Skip to content

Diógenes arqueológico

julio 17, 2009

Resulta que una cerca y una acequia han puesto en jaque a Ayuntamiento y Comunidad con la dichosa reforma de Serrano. No se trata de remozar las aceras con un puñadito de euros provenientes del plan E de Zapatero, sino de favorecer, vía concesión, un lucrativo negocio de aparcamientos privados en el subsuelo de la milla de oro madrileña.

En esa búsqueda del tesoro en la que parecen enzarzadas las administraciones, con mucha más asiduidad de la deseada, surgen yacimientos arqueológicos de dudoso valor. Resulta que Madrid fue sede de asentamientos ibéricos, celtas, romanos, visigodos, árabes… de una importancia histórica sin precedentes. Se levanta un adoquín y milagrosamente brotan vestigios del pasado, de un pasado que creíamos enterrado pero que resulta comparable a los hallazgos que desde el Renacimiento hasta nuestros días comenzaron a aflorar en Roma. Vamos, una broma!

Manzano (arcardeee, como diría Liberand) legó a los madrileños uno de los espacios más increíbles y bonitos de la capital: la plaza de Oriente peatonalizada. En sus profundidades, restos romanos, medievales, del Madrid de los Austrias… Casi no se terminan las obras, la oposición pedía cuanto menos una comisión de expertos, una cautela impoluta, la paralización sine die del grave atentado urbanístico y arqueológico que, entre ceja y ceja de Manzano, se estaba ya perpetrando. Al final, aparcamiento, cuatro restos entre cristales, y poco más. La plaza sorprende a propios y extraños siendo uno de los lugares más increíbles que pueda uno conocer en el centro de una ciudad (con atardeceres serranos incluidos).

Lo de Serrano tiene bemoles: uso privativo del dominio público por graciosa concesión del excelentísimo ayuntamiento de Madrid. Quitamos aparcamiento en superficie y le damos el negocio a un goloso amiguete. Cañerías y conducciones de gas y electricidad por encima de las aceras, árboles cortados, ambiente intransitable, tiendas lujosas a las que resulta imposible acceder gracias a las tradicionales y molestas segundas y terceras filas serranas. El comercio, que en principio apoyó la intervención de cirugía urbana (como dicen los cursis gallardonitas), ahora se lamenta olvidados por un Alcalde despreocupado que, en concubinato con el keynesiano Zapatero, ha abierto la veda del colapso y la obra pública.

La cuestión es que por conservar lo que fueron meras infraestructuras, útiles, que hoy no son más que anécdotas en piedra y ladrillo, la penuria de viandantes, comerciantes, madrileños todos, crece, se perpetúa y acaba enredada en una disputa propia de zarzuela. Parece que los aguirristas y los gallardonistas se buscan en las esquinas esperando la bronca. Lo que uno provocó en su día con una Ley de patrimonio absurda y excesiva, sirve de instrumento cojonero a la reina de la Calle del Pez (casi, casi) para arrearle en el hocico con sus actuaciones más coloristas (el Prado y Serrano, por ahora).

Ni se indemniza a los comerciantes, esos mismos que pagan hasta un millón de euros al año por el alquiler de un local y que, como todos, y con la que está cayendo,  padecen los horribles efectos colaterales de unas obras, que siendo necesarias (no lo dudo), no deberían convertirse en patio de juegos del síndrome de Diógenes arqueológico. Que tomen una muestra y arreen con el resto. No sabemos, pero quizá en dos o tres siglos los madrileños del futuro agradezcan el legado que hoy se empeñan en construir bajo la calle Serrano: un aparcamiento subterráneo convertido en una delicia para los gallardones y las aguirres del mañana.

Saludos y Libertad!

Anuncios
One Comment leave one →
  1. julio 18, 2009 11:34 pm

    Desde Liberalismo Online acabo de descubrir este magnífico blog.

    Algún inconveniente en que lo enlace en el mío?

    Saludos!

    Mike

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: