Skip to content

El Hundimiento

junio 16, 2009

Sólo un milagro puede salvar a Zapatero del descrédito personal y político. Ni siquiera la maquinaria de propaganda sistemática que sirve a su reinado de la falacia y la incompetencia será capaz de salvarle del deterioro sostenido e imparable de su imagen y credibilidad.

Los escenarios electorales pueden arrojar resultados diversos. Sería razonable que, a pesar de la podredumbre socialista, Zapatero consiguiera aglutinar el voto radical. Aun así, sería más razonable aún, que a pesar de la apatía que transmiten Rajoy y su equipo, bien absteniéndose o, en su caso, votando al PP con la nariz tapada, parte de los apoyos moderados del PSOE concedieran, por acción u omisión, una victoria holgada a los populares.

Si la situación económica sigue como parece va a seguir en los próximos 2 o 3 años, unido a las turbulencias políticas que arrecian contra Zapatero y su PSOE, no sería un disparate que en 2010 tuviéramos elecciones generales. En junio o en otoño, en función de las estimaciones de voto sobre las autonómicas y municipales de 2011. El PSOE podría asumir la pérdida de La Moncloa, pero no puede jugarse un descalabro autonómico similar al de 1995. O moviliza a su electorado ante el recurrente “que viene la derecha” o lo de hace un par de semanas corre el riesgo de convertirse en la primera señal del desmoronamiento del socialismo zapaterista.

España está condenada a padecer una crisis monumental, de la que aún queda mucho malo que ver. El modelo con el que Zapatero pretende enfrentar a ella no solo dificulta la rápida recuperación sino que por el camino compromete la viabilidad financiera del Estado. Ya empezamos a ver signos de un colapso que únicamente la UE impide e impedirá. Dependemos de cómo vayan el resto, de cómo tiren del comercio internacional estos o aquellos, de la capacidad de ahorro extranjera, de las correctas políticas de gobiernos que no son el nuestro. Zapatero, mientras tanto, consolida la dependencia social, la sensación de que sin él y su Estado millones de españoles no tendrían qué llevarse a la boca. Con semejante política el número de dependientes seguirá creciendo, agudizando el problema, haciendo más evidente si cabe su efecto retroalimentador.

Zapatero perderá, ya se encargarán dentro de unos años esos mismos adictos que hoy comienzan a desfallecer, de levantar su imagen, restaurar su legado y manipular la historia. A pesar de sus atentados contra la propiedad, la seguridad y la decencia de los españoles, Zapatero se paseará por el mundo dando conferencias-ficción, iluminando con su mensaje, desplegando todas sus dotes mediocres y repelentes. No creo que llegue a forrarse como Felipe, a costa de asesorar, movilizar cambios políticos, manipular aquí, invertir allá. Pero seguro que vivirá mucho mejor que esa masa de dependientes que hoy se afana por consolidar y hundir en la miseria.

Saludos y libertad!

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. Espectador permalink
    junio 16, 2009 11:12 am

    El otro día leí un argumento simplista pero esclarecedor. Como todo el mundo sabe (y los de la zeja no paran de repetir), a los partidos de derechas les votan los ricos; por eso está en su propio interés que haya el mayor número posible de ellos. En cambio a la izquierda le votan los pobres, y ya se ocupan ellos de que haya cuantos más mejor. Esto es exactamente lo que ocurre con Zapatero; no le interesa crear puestos de trabajo, que a lo peor hacen que los que los tienen piensen por su cuenta, sino parados subvencionados, dependientes de las dádivas del poder político, como en la desgraciada Andalucía. Que eso endeude y arruine al estado no importa; como dijo una de sus ministras, el dinero público no es de nadie (al menos hasta que se apropian de él y lo transfieren a sus cuentas o a las de sus familiares).

    Alguien podría pensar que estos argumentos son demagógicos, pero comparados con los habituales del PSOE creo que son un prodigio de ecuanimidad.

  2. junio 16, 2009 5:02 pm

    Llevas diciendo lo mismo de Zapatero lo mismo en 4 años que te sigo (más o menos) y ahí sigue el tío. No me negarás que como animal político ha resultado ser bastante hábil, aunque como gestor sea malo de narices. De hecho como político ha demostrado tener más éxito que Rajoy.

  3. tbone permalink
    junio 16, 2009 5:49 pm

    LLeva diciendo eso cuatro años,puede ser.Yo llevo 8 años diciendo que nos iba a destruir,pero que la idiocia de los que le votan lo mantendrian.Pues vale!.Como politico es basura,su discurso demagogico produce ganas de vomitar y su simpleza e idiocia es tan palpable que cuesta creer que algo asi dirija nuestros destinos.Pues si!.
    Y seguiremos asi hasta que nos destruya ó hasta que consigamos juzgarle por alta traicion.

  4. junio 16, 2009 7:14 pm

    En los términos maquiavélicos de política es un tío con bastante éxito porque no ha perdido ningunas elecciones y, según Maquiavelo, esa es la misión del principe, utilizar los acontecimientos en su beneficio para continuar en el poder. Es un político de bastanet éxito. El señor registrador de la propiedad con todo su expediente y oposición ha sido derrotado dos veces por este ser infame… y negar esto es negar la realidad.

  5. junio 16, 2009 7:39 pm

    David, no creo que lleve 4 años diciendo justo lo que he escrito en este post, es más, nunca he negado la capacidad de Zapatero dado el contexto político en el que actúa. Conviene leer cada post y no dejarse llevar por las “certezas” que nos formamos sobre el pensamiento ajeno. No está bien tratar de transmitir que mi argumento es viejo, reiterativo y tan simple. Revisa el post y revisa los que he escrito antes.
    Saludos!

  6. junio 16, 2009 8:46 pm

    No quería decir que tu post no fuera original o que te repirieses, quiero decir tan mal político no debe ser si se ha mantenido en el poder. No me creas tan maniqueo como para pensar eso de ti, ya sabes que soy un viejo lector de tu blog. Y no lo leo para vanagloriarme de progre que lee todas las opciones, creeme que estamos de acuerdo en más cosas de lo que pueda parecer, pero siempre es más dialéctico mostrar las desavenencias. Me has convencido en muchos de mis antiguos postulados, de hecho he puesto el enlace del Cato Institute en mi blog y todo…
    Un saludo

  7. junio 16, 2009 8:55 pm

    Perdona si he sonado borde, jeje. El caso es que admito que Zapatero es “el hombre” del momento, no tengo dudas al respecto. También sé que Rajoy no es “el otro hombre”. Ser un buen político no dice nada “bueno” de uno, únicamente que demuestra una gran capacidad para mantenerse en el poder y seguir viviendo del resto mientras se mangonea a diestro y siniestro. La izquierda tiende a atraer o generar mejores políticos que la derecha.
    Saludos!

  8. junio 16, 2009 9:04 pm

    Creo que ambas formas de pensar nos merecemos mejores espadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: