Skip to content

A por la tercera!

abril 14, 2009

Buah, qué algarada, qué animación, están las calles llenas de republicanos demandando el cambio, la abolición de la Monarquía legada por Francisco. 14 de Abril de 1931, un gran día que celebrar, onomástica que felicitar al compañero, al camarada, como si aquello hubiera sido el triunfo de la revolución.

Sea como fuere, el ridículo de algunos no tiene precio. Ni toca, ni es progre, underground, o súper radical y moderno decantarse abiertamente por el republicanismo en España. Como pose queda para cuatro payasetes que se acaban de enterar del aniversario porque un colega se lo ha dicho (no jodas!). Qué decir de aquellos que lo viven con seriedad y lo practican con devoción. Argumentos huecos que esconden pretensiones cuanto menos inquietantes.

Aplaudir hasta con las orejas la idea republicana, en abstracto, sin concretar aspectos políticos, sociales e institucionales, es de simples. Hacerlo como oposición al presunto anacronismo que representa la monarquía en nuestros días, un alarde de ignorancia. No porque la monarquía sea más digna o legítima que la República, sino porque el problema no es tanto la organización política como la libertad de los individuos que padecen el régimen.

Monarquías hay y ha habido de todos los colores. Que la jefatura del Estado sea o no vitalicia y hereditaria, tiene su aquel. Importa la extensión y la intensidad del dominio practicado. Importa si controla el ejército, si condiciona la legislación o tiene la potestad de ratificar a su voluntad las sentencias de jueces y tribunales. Repúblicas hay y ha habido que aun sin ley de sucesión y dinastía, han desplegado idénticas consecuencias para con sus súbditos que la más déspota y absoluta monarquía.

Las gentes de IU y demás personajillo deben plantear primero qué les incomoda exactamente del actual orden institucional. Si optan por un modelo a la portuguesa, italiana o alemana, o prefieren el presidencialismo norteamericano o la versión francesa. Tienen que definir qué tipo de Estado prefieren, garantías de la libertad y estructura del poder. No basta con proclamarse republicano y creerse en posesión de una impoluta legitimidad moral e intelectual.

Si lo que buscan es restituir lo que se perdió en el 36, que lo digan. Si les revienta que los españoles, por h o por b, optaran por el sosiego y la moderación del cambio tranquilo, que lo digan. Si quieren cambiar a Juan Carlos I, Rey de España, por Santiago Carrillo el “grande”, mata fachas, que lo digan también. Así todos podemos hacer nuestros cálculos y ver lo que más nos conviene.

Hablan de anacronismo y demuestran una ignorancia supina: no se trata de la forma de Estado o de gobierno, si no de la libertad y el tamaño del Estado. Si existe Estado, malo, pero puestos a elegir resulta preferible la Socialdemocracia de Derecho (ja y ejem) de nuestros días, que la agitación y el ánimo levantisco de los años treinta. Ni la constitución republicana era tan mala como para pintan algunos, ni tan favorable para la “libertad”, como la izquierda trata de vendernos. Era radical y muy lesiva, insostenible en lo positivo y generadora de inquietud en su carga ideológica.

República, con lo bonito que suena, con la esencia semántica que encierra, queda enfangado en manos de tanto totalitario y elitista desorientado. Por celebrar se puede celebrar el 14 de abril como un día de ilusión que acabó pariendo una República sin republicanos, una oportunidad perdida en manos de radicales sedientos de revolución y sangre. Enterrados los culpables de tamaño fracaso, 5 años de república, 3 de guerra fratricida y 36 de odiosa dictadura, parece que algunos no hayan aprendido de los errores del pasado, apostando por estirar y estirar, ahora que se sabe no habrá ruptura y la mayoría de los españoles apuestan por la moderación. Unos pocos miles de fachas que levantan el brazo a las primeras de cambio, y unos cuantos cientos de miles de comunistas revenidos que aplauden sin estribos peligrosas vendettas. ¿Dónde está la infamia cuando en calidad ideológica no dejan de ser igualmente peligrosos para la libertad? Unos celebran el 20 N, otros el 14 A… el resto prefiere la tranquilidad de una convivencia pacífica y en libertad.

Saludos y Libertad!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Madovi permalink
    abril 16, 2009 3:12 pm

    Completamente de acuerdo con el articulo publicado.Refleja exactamente la verdad de una República,la II, ilegal en su origen, puesto que se trataba de unas elecciones municipales, ganadas por la Monarquia.No se respetó la voluntad popular y asi nos ha ido con posterioridad.

  2. abril 16, 2009 3:29 pm

    En realidad no ganó la monarquía, sino los partidos monárquicos. El régimen anterior estaba muerto y enterrado. La figura de Alfonso XIII totalmente desautorizada. Lo que sucedió entonces es que la única alternativa concebible fue la república. Debemos recordar que republicanos eran las mentes más activas y brillantes de la época, o al menos muchas de ellas. El drama reside en que el republicanismo fue fagocitado por el ánimo revolucionario de la izquierda, que terminó por apropiarse del ideal y el régimen mismo. La constitución republicana, que tenía cosas buenas, era demasiado radical en aspectos muy sensibles. Cuando se cambia de régimen solo cabe la moderación o la aniquilación. Lo primero sucedió en 1978, lo segundo entre 1936 y 1939. Por desgracia son muchos los que juegan y coquetean con asuntos que ni siquiera comprenden en toda su dimensión política y social. Son jugadores tramposos e irresponsables.
    Saludos!

  3. Albert permalink
    abril 16, 2009 4:20 pm

    Personalmente creo que el problema de una posible republica en España es que solo haya partidos comunistas como maximos representantes (Izquierda Unida). Partidos como Izquierda Republicana fundado por Manuel Azaña Díaz ya no tienen popularidad. Además, aunque su modelo se aparta “bajo mi punto de vista” del ideal comunista para centrarse en el republicano poco a poco se esta cambiando (creo que irán a las europeas).

    Realmente ¿se podrá llegar algun dia a una republica con libertad de derechas y izquierdas? ¿considera usted que la republica del 1931 al 1936 no fue buena en cuanto a libertades y educación?

    Solo espero poder ver en un futuro no muy lejano como el rey Juan Carlos es “elegido” o “no”, que los españoles puedan elegir que modelo de estado quieren. Igualmente hay que moverse con paso lento y seguro, analizando que son los VALORES REPUBLICANOS y no lo que nos quieren hacer ver ciertos partidos políticos

    Alberto

Trackbacks

  1. La Historia oficial « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: