Skip to content

Golpes y golpes

junio 30, 2009

De curiosa se puede tildar la reacción que ha suscitado en la comunidad internacional el denominado golpe cívico-militar de Honduras. Socialistas de izquierdas expresan su condena sin complejos, no en vano es un presidente seguidor de la senda chavista del socialismo de siglo XXI el destituido. Condena a la que se suman los acomplejados conservadores de orden por aquello de que nosotros condenamos tanto los golpes de izquierdas como los ganchos de derechas.

Zelaya, junto a Daniel Ortega, Hugo Chávez y Rafael Correa. | APHay golpes y hay golpes, y el de Honduras, con los datos que tenemos en la mano, no puede ser calificado de golpe al uso. Un presidente elegido democráticamente hace unos años que pierde el apoyo de su partido y se pasa al lado oscuro del socialpopulismo bolivariano (del siglo XXI) y empeñado en refundar el estado siguiendo la estela venezolana y boliviana se encuentra con el tope del Parlamento y el Tribunal Supremo del país, ambos con el poder suficiente como para quitárselo del medio, como así ha sucedido, por no respetar el orden constitucional del país centroamericano. Calificar el golpe como militar puede ser correcto en tanto han sido militares los que han expulsado a Zelaya del país, pero en ningún momento han tomado el poder, al que el Parlamento ha dejado en manos del vicepresidente de la cámara hasta las elecciones de 2010. Desconozco todos los datos y los medios de comunicación no ayudan siendo como son más proclives al morbo y al alarmismo que a la información clara y veraz, pero lo ocurrido en Honduras tiene más pinta de un “aquí todo sigue igual”, salvo que hemos retirado al Presidente de su cargo por no cumplir con las normas constitucionales e intentar llevar al país al totalitarismo que se está extendiendo peligrosamente por Hispanoamérica.

Esto no es una defensa ni al nuevo Presidente, ni al Partido Liberal, mayoritario en Honduras, no se cual es su trayectoria, así que no saldré en su apoyo, pero lo de condenar un golpe porque sí no lo termino de ver claro. Los defensores a ultranza de la Santa Madre Democracia no se dan cuenta, o puede que sí (lo que sería aún peor),  que a través de la democracia también podemos llegar al totalitarismo y a la falta de libertad, y que lo que sí hay que defender a ultranza es la libertad y no la democracia. Hugo Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega o Rafael Correa, han llegado al poder por medio de los urnas, y no han dado más libertad a sus ciudadanos, al revés, se la han y se la están quitando. Hitler arrasó en las elecciones. ¿Se tendría que haber condenado un golpe de estado en la Alemania de la época? O, más hacia nuestros días, ¿hay que tildar de sucios antidemócratas a los que no condenaron el golpe contra Chávez de 2002? ¿Por qué los dos golpes de estado en Tailandia de los últimos años no han recibido la misma condena unánime (de hecho, no recibieron ninguna) internacional que lo ocurrido en Honduras?

La derecha acomplejada condena por el qué dirán, lo de la izquierda no sorprende, su hipocresía deja ver incongruencias tales como pasarse años y años demonizando a EEUU por usar Latinoamérica como patio trasero y ahora callan y piden respeto por democrática para la Venezuela chavista que está haciendo exactamente lo mismo, intervenir descaradamente en la vida política de los demás países extendiendo su particular totalitarismo. La misma hipocresía que les hace condenar el golpe de Franco en el 36 por antidemocrático y no el del 31 que puso fin a la decadente y patética monarquía, recordemos que entonces los republicanos no ganaron las elecciones, que no eran ni nacionales, sino municipales, ¿de qué democracia hablamos?

Reacciones en otros blogs: Honduras ¿otra película de buenos y malos? (Elentir). Pues no,no tengo opinión sobre Honduras y Más leña al fuego hondureño (y escolárido) (Daniel Rodríguez Herrera). Honduras defiende su democracia (Martha Colmenares)

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. junio 30, 2009 7:46 pm

    Uyyy Liberand, has empezado bien y acabado mejor, pero has tocado el advenimiento de la II República: un cambio inevitable y amparado por un amplio consenso, pero hacia un régimen que, como la historia demostró 3 y 5 años después, se fundaba en el disenso más descarnado entre españoles.
    Saludos!

  2. julio 1, 2009 2:05 am

    Curiosa la foto. Una reunión de líderes “democráticos” escoltada por militares. Alguien que viniera de los años 70 y no conociera nada de todo lo que pasó desde esa fecha hasta ahora, si observara esa foto diría que es una típica foto de una típica reunión de dictadores de su época.

    Qué símbolo fuerte esa foto!

  3. julio 1, 2009 8:39 am

    Cada uno con su disfraz

  4. spartan permalink
    julio 1, 2009 4:04 pm

    Pues en este blog que yo conocí via Barcepundit hay mucha información (eso sí, la mayoría en inglés):

    http://faustasblog.com/?p=13740 (hay varios post al respecto, conviene seguirlos al menos desde el domingo/lunes)

    La clave es por qué se deportó a Zelaya, y por qué lo hizo el ejercito y no la policía. También es importante saber si el poder judicial en Honduras puede dar órdenes al ejército. En España, si no me equivoco, debería ser el ejecutivo y no el Supremo (cómo ha pasado en Honduras). Claro que si el que ha cometido la falta es el Presidente mismo (o sea, la cabeza del poder ejecutivo) ….. ¿cómo se come esto?

    En España, en nuestra Constitución, tambien tenemos un artículo (el 8) que insta al ejercito a actuar para defender “la integridad territorial y el orden constitucional. ¿quién sería el encargado de dar al ejercito esa orden?

  5. spartan permalink
    julio 1, 2009 4:05 pm

    quería decir el artículo 8, es que me ha salido la carita….

  6. julio 1, 2009 4:30 pm

    Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama “Manual y espejo de cortesanos”, de C. Martín Pérez.

    http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
    http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf

    Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Donde hay un grupo de personas, existirá una lucha por el poder, alguien lo conseguirá y a su sombra crecerán los cortesanos que conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de poder dentro de su Corte. Tal vez aún no te hayan contado cómo funciona todo esto. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: