Skip to content

La privada conquista de lo público

julio 7, 2009

Más vale tarde que nunca. Tras numerosos meses demonizando al gobierno esperancista y su cruel privatización (falsa) de los servicios públicos, El País publica un reportaje reconociendo que el modelo sanitario en el que se externalizan ciertos servicios dejándolos en manos de entidades privadas se ha llevado y se está llevando a cabo en autonomías gobernadas tanto por el PSOE como por el PP. Cataluña, Andalucía, Madrid, Valencia o Baleares son algunos ejemplos. Modelo que no gusta a diversas organizaciones como el sindicato CCOO a la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, habría que preguntarles que si no les gusta en ningún caso, por qué sólo se manifiestan contra el Gobierno de la Comunidad de Madrid y no contra los demás gobiernos que están haciendo exactamente lo mismo.

Ya hemos hablado mucho sobre el tema, pero merece la pena repetirlo. Este modelo sanitario que se está implantando en varias autonomías, está bastante lejos de ser una verdadera privatización como desearíamos los liberales. Cuando el Estado se ve incapaz de proporcionar un servicio de calidad a los ciudadanos, a pesar del expolio al que les han sometido vía impuestos, permite la entrada del sector privado en ciertos ámbitos para hacer viable el servicio, en otras palabras, para salvar, en este caso, la sanidad pública.

Gestión privada de los centros públicos, realización de pruebas analíticas y diagnósticas por empresas privadas o derivación de intervenciones quirúrgicas a centros privados, para reducir las interminables listas de espera, son algunos de los modelos que siguen, tal y como expone El País, comunidades socialistas como populares. No es privatización, los ciudadanos seguimos pagando igualmente impuestos de forma obligatoria hagamos uso ninguna, una, diez o mil veces del servicio proporcionado.

Es curioso, como los políticos, en vez de admitir el fracaso del estado, la inviabilidad de los servicios públicos, intentan salvarlo a todo costa, permitiendo la entrada de agentes privados, simples remiendos, que a la larga también fracasarán, pero ese último fracaso no le será imputado al estado, sino a la privatización, el descontrol y la falta de una regulación que nunca dejó de existir. Por eso mismo, los liberales no podemos estar contentos con esto, por supuesto que prefiero este modelo de dejar meter mano a la empresa privada que el anterior con un 100% de control funcionarial, no es que lo prefiera, es que lo otro es totalmente inviable.

Y eso es lo que tenemos que hacer ver, la inviabilidad de lo público, pero no podemos consentir que se confunda el nuevo modelo imperante con el liberalismo, primero, porque cuando fracase, la culpa le será achacada a éste y segundo, porque no lo es, es un modelo en el que un grupo de empresas privadas adularán y se pelearan por llevarse los favores del Estado y de nuestro dinero expoliado, empresas privadas que vivirán como reyes gracias al Estado, se les dará poder y  no tendrán ningún interés en que el modelo cambie, se convertirán en una parte más del Estado. ¿Qué habremos conseguido? Nada, esto no es un paso a la verdadera liberalización, sino la salvación de algo que deberíamos haber dejado caer.

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. julio 7, 2009 3:36 pm

    No solo debemos luchar contra la intervención y el socialismo por ineficiente, sino también (y esto es más importante) por su naturaleza profundamente inmoral.
    Cuando dices que todos pagamos la sanidad, no la usemos nunca (por tener salud de hierro o pagarnos, además, un seguro privado), la usemos una, dos, o mil veces. No todos pagamos lo mismo, los hay que no pagan nada y lo utilizan poco o mucho, y los hay que pagan demasiado y lo utilizan nada o bastante. No estamos ante un seguro convencional y sostenible. En el mercado libre encontraríamos mucha más variedad que la testimonial sanidad privada actual. Tendríamos seguros con coberturas diversas, límite de siniestros según la prima, o lo que fuera. Cada cual decidiría qué riesgo asumir, como con el seguro del coche, por ejemplo. Pero lo que es más importante, el tópico izquierdista de que el mercado es incapaz de garantizar la sanidad del que no tiene nada, se cae por su propio peso cuando lo que surge en una sociedad libre son lazos de solidaridad y compasión mucho más fuertes que en una sociedad amancebada por el Estado. Lo único que implica el mercado es voluntariedad y moralidad, que en el fondo vienen a ser asimilables. El Estado trata de moralizar a la sociedad obligando a establecer sistemas de protección universales e indiscriminados. el resultado es injusticia (muchos son obligados por la fuerza a mantener al resto), ineficiencia y peor sanidad.
    Saludos!

  2. Cha14 permalink
    julio 7, 2009 4:42 pm

    En otro post ha salido este tema. Esto es un paso intermedio y no el fin en si mismo. Pero por algo hay que empezar, las empresas privadas competirían entre si por esos servicios, lo cual redundaría en una mejor calidad en la atención al paciente. El problema no estaría resuelto mientras no se acepte el hecho de que cada uno debe pagar por los servicios que reciba, si no recibo ningún servicio no pago nada y al revés cuantos mas servicios reciba mas pagaré. Ocurre algo parecido con la justicia 9 de cada 10 personas nacen y mueren y jamas han hecho uso de ningún juez, fiscal, secretario de juzgado alguno,etc etc sin embargo durante toda su vida pagan la justicia que si utilizan otros, llámense Empresarios, gente de la farándula del tomate rosa, delincuentes, etc etc … ¿me explico? si utilizo la justicia la pago si no la uso no la pago…. lo mismo con la educación si soy estéril y no puedo tener hijos por que tengo que pagar la educación de los hijos del vecino?, si tengo 1 hijo por que tengo que pagar igual que si tengo 7 hijos? no obstante el cheque escolar seria otra escala intermedia hasta llegar aqui. Saludos.

  3. julio 7, 2009 5:53 pm

    No, son espejismos, engañabobos. El resultado será un puñado de empresas compitiendo entre sí por ver quién se lleva más contratos del Estado. Acostumbradas y amoldadas a una situación donde el mercado es un estorbo y lo que manda es presionar al gobierno de turno. Esa es la realidad. Ahora, que se vive mejor así, no lo dudes. Prefiero esto a la Rusia bolchevique, pero permíteme que no aplauda la situación y menos aun le conceda categoría teórica, como hicieron ingenuos de la talla de Milton Friedman, ese amigo del Estado que tan fácil se lo puso en muchos temas.
    Saludos!

  4. andres permalink
    julio 8, 2009 6:43 am

    Si, prefiero mil veces un sistema sanitario como EEUU.

    Alli los pobres y digo pobres a cualquiera que no tenga un seguro medico y que sea de los buenos porque sino solo te curaran cuando te tengan que poner tiritas.

    Aqui a cualquier desgraciado y desarrapado le curan , asi donde vamos a ir a parar, esa plebe de mierda nos va a contaminar.

    Todo tenia que ser como EEUU ,solo los ricos al hostital, los demas como mucho los mantenemos vivos para cuando necesitemos que nos donen organos.

    • Liberand permalink
      julio 8, 2009 8:09 am

      Andres: EEUU puede ser un ejemplo para muchas cosas pero precisamente en materia sanitaria no. Aunque mucha gente crea lo contrario, en EEUU existe la sanidad pública, y es más, el gasto sanitario público por habitante es bastante mayor que en España. No les pongas como ejemplo del liberalismo en la sanidad, porque están muy lejos de serlo.

  5. julio 8, 2009 7:10 am

    Bueno, por lo menos The Country admite que Madrid no es una excepción. Pero supongo que en Púbico seguirán como siempre.

  6. Cha14 permalink
    julio 8, 2009 8:25 am

    “….Alli los pobres…..” Ah… oh…. los pobres, los pobres, los pobres, ¿quien es pobre? ¿donde esta la frontera entre ser pobre y no serlo? ¿por que una persona llega a ser pobre?. ¿que diferencia hay entre ser pobre y ser vago? He trabajado en un Bingo durante 30 años y se muy bien como y por que miles y miles de personas llegan a ser pobres con suma facilidad y luego… pobrecitos… son pobres… pobrecitos…. hay que ayudarles. Cuando alguien pide una “subvencion” la que sea, al estado éste debería pedirle la declaración de la renta de los últimos 20-30-40 años y no solo del ultimo o los dos últimos, como ahora sucede… así veríamos el historial económico de esa persona. “Pero oiga si a usted le han tocado en la lotería 30 millones hace 12 años ¿como viene ahora a pedir ayuda?” “si, si pero me he comprado un BMW y estuve dando la vuelta al mundo y me lo he gastado “………… en fin para que seguir…Saludos

  7. German permalink
    julio 8, 2009 12:49 pm

    Se nota ke nunca ha vivido en un pais sin sanidad publica, cuando kierea me visita en Colombia y se da cuenta de las bondades de la salud privada, eso de negar todos los servicios para ahorrarle muchos centavos a las aseguradoras, de recetar acetaminofen al cancer, y de tener ke esperar un mes para una cita con el medico general.
    Una vez sali a las 3 AM a una clinica por una intoxicacion, estaba solo, y a pesar de eso me negaron el servicio, por ke no era de vida o muerte.

    Todo empezo a ir mal exactamente cuando privatizaron la salud en Colombia con la ley 100 propuesta por el actual presidente neoliberal Alvaro Uribe.

    Psdt: No soy anticapitalista, el capitalismo es un buen modelo comparado con los demas, pero hay cosas ke definitivamente tienen ke ser socialistas, como la educacion o la salud.

  8. julio 8, 2009 1:15 pm

    Germán, seguramente lleves razón: la sanidad colombiana es peor que la española. Eso no quiere decir que todo lo malo de la primera se deba a su presunta libertad, ni que todo lo bueno de la española sea gracias a su titularidad pública. Eso es lo que se ve, lo fácil de vender, la apariencia intuitiva de la que se sirven los demagogos. Dudo que Colombia sea un país libre, que el mercado sanitario sea libre, que los impuestos no asfixien a sus ciudadanos, que exista libre competencia y el Estado no levante barreras. Dudo que esa “liberalización” de la que hablas no sea en realidad una vía intermedia con la que favorecer a determinados grupos empresariales y colectivos sociales. Es lo que tratamos de denunciar aquí. Lo que en apariencia es una liberalización en realidad trata de garantizarle al Estado una comodidad inaccesible si tuviera que ser él el prestador directo del servicio.
    Que en Colombia no exista, según lo planteas, seguridad social, no quiere decir que sea un vergel liberal o que sus ciudadanos forzosamente disfruten de mejores servicios. Seguro que si rascas un poquito encuentras obstáculos arbitrarios, regulaciones, una organización social deliberada, una causa para la pobreza que muy lejos estará del libre mercado y el intercambio voluntario.
    Saludos!

  9. liberalaccidental permalink
    julio 11, 2009 3:11 am

    Interesante tema. Me gustaría si pueden comentarme sobre los problemas del sistema de salud español y si pueden recomendarme alguna bibliografía al respecto. El sistema español, junto con el francés, son usados como ejemplos de la supuesta superioridad de los sistemas socialistas de salud contra los sistemas supuestamente ‘liberales’ como el de los EEUU. Así que me interesa mucho tener la perspectiva de los españoles.

    Yo, que vivo en los EEUU, les puedo decir que el sistema de salud acá dista mucho de ser liberal. El gobierno interviene en la salud de manera de prevenir un nivel saludable de competencia. Para empezar, el gobierno aísla a los consumidores del costo de su cobertura de dos formas:

    (1) Provee una exención de impuestos a los seguros de salud provistos por los empleadores, pero no provee la misma exención a los seguros comprados de manera privada. De esta manera, la gran mayoría de los americanos tiene el seguro de salud que le provee su empleador, en lugar de elegir ellos mismos el seguro que más les convenga en términos de costo y calidad de cobertura. Bajo este esquema, los seguros de salud en los EEUU no son propiamente seguros que cubran gastos potencialmente mayores e impredecibles, sino que cubren todo tipo de gastos médicos menores tales como chequeos anuales.

    (2) El gobierno provee directamente un seguro de salud para decenas de millones de personas

    El resultado es que el 86% de los gastos de salud de los EEUU son financiados a través de terceras partes (en España este número es del 76%), y cerca del 50% de este gasto es financiado directamente por el gobierno. Así, los consumidores americanos tienen pocos incentivos para economizar en gastos de salud, por lo cual no sorprende el altísimo costo de la salud en los EEUU.

    Adicionalmente, los servicios de seguros de salud están fuertemente regulados a nivel tanto federal como estatal, con lo que los consumidores de los estados más fuertemente regulados suelen tener peor cobertura que los de los estados menos regulados, pues no está permitido que consumidores de un Estado consuman seguros de salud de otro estado.

    A pesar de todas sus fallas, el sistema de salud de los EEUU no es tan malo como lo pintan: El ranking de la OMS que ubica a Francia en la posición 1, a España en la posición 7, y a los EEUU en la posición 37 entre los sistemas de salud del mundo, está fuertemente sesgado a favor de los sistemas de provisión gubernamental de la salud. La realidad es que en términos de resultados de procedimientos médicos, los EEUU tienen un desempeño igual o mejor que el de los países industrializados. Adicionalmente, la gran mayoría de las innovaciones médicas se descubren en los EEUU.

  10. Angel permalink
    julio 24, 2009 1:05 pm

    A Yosoyhayek¡

    Pasate una temporada por los EEUU y veras lo bien que el mercado distribuye los servicios sanitarios. Es muy probable que no te afecte si puedes pagar un buen (¿?) seguro, adaptado a tus riesgos (ja, ja, ja). Supongo que sabras que hay 47 millones de ciudadanos a los que vuestro adorado liberalismo les deja tirados en la cuneta, literal. Otros 105 millones cruzan los dedos para que no tengan la sorpresa de una enfermedad crónica y de tratamiento complejo. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Viva la libertad, para mi claro. Sabia el señor liberal que en Whashington hay una diferencia de 28 años en la esperanza de vida de los barrios más pobres (los que no saben competir claro) y los mas ricos (los que si saben, clarisimo). Un poco mas de rigor cientifico.

    • Liberand permalink
      julio 24, 2009 2:35 pm

      Angel: te respondo lo mismo que le respondí a Andres en el coementario 4, más arriba.

Trackbacks

  1. Suecia y la Socialdemocracia « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: