Skip to content

Lost in translation

marzo 22, 2009

Regresamos. Un fin de semana genial. The Killers, the victims & Barcelona.

(El video no es nuestro)

La ciudad, fantástica, más de lo que recordaba (5 años sin pisarla). El primer contacto resulta fundamental: no es lo mismo llegar a Sants (desde el Prat) y dirigirte a un buen hotel en un buen barrio que hacerlo para acabar enfrente del Molino Rojo. Son dos mundos totalmente distintos entre los que dista apenas un lustro. Pero como con casi todo, el círculo se cierra, y un paseo desde el Raval hasta Sants, pasando por el Paralel ha cerrado dos días de estancia en los que mi estima por Barcelona ha subido considerablemente, a pesar del toque napolitano de aquellas zonas.

Lo de “lost in traslation” no se refiere en absoluto a que hayamos tenido algún problema con la maltraída “inmersión” lingüística. El catalán se habla, también un híbrido ente llamado catañol. Según por dónde te muevas, más de una cosa o más de otra. Barcelona y su entorno son diversos y populosos. El bilingüismo es la tónica y lo habitual es que todo fluya con normalidad y una sonrisa. El problema viene de la mano de los políticos y el totalitarismo que les inspira e inspiran.

El título hace referencia a mi encontronazo con un guardia civil y un par de seguratas en el aeropuerto. Nada grave, pero si significativo. Todo por un desodorante en mi mochila. Lo detectan con los rayos y me lo hacen mostrar. Como supera en 50 mililitros la cantidad permitida, un tipo de seguridad me pide que lo entregue. Por supuesto, yo me niego, pero con razones: ¿Qué normativa me exige hacerlo?, pregunto. Y el tipo, tras llamar a un agente de la Guardia Civil, me muestra un folleto. Yo insisto, ¿qué norma, qué número de directiva, reglamento o lo que sea contiene esa prohibición?… en el folleto nada se dice, por supuesto, y los encargados de expropiarnos nuestros líquidos (suena fatal), ni idea. El Guardia Civil, un cateto con todas las letras, se pone gracioso y me empieza a traducir el folleto, que curiosamente solo venía en inglés (imaginaos mi cara y mi cabreo).

Le repito la pregunta con indignación creciente. El tipo, por llamarlo de alguna forma, en sus trece hasta que suelta casi sin titubear un número de decreto de 2008. Mentira, por supuesto, pero con eso se queda tan contento y cree haber vencido. Menuda panda de anormales ejerce la tarea más delicada y sensible de las que tiene encomendado el Estado, pienso en ese momento.

La cosa termina con el desodorante en la papelera y conmigo mandando al carajo al agente y a los seguratas chulescos y revenidos del control. Poco más se puede hacer en estas situaciones. Si se le cruza el cable te fastidia el viaje, de eso no hay duda. Puede que después le llegues a organizar una buena, pero el vuelo lo pierdes. Me he quedado con las ganas de pedirle número de placa y que me repitiera el supuesto decreto que me estaba aplicando, por eso de la veracidad y el exceso de autoridad.

p1020248

Por lo demás un viaje genial, como decía, Barcelona es poderosa, y los Killers, geniales. Un concierto muy bien montado, buen sonido e iluminación, y gente bastante maja y pacífica en el público. El grupo de Nevada, muuuy bueeeno (como diría Gallardón). Brandon, hiperactivo y carismático, y Dave Keuning (guitarra), con una estética a lo Bunbury y una pose implacable (su salida del escenario al final del concierto fue espectacular, jejeje). Los otros dos, con grandes momentos para lucirse.

Ahora mismo The Killers tocan en el Palacio de Deportes de Madrid. Me arrepiento de no haber cogido entradas también para este concierto…

p1020263

Saludos y Libertad!

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. marzo 22, 2009 11:16 pm

    Me encantan los detectores de desodorantes. Lo que no entiendo es porque los muy merluzos siempre permiten que pase con cosas dentro de mi cinturón con compartimento secreto y nunca me han dicho nada por llevar una jeringuilla. Últimamente no saco el portátil y tampoco se quejan.

  2. liberand permalink
    marzo 22, 2009 11:17 pm

    Anda, que el maldito desodorante jeje, siempre la lías en los aeropuertos. Ahora, el peligroso spray voló desde Madrid sin problemas jeje. Y el mío, junto el dentífrico y la crema han pasado totalmente desapercibidos.

    En fín, concierto way y ciudad también!!

  3. marzo 23, 2009 5:54 pm

    Barcelona es soporífera, la noche está muerta ,todo cierra prontísimo, no hay vida en en la calle, etc… No sé qué es lo que te gustó tanto de una de las ciudades más aburridas de España. Barcelona hace tiempo que se quedó atrás en todos los aspectos.

    Para ver a The Killers no hacía falta ir hasta la “muermo-ciudad”, cuando también venían a Madrid.

  4. marzo 23, 2009 9:03 pm

    Hombre, un puntito provinciano sí que tiene, no te lo voy a negar. El intervencionismo hace mella, siempre. Pero como con todo, si te sabes mover, tiene mucho que ofrecer. Y de día no está mal.
    Las entradas de BCN salieron mes y medio antes de que anunciaran, por sorpresa, que habría concierto en Madrid. Teníamos avión y todo, y por la hora de vuelta no cogimos también las de Madrid, que era la mejor opción, jejeje.
    Saludos!

  5. Luis permalink
    marzo 23, 2009 9:39 pm

    Hola, yo estuve ayer en el concierto de Madrid y pasaron como una locomotora sin frenos y cuesta abajo. Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho excepto en lo del batería, que me parecío de lo mejor de la banda ¡impresionante, el tio!

    En fin, solamente quería comentarte un detalle que me hizo acordarme del concierto de Barcelona y es que al final de todo, en la pantalla de bombillas que había al fondo, salió un banderón de España como un castillo, cuando lo vi me imaginé la escena en BCN, con pitos y abucheos, jaja. O peor aun, ¡con la bandera de cataluña!

    Y eso que fue un detalle que seguro que lo hacen con la mejor intención, como las pocas palabras en español que dijo el B Flowers, que siempre se agradece el esfuerzo.

  6. marzo 23, 2009 10:55 pm

    En BCN pusieron la de Cataluña, claro, aunque me temo que a la gente le daba más bien igual. No es plan de poner la de la CAM, que parece de satélite soviético o régimen comunista indochino… No le daría mayor importancia, la verdad. Aunque soy de los que creen que las banderas sobran, todas, en actos privados y fruto de la mundialización cultural como es un concierto de unos tipos de Nevada cantando en Inglés en Madrid, Cataluña o lo que se quiera.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: