús Huerta de Soto.

Saludos y Libertad!

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. marzo 15, 2009 12:48 pm

    Parafraseando la frase de Clemenceau “la guerra es demasiado importante para dejársela a los generales”, yo te diría que “el dinero es demasiado importante para dejárselo a los banqueros” el sistema internacional ya lo hizo en 1929 y mira como terminó. Ahora hay que buscar soluciones, no volver a un sistema que ya se ha mostrado ineficaz, el lissez faire está muerto, no lo resucitemos.

  2. marzo 15, 2009 1:05 pm

    David, con todo el respeto, pero parece que no has leído el post y me temo que no sabes mucho de teoría del dinero. De tópicos vive el hombre; intentemos ser rigurosos. Eso que dices no tienes ni pies ni cabeza, ni se corresponde con la realidad. Es mera ideología, lo siento.
    Mezclas cosas sin sentido. El dinero es una institución social libre y dinámica. Aciertas al decir que el dinero no debe ser cosa de banqueros, en cuanto a su creación de la nada a través de medios fiduciarios. Si pueden hacerlo es por un privilegio de tu querido Estado, como he explicado en el post. Si lo que defiendes es la expropiación total del dinero, bienvenido a tu mundo y bienvenido a tus crisis. Los banqueros, como dices, en realidad son parte del engranaje de intervención, aunque también sirvan de parapeto propagandístico para que el Estado al final aparezca como un bondadoso último recurso. Nada más lejos de la realidad.
    Saludos!

  3. marzo 15, 2009 2:56 pm

    Se reparten las funciones entre Estado y bancos privados: el primero fabrica billetes y crea dinero de nada, los segundos duplican la disponibilidad creando depósitos de la nada y multiplicando la oferta monetaria
    ¿Y no es acaso aumentar la oferta monetaria equivalente a crear dinero? Parece que la verdad da miedo de reconocer, tanto los Bancos Centrales como los privados crean dinero, con métodos diferentes si quieres, pero el resultado final es más dinero. Convendría que los liberales tuvierais esto claro, ni siquiera estoy seguro que vuestro ídolo Huerta del Soto lo acabe de pillar o se atreva a expresarlo sin dar tantos rodeso. Tampoco le iría mal al pesado de Rallo que lo comprendiera.

    Entendido eso, no veo por qué los bancos privados han de gozar del privilegio de crear dinero, mucho menos cuando, como bien apuntas, acaba produciendo un colapso financiero, como ha sucedido ya demasiadas veces. Aunque parezca un tópico no es menos verdad,los banqueros privados se forran con sus beneficios privados y se escapan de rositas con las pérdidas públicas que nos dejan a todos. En esa situación lo más lógico es que toda la Banca sea pública, al menos mientras existan estados y sociedades como actualmente las conocemos.

    En todo caso por lo menos tú pareces tener un atisbo de cómo funciona el sistema financiero, es realmente más simple de lo que parece, lo complicado es esconder y negar la verdad fundamental: unos señores banqueros crean dinero de la nada mediante la expansión del crédito.

  4. marzo 15, 2009 7:53 pm

    José María, me alegro de que lo tengas tan claro. Me temo que no has leído con atención el post, o peor, que no has leído el libro de Huerta de Soto o los artículos de Rallo. En ningún momento he negado que los bancos privados creen dinero de la nada, todo lo contrario. No sé, creo que tu respuesta es muy confusa.
    La crítica que hago es contra la mera posibilidad de crear dinero de la nada mediante depósitos o billetes sin respaldo o no convertibles. La banca central puede hacerlo no solo porque goce de semejante privilegio, sino porque el dinero de mercado, libre y espontáneo ha sido suplantado por la fuerza imponiendo un dinero fiat que domina por completo el Estado. Es decir, tanto el privilegio como el monopolio sobre el dinero, los medios fiduciarios y demás, son los males que originan todos los desajustes que hoy padecemos. La solución no es nacionalizar la banca o que solo haya banca pública. Si las cosas van mal, imagínate si el mercado del dinero y el crédito estuvieran totalmente en manos del Estado: sería la hecatombe.
    La única solución sostenible es la privatización del dinero, volver al oro y al cumplimiento riguroso de los principios generales del Derecho que impiden la apropiación indebida de los depósitos, la confusión del contrato de depósito con el de préstamo o la creación de la nada de medios fiduciarios gracias a la reserva fraccionaria o la inconvertibilidad en dinero externo.
    Saludos!

  5. Rafa permalink
    marzo 15, 2009 11:54 pm

    Jose Maria,si lees el libro Dinero, crédito bancario y ciclos económicos de Jesús Huerta de Soto que puedes descargar de http://www.jesushuertadesoto.com/madre2.htm su propia página web, verás que entre otras cosas dice exactamente lo mismo que tú de la banca. Y propone además cómo remediarlo impidiendo que puedan crear dinero exigiendoles un coeficiente de reserva del 100% de sus depósitos. Sobre el banco central y el dinero sin respaldo alguno ni de oro ni de nada real salvo una confianza en el estado que lo avala también lo explica muy bien…. léelo por favor y luego nos cuentas de nuevo si es que te parece pertinente lo que te ha parecido.

    Estoy de acuerdo contigo en que los bancos no deben gozar de privilegios para crear dinero de la nada. Pero tampoco los estados.

    Un saludo.

  6. marzo 16, 2009 12:59 pm

    hola,

    Este libro de Jesus Huerta de Soto, ya esta traducido al polaco, y parece que alli tiene mas fama que aqui, por lo menos en youtube, el mismo video de conferencia sobre el crisis del socialismo en polaco tiene mas de 5000 visistas en español no alcanza 2500.

    En Polonia hay un fuerte moviemiento de los liberales, por lo menos en internet, se ven por todos los sitios, en youtube, en las paginas de informacion en comentarios, ganan todas las encuestas etc… Pero su partido Union por una politica real desde 15 anos tiene problemas de entrar al parlamento.

    Creo que podriamos empezar un pequeña colaboracion y crear alguna plataforma internacional donde podriamos enseñar los errores de la Union Europea y informar a la gente de lo que realmente esta pasando.

    Lo que hay que traducir al español son videos de Nigel Farage, Vaclav Klaus y de Ron Paul, lo buscaba en internet y encontre solo algo de Ron Paul.

    Dentro de poco vamos a tener una lista de todos los partidos y movimientos liberales del todo el mundo. Y empezaremos a colaborar, si somos mas mejor.

    Objetivo general seria youtube, que facilita mucho el acceso a la informacion.

    Saludos !

  7. marzo 16, 2009 7:44 pm

    Paulps, tennos informados.
    Saludos!

  8. Rafa permalink
    marzo 16, 2009 9:51 pm

    Hola, Además de los que propones hay vídeos de Peter Schiff que también son muy interesantes


    esta es una serie de 4 vídeos muy instructivos sobre el problema de la crisis en EEUU y sobre cómo Obama sólo va a meter la pata hundiendo a EEUU quizá en la hiperinflación.

    El vídeo de “Peter Schiff was right” cientos de miles de visitas. Explica cómo identificó la crisis económica y los problemas desde hace años en programas de televisión americanos.

    Yo podría traducir algún video si es necesario (poniendo subtítulos).

    Un saludo

Trackbacks

  1. “Los datos dicen cosas. Pero no las explican” « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: