Skip to content

Un gobierno que miente

agosto 20, 2009

Un gobierno que miente, “vaya novedad!”, dirán los menos ingenuos; “todos lo hacen”. Cierto es, pero pocos lo hacen con el arte y el descaro del que preside Zapatero. Prometen subsidio a los desamparados, anuncian una suerte de PER nacional, resignados a que el modelo andaluz acabe extendiéndose por toda España, pero resulta, y pronto han sabido medios y avezados desvelar, que la “paguita” se queda en casi nada y del millón largo que espera como agua de mayo la renta de supervivencia apenas será un tercio del total quien llegue a disfrutarlo.

Zapatero recula, anuncia una revisión de la medida, comprende la indignación de algunos, pero sabe que no hay más pólvora con la que tirar. Ni siquiera 1.000 milloncitos tiene el Gobierno para cerrar el año de dependencia y sumisión pedigüeña. Quizá el que viene, después de pagar otro Plan E, ayudas de sector y demás manirrotismo sin diagnóstico ni buena teoría, quede algo para amancebar al personal y repartir rentas de emancipación o llegada a fin de mes.

Pepiño, que como Ministro de fomento se esfuerza en parecer un tipo decente, como dirigente socialista y radical que es, dirige su mira hacia las rentas altas, a los ricos ricachones sobre los que advierte una inminente subida en los tramos más altos del IRPF. Otra mentira. Ni serán tantos quienes reciban la paguita de Zapatero ni serán los ricos los pagadores principales de todas las medidas paliativas de los efectos de la crisis. Enmascarada tras esta cortina de humo llegarán las reformas fiscales que sí llenarán las arcas del Estado. Para que aumente la recaudación sin bajar tipos impositivos y presión sobre el ahorro, la única alternativa es dirigirse contra los tramos que más ingresos reportan a Hacienda: los medios. Son las clases medias, medias bajas y medias altas, con más intensidad los trabajadores por cuenta ajena, quienes soportan sobre sus espaldas el grueso de la recaudación por IRPF. Apelar, como siempre hace la izquierda, a la justa medida que representa desangrar a “los ricos” no es sino una estrategia típica de distorsión: junto con la subida de tipos llegarán las correcciones que sí favorecerán la afluencia de ingresos, y siempre, siempre, afectarán con más fuerza a las rentas medias en comparación con las altas.

El Gobierno miente porque no sabe qué hacer ni cuánto va a aguantar haciendo lo que hace. El recurso a la Deuda Pública es finito y la escalada progresiva y alarmante. No llegaremos a 2012, como planean los zapateros de la Moncloa, con un Estado con capacidad de endeudamiento. No llegaremos con una tasa de paro soportable, ni siquiera con un empuje exterior suficiente, ni con un shock interno capaz de reubicar la situación en niveles previos a la hecatombe. El Estado y España llegarán a 2012 asfixiados y agotados, sin apenas margen para perpetuar el modelo de intervención vigente. Zapatero yerra en su diagnóstico pero más en su previsión. Zapatero juega con la verdad, juega con los ciudadanos, engaña, miente y compromete la viabilidad del Estado, la riqueza nacional e incluso la mera posibilidad de que un sucesor, rojo o azulado, logre con los mimbres que queden reintegrar la situación económica.

Saludos y Libertad!

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. tbone permalink
    agosto 20, 2009 5:35 pm

    Eso es asi y ha sido siempre con esta clase de tiranos asi,las clases medias son las que terminaran de pagar la necedad de esta casta.La poca que vaya quedando,claro.
    Por favor,quita esa foto que dan ganas de vomitar.

  2. agosto 20, 2009 5:51 pm

    La clave está en la capacidad para endeudarse. Mientras pueda, ningún problema. Este tipo hace uso de nuevo del famoso “como sea”. A aguantar hasta que supuestamente la mejora de la economía en otros países nos lleve hacia arriba. Y aunque pueda hacer que reventemos como país, a él le da igual, siempre que existan posibilidades, aunque sean pocas, de que le salga bien.

    ¿Cómo ves la capacidad de emitir deuda? ¿Cuál crees que puede ser el límite?

  3. Kokoliso permalink
    agosto 20, 2009 9:38 pm

    Amigo Clausius, en mi humilde opinión, depende de dos cosas de si son ciertos los famosos green shots y de si Zapatitos le vé las orejas al lobo y para el gasto en seco(o sube los impuestos a saco).

    Si Alemania saliera de la crisis subirían los tipos de interés, eso haría que muchas hipotecas y préstamos a interés variable se dejaran de pagar y provocaría una debacle del sistema financiero. En ese momento nos podría pasar algo parecido a Ukrania, corralito y nadie nos compraría la deuda pública.

    Si no hay green shots, que es mi opinión por cierto, quizá dure algo más las mascarada, con estos tipos tan bajos y el BCE inundando de liquidez a nuestra banca que luego usan para comprar deuda pública ganando el diferencial… puede durar algo más el tema. Pero ya nos tienen calados, el fondo de la seguridad social ya ha sido invertido en deuda pública Española así que de ahí no pueden sacar más….

    Mira los comentarios de esta noticia que hay algunos muy instructivos
    http://www.cotizalia.com/cache/2009/08/19/noticias_64_martin_considera_espana_puede_salir_convierte_problema.html

  4. Kokoliso permalink
    agosto 20, 2009 9:43 pm

    Por cierto, nuestro déficit comercial ha sido ocultado con préstamos a la banca y con una disminución brutal de nuestras reservas de oro desde 2004

    Mirad este artículo sobre la venta de reservas de oro del Banco de España entre 2004 y 2007, el artículo era de 2007
    https://lalibertadylaley.wordpress.com/2009/08/20/un-gobierno-que-miente/#comment-6372

    Los comentarios de los últimos tres párrafos ya me produjeron escalofríos el año pasado cuando los leí pero ahora es peor.

  5. Kokoliso permalink
    agosto 20, 2009 9:44 pm

    Perdón me equivoqué de link era este:
    http://www.gees.org/articulo/4102/

    Jajaja, el copy paste que no me funcionó, que torpe

  6. Alexis permalink
    julio 20, 2010 8:04 pm

    Me enfurece ver estos comentarios… creo que la letra pequeña está bien para opinar de ciertos aspectos de la deriva económica en la que estamos inmersos. Entiendo que la política tiene sus efectos sobre la economía pero en estos momentos estamos total y absolutamente a merced de la evolución económica, a menos que alguien se invente algún intervencionismo que consiga estimular la economía u otra burbuja que nos tenga distraídos una temporada.

    Hay que ampliar el campo de mira, tomar un poco de perspectiva para entender que el crecimiento de los últimos años ha sido fruto de una burbuja, como lo fue la de los tulipanes en la Holanda del siglo XVII. Ni más, ni menos.

    Tras el boquete dejado por un ejercicio crediticio absolutamente irresponsable, se trata de mantener a flote una economía castigada por la desconfianza. Desconfianza es lo que tengo yo en unos políticos y unos empresarios que parecen carecer totalmente de sentido estratégico.

    Puede haber un cierto crecimiento, sí. Pero a la larga, a diez años vista, las tendencias inflacionistas a causa de la subida del crudo van a impedir una recuperación a niveles de 2008. Excepto para los países afortunados que cuenten con materias primas en abundancia o con tecnología punta (España parece ser que no).

    Y si no, ahí tienen la explicación de porqué la administración Bush optó por la vía militar. Sin justificarlo, ni mucho menos, al menos eso nos dio un indicación de que la cosa es grave y de manera previsora se trató de posicionar mejor los EEUU ante la que se nos avecina, que convertirá a la burbuja en un chiste. La espada de Damócles se llama -3% anual en la producción de crudo. Y nadie puede hacer nada por impedirlo.

    Clausewitz dijo que la guerra era una extensión de la política. Hoy, la política es una extensión de la economía. Por eso Zapatero tuvo que decir que sí, a todo lo que le pidieron desde Bruselas. Así que entenderán que en estos momentos me importe un bledo quién gobierne. Las cuestiones económicas van a ser totalmente prioritarias en el próximo decenio y mande quién mande tratará simplemente de salvar los muebles.

    En España, con una tasa de paro que va a superar este 2010 el 20%, y unos sueldos en retroceso, NO VA A HABER RECUPERACIÓN. Quizás y de manera tímida en el sector exportación. Tímida, sí, porque puedo equivocarme pero opino que el dólar se va a depreciar notablemente, si es que no se desploma. Eso explica en parte los ataques a nuestra moneda via PIIGS.

    Lo cierto es que en realidad deben hacerse ustedes cargo de que el mercado globalizado ha sido devastador para las clases medias, hemos matado a la gallina de oro. Lo cierto es que la inminente crisis energética va a suponer en la práctica la desaparición de esa clase como motor de consumo y por tanto de la actividad. Ni siquiera en los estados emergentes como China, Brasil o la India. Cuyo crecimiento se basa en la exportación a occidente y que basa su potencial exportador en los bajos salarios. China quizás opte por el estímulo de su enorme mercado interno, en todo caso, es el fin de las clases medias en Europa y EEUU tal como las conocemos hoy día. Y con sus conquistas como salarios, pensiones, etc…

    En mi opinión el norte ya se perdió en 1971, cuando Nixon decidió que el oro ya no respaldaría el dólar.

    Y precisamente oro es lo que China estuvo comprando desde finales del año pasado. Deshaciéndose de unos dólares que, tiempo al tiempo, dejarán de ser un refugio para convertirse en un problema.

    A mi no se me ocurre ninguna salida. En serio, los ajustes salariales son un rasguño en la pintura de un buque que va a la deriva. No se trata de que vivimos por encima de nuestras posibilidades. Se trata de que las posibilidades para nosotros se agotan.

    Les voy a poner otro ejemplo. Marcas de prestigio vs. marcas blancas. En realidad, con la reducción de salarios se condena a las marcas de prestigio destinadas a la clase media. La polarización entre los que ganan mucho y los que ganan poco deja un desierto, que sólo disfrutarán las empresas que puedan aportar una gran valor añadido o un precio muy ajustado. Vaya, esto se asemeja cada vez más a las condiciones preindustriales del siglo XVIII.

    Y siguiendo este hilo, supongo que con el tiempo veremos una marcha atrás. Es decir, creo que veremos como se descompone el mercado globalizado, puesto que necesita por una parte de una masa demandante con un cierto poder adquisitivo y por otra de energía barata. Opino que para 2020 esto ya no será así, lo que representa una oportunidad para la producción local, siempre y cuando no precise de mucha energía y/o materias primas (vaya, que no encontraremos ciruelas chilenas en el Carrefour). Es decir, asistiremos a una relocalización (que listos estos de Rumasa). Posiblemente apoyada por nuevas reglas proteccionistas… Si, han leído bien.

    Un saludo cordial, y no olviden abrocharse el cinturón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: