Skip to content

El Puño en Alto

septiembre 8, 2009

No nos engañemos, más allá de las poses, lo del puño no deja de ser anecdótico. Ateologías políticas hay muchas, todas coinciden en eso que se repite en la letra de La Internacional: en la versión “socialista”, cambio de base; en la versión comunista o habitual en la II República, “del pasado hay que hacer añicos (…) El mundo va a cambiar de base (…) Ni en dioses, reyes ni tributos, está el supremo salvador. Nosotros mismos realizaremos el esfuerzo redentor…”.

Quizá la versión anarquista sea la menos constructivista, aunque suene igual de violenta. Lo importante es la naturaleza netamente religiosa de este tipo de cánticos. Religión secular que sueña con el cielo en la tierra, cambiar el orden institucional, redistribuir los bienes y proporcionar la salvación del espíritu en este mundo. Más de lo mismo, pero extremadamente peligroso: quien participa de este tipo de religiones seculares y por desasosiego o desesperación es incapaz de entregarse a la religión transcendente, entrelaza política y religión, haciendo de la ateología el motor de su acción práctica, de su apuesta por el diseño social más audaz e incongruente con la realidad del Hombre (alterando su naturaleza directa o indirectamente).

Que Zapatero, Pajín, Aido o Guerra participen en estos actos donde se canta el himno de La Internacional no debe asombrarnos, tampoco parecernos algo fuera de lugar, extemporáneo, incluso totalitario. Los fascistas y los nazis, compañeros socialistas de los del puño en alto, también tenían sus cánticos, congregaciones, ritos y espadañas. Unos perecieron, otros resistieron agazapados tras la socialdemocracia edulcorada o el fallido conato eurocomunista. Los del puño derecho flojo, los del izquierdo marcial, distan en formas pero coinciden, con los del brazo alzado y otros tantos fundamentalistas, en el peor de los males que puede padecer el Hombre: ser ferviente seguidor de una religión secular. Cual musulmanes obcecados, cometiendo el mismo error de no saber separar lo mundano de lo celestial, se pavonean sin renegar de los símbolos tradicionales, sin necesidad de pedir perdón por sus crímenes ni de rectificar los fines que les sirvieron de excusa en su comisión.

Saludos y Libertad!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. septiembre 8, 2009 7:57 pm

    No entiendo el contexto de la foto, me falta la noticia, pero no sé que pintaba el pobre Rajoy con tanto rojo alrededor y escuchando himnos de izquierda… La verdad, es una foto que sorprende.

  2. septiembre 8, 2009 10:03 pm

    Es el congreso de UGT… los del PP van por no parecer que están contra los sindicatos. El caso es que nadie desde el PP ha tenido la valentía de mandar al cuerno a los sindicatos, así que no te extrañe tanto la fotografía, por desgracia.
    Saludos!

    • septiembre 9, 2009 10:11 am

      Eso explica la foto, aunque no explica que hacía allí… XDDDDDDDDDD Una cosa es quedar bien, pero no veo yo a este buen señor entre tanta loca roja… Especialmente la Pajín… XDDDDDD No sé, no deja de resultarme extraño…

Trackbacks

  1. elentir.info :: Contando Estrelas | Origen, historia y paradojas del puño en alto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: