Skip to content

Paralelismos entre Zapatero y Kim Jong Il

mayo 26, 2009

Son dos hombres de Estado, estadistas erráticos, que no siempre atinan o más bien patinan en la mayoría de sus decisiones. Veremos que, salvando las distancias, existen serias similitudes entre Zapatero y el líder de Corea del Norte, al menos en lo fundamental, si bien es cierto que cada uno se encuentra condicionado por un entorno institucional bien diferente: Zapatero quisiera más de lo que tiene pero padece oposición política; Kim Jong disfruta del poder total, pero no llega a comprender porque el fuelle no da más de sí, le faltan mimbres y dinamismo económico, por qué será?

Ambos se creen con el poder y la legitimidad de decidir el sendero a recorrer por sus maltrechas economías. Ambos desconfían de la ausencia de coacción como auténtico determinante de la libertad individual, apostando por una tipo positivo de libertad con el que aspiran encarecidamente a lograr la felicidad y perfectibilidad de sus respectivos pueblos. Los dos son socialistas y lideran Estados totalitarios. Entiendo que esto pueda sonar desproporcionado, pero en sus justos términos, no resulta incierto. Varía, eso sí, el tipo de Estado, la manera de practicar el totalitarismo, así como los resultados efectivos o la capacidad de sus súbditos de emprender y removerse contra la invasión estatista. Parece evidente que en España, con nuestro Estado total de bienestar, somos más libres. En Corea del norte se practica un totalitarismo violento, mientras que aquí, en la no menos estatista Europa, la invasión en todos y cada uno de los aspectos vitales, morales y económicos del individuo, adquiere un cariz dulcificado, tenue, lento, sibilino incluso.

Kim Jong lidera un régimen político reliquia de otros tiempos. En 1989 cayó la negación del mercado como la mejor base sobre la que asentar un Estado sostenible. En China llevaban más de 10 años en ese camino, y ahí siguen. Otros practicaron cálculos miméticos, pequeños experimentos de intercambio libre y apropiación de los resultados. Sin ellos les hubiera sido directamente imposible generar y procesar el conocimiento necesario para coordinar mínimamente sus sociedades. En Corea del Norte prefirieron la rigidez y la autenticidad. Edificios huecos pero remachados, desfiles y coreografía, un escaparate que el resto del mundo no se cree y que sus súbditos padecen en forma de hambruna.

Veamos a pesar de las diferencias cómo Zapatero lleva dentro un pequeño Kim Jong. Este último orienta todo el expolio o la mera colectivización de la riqueza de sus compatriotas en fines espurios, que en nada satisfacen sus apetencias íntimas e inmediatas. Mientras su pueblo se muere de hambre, a costa de consumir el capital acumulado, las ayudas chinas y de otros entretenidos actores internacionales, desarrolla un programa de misiles de largo alcance armados con cabezas nucleares, con lo que eso cuesta. Un país raquítico, pero con el mentón bien alto, eso sí, a modo de resorte con el que graduar su pataleta adolescente y así lograr más ayudas con las que seguir emprendiendo arbitrarios proyectos de inversión.

Zapatero disfruta de menos margen. El Estado español es mucho más complejo, la partidocracia es relativa, las fuerzas vivas pugnan por los recursos, hay grupos de interés, no todo queda en los partidos, incluso podemos hablar del límite inconsistente y difuso de la “opinión pública”. Aun así, nuestro líder democrático del bienestar, un tipo sin complejos y algo falaz, de una forma u otra tiene acceso a la mitad de la riqueza nacional, previo expolio, y peor, a regular los destinos de la otra mitad. Su modelo de Estado triunfó en 1989, como dijimos. Es el Estado intervencionista y no el maltraído “neoliberalismo” lo que quedó por encima del conocido como “socialismo real” practicado por los regímenes comunistas. El Estado no ha reducido su peso, lo ha acomodado. Tampoco ha aminorado su regulación, la ha adecuado. No ha parado de crecer la carga fiscal, si incluimos todo, o la intervención en general. La única deferencia es que el Estado ha evolucionado hasta una situación que le permite sobrevivir a costa del mercado, regulándolo, pero no estrangulándolo.

Zapatero plantea una asignación arbitraria e ingente de recursos (previo expolio o intervención reguladora) para iniciar “el nuevo modelo productivo”. Energía verde  (en el enlace mencionan el estudio realizado por el IJM) e I+D+I planificada desde un órgano de dirección centralizado. Esto viene sucediendo desde hace por lo menos una década. Otras barreras y regulaciones han impedido que nuestro modelo productivo (si es que tal cosa existe en una presunta economía de mercado) sea diferente al que es, al que lamenta nuestro presidente responsabilizándolo de los efectos nocivos de la crisis. Es un paso que admita, o parezca admitir, que el mal se cometió antes, cuando todo el optimismo y exuberancia, desenfreno, sobre inversión o inversión nefasta. Fue entonces cuando se cometieron los errores que hoy toca digerir. La digestión será todo lo dura y dolorosa que tenga que ser, en función de los excesos cometidos en esos días en los que todo parecía ir bien.

Dicho lo cual, a pesar del presunto buen diagnóstico, la propuesta de Zapatero no deja de ser un ejemplo de su apego por el todo, el poder ilimitado, la ingenua y voraz creencia en que desde arriba cabe organizar el orden, el mercado, su destino, las grandes decisiones de inversión, los sectores de la recuperación económica. Zapatero y quienes le apoyan en esta decisión condenan a España a vivir de la subvención de la energía verde, previamente sufragada con cargo a una riqueza en retroceso. Consumiremos capital, mermaremos nuestra competitividad, destruiremos lo alcanzado en una o dos décadas. Todo ello para generar la mera apariencia de que somos “verdes”, vanguardistas, aventajados en los que se cree nueva economía sostenible.

Zapatero nos está metiendo en su particular programa balístico. Tal vez prevea que nuestra verde indigencia suscite la pena de nuestros aliados o vecinos. O no, quizá sea un fiera en el cálculo de probabilidades y prevea que a pesar de la miseria que conlleva la arbitraria reasignación de recursos hacia ese tipo de líneas de inversión verde, siendo España un aventajado, podamos vivir de exportar tecnología al resto del mundo. La suma global mermará, pero tal vez seamos capaces de adquirir la ventaja necesaria para no empobrecernos tanto en términos relativos: oh milagro, Zapatero ha dado con la clave: puesto que los dirigentes del mundo “libre” han optado por condenar a sus poblaciones a la progresiva indigencia, seamos nosotros abanderados de la causa y vivamos de la miseria general.

Estudio del IJM sobre energías renovables y su impacto económico

 

Saludos y Libertad!

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Montecristo permalink
    mayo 26, 2009 12:22 pm

    Hola Ysh, muy bueno el artículo. En fin que voy a contar que ustedes no sepan. Este Régimen que nos toca vivir y cuyo rey de reyes se llama zapatero I (por la gracia de Marx,…si es que realmente lo ha leido, que va a ser que no). Yo no creo que esto sea una democracia, desde luego no tiene pinta, es más bien una partitocracia, un juego de amigotes que se turnan en el poder y expolian recursos a su antojo, que colocan a sus congeneres, amiguetes y demás en altos puestos de la administración (eso si, sin ningún tipo de vergüenza, sin ápice de descaro).
    Este personaje siniestro tiene una alta preparación (no se quien le habra enseñado) en engañar a los ciudadanos, se cree sus propias mentiras y hace que se las crea el pueblo. Cuando lleguemos a los 5 millones de parados, ¿de quien será la culpa? de Obama? de aznar? de los ultra-liberales?

    Ayer en el debate de la primera, Lopez Aguilar estuvo de los más gracioso y de los más agrio. Acuso a Mayor de no regular la vida económica en la etapa aznar,….claro ahora lo que se lleva es rugular todo, meterse en tu casa, en tu vida, en resumidas cuentas él elige por ti.

    Kim Jong II y Zp juegan en la misma liga, y se llama comunismo.

    p.d: Si os fijais en los movimientos de zp detenidamente, cuando realiza sus discursos hace ademas al estilo Mussolini, mentón hacia fuera y aseverando continuamente…. estos actores de la ceja le están asesorando bien.. interpreta de manera bobalicona.

    saludos!

  2. Hiel permalink
    mayo 26, 2009 2:12 pm

    Claro que hay paralelismos entre esos dos personajes; incluso se podrían añadir muchos más ilustres, todos cortados por el mismo patrón socio-comunista.
    Donde no hay similitudes es en las características de la población que sufre a los citados mentecatos: la norcoreana no ha elegido a su dictador; la española sí. Y conociendo la especial idiosincrasia de ésta última… mejor pedir presupuesto a Mudanzas La Lista, por ejemplo.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^

  3. TBONE permalink
    mayo 26, 2009 2:32 pm

    El paralelismo logico entre estos dos liberticidas es que son psicopatas ó como dicen ahora sociopatas.

  4. Sonam permalink
    mayo 26, 2009 7:42 pm

    Sólo un apunte. Zetapero, lejos de ser un tipo sin complejos, es un pobre hombre acomplejado y abrumado por un mundo que le sobrepasa y no puede entender con sus limitados eslóganes. Como los españoles, vamos.
    De ahí esa continua ansia de redención, que ya ha llegado al punto de ser fatigosa, extenuante. Hay que alimentarla cada día con nuevas ocurrencias.
    Cuánto tiempo aguantará el andamio inverosímil es un misterio.

  5. mayo 27, 2009 1:31 am

    Salma eres un fake.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: