Skip to content

Zapatero no desiste, Rajoy no destaca

mayo 12, 2009

Es un visionario y tiene recursos. La vaguedad está de su lado, el nihilismo, el adanismo constructivista, todas las taras ideológicas propias de la modernidad así como los profundos errores contemporáneos (aún vivos) le sirven de excusa y munición.

Frente a él un Rajoy que no convence. Que Rajoy le haya dado para el pelo, cantado las cuarenta, dicho las verdades, no implica que el líder del PP de la talla en la contienda, ilusione a los suyos o sea suficientemente atractivo para esa bolsa de votos que terminan por decantar la elecciones generales en un sentido u otro. Es probable que en las europeas el PP obtenga un magnífico resultado, es más, puede incluso que las gane, pero ni son generales ni el gobierno quedará tocado (salvo catástrofe, claro). Con un 60% de abstención las europeas serán elecciones de forofo contumaz. Y en ese tipo de votante el PP ha crecido y abigarrado bases, no hay duda. Pero los partidos se ganan cuando toca y lo que está claro es que ni Rajoy ni este PP emocionan.

Medidas contra la crisis, las que quieran proponer. Zapatero apuesta por dar una imagen tuitiva, de gasto y cobertura social, mientras que por debajo de la mesa se las ve con un encaje de bolillos difícil de desenmarañar. La deuda no es un saco sin fondo, el déficit perjudica a la recuperación, la rigidez en los mercados dilapida oportunidades, la salida a la crisis será liberal o no será. Liberal por liberalizar, entiéndaseme. O se relajan las barreras o no habrá motivos para reajustar y planear de cara al mañana.

Rajoy quiere rentabilizar la necedad de Zapatero. Quiere dejarle al gobierno socialista todos los males, sean o no responsabilidad suya. Rajoy quiere ganar por desgaste del adversario. Si no fuera así presentaría una alternativa completa y creíble.

Zapatero es un ingenuo optimista por naturaleza. Todos sus errores no se han saldado con las penas merecidas. Quiso recomponer el sistema autonómico y lo dejó hecho unos zorros. Quiso la paz negociada con los asesinos, y los españoles le pusieron difícil el camino. Llegó como el mayor hostigador de la Iglesia y por fin tiene ésta un sistema financiación sostenible, es más, consiguió que muchos no practicantes pusieran la crucecita en su casilla. Llegó como el que acabaría con el ladrillazo y no hizo nada al respecto, dejando que los precios subieran (había formas de bajarlos) y la burbuja adquiriese proporciones catastróficas. Vivimos su crisis, su crisis moral, institucional, política y económica. Y aun así el PP no es capaz de dar la talla.

Hace un año se dio una oportunidad: renovar el PP bajo un discurso serio y más liberal. Se prefirió la continuidad y dejar la contienda en tablas. Si hoy el PP y Rajoy no despuntan no será porque Zapatero no se lo esté poniendo muy, muy, pero que muy sencillo.

Saludos y Libertad!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. mayo 12, 2009 10:46 pm

    He escuchado muy poco del debate, pero lo poco que he escuchado no me gustó, Rajoy debería tirar la toalla y dejarle el puesto a otra, que la hay. Respecto a ZP, pues lo que dices, la necedad hecha hombre.
    Mal camino llevamos

  2. DePaso permalink
    mayo 12, 2009 10:58 pm

    Chapeau a su primer párrafo. Bien también el tercero, en mi modesta opinión. De lo que dice Ud. del Sr. Rajoy no opino, de siempre me ha parecido que D. Mariano no lo hace bien, así que mejor me callo.

    No me explico, sin embargo, cómo afirma Ud. de D. José Luis Rodríguez que es un “ingenuo optimista por naturaleza”. Piense si eso es compatible con haberse puesto primero al frente de un partido do moran personajes que no es necesario calificar porque nos entendemos todos y luego haber ganado dos veces, dos, unas elecciones generales y las que le quedan (en plural lo pongo porque casi seguro que en singular no acertaría).

    Tal vez uno de los fallos más grandes de los que no nos gusta el Sr. Rodríguez haya sido subestimarlo. Desde un principio y hasta hoy. Y bien que el personaje ha sabido sacar partido del error.

    Gracias

  3. mayo 12, 2009 11:31 pm

    Tienes razón, Zapatero es como Hitler, con todos sus defectos, ha sabido (o ha tenido la suerte de) estar en el momento y en el lugar oportunos. Sin él no habría PSOE, y no sabemos si España. No le subestimo por ello, sí por su talla personal. Política es política, y ellos saben hacerla mejor que los otros.
    Saludos!

Trackbacks

  1. Club Lorem Ipsum :: Materias Grises » Archivo » Un debate triste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: