Skip to content

Aguirre mató a Rayán

julio 13, 2009

Era de esperar. Las políticas neoliberales son culpables de la muerte del hijo de Dalila. La privatización de la sanidad madrileña llevada a cabo por el Gobierno que preside Esperanza Aguirre, es la responsable del terrorífico  error que ha terminado por destrozar al padre del recién nacido. Es lo que pasa cuando un servicio público esencial se deja en manos privadas, cuando se quiere hacer negocio con la salud de los ciudadanos. Personal sin experiencia, jornadas laborales extenuantes, falta de medios. Evidentemente, este terrible suceso se podría haber evitado si el Gobierno de la Comunidad de Madrid no se hubiera lanzado, fruto de su locura neoconservadora, a la desmantelación de los servicios públicos.

Con este panorama, no se a que espera Espe para destituir a Juan José Güemes, consejero de Sanidad. Esto mismo, pero expresado en otros términos, es lo que opinan los sindicatos madrileños, la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública, el panfleto oficial zapateril y, como no, Escolar Jr.

Todo vale con tal de echar mierda a los que consideran sus enemigos, cualquier cosa está permitida si de criticar al diablo neoliberal personificado en la persona de Esperanza Aguirre, se trata. Da lo mismo que haya sido un error humano difícil o imposible de justificar el culpable de que Rayán haya fallecido. La casualidad ha querido que haya ocurrido en un hospital madrileño, un Madrid en el que los socialistas de izquierda han declarado la guerra a su Gobierno. ¿Hubiera escrito lo mismo Nacho, si Rayán hubiese fallecido en un hospital andaluz, donde la sanidad también está siguiendo el modelo pseudoprivatizador solamente criticado en Madrid? ¿A quién culparían los sindicatos si este suceso hubiese ocurrido en Cataluña? A la falta de financiación, seguramente.

Ellos lo tiene claro, la falsa liberalización de la sanidad madrileña es la culpable, si la muerte hubiese tenido lugar en un hospital privado sus críticas serían las mismas o peores. El socialismo, a pesar de ser responsable de la muerte de millones de personas, de sumir en la pobreza a cientos de millones, a pesar de haberse demostrado su práctica imposibilidad, sigue teniendo adeptos incondicionales que no dudan ni un segundo en vomitar demonios en todo lo que suene a liberalismo o capitalismo. Su guerra no termina.

YSH: Público sigue echando basura: El Gobierno de ESPERANZA AGUIRRE DEFIENDE a la enfermera que cometió la negligencia.

Cuando en realidad lo que está haciendo Güemes es demostrar que el desgraciado error no procede de una deficiente formación de la enfermera, o su falta de experiencia, sino de otra cosa que habrá que investigar y dilucidar.

Los de Público no hace periodismo partidista, lo que sería legítimo por su parte. Hacen amarillismo desde la cultura del odio y el rencor.

Anuncios
20 comentarios leave one →
  1. julio 13, 2009 10:45 pm

    El culpable es el tutor de prácticas de esta señorita, o quienes diseñaron las bolsas de alimentación nasográstica, de la jefe de planta, del director del hospital, de Güemes, de Esperanza, del modelo sanitario madrileño, de todo, todo, todo, menos del descuido de esta señorita que habiendo estudiado bajo la égida impositora del Estado y habiendo recibido un título firmado por su majestad el Rey de las Españas plurales, ha cometido una torpeza gravísima, intolerable, incompatible con la rigurosidad que exige las funciones que desempeña, las preste en un centro público o en uno privado. Si esto llega a suceder en una clínica privada, tres cuartos de lo mismo. Si llega a suceder en Cataluña, no dudo que se criticaría de algún modo el ámbito donde hubiera acontecido la negligencia, pero nunca, nunca desde lo ideológico, desde el rencor, el odio y el cómodo y frívolo ánimo guerracivilista que expira la izquierda radicalizada de este país.
    Nacho Escolar, te has pasado.
    Saludos!

  2. julio 13, 2009 11:20 pm

    Pues no se bien lo que ha pasado con la muerte del bebe como para poder opinar, pero lo que si te puedo garantizar es que con Aguire los hospitales publicos madrileños están hechos un autentico desastre, podria contar casos y casos en los que las nuevas condiciones han generado muertes facilmente evitables, daños y multiples molestias.

    • julio 14, 2009 12:12 am

      Cuéntalos, anda, me encanta hablar del mal funcionamiento de los servicios públicos, en eso coincidimos todos, adelante

  3. julio 13, 2009 11:25 pm

    Reconozco que hacía tiempo que no leía un artículo tan vomitivo. Yo me he tomado la molestia de registrame y decirle a Nacho, que la próxima vez culpe de las infracciones de Tráfico al Ministerio de Fomento y no a los conductores. Total, es lo mismo.

  4. Madrileño permalink
    julio 13, 2009 11:58 pm

    ¿Qué evidencia tienes para asumir que ese error se hubiese cometido en otro hospital?

    • julio 14, 2009 12:11 am

      Qué eres, El Madrileño, o miembro de alguna asociación de esas que son utilizadas por El País para decir: “los vecinos de Madrid”, en el titular, para después, en la noticia, en el quinto párrafo, añadir: una asociación de 200 vecinos madrileños…
      Buah!

  5. julio 14, 2009 12:10 am

    Madrileño, soy de esos “madrileños”, que por suerte y salud, no pisa la sanidad pública. Espero que siga siendo así, aunque me duela mucho pagarme mi seguro médico privado y al mismo tiempo tener que pagar también la sanidad pública, que, por otro lado, si yo quisiera utilizar, y como yo el resto de los que tenemos sanidad privada, estaría totalmente colapsada. Es decir, si funciona, mejor o peor, es porque el Estado o la CA roban a unos y estafan a otros. Esa es la cuestión.
    Dicho esto me temo que la sanidad madrileña está tan bien o tan mal como la de otras comunidades, es más, puede que realmente esté mucho mejor y todo esto forme parte de esas leyendas urbanas que al final no se cree nadie pero todo el mundo repite. Mientras tanto más centros de salud, más hospitales, mientras que en el resto de España no se demuestra siquiera un ápice del interés demostrado por Aguirre en dotar a la Sanidad Pública (pero pública pública) de cierta eficiencia y calidad.
    Dime esos casos y los contrastamos. Lo del niño es tremendo, pero seguro que ha sucedido antes y sucederá más veces. La noticia está en que su madre murió de gripe y que estaba tratado en un hospital madrileño. Les sobraron ganas de convertir esa y otra muerte en sambenito de Aguirre, y ahora, con mezquindad y mala baba puede que entre sindicatos, psm y medios adictos hagan un mundo de todo esto.
    la responsable ha sido una enfermera pánfila que seguro estará deseando que periodistas y listillos construyan una fantasía expiatoria que la exonere de toda culpa. Suena ridículo, ruin y sucio.
    Saludos!

  6. julio 14, 2009 12:11 am

    Pues mira, tengo una evidencia muy clara: Sé que el riesgo cero no existe. Que hasta el mejor escribano hace un borrón. Y que negligencias médicas, existirán con independencia del modelo de gestión público o privado.

    Que Nacho Escolar aproveche esto para lanzar su bilis contra Esperanza Aguirre, pues mira, entra dentro de lo normal.

  7. julio 14, 2009 8:36 am

    A lo mejor lo de los hospitales madrileños (si de verdad es que han empeorado) tiene algo que ver con los 1.000 euros por persona menos que recibe la comunidad en vez de con nada que haya hecho Aguirre.

    http://randomspaniard.blogspot.com/2009/04/finaciacion-autonomica-datos.html

  8. atroma permalink
    julio 14, 2009 11:53 am

    Donde hay vida, hay riesgo. Pasa igual como los san fermines, vasta que muera alguien, para que venga otro y tenga escusas. Y maruja torres ayer mismo sin irnos lejos dijo que saliesen hombres disfrazados de toros. Pensé que era broma, pero no. Otro ejemplo puede ser la italiana que se salvo del accidente de avión que no había perdido, y a la semana siguiente murió en accidente de coche.

    Son errores y accidentes. Y de todo se tiende hacer política. Panda vividores.

  9. julio 14, 2009 3:04 pm

    ¿Sois conscientes de que el Gregorio Marañón sigue funcionado con el viejo sistema de gestión? Vamos, que de subcontratas y PPM ná de ná…

  10. julio 14, 2009 3:12 pm

    Vamos, que de manos privadas ná de ná, exceptuando las de los jardineros…

    Pero eso les da igual a los progres de pandereta, una mentira más ni se nota ya…

  11. geremias permalink
    julio 14, 2009 4:34 pm

    El Defensor del Pueblo ya se ha puesto a investigar el asunto de Rayan.
    Me pregunto si habra investigado la muerte de algunos de los pacientes del Dr Montes.

  12. pagadoparamontarfollon permalink
    julio 14, 2009 5:44 pm

    Aguirre no ha matado a Rayan, pero lo que para mí está totalmente claro y meridiano es que la negligencia cometida por la enfermera ha sido consecuencia de la situación de la sanidad pública en Madrid, con falta de personal y con parte de él viéndose obligado a asumir responsabilidades y decisiones para los cuáles no están preparados.

    ¿O por qué tuvo la enfermera sin experiencia en neonatos que darle de comer? ¿Por puro capricho? NO! Porque su supervisora tuvo que ir a atender a otras personas porque FALTA PERSONAL en el Gregorio Marañón.

    Además, te recomiendo que tengas más cuidado con las formas al expresarte, ya que decir que alguien ha dicho “Aguirre mató a Rayan” es imputarle un delito, y esto a su vez es un delito de calumnias. Lo digo más que nada porque se podrían llegar a querellar contra ti.

    • julio 14, 2009 6:00 pm

      Cuál es la situación de la sanidad madrileña? Lo de crear bulos se le da muy bien a la izquierda, la verdad, ahora todos repiten como borricos lo que ni siquiera conocen, o peor, juzgan bajo una presunta comparación lo que no han llegado a contrastar. Resulta que la sanidad madrileña está desabastecida de medios técnicos y humanos, claro, claro, o que los medios existentes son deficientes, ya veo, ya…
      Y más grave de tu comentario: la enfermera queda totalmente exonerada, la culpa es de la responsable, el jefe de planta, el director del centro, el consejero de sanidad, la presidenta de la comunidad, el tiempo, el viento, o lo que sea, pero nunca, nunca, nunca la enfermera. Pues mira, la enfermera o enfermeras, para que nos entendamos, inyectaron leche en vena, vamos, que la bolsa es de un color x, diferente al de los sueros que sí se inyectan, pone lo que es, cómo se administra y demás. Que me suceda a mí, vale, pero a una señorita que ha estudiado los años que sean para diferenciar entre medicamentos, tiene bemoles. Es un fallo tan estúpido que es imposible atribuirlo a una cadena de errores, salvo siempre que la enfermera en cuestión tuviera ante sus narices el producto y el embase de lo que tenía que suministrar. Así que dejémonos de gilipolleces, de ruindades y demás basura porque lo del niño ha sido un terrible accidente cometido por una señorita. No hay más, nada más. El resto es muestra de lo perturbado que es este país y de la miseria moral de algunos.
      Saludos!

    • julio 15, 2009 9:32 am

      Es curioso, la responsabilidad personal se diluye en la social. Todos somos culpables… excepto aquel que lo hace mal o que comete un error.

      Un servidor comete errores en su trabajo. Mi suerte es que estos errores no cuestan vidas a mi empresa.

      ¿Falta de personal? ¿Ahora en verano? ¿Los meses de junio, julio, agosto y septiembre? ¿Sabes que una de las costumbres de muchas de las enfermerasfuncionariasenplantilladetodalavida es cogerse su mes de vacaciones y otro par de ellos de excedencia de corrido, habitualmente en época veraniega? Y nadie puede hacer nada para evitarlo, sólo buscar a toda prisa profesionales que puedan sustituirlos. ¿Sabes que la UVI de neonatos en cuestión no tiene más de 12 camas?

      Es un error, un fatídico error de una persona concreta. La familia del crío lo estará pasando fatal, no lo dudo, pero la enfermera en cuestión tiene que estar pasando las de Caín.

      Y echar balones fuera no ayuda.

      • julio 15, 2009 4:34 pm

        Hombre, si falta personal, un buen método para solucionar el problema sin aumento de costes sería poner a trabajar a todos los liberados sindicales.

        Igual tocaban a más de un enfermero por cama.

        Claro que, igual tampoco era una solución. Con tantos años tocándose las pelotas probablemnte ni recuerden que era eso de trabajar.

  13. Montaigne permalink
    julio 14, 2009 6:54 pm

    También podríamos atribuir el “accidente” al enchufismo manifiesto que reina en la sanidad pública de todas las comunidades y en el que participan los propios sindicatos, indignados según dónde y con quién.

  14. NOE permalink
    julio 15, 2009 7:20 pm

    FUE MUY GRAVE LO QUE OCURRIO…. PERO SI LA INSTITUCION ES SUMAMENTE RESPONSABLE ASI COMO LA ENFERMERA QUE LO ADMINISTRO

  15. julio 25, 2009 10:14 am

    Hola, con respecto a este tema me gustaría que visitases mi artículo:

    Quizás si Rayán hubiese ido por lo privado…

    http://www.terceraopinion.net/2009/07/19/rayan/

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: