Skip to content

Centrando el debate

mayo 20, 2009

El ministrísimo Gabilondo celebra que por fin se entre a debatir “qué es un ser humano?”. Dice, el espabilado, que él como metafísico tiene especial interés, y que dudaría más de un minuto si le interpelaran con semejante cuestión. La pobre de Bibiana no ha dudado ni un segundo: un feto es un “ser vivo” pero no un “ser humano”. Vaya, vaya, como dicen muchos, aun aceptando que no fuera humano, de qué especie sería semejante enjambre de células e incipientes órganos? No sabe, no contesta.Recuerda Ángel Gabilondo su presunta condición de metafísico ilustrado (es probable que ateólogo confeso) porque inteligencia no le falta y sabe, como muchos, que algo es o no es, y cuando se es, se es de una forma, o se posee una naturaleza concreta. Cuando Aido dice que “la comunidad científica” no se pone de acuerdo, o pero, cuando algunos se atreven de aducir que científicamente (vaya por Dios, auto de fe) un cigoto humano, un embrión humano o un feto humano, no son SERES humanos hasta no se sabe qué semana de gestación, o peor, hasta el parto o cesárea, mienten, abyecta y vilmente (como dice la otra).

Desde que un gameto masculino y otro femenino se unen y dan lugar a la concepción nace un nuevo ser, una realidad autónoma, en formación, un nuevo código genético, una entidad que reproduce una naturaleza animal (en este caso) determinada. El Ser humano ES desde su concepción y esto no cabe ser debatido, se mire por donde se mire.

El debate de verdad, el que pocos se atreven a afrontar, la iglesia no endereza ni sabe gestionar, la hipocresía progre es incapaz de reconocer, y la acomplejada y torpona derecha patria parece desconocer, gira en torno a la consideración que nos suscita un ser humano en formación, durante esas etapas “ocultas”, de dependencia íntima, previas al alumbramiento.Algunos que sí asumen la situación prefieren hablar de “derechos”, como sí la integridad o la dignidad humanas fueran beneficios graciosamente concedidos por la comunidad al albur de los tiempos. Derecho a la vida desde que se nace, o se presume la independencia. Es un criterio válido, pero incapaz de proporcionar una solución general y abstracta. Si la “dependencia” es clave en la dignidad, la consideración o el reconocimiento social, el recién nacido no gana con el parto una mayor o mejor independencia. Sigue necesitando durante meses y años la atención externa, el cuidado de un tercero, prestaciones que garanticen su subsistencia y formación intelectual acorde con el orden social en el que haya nacido. Tampoco son independientes los paralíticos, los subnormales o los ancianos imposibilitados o dementes. Son ciudadanos entonces? Son seres humanos, o simples bienes semovientes receptores de más o menos afectividad por parte de un tercero? Dicha dependencia, siguiendo este argumento, genera o no genera deberes morales? Y jurídicos?

Si el criterio, muy al contrario, fuera la forma o la plena disposición de las facultades propias del “ser humano”, ni bebés, ni retrasados ni dementes o seniles ancianos gozarían del estatus que les garantizaría, por sí mismos, la dignidad y consideración humanas.

El debate que no quieren abrir desde la izquierda, o que no sabe encauzar la derecha, no es de tipo ontológico. Es absurdo y completamente falso, irreal o contrario a la verdad, que un embrión o un feto no sean seres vivos y HUMANOS. La cuestión gira en torno a la debida consideración de esos seres y su contraste con la voluntad de la madre en cuanto a abortar o no la gestación. Se trata, en todo caso, de matar una vida humana, pero dependerá de la consideración que nos merezca dicha VIDA HUMANA dadas sus circunstancias individuales.

Si el embrión o feto resulta un estorbo para los planes personales de la madre que lo porta en su interior, según los pro-abortistas, pesa más la voluntad que la vida. Si se evade la solución casuística, tratando de  definir situaciones donde prima la voluntad de la madre o la mera vida de ésta, cuando sea su salud la que peligre, entramos en un ámbito donde únicamente prima la mentira, la manipulación del lenguaje y la ridiculización de quienes se atreven a defender lo obvio: el aborto mata seres humanos.

El tema es complejo, pero no un debate antiguo ni olvidado, como dice Cristina Alberdi. Es una pugna entre la vida y la voluntad libérrima, o entre dos vidas, o dos individuos en diferentes estados de desarrollo y dependencia. No olvidemos que en la mayoría de los casos una mujer que decide abortar no puede hacerlo sola, dependiendo de la ayuda de un tercero, que con sus artes y cuidado, impide hemorragias o infecciones letales. También la mujer en ese estado cae en dependencia y sería discutible, digo yo, si la eventual decisión de su sostenedor vital de olvidarla y abandonarla en medio de un aborto sería o no un derecho personal de aquel.

Física y metafísicamente, un feto de 2, 4, 10, 14 o 20 semanas es un SER HUMANO. Centremos pues el debate y discutamos sobre lo que realmente está en juego: merecen todos los seres humanos la misma dignidad, o depende de su situación, capacidad o deficiencia física o mental, o peor, de la eventual dependencia respecto a un tercero?

Saludos y Libertad!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. mayo 20, 2009 8:43 pm

    Una vez más esta gente nos impone su religión, ya niegan la humanidad a un feto, prodría haber dicho incluso humanoide, pero no, es un ser vivo, como las moscas.
    Estoy harto, hasta límites de ira desconocidos en mí, de esta gente, harto de su adoctrinamiento, de la imposición de su particular moral y de ser insultado por ellos mismos si no comulgo con sus sandeces.

    ¿Habéis visto el último vídeo de las europeas del psoe? es puro fascismo, igual que esos documentales nazis en los que se fundían imágenes de judíos y nidos de ratas. No pienses, no hables, no cuestiones nada, vótales y dales todo tu dinero, es lo único que buscan, porque si no piensas igual serás una de esas ratas no humanas que hay que aniquilar.

    perdonad el rollo pero el vídeo y lo del ser vivo me tiene sumido en la ira grrr

  2. mayo 20, 2009 9:45 pm

    No, si tienes toda la razón. La candidata del PSC, que no sé en el puesto de la lista en el que va, ha presentado la campaña particular a la catalana: las caras de Bush, Aznar, Berlusconi, Chirac y el polaco este, como el mal absoluto al que enfrentarse. Sale la foto de ella partiéndose, y en la derecha la calva de Vidal Cuadras, el malo malísimo que traiciona a los catalanes, ya ves tú. Y dice la tía, “no niego la alternativa, pero es que con semejante alternativa”… Son los del pensamiento único, totalitarios, los que rinden culto al Estado, ese súper hombre que sí puede interceder, que sí puede tutelar a las personas, que es bueno e instructivo… aggg. Comparto tu indignación. Lo malo es que no sé qué coño votar!
    Saludos!

  3. mayo 20, 2009 10:06 pm

    Yo no pienso votar a nadie, menos cuando un eurodiputado ganará con el nuevo sueldazo 7500 € por trabajar de lunes a jueves, con un ayudante elegido a dedo por cada eurodiputado, ya sea familiar o no, con dietas y viajes en business pagados + alojamiento by the face en Bruselas.
    Sin contar con su jubilación a los 63 añitos con pensión incluida, nop, nop, conmigo que no cuenten.

    El vídeo catalán no lo he visto, he visto el tercero del psoe, si no lo has visto déjalo para mañana, tendrás pesadillas.

  4. mayo 21, 2009 3:42 pm

    Futura ministra socialista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: