Skip to content

El peor Voto

junio 3, 2009

El chantaje político sobre Telemadrid debería hacernos pensar en varias direcciones, para llegar, como siempre, al mismo destino: no existen atajos para la libertad. Vale que Hermann Terstch tenga razón, toca resistir frente al totalitarismo. Pero claro, eso es válido cuando se hace en territorio enemigo, no en tu propia casa. Telemadrid es teleEspe, o así debería de ser si seguimos la tónica general de toda televisión pública, nacional o autonómica. Manipulación, propaganda partidista, distorsión informativa, culto al líder… es práctica habitual de TV3, ETB, Canal9, Canal sur, Telemadrid… Lo que caracteriza a esta última, y más en la situación de chantaje sindical que vive, es eso mismo: el dominio político ejercido por el partido gobernante se encuentra en entredicho o desahuciado gracias al poder residual de los dos sindicatos mayoritarios.

Hermann Terstch debería renunciar a la heroicidad pidiendo directamente la clausura de Telemadrid. Esperanza, si realmente es tan liberal como dice, no puede permitirse ni un segundo más de intimidación sindical. Cerrar Telemadrid, recolocar a sus funcionarios donde sea, y ceder la frecuencia a un canal privado, saneado, que de cobijo a los fieles. La verdad es que no conozco la regulación estatal hasta el extremo de saber si es viable mi propuesta, pero o se acaba con telemadrid, como ente público, fagocitado por UGT y CCOO, o el mal no desaparecerá por mucho arrojo que demuestren cuatro tertulianos y un director de informativo nocturno. Mérito no les falta, pero seamos serios. Si Esperanza quiere una televisión adicta que haga como Zapatero con La Sexta o Cuatro, pero que no intente siquiera hacerse con un ente público, porque tiene todas las de perder.

En cuanto al título de este post, una reflexión muy sencilla: todos esos que se dicen defensores de la democracia, demócratas convencidos, incluso los que dicen creer en la libertad sin saber muy bien de lo que hablan, deberían tener claras algunas ideas sobre sus posibilidades de voto. Votar al PSOE no es bueno ni para la “democracia” ni para la “libertad”. Votar al PSOE es apoyar en su ambición de poder a una formación encantada con el actual tamaño e intrusismo del Estado. Es votar a un partido que pretende infiltrarse aún más en la libertad individual de los españoles, pero es que además controla o tiene el apoyo de la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Y lo que es peor, en su bando, con más o menos integración, quedan los dos sindicatos dominantes, UGT y CCOO. Además de todo esto Zapatero ha trazado una estrategia de aproximación al totalitarismo secesionista, no por oportunismo, sino por identificación con muchas de sus ideas y vendettas.

Es decir, el PSOE en el poder es algo así como un PC soviético antes de 1989, el PC cubano o chino de nuestros días. El Estado de Bienestar es de por sí totalitario, mucho más que los Estados nazis, fascistas o comunistas. Es cierto que sus prácticas son bien distintas, sólo coincide en alguno de sus fines, pero su intrusión social, su aspiración por definir y gobernar conciencias y relaciones privadas, le convierten, a pesar de su aparente dulzura, en un instrumento de moralización y dominio total. Si encima es gobernado por un entramado organizacional como el que representa en este país el PSOE, Prisa, Mediapro o UGT, ya podemos echar a correr que nos alcanzarán, ya podemos repelerlos que nos apresarán, ya podemos intentar ser héroes en sus ámbitos típicos de actuación (televisiones públicas) que no conseguiremos más que palos, desprestigio y una úlcera estomacal.

Saludos y Libertad!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. junio 3, 2009 11:37 pm

    Dice Aguirre que antes hay que cambiar la ley nacional. A saber, porque suena más a excusa que a cualquier cosa.

    Y lo de echar a correr, el problema es elegir la dirección. ¿Sugerencias?

    LG aus Bayern!

  2. junio 4, 2009 1:22 am

    Espe está buenísima, Dogson digit.

  3. junio 4, 2009 8:45 am

    Ya ni os hacéis pasar por… Resultáis de lo más cómico.

  4. zezenketa permalink
    junio 4, 2009 10:27 am

    La “liberal” Aguirre fue la que creo la segunda cadena autonomica( La Otra).Otro despilfarro más.

    Pero ya se sabe toda la “chusma liberal mediatica” apoyandola y no “dandole caña”.

    ¡Que libertad existe en Telemadrid? Ninguna como en ningun medio estatal, autonomico o local.

    Tersch, Drago y demas “intelectuales que presumen de liberales” colaboran, ayudan a la “liberal Aguirre”.

    Con gente asi que cambios va a haber en España.

    Al igual ocurre con los que colaboran en la basura de Libertad Digital.

    Gente que se vende por unos €. Gente sin principios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: