Skip to content

El Voto inútil

junio 5, 2009

Sigo dándole vueltas. No tengo del todo claro qué hacer el próximo domingo. Entre los que se autocalifican como liberales, ancapistas, ancaps y medio pensionistas, abundan dos corrientes: abstención o UPyD. La primera, o esa la impresión que respiro en mi entorno, es mayoritaria.

Experimento cierta resistencia al abstencionismo. Entiendo que el actual estado de cosas politiza sobremanera a los individuos, partícipes de un sistema partidocrático absurdo y embaucador al que entregarse como si de la Liga de Fútbol se tratara. Adhesiones inquebrantables, vagos argumentos y ausencia total de autocrítica. Si los resultados bailan es debido a un fondo de dos o tres millones de personas capaces de variar su voto. Otros 14 se aferran a sus colores. No tengo datos, pero estoy seguro de que la abstención juega también un papel basculante. El mito del izquierdista abstencionista que solo sale a votar cuando arrecia la Derecha Derechona se ha demostrado falso de toda falsedad. El abstencionista es tan amplio y plural como el votante. Lo interesante es saber las causas que dejan en casa unas veces a estos y otras a aquellos, o por qué, como es el caso de las elecciones Europeas, determinadas convocatorias solo movilizan a los forofos.

UPyD representa una válvula de escape para el votante activo. No hablo solo del pepero, también es una buena opción para el sociata. Decir que UPyD es el auténtico partido antisistema tiene un fondo de verdad muy considerable.

Aun así, y esa es mi opinión, no basta con cumplir. Cumplimos los que votamos porque siempre lo hacemos. El abstencionista advenedizo experimenta un cosquilleo rebelde, contrademocrático, que a muchos entusiasma y domina. Otros sufriríamos si no votásemos un día de elecciones.

La tendencia natural y espontánea de una sociedad extensa dotada de instituciones representativas y competitivas dinámicas caminaría, con toda seguridad, a la baja y selectiva participación. Se reduciría el número de forofos adictos porque no habría partidos, sino candidatos. En cada elección, en función de apetencias, intereses o lo bien que le siente a uno el desayuno de esa mañana, votarían algunos, otros no. La politización del orden social sería mínima. La movilización no alcanzaría siquiera el 40% (salvo momentos excepcionales, donde sí se activaría con responsabilidad el ánimo participativo y decisorio).

En las sociedades de masas, estatizadas, de bienestar, partidocracia e intervencionismo, se pretenden ciudadanos alienados en la concienciación, lo que puede parecer contradictorio, pero sin duda tiene sentido si conocemos el verdadero significado de los términos. La Oligarquía política y económica aspira a que los partidos se jueguen duro, los medios inunden el panorama informativo de escándalos y propaganda política. Lo normal es que las organizaciones políticas traten de inocular sentimientos relacionados, vínculos emocionales que arrastren a una participación generalmente superior al 50%. Se quejan si no se alcanza el 60%, celebran rozar el 80%, cuando en realidad el simple hecho de que la mitad de la población participe es ya un síntoma de esquizofrenia social.

El próximo domingo será la primera vez que no vote por alguien, sino en contra de algo. Descreído y decepcionado, frente a propuestas, partidos y candidatos que no me gustan. Hace unos meses creía prioritario contribuir, activa o pasivamente, a un cambio dentro de la derecha española. Un revulsivo capaz de reconciliarla con una óptica más liberal de las reformas necesarias para desmontar el Estado y apostar por la libertad individual. Hoy priorizo de forma distinta, y votaré contra Zapatero. Ya tuve mi oportunidad para oponerme a esta Europa socialista, burocrática y liberticida. Vote No a esa Constitución que quisieron imponernos y cuyos contenidos permanecen hoy infartados y malheridos dentro del nuevo tratado. Creo que este domingo toca votar con la cabeza y no dejarse llevar por las fobias, por muy razonables que estas sean.

Saludos y Libertad!

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Lba permalink
    junio 5, 2009 3:34 pm

    La única razón para votar en estas elecciones sería como bien dices, un voto contra Zapatero. No creo en esta Europa intervencionista y proteccionista y por eso mismo no quiero participar en ella. Por desgracia, ni votando contra Zapatero ni no votando creo que vayamos a conseguir lo que queremos con ello.

  2. junio 5, 2009 5:25 pm

    Tú mismo con tu mecanismo 😉

  3. camparrizo permalink
    junio 5, 2009 7:19 pm

    Solo iré a votar si alguien me dice: “¿vamos a votar?” … En el caso de que vaya a votar, marcaré el primer partido que tenga la palabra “liberal”. Ya sé que esos partidos no son liberales, ni creo que sean partidos, pero quizá señale (transmitir información) a los que leen los resultados (algo parecido a lo que expone Albert Espligas en un artículo del IJM). Este es mi mecanismo :D.

  4. junio 6, 2009 1:58 am

    JOJOJOJOJOJOJOJOJO

    Qué finale! El próximo domingo será la primera vez… siendo la segunda.

  5. junio 6, 2009 10:00 am

    Carlitos, cuando haces la comunión civil? Merezco ser invitado

  6. junio 6, 2009 4:19 pm

    Humildemente, creo que hay una buena razón LIBERAL para votar a UPyD: la imperiosa necesidad de regeneración democrática.

    Muchos son los síntomas de la decadencia de la democracia española instaurada con éxito a partir de la Constitución de 1978. En treinta años lo que fue una buena constitución para la salida de la dictadura franquista se ha aviejado, arrugado y sobre todo ha sido violada en su espíritu por los insaciables nacionalismos secesionistas. Es hora, sin duda, de reformar la constitución para regenerar la democracia española.

    Pero si los síntomas generales no son suficientes, la campaña electoral que ha terminado, la más zafia, la más grosera, la más aldeana, la más analfabeta, la más inútil… lo demuestra palmariamente.

    Los dos grandes partidos insultándose a troche y moche sin hablar de Europa, que si la corrupción del PP por el caso Gürtel o la corrupción del PSOE por el caso Chaves, que si el avión militar de Zapatero o los escoltas de Aznar, que si la conjunción planetaria de los nuevos mesías anunciada por el ‘arcángel’ Pajín o la inclusión de Mayor Oreja en la lista negra de la U.E. por no condenar el franquismo… Y las coaliciones de nacionalistas, divididas en ‘garrapatas de derechas’ como la de CiU, PNV et al, o ‘garrapatas de izquierdas’ como la de ERC, BNG y compañía, a las que sólo les faltaba la inclusión por el corrupto Tribunal Constitucional de la lista del mortal ‘escorpión etarra’.

    ¿Hace falta decir que es necesaria la regeneración democrática? Obviamente no. ¿Y qué único partido promete la regeneración democrática? Sólo la UPyD de Rosa Díez. Regeneración democrática que en mi opinión debe basarse en tres pilares: libertad, igualdad y solidaridad. Libertad significa entre otras cosas independencia del Poder Judicial, rompiendo la esclavitud del tercer poder al oligopolio político. Igualdad significa “un ciudadano, un voto”, y por tanto reforma sustancial de la Ley Electoral. Solidaridad significa un único ámbito común para todos los españoles en los sectores clave como son la Educación, la Sanidad pública, la Fiscalidad y las Infraestructuras.

    Regeneración democrática. UPyD, a pesar del bloqueo financiero, a pesar del silencio mediático, a pesar de la censura de los entes públicos como TVE o el Ayuntamiento barcelonés para la Plaza de Cataluña. O precisamente por ello.

    Salud y libertad
    El Capitán Trueno

  7. junio 6, 2009 6:02 pm

    El Doctor Huerta de Soto siempre señala que “como las consecuencias de los actos no se pueden preveer, hay que actuar por principio” Aplicalo a la elección en cuestion.

  8. zezenketa permalink
    junio 6, 2009 6:42 pm

    Discrepo totalmente de Capitan Trueno.

    UPYD es mas de lo mismo: intervencionismo, socialismo y burocracia al maximo nivel.

    Rosa Diez es mas de lo mismo. Cuando ZP empezo a hacer de las suyas, Rosa Diez era Eurodiputada y despotricaba diariamente contra él pero eso si, jamas renuncio a su cargo de eurodiputada.

    Es muy poco coherente y bastante egolatra.

    Lo mejor, o no votar o votar al partido por la legalizacion del canabis que es el unico que defiende ideas liberales.

  9. junio 7, 2009 1:31 pm

    “Hace unos meses creía prioritario contribuir, activa o pasivamente, a un cambio dentro de la derecha española”

    Ese es uno de nuestros dramas. Vaya ilusos que estabamos, o estamos, hechos.

    LG aus Hessen.

Trackbacks

  1. UPyDyD « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: