Skip to content

El eterno debate del sexo por dinero

septiembre 10, 2009

Regular, prohibir o dejarlo como está. Es uno de esos debates perennes que de vez en cuando salen a la luz ocupando poco más de un par de días cabeceras de informativos y alguna que otra página de periódico, aunque luego no lleguen a nada. En realidad lo que siempre se discute es si se regula o se prohíbe, pocos se plantean el dejarlo tal y como está, si defiendes está última postura te tratan de machista y defensor de la esclavitud. Partimos de que la prostitución en sí no debería ser ningún delito, no así el obligar a otro individuo a hacerlo. Pero es que esto último no se ha conseguido eliminar ni con medidas prohibicionistas tipo Barcelona (lo hemos visto en los últimos días), ni con regularizaciones tipo Holanda, por no hablar del Gran Hermano montado por Gallardón en Montero y la zona de TriBall. Entonces, ¿por qué el dejar libertad y sólo perseguir el verdadero delito, que es el obligar a otra persona a prostituirse, no es considerado ni siquiera como opción?

Los prohibicionistas, sean conservadores o progresistas, anteponen su moral a la libertad de un individuo de ofrecer sexo o lo que sea a otro u otros a cambio de dinero. Muchos de los que se hacen llamar progresistas lo consideran una humillación para la mujer, un signo de la sumisión que sufren hacia el hombre, mujeres esclavas de su cuerpo, horror, pónganse todas las mujeres un burka y ni insinúen sus atributos femeninos al asqueroso varón. Postura liberticida e hipócrita, ya que únicamente les parece mal la prostitución de mujeres que se ofrecen a hombres, ni una palabra sobre los hombres que se ofrecen a otros hombres o los hombres que se ofrecen a mujeres. Siempre hablando del problema de la putas de Montera pero nunca de los chaperos de Sol. Según esto, solo verían prohibible la esclavitud de la mujer, no la esclavitud del hombre, ¿qué dirían si es una mujer la que esclaviza a otra mujer?

Luego están los que se les llena la boca con eso de regularizar, también los encontramos en ambos bandos, Esperanza Aguirre ya se ha pronunciado a este respecto e incluso en ERC han secundado sus palabras. Pero, ¿qué significa regular? Supongo que se referirán a que paguen impuestos, ya sabemos que a nuestros políticos les duele que alguien se les escape a su mano larga, y a que participen en la estafa de la Seguridad Social, hasta a alguno se le ocurrirá la maravillosa idea de que paguen un plus por el mayor riesgo de contraer una ETS. Pasarán de ser víctimas de la esclavitud a víctimas de robo como un ciudadano cualquiera. Pero la regularización va más allá, ya que por mucho que paguen impuestos y hasta el IVA de lujo, los vecinos seguirán pidiendo que se las saque fuera de su calle, existiendo dos opciones, un parque temático del sexo a lo Ámsterdam o el prostíbulo de carretera de toda la vida, teniendo, al final, que prohibir la prostitución en el resto de lugares.

Luego están los que no saben por dónde les da el aire, se debaten entre el cada uno hace lo que quiere con su cuerpo, pero si el maldito dinero está por el medio no me parece tan bien. En este grupo se encuentra Público, el único diario de pago de tirada nacional que no contiene sección de contactos y que critica a sus colegas que si los tienen. Los de Público son tan libres de no ponerlos como los demás diarios de hacerlo. En el fondo les escuece que una mujer utilice su cuerpo como herramienta de trabajo, tachan de hipócritas a sus compañeros cuando los hipócritas son ellos, sólo hace falta poner un rato La Sexta (la tele de su grupo) para darse cuenta que todas sus presentadoras, desde los informativos a los programas de humor, no están ahí solo por su curriculum profesional, ¿es qué acaso no existen las feas pero sobradamente preparadas? ¿Están vendiendo su cuerpo? Sí, ¿y qué?

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. septiembre 10, 2009 1:38 pm

    Las prohibiciones crean un mercado negro ilegal, en este caso el de la prostitución. ¿legalizarlo acabaría con la parte delictiva? No, desaparecería gran parte del mercado negro que ahora existe, pues podrían establecerse los contratos privados que el mercado considerase oportunos, con el marco de una de las pocas competencias que el estado debe vigilar, el cumplimiento de los mismos.

    Un saludo.

  2. jojo permalink
    septiembre 10, 2009 1:58 pm

    miren yo si voy a burdel he usado mi libertad.. pero si estoy andando en la calle tranquilamente y una chica me coge del brazo y me da la brasa para que use sus servicios sexuales entonces esta dañando mi libertad.. en este caso si que estoy de acuerdo que se prohiba la prostitucion callejera por que daña que el ciudadano medio pueda ir por la calle con total libertad.

  3. RAJ permalink
    septiembre 10, 2009 2:16 pm

    La sabiduria de la naturaleza y del orden universal (si no se quiere atribuirsele a Dios, dará igual), hace que ciertas cosas que no se deben intentar controlar, sean, además, imposible hacerlo. Luego está la prostitución de la justicia, cuando se dictan leyes y normas que son imposible de aplicar, primeramente a nivel del ejecutivo y por lo tanto también a nivel judicial incrementado, en este segundo caso, exponencialmente. Ese es el caso de la prostitución.

  4. septiembre 10, 2009 2:43 pm

    Todos nos servimos de alguna parte de nuestro cuerpo como herramienta de trabajo, liberand. Somos factores originarios!

  5. septiembre 10, 2009 2:47 pm

    Jojo, eso que dicen que hacen las putas callejeras (solo me ha pasado un par de veces y no ha sido para tanto) es lo que hacen las empresas de telemarketing llamando a números de teléfono privados: acoso publicitario. Si no te gusta basta con que lo denuncies aunque tal y como están las leyes y las autoridades, te quedarás sin resarcimiento. La cuestión no es por tanto si debemos o no prohibir la prostitución y la telefonía móvil, por ejemplo, sino el acoso callejero. Una puta en una esquina es como un cartel publicitario en una marquesina… es más, puede incluso que la puta vaya más tapada que la modelo de turno.
    Saludos!

  6. septiembre 10, 2009 3:43 pm

    La desregulación de los mercados es un fundamento básico del liberalismo. Por consiguiente, cuanto más desregularizada esté la prostitución —o cualquier otra profesión— mejor. Hay que dejarla como está. Y lo de las mujeres forzadas a ejercer la prostitución lo considero una leyenda popular. No existen tales mujeres en España.

    • septiembre 10, 2009 4:14 pm

      Siento decirlo, pero andas un poco perdido si dices tal cosa… ¿Quieres decir que no hay trata de blancas (y negras), que no secuestran mujeres en los países del este para prostituirse aquí, etc…? La verdad, eso es no estar en este mundo…

      • septiembre 10, 2009 4:20 pm

        Correcto. Eso es lo que quiero decir. En España no hay mujeres prostituyéndose en contra de su voluntad. Lo de las extranjeras que vienen engañadas o secuestradas es un mito políticamente correcto.

  7. septiembre 10, 2009 3:45 pm

    Jojo, la próxima vez le dices enérgicamente que te deje en paz. Ella entenderá.

  8. septiembre 10, 2009 4:18 pm

    Creo que debería legalizarse por la sencilla razón de que eso eliminará un gran porcentaje de la economía sumergida de este país. Y creo que además sacará a muchas de las calles, al poder establecerse como negocio independiente (autónomas). Y además, al convertirse en un mercado regulado, generará competencia, habrá “fusiones” y desde luego a ellas les vendrá mucho mejor. Y los que se quejen de que hay prostitutas, que se vayan a su casa a dormir, que bastantes pendejos hay por el mundo.

    Y además, el tema delictivo… Ahora las mujeres que son traídas de forma ilegal son “alegales”, y por tanto están totalmente desprotegidas. Si se registran como prostitutas podrán defenderse y alegar sus derechos ciudadanos, y no sólo las ilegales.

  9. septiembre 10, 2009 4:19 pm

    Y no estoy de acuerdo con el dibujo, ya que de ser así la legalización habría ocurrido hace ya mucho…

  10. septiembre 10, 2009 9:53 pm

    “Supongo que se referirán a que paguen impuestos, ya sabemos que a nuestros políticos les duele que alguien se les escape a su mano larga, y a que participen en la estafa de la Seguridad Social,”

    Sincerametne creo te equivocas de plano. Lo que realmente les duele es tener que pagar el IVA y facturar el servicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: