Skip to content

Terrorismo Fiscal

mayo 13, 2009

Zapatero recurre a una de las bazas estatistas más viejas y efectivas: el terrorismo fiscal.

Con la supresión en 2011 de la deducción en el IRPF por compra de vivienda habitual para rentas superiores a los 24.000 euros se pretenden con ingenuidad o malicia dos cosas: primero, incentivar la liquidación del stock de viviendas sin vender (casi un millón) a fin de sanear el sector para que éste arranque y vuelva a crear empleo y riqueza. Y segundo, dar la sensación de que las medidas contra la crisis que requieren un aumento del gasto público las van a pagar exclusivamente “los ricos”.

Pues bien, tomar esta medida hoy es igual que decirle a los potenciales compradores: os voy a animar a comprar hoy lo que vosotros y yo sabemos que valdrá mucho menos dentro de 2 años, por eso os quito la deducción generando la incertidumbre suficiente para que los efectos de vuestras decisiones íntimas queden sometidas al cálculo de mi intervención. Claro, que todos los presuntos animados compradores pedirán créditos hipotecarios para adquirir viviendas cuyo valor no deja de caer, en una situación de precariedad laboral y de problemas de solvencia financiera de los bancos. Esto nos hace pensar que los resultados no solo no serán inmediatos, sino que sus efectos llegarán a medio y largo plazo, siendo negativos para compradores y constructores. Demuestran los socialistas su carencia de una teoría del capital o la mera comprensión de cómo funciona la producción: las viviendas de hoy se empezaron a construir hace años. Las de 2011 son las que hoy apenas tienen vaciado el hueco de cimentación. Si en dos años se prevé caerá la venta de viviendas sus efectos se verán hoy, con menos inversión en el sector. Liquidar el stock de viviendas hoy no creará empleos hoy a no ser que se reactive el mercado, con precios ajustados, con proyección futura. No se invertirá ni un euro en un sector donde el gobierno se encarga de generar tanta incertidumbre.

Y por otro lado, si 24.000 euros al año es ser rico, muy pesimistas deben ser las previsiones de Zapatero en cuanto a la renta media de los españoles para 2011. En realidad estamos ante una subida de impuestos a fin de sufragar el derroche de sus medidas. Ni más ni menos. Una subida que afectará a la mayoría de los jóvenes españoles en edad de emancipación, a no ser, claro, que Zapatero les augure rentas inferiores al mileurismo, que sería otra forma de verlo.

El sector de la construcción está en pleno saneamiento. La bajada de precios es necesaria para que se recupere en algún momento su actividad. No a los niveles de hace un par de años, pero sí a unos sostenibles que dimensionen el sector. Toda intervención en esa sana descomposición de la burbuja es perjudicial y conlleva consecuencias terribles para el mercado de la vivienda. Lo mejor que puede hacer es esperar a que se desinfle y entonces proceder a liberalizar el suelo, agilizar el desahucio, proteger al propietario en los contratos de arrendamiento y desvincular la financiación municipal del urbanismo. Será entonces cuando la construcción recupere su impronta y empiece a generar empleo. Pero es que además los ciudadanos disfrutarán de unos precios moderados, de mercado, justos por definición, lejos de la escalada orquestada por el exceso de intervención y manipulación financiera y monetaria. Esa es la mejor política social, la que liberaliza mercados, no la presuntamente tuitiva o correctiva.

El gobierno no tiene que eliminar deducciones que propician el ahorro familiar, sino extenderlas al resto de activos, fondos de inversión y demás productos que puedan consolidar el patrimonio individual en sendas de capitalización que permitan su emancipación del parcheado paraguas del Estado. Cuando este se venga abajo tendremos una sociedad empobrecida cuya mayor inversión será la casa en la que viven. Esa sociedad de falsos propietarios, de ciudadanos anclados a un piso, sin mayor riqueza, consumiendo su capital en cada momento. Ese es el resultado de una política equivocada, de hunos y hotros, pero que Zapatero no quiso corregir cuando pudo, y esa es su responsabilidad principal.

Artículos relacionados, J.R. Rallo: el iluminado de La Moncloa

Saludos y Libertad!

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. mayo 13, 2009 12:42 pm

    “Y por otro lado, si 24.000 euros al año es ser rico, muy pesimistas deben ser las previsiones de Zapatero en cuanto a la renta media de los españoles para 2011”

    Mira esto, anda:

    http://www.ine.es/prensa/np525.pdf

    El salario más frecuente en España es de 14466 euros. El salario mediano (aquel que deja tantos salrios por encima como por debajo) es de 15000 euros. Alguien que gana 24000 no sé si es rico, pero clase media es tirando a poco.

    ¿Cuantos jóvenes en edad de emancipación conoces que ganen más de 24000 euros? Son dos gatos, no intentes hacerlo pasar como que son la mayoría o siquiera muchos.

    Antes de escribir es bueno leer.

    • No sabes lo que dices permalink
      mayo 13, 2009 10:41 pm

      No estoy de acuerdo.

      Una vivienda normalmente = una pareja trabajando.

      24.000 euros = dos sueldos de 12.000 euros.

      Claro que siempre podrías hacer la declaración individual en lugar de la conjunta aunque eso signifique perder otra reducción en la base imponible y una desgravación.

      Salu2.

  2. Lba permalink
    mayo 13, 2009 1:20 pm

    Terrorismo fiscal. Me gusta como suena.

  3. mayo 13, 2009 4:43 pm

    A mí no… :S

  4. mayo 13, 2009 8:57 pm

    Pero es que no hay ni un economista con las ideas claras en el gobierno de este señor. Cada vez que habla de medidas de política económica me da miedo, no tiene ni idea, y lo que es peor, desconoce por completo todas las consecuencias a largo plazo de sus políticas.

    Está hipotecando nuestro futuro!!!!!!!!!!!!!!!!!

  5. chimorris permalink
    mayo 14, 2009 12:01 pm

    Esta medida además de una subida de impuestos esta orientada a no dejar quebrar algunas empresas promotoras/constructoras y “rescate bancario”.
    En efecto, lo que quieren es intentar vender los pisos vacios. En fin otra desfachatez.
    Por cierto dudo mucho que lo consigan.

Trackbacks

  1. Atentado contra la clase “media” (o no)
  2. Terrorismo Fiscal « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: