Skip to content

Catalanes, protagonistas

junio 18, 2009

Después de unos días sacando la patita y dejando ver sus miserias antimadridistas, los barceloneses y catalanes (del Barça, o no) tienen motivos para estar contentos. El Estado español acaba de inaugurar el que está llamado a convertirse en el nuevo juguetito de la Generalitat. La T1 del aeropuerto de Barcelona, firmada por Bofill (padre, gracias a Dios), tras 5 años de obras (comenzaron el 18 de diciembre de 2003), contribuye a dotar a la ciudad condal de una infraestructura indispensable para su desarrollo económico. Eso nos quieren vender los que apuestan por semejantes dimensiones. También lo hicieron en su día con la mastodóntica T4 madrileña, miles de millones de pura y dura especulación. Porque especular, señores, representa una de las capacidades fundamentales del ser humano. La T1 barcelonesa prevé albergar un tráfico aéreo que hoy no existe, pero que se estima previsible en el futuro inmediato. La inversión realizada depende de tal previsión, desgraciadamente ni en el caso de la T4 ni en el de la T1 habrá control sobre los resultados, que evalúe el acierto del proyecto. Pasarán los años, se olvidará el presupuesto y solo quedarán los edificios, llenos o no de viajeros, rentables o menos rentables…

Si los vascos padecen el mal de la “especialidad autoevidente”, los catalanes sufren el mal del “protagonismo a toda costa”. Victimismo o simple complejo de superioridad, el êthos político catalán necesita de su condición periférica, díscola, esquinada y en esquizoide relación con el Estado central. Lo pudieron diseñar a su imagen y semejanza, haciendo del centralismo una baza para escorar de su parte el desarrollo nacional. Convertidos en “locomotora económica” reivindicaron más, y más obtuvieron. Ahora se quejan de sus infraestructucturas, pero fueron los primeros en tenerlas. Vascos y catalanes disfrutaron durante el franquismo de una arbitraria e injusta asignación de recursos provenientes del resto de España. Sin embargo, políticamente, supieron plantear su singularidad como enfrentamiento, desde la sensación de agravio. Unos mantuvieron fueros y concierto, los otros tramaron el diseño del Estado, recibieron grandes dotes, y por su separación partidista, desde 1993 supieron desangrar el común.

La Cataluña del Progreso es la Cataluña del rencor, la Cataluña que se considera expoliada, apadrinadora de pobres manchegos, extremeños, andaluces y gallegos, el norte rico y civilizado, ahorrador y consciente, sometido al mangoneo del sur brutote y pedigüeño. La Cataluña del progreso reclamaba una nueva consideración, quería que el Estado la considerase Nación (y parece que finalmente el TC va admitir el absurdo), quería nuevo Estatuto, y lo que es más importante, nueva financiación.

La T1 ha sido recibida por el catalanismo recalcitrante como ajuste de cuentas. Solo hay que escuchar a alguno de sus exponentes máximos, como Julia Otero (esa gallega asimilada), que habla de la terminal con rencor y odio, acordándose más de Madrid (el odiado Madrid) que de las presuntas ventajas abiertas con la inauguración. Los socialistas quieren apropiarse de todo el mérito, olvidando que si bien el 90% de las obras han discurrido durante sus mandatos, proyecto y presupuesto fueron populares y convergentes. Y sin eso, por mucha prisa que se hubiera dado, el tontaina de Zapatero, con o sin balón del Barça entre las manos, no habría llegado a cortar la cinta de la flamante terminal.

No ha recibido Cataluña más dinero, competencias y “cariño” que con el PP. Lo supo reconocer Pujol. Si bien es cierto que el plan de infraestructuras 2001-2007, de planeamiento popular, reforzaba el centralismo y tramaba España extendiendo vías y carreteras como si de lazos de unidad nacional se tratase (sin mirar tanto por la eficiencia económica real), no olvidó, sino que privilegió, a las comunidades tradicionalmente díscolas y problemáticas. El puerto y aeropuerto de Barcelona, el corredor de Ave entre Madrid y Cataluña, el aeropuerto y puerto bilbaínos, la prioridad de la “Y” vasca… todo ello forma parte del plan de infraestructuras del PP. Zapatero lo heredó, lo puso en un breve letargo, y supo apropiarse sus objetivos, aciertos y espectacularidad. En 2005 inauguró la T4 sin poder quitarle el mérito del dispendio a Aznar. El Ave a Barcelona se le medió torció, pero salió airoso. Lo de ahora parece más evidente, pero forma parte de la misma farsa ideológica: convencer al catalanismo de que sólo Zapatero es sensible a sus demandas, sólo él asume su discurso y admite la discutible deuda histórica del Estado con Cataluña.

Lo peor del catalanismo es la manera como celebran los éxitos. Triunfó el Barça, triplete, pero pudo más el odio antimadridista, eclipsando la alegría y sacando a relucir las miserias y complejos culés. Nuevo aeropuerto que lejos de reconfortar e ilusionar se convierte, para muchos, en motivo para aflorar viejas reivindicaciones, falsos agravios, nuevas miserias en las que Madrid tiene siempre un papel destacado. No soporta el catalanismo que la Libertad sea la causa fundamental del éxito madrileño. Los gobiernos de Gallardón y Aguirre han tomado una forma distinta de hacer política, de potenciar la capacidad de una región, de invertir, ordenar el gasto, cuadrar los servicios… Los gobiernos de Pujol, Maragall y Montilla han sido exponentes del estatismo, del exceso de burocracia, gasto improductivo, limitación de la iniciativa privada y, lo que es peor, empeño por perseguir con su acción política un fin muy distinto a la libertad y la riqueza de sus ciudadanos. La Generalitat es un instrumento de construcción nacional, un entramado de normas e instituciones cuyo principal objetivo es la segregación, la diferencia, y por tanto, el odio, la sensación de aislamiento, el complejo y el rencor. Una sociedad en la que su gobierno se obceca cada día en ahondar en lo que divide y separa no puede ser una sociedad sana, un pueblo libre de taras. Desgraciadamente ese es el gran legado que el catalanismo dejará a los catalanes, y no aeropuertos, alta velocidad o buenas carreteras, hospitales y escuelas.

Saludos y Libertad!!

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. MrBurns permalink
    junio 19, 2009 2:35 am

    Gallardón ¿ordenar el gasto?

  2. junio 19, 2009 5:35 pm

    Algo hizo, quizá fue en su mejor época, quién sabe?

  3. junio 21, 2009 9:32 am

    Que aparque tanta demagogia catalanista y nos cuente la TOTAL CORRUPCIÓN que le envolvió…

    JORDI PUJOL Vs. JOSEP BORRELL.

    FRAUDE FISCAL, HACIENDA Y DIAGONAL MAR-FÓRUM.

    JUICIO SEPTIEMBRE PRÓXIMO.

    Rafael del Barco Carreras

    Ni críticos ni propagandistas los unen, más allá de su afición populista a disfrazarse al estilo de los Coros y Danzas de la Sección Femenina, o disfrutar del idílico Pirineo Catalán. Disfraces y lugares compartidos con los hombres de sus cloacas. Pujol con su asesor fiscal para las privadas declaraciones de renta, JOAN ANTÓN SÁNCHEZ CARRETÉ, al que Fiscalía pide 6 años y 4 meses. Y Borrell, con su subordinado el Delegado de Hacienda, y su íntimo desde la infancia el Jefe de la Inspección de Hacienda en Cataluña, JOSÉ MARÍA HUGUET TORREMADÉ, 16 años de petición.

    Septiembre 2009. Veinte años de subterráneas luchas políticas, de expedientes silenciados, de chantajes, de millones repartidos, entrando en juego tanta esposa con cuernos, o sustituidas por más jóvenes (el inspector Álvaro Pernas único condenado a 10 años por sus arreglos financieros con una cubana), que los cargos salen una y otra vez del fondo de las estanterías.

    No voy a novelar, con leer y querer entender lo escrito entre líneas por la Fiscalía Anticorrupción, intercalando con lo publicado por varios autores en libros de nula difusión, muy citados en LA GRAN CORRUPCIÓN, es suficiente. Pero los votantes pujolistas o socialistas no quieren saberlo, o ni se enteran, porque con la subvencionada Prensa y sospechosa (ful o pastel) Oposición barcelonesas, es casi imposible tomar conciencia del grado de corrupción alcanzado. Estábamos en pleno OASIS CATALÁN.

    El difunto “muerto en extrañas circunstancias en Panamá” John Rosillo (del fantasmal y desaparecido GRUPO KEPRO creador de Diagonal Mar, “amigo” de Josep Pujol y Maciá Alavedra) y Sánchez Carreté (asesor fiscal del Grupo) eran los hombres de Pujol en el gran pelotazo de DIAGONAL MAR-FÓRUM, iniciado con la compra a los Albertos de los terrenos de MACOSA por 10.000 millones. Y Huguet, sus inspectores, Borrell-Serra-Maragall, por y para los Socialistas. Fiscalía, en sus conclusiones provisionales, nos muestra unas cifras de lo corriente por los 90, cuando el Clan Estevill (que solucionará los problemas PENALES de DIAGONAL MAR) mantenía a unos cuantos en prisión para redondear ganancias extorsionando, asociado con los mismos inspectores de Hacienda, y creando el necesario terror mafioso a la par de proclamado por la Prensa “azote de la burguesía”. ¡Y lo sabía el TODO BARCELONA!

    Pujol y Borrell se necesitaban para recalificar, financiar, presupuestos, eludir impuestos, competencias marítimas, Madrid. Y se entendieron tan a la perfección que crearon una Burbuja Inmobiliaria y Financiera que me atrevería a cifrar en conjunto en no menos de 3 BILLONES DE PESETAS, repartidas en la actualidad entre infinidad de hipotecas y créditos en bancos, caixas y cajas, además partidas presupuestarias en Ayuntamiento, Generalitat y Estado. Y visto el éxito de ventas, o las “hipotecas ninja”, la inversión no se amortizará jamás. El negocio del Siglo, tanto o más que las Olimpíadas. UN IMPORTANTE SUMANDO EN LA CRISIS ACTUAL. Y de su bolsillo nadie puso un duro, al contrario. Todo dinero bancario. El ahorro español y de las instituciones europeas.

    He de confesar que no había leído esas conclusiones aunque las tenía desde hace dos años… pero si me propongo acudir y comentar sobre ese juicio, como digo, la guinda de mi pastel “Barcelona, 30 años de corrupción”… deberé ponerme al día de mentiras y silencios…

    Ver el fraude fiscal de KEPRO Y DIAGONAL MAR descrito por Fiscalía en imágenes de http://www.lagrancorrupcion.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: