Skip to content

Suecia y la Socialdemocracia

agosto 11, 2009

Hace poco más de un mes, El País, publicaba un artículo titulado Thatcherismo a la Sueca, seguido de un reportaje sobre el estado de la Sanidad pública española, en claro proceso de externalización. En su día denunciamos la hipocresía manifiesta, o la poca vergüenza de El País: mientras que por un lado acusa al gobierno de Esperanza Aguirre de privatizar la sanidad madrileña, con métodos inauditos e injustos, por otro admite que el común de las CC.AA. reproducen e incluso son avanzadilla esa misma estrategia encaminada a lograr menos derroche y más calidad en el servicio público.

Esta obsesión de Aguirre por consolidar un modelo de mayor calidad y menos costoso gracias a las presuntas bondades del mercado, no responde exclusivamente al ánimo estatista que encierra la Presidenta, sino a la ola pseudo liberal que, desde Suecia, ha batido las costas del viejo continente. En aquel país, origen de la estrategia socialdemócrata que supo vencer al resto de corrientes socialistas tanto en resultamos como en respaldo popular, la intervención y el monopolio público en ciertos sectores, bienes o servicios, tocó techo mucho antes que en el resto de Estados, donde seguían, a pesar de los fracasos, obsesionados en que de alguna forma, cambiando rumbos pero no horizontes, la planificación económica era posible y más eficiente que los frutos espontáneos del libre mercado.

El Thatcherismo en Reino Unido vino a demostrar el agotamiento del socialismo dominante hasta la fecha también en el mundo occidental. La caída de los regímenes comunistas, el ejemplo de China o la estampa del fracaso cubano o norcoreano dejaron en evidencia la necesidad de un nuevo sistema de relación entre el Estado y el Mercado. No llegó la libertad y la competencia, sino nuevas fórmulas de convivencia entre lo público y lo privado. Privatizaciones que dejaron en manos de empresarios particulares servicios que hasta entonces se creían condenados a la égida burocrática del Estado. Los resultados fueron buenos y con la etiqueta de neoliberalismo se quiso nominar una nueva época de prosperidad y apertura. Si nos quedamos en las apariencias o la mera propaganda y contrapropaganda, puede que con estas ideas nos diéramos totalmente por satisfechos. En realidad son más los elementos a tener en cuenta.

De Suecia han llegado todos los éxitos del estatismo contemporáneo. Una nueva forma de manipular al individuo y transmutar la naturaleza humana, gracias a la paciencia administrativa (D.N.) se logró un Estado de corte totalitario, pero dulcificado, maternal, garante del hedonismo con el que mantener satisfechas y entregadas a las masas. Concienciados, gracias a la colectivización de la conciencia, pacifistas, liberados sexualmente, despojados de los tapujos morales, entregados a la religión de la política, convencidos de que el Estado debe ser el único medio moralizante, gendarme de la ayuda social, impuesta y planificada, los ciudadanos suecos fueron los primeros sujetos de experimento del socialismo suave y maternal del siglo XX. El escenario era propicio en riqueza natural, número de habitantes y otros condicionantes que hicieron, por unos años, que todo aquel invento pareciera dar sus frutos demostrando al mundo la presunta superioridad del constructivismo estatista socialdemócrata. Pero no hay bien que cien años dure (sí hay mal que cien, doscientos y trescientos años dure…) y el milagro sueco tocó a su fin y esos mismos desequilibrios que experimentaban sus vecinos, igualmente socialistas, pero en contextos diversos y comienzos diferentes, azotaron con virulencia el paraíso escandinavo.

Aun así es tan fuerte el adoctrinamiento social que son pocos los que se atreven a mirar al origen de todos los males y apostar por su erradicación. De Suecia llegan aires de privatización, que en absoluto deponen la égida estatal tendida sobre servicios como la educación o la sanidad, sino que recurren a la externalización y la creación de mercados dependientes para así lograr mejores resultados y un gasto público más eficiente. En definitiva el dinero que paga esta política sigue saliendo de los bolsillos de los ciudadanos vía impuestos, coactivos, como bien indica la propia palabra. Los políticos y los burócratas continúan siendo los organizadores del tinglado, decidiéndose esta vez, por necesidad y desesperación, por una apuesta que suena a libertad. No es Thatcherismo, como asevera el autor del artículo, aunque se asemeje en los resultados: pervivencia del Estado, durabilidad del mismo, e incapacidad manifiesta para ilegitimar su mera presencia en todos o la mayoría de los ámbitos y sectores controvertidos. Bien sea vía regulación y supervisión, bien a través de la redistribución coactiva de la renta y su consiguiente asignación arbitraria del gasto, la apariencia de que el sistema se rige por las leyes del mercado o que son los agentes privados los responsables del servicio y su calidad no deja de ser un torpe espejismo.

La socialdemocracia sueca ha triunfado. Los que en esas latitudes dicen ser liberales han sabido reconducir el dominio estatista en un sentido más eficiente, al menos a corto y medio plazo, pero igualmente liberticida y acientífico. Nunca está de más repetir que el socialismo, la creencia de que es posible organizar la sociedad a través de mandatos coactivos, es un error intelectual que nunca llega a alcanzar, ni de lejos, los objetivos propuestos. Posible es, en la práctica, mantener convencidos a los ciudadanos de que la única posibilidad de orden es el orden sometido al Estado, sea este más grande o más pequeño. Ese es quizá el factor fundamental del éxito de la socialdemocracia sueca:  lograr influir en las mentes, ideas y conductas de los individuos para hacer que ese mal, esa fuente de desajuste, injusticia y dolor, perviva a pesar de sus fracasos.

Esperanza Aguirre no es una rara excepción, ni en España ni en Europa. Su objetivo es doble: por un lado, permanecer en el poder gracias al apoyo de esa mayoría de personas idiotizadas, y por otro, dejarse llevar por los vientos de cambio en el seno de los partidos liberales de occidente. La razón por la que sus homólogos autonómicos y gubernamentales, dentro y fuera de España, sigan, también desde partidos abiertamente socialistas, las mismas prácticas que ella defiende como parte de un programa liberal de reformas, se debe fundamentalmente a ese origen perverso de la estrategia: el mito sueco y su vanguardia constatada e innegable en la lucha por la sostenibilidad del Estado.

Saludos y Libertad!

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. Pablo el herrero permalink
    agosto 11, 2009 9:26 am

    Estupendo artículo, te felicito. Suecia es el ejemplo más claro de la decadencia de una sociedad a partir de intelectualmente aceptar ser tratada como un rebaño.

    Sería conveniente hablar, por ejemplo, de como ha ido bajando año tras año, su competitividad a nivel internacional; de la huida de talento de las profesionales más valiosos por el robo legal vía impuestos de los fascistas de la socialdemocracia sueca; del lento pero imparable descender de su nivel de vida; de la destrucción del nucleo familiar y por ende del aumento de la sensación de soledad de hijos, y abuelos; del incesante aumento de suicidios; de la caida de la calidad de la enseñanza ;etc.

    Suecia es el paradigma del totalitarismo con rostro humano; de la destrucción de la identidad individual y por tanto, del libre pensamiento; y todo ello sin olvidar que en ese país aún existen leyes nazis exportadas por éstos en tiempos de Hitler a cambio de su neutralidad.

    A ello hay que sumarle el avance imparable de la penetración del islamismo (Suecia junto con Finlandia, es donde más avanzados están, políticamente hablando los grupos islamistas, habiendo éstos pedido ya en la últimas elecciones la imposición de la Sharia). Al respecto de este tema, situación similar se está dando también en Dinamarca (no olvidemos como trató El País la guerra de las fotografías de humor al respecto del mahoma y, como hace unos días silenciaba la quema de cristanos vivos en Pakistan por el piropeado islamismo de la alianza de (in)civilizaciones zapateril).

    Suecia es el modelo de paraiso donde nos quiere mentalizar el púlpito catecumenal del periódico El País y, donde nos quiere llevar nuentro tatalitario gobierno zapateril.

    … y por supuesto (como no podría ser de otra manera), donde se inspira para ser una oposición liberal, nuestro psoe de la de derecha (los gallardones, rajois y cospedales de turno).

    Un saludo

    Pablo el herrero

  2. agosto 11, 2009 11:11 am

    Estupenda entrada, le has dado en el clavo.

    Un abrazo.

  3. Liberand permalink
    agosto 11, 2009 3:41 pm

    Bravo

  4. Florecilla Silvestre permalink
    agosto 11, 2009 11:11 pm

    Yo de niño me creía todas esas tonterías que aún se escuchan de lo fantásticas que son la educación y la sanidad cubana. La izquierda atrincherada en los medios de comunicación nos vendió esa moto lo mismo que nos vendió la de Suecia. A base de mentiras han creado un matrix en el que no había lugar para los sucesos de Malmö ni para la violencia doméstica o un paro real que estiman en un 20% (el oficial, ríete de la ingeniería estadística española).

    Cierto blogger describía a Islandia como un “paraíso de madres solteras y cornudos felices” a raíz de un vergonzoso y ridículo publireportaje progre en El País. Cuando eso, dicha isla capitaneaba la lista de la ONU de naciones con mayor calidad de vida de acuerdo a criterios entre los que parece que no se encontraba la sostenibilidad del sistema. Después pasó lo que pasó y se descubrió que ataban a los perros con longanizas robadas. Pero el disgusto les duró poco a los iluminados: es verdad que su paraíso socialista estaba en la ruina pero los islandeses escogieron de primer ministro a ….. tachánnnnn ….. una lesbiana casada para sacarlos de semejante trance.

    Recomiendo encarecidamente las dos lecturas. Por una parte, Vargas Llosa desmontando el mito sueco (largo):

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Hacerse/sueco/elpporopi/20050807elpepiopi_7/Tes

    Por otra, la noticia de la primera ministra islandesa en el pais (importante: no perderse los comentarios de los lectores, absolutamente reveladores)

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Islandia/tendra/primer/Gobierno/dirigido/persona/homosexual/elpepusoc/20090129elpepusoc_4/Tes

    • agosto 13, 2009 12:49 am

      Interesante. Sobre todo el segundo enlace, donde un tal Yositoko Tukoko (sic) comenta:

      Por favor tengan cuidado al titular las noticias. Realmente no es la ‘primera’ Jefe de Estado homosexual. Pues Chávez en Venezuela, el Príncipe Alberto de Mónaco y hace unos años César Gaviria en Colombia, han representado brillantemente a la comunidad gay.

      Jajajaja. A veces se encuentra uno con perlas humorísticas donde menos se lo espera.

  5. zezenketa permalink
    agosto 18, 2009 11:17 am

    Buenas yo no estoy absolutamente en nada de acuerdo con los modelos escandinavos.

    Pero si bien es cierto que en suecia y dinamarca la cosa no va muy bien, en Finlandia y Noruega de momento si que funciona.

    Finlandia cuenta, segun los diversos informes PISA elaborados por la OCDE, con el mejor sistema educativo del mundo y cuenta con una de las sociedades mas formadas del mundo.

    Tambien cuenta con empresas de alto valor añadido.

    Las cosas hay que reconocerlas tal y como son.

  6. Kokoliso permalink
    agosto 18, 2009 2:00 pm

    Finlandia goza de grandes recursos naturales y una muy baja población.
    Noruega tiene la gran ventaja de ser productor de petróleo además de lo mismo que Finlandia, con esa ayuda, la del petróleo, incluso Chavez aún no ha conseguido destruir del todo a Venezuela gracias a sus ingresos por él.

    Tienes razón en que la educación es muy importante y Finlandia la tiene muy buena.

    • zezenketa permalink
      agosto 18, 2009 2:34 pm

      Los microestados se gestionan muchisimo mejor que los macroestados.

      Finlandia,noruega se gestionan mil veces mejor que un megaestado como España.Yo soy partidario de microestados.

      En segundo lugar,Finlandia a principios del siglo 20 era un estado poco desarrollado a pesar de tener esos recursos naturales.¿Que le ha hecho progresar?

      A parte de los recursos naturales, a Finlandia le ayuda enormemente la mentalidad de la poblacion.

      La gente se forma continuamente, procura cultivarse.Es de los paises con una tasa de lectura más alta.Solo por poner un ejemplo.

      Si no recuerdo mal el paro es ilimitado en Finlandia pero la gente(la mayoria claro siempre hay excepciones) procura encontrar trabajo y no estar parado continuamente.

      Si se aplicaran esas politicas en España, habria gente que no curraria en su puta vida.

      Yo creo que un estado lo hace progresar la mentalidad de sus ciudadanos.

      La formacion es vital.

  7. zezenketa permalink
    agosto 18, 2009 2:41 pm

    Solo hace falta que te des una vueltecita por tu pueblo barrio,..y escuches y analices un poco a la gente joven y sobre todo a la gente de mediana edad, que son los ejemplos en los que se fijan los jovenes, y veas que con esta mentalidad España no va a despegar en su puta vida.

    perdon por las palabras malsonantes pero es asi.

    Jovenes que son calcamonias unos de otros, esclavos de modas absurdas y consumismo desbordado. Con formación defecitaria.

    ¿pensáis que asi puede avanzar un estado sea cual sea?

    Aún recuerdo, un programa de una canal del satelite en el que habalaba sobre los pueblos asiaticos.recuero el repòrtaje de corea del sur.

    Habia certamenes de tecnologia, electronica y demas dedicados a la gente joven y tenian mucho exito.

    En españa los unicos certamenes que triunfan son los macrobotellones

  8. christian cafferata permalink
    noviembre 24, 2010 10:56 am

    estoy en desacuerdo con el herrero , con el articulo y con florecilla.
    suecia y su forma de organizacion estatista si tiene libertad , porque genera riqueza, y proteccion social…..dsde ya muchos decenios…..con lo cual las privatizaciones que estan ocurriendo como dice vargas llosa van por el lado de mejorar el servicio….ademas esos supuestos males sociales, en nada se comparan a los de los demas paises…con menor calidad de vida, solo creo q quiere ensuciar una de las mejores gestiones d pais en el mundo.
    si hay libertad en suecia, democracia, calidad de vida y buena educacion.
    si bien las calidades entre estado y privados difiere, es algo que se sabe y se debe buscar equilibrar, como lei la idea es q no alla pobres y desde ahi se puede hblar d bienestar, poruqe todos somos diferents y con necsidades sociales mas complejas q las basicas. E ahi la riqueza de la creatividad y creacion ……..-.-!

    • noviembre 24, 2010 6:40 pm

      Tu comentario es confuso y contradictorio. Aquí no se ha equiparado libertad con prosperidad y bienestar. Es cierto que en libertad los individuos tienden a ser más ricos, pero esa no es un condición en la defensa de la ausencia de coacción. La libertad es ante todo un fin, así que no te confundas. De hecho, como se dice en el artículo, el bienestar de Suecia proviene de su riqueza y de la productividad y el esfuerzo de sis habitantes, nunca de las políticas intervencionistas de sus gobiernos.

      • christian cafferata permalink
        noviembre 25, 2010 6:43 am

        libertad d elegir q estudiar, en q trabajar d asociarse de crear……no coaccionados por las pesimas circunstancias a la delincuencia y a la violencia para sobrevivir, ni a la prostitucion….ves ahora la relacion entre libertad y bienestar-prosperidad, y tu crees q las personas generan plusvalia xq si?,
        no crees q la educacion tenga algo q ver…..-.-! next

Trackbacks

  1. La irrealidad se echa a la calle « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: