Skip to content

Sí a la venta de la píldora (y sin receta)

septiembre 30, 2009

¿Se debe permitir la venta de la píldora del día después sin receta médica? Es otro de los debates que enfrentan a socialistas progres y conservadores, que junto con otros temas de actualidad como el aborto, la gripe A o las hijas de Zp restan tiempo a la crisis o a la subida de impuestos.

A la pregunta inicial, respondo afirmativamente, aunque añado que lo idóneo es que se consulte con su médico/ginecólogo. Los defensores del no, se apoyan en varios argumentos: sus efectos secundarios, en que habrá mayor facilidad para que se use en repetidas ocasiones por la misma persona con las consecuencias negativas que ello puede traer, en que no se entiende como para comprar un antibiótico se requiere de prescripción médica y para la píldora no y en que fomenta la irresponsabilidad en sentido de que se usaría como anticonceptivo habitual en vez de de urgencia. Desgranemos uno a uno.

Efectos secundarios adversos los tiene, sí, pero como cualquier otro medicamento. Si el único argumento en contra es que puede producir vómitos y nauseas, apaga y vámonos, acabamos de un plumazo con la industria del Espidifen, auténtica bomba para el estomago.

Otra cosa distinta es que según los expertos su ingesta en repetidas ocasiones puede ser contraproducente para la salud de la consumidora, razón por la que podríamos pensar en que si únicamente se dispensase con receta, se limitaría o desaparecería este riesgo. Pues bien, si una persona está a base de aspirinas o ibuprofenos durante 10 días, lo más probable es que acabe en el hospital con un agujero en el estómago; sin embargo, ni la aspirina ni el ibuprofeno requieren receta para su compra.

Es cierto que muchos medicamentos legalmente en nuestro país necesitan prescripción médica, por ejemplo los antibióticos. Pero también es bien cierto que cualquiera de nosotros hemos podido comprarlos en alguna farmacia sin necesidad de ello, además, en la era de internet y la compra online, es sencillo hasta comprar fármacos que ni siquiera aún se comercializan en nuestro país. Y ello es imposible de controlar e iría contra la libertad de una empresa de ofrecer al mercado libremente su producto. Los liberales no podemos defender por un lado que se legalice la venta de drogas y sin embargo, poner trabas a la venta de la píldora o de un Clamoxyl. Ello no quita en que se informe correcta y fielmente al paciente de los riesgos y efectos derivados del mal uso de estas sustancias y en que se le insista en que es su médico el que le debe dar unas pautas concretas para su consumo.

Y por último, el famoso fomento de la irresponsabilidad. Conociendo las indicaciones del fármaco (anticonceptivo de emergencia, nunca habitual, por supuesto inútil ante enfermedades de transmisión sexual), cómo se usa y sus efectos adversos, y además sabiendo que se debería siempre consultar con un médico, toda consecuencia que derive del uso indebido del fármaco será responsabilidad única de la consumidora. Pero también hay que destacar que, que no deja de ser paradójico que los defensores del Estado controlador desde el primer segundo de vida (fuera del útero, claro, antes no somos ni seres humanos, parafraseando a la ignorante ministra Aído), del maternalismo que todo te lo da y todo te lo soluciona, de repente suelten la soga en este tema y den libertad entre comillas, en este sentido si se puede decir que el Estado está fomentando la irresponsabilidad, como ya nos hemos referido en el blog en otras ocasiones.

Resumiendo, venta sin receta sí y que cada uno/a asuma las consecuencias de sus actos.

PD: ayer noche en Madrid Opina el alcalde de Majadahonda se oponía a la píldora y decía que esta era abortiva. Pues bien, la píldora (útil durante 72 horas después del coito) funciona como anticonceptiva las primeras 48 horas (impide la llegada de los espermatozoides al óvulo) y como abortiva en las últimas horas impidiendo el asentamiento en el útero del óvulo ya fecundado. De todas formas, aunque fuese abortiva, cuando la mujer la toma desconoce completamente si la fecundación se ha producido o no, ¿sería, en ese caso, responsable del supuesto aborto? Ya tenemos tema para otra entrada.

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. septiembre 30, 2009 1:49 pm

    Si la mujer toma la píldora es para abortar de haberse quedado embarazada. Por lo tanto moralmente atacable.

    Como contrario al aborto no puedo sino estar en contra de la venta de dichas píldoras. Pero coincido en que si ellas quieren atiborrarse a píldoras y les sienta como un tiro, pues que con su pan se lo coman.

    Leámos las chorradas de la ministra del ramo:
    Jiménez destacó hoy en declaraciones a Punto Radio, recogidas por Europa Press, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró expresamente en su momento, desde el punto de vista científico, que no se trata de una píldora abortiva, porque no provoca la interrupción de ningún tipo de embarazo, sino que impide que haya un asentamiento del óvulo. “Es un debate que ya está cerrado, y no merece la menor trascendencia”, indicó.

    • Liberand permalink
      septiembre 30, 2009 2:34 pm

      Rojobilbao: como he dicho en la PD, la píldora actúa como anticonceptiva en las primeras 48 horas, crea un ambiente en útero que impide a los espermatozoides llegar al óvulo. Si no se ha producido la fecundación, no puede hablarse de aborto. Si estás en contra de ello, también lo estarás contra el preservativo. A partir de las 48 horas (aproximadamente) si actuaría como abortiva, puesto que el óvulo estaría fecundado y lós efectos de la píldora impedirían su asentamiento en el útero.

      Saludos

  2. Anónima permalink
    septiembre 30, 2009 3:28 pm

    Bueno, entonces ¿porqué no se venden sin receta todos los fármacos hormonales (y otros)? ¿Porqué este no y los otros sí?.
    Si luego les sienta fatal y tienen consecuencias, ya estamos todos otra vez para pagarles los sucesivos tratamientos, etc. en la SS para “desfacer el entuerto” ¿no?

  3. septiembre 30, 2009 5:56 pm

    Yo como contrario al aborto estoy a favor de la distribución de la píldora anticonceptiva. Y por las mismas razones que los condones, espermicidas y demás medios contraceptivos.

  4. septiembre 30, 2009 5:57 pm

    *Anticonceptivos, perdón.

  5. septiembre 30, 2009 6:26 pm

    Un post muy clarito. Dejas para otro lugar la polémica centrada en esas 24 horas donde la píldora “de los 3 días después” deja de ser anticonceptiva para convertirse en un fármaco abortivo por si acaso… El por si acaso en Derecho Penal es complicado de evaluar. Si el bien jurídico protegido, la vida indefensa y dependiente, está detrás de una puerta, y al otro lado una persona apunta y dispara repetidas veces, por el solo hecho de saber que alguien pudiera estar y resultar herido, o muerto, incurre en dolo eventual. Si creyese que no hay nadie y aun así disparara, su conducta, muy probablemente, sería culposa. Es decir, quien se toma la pildorita transcurridas las 48 horas (no creo que sea un límite exacto) lo hace para abortar, por si acaso. Hay dolo, pero nunca sabremos si hay aborto. Esa es la cuestión.
    Saludos!

  6. septiembre 30, 2009 11:23 pm

    Varias cosas:

    1º. Si una pareja mantiene relaciones sexuales sin emplear ningún anticonceptivo, la fecundación de un óvulo acontecerá en un plazo de tiempo muy corto, porque el esperma normalmente no sobrevive más de 24 horas dentro del útero. Una chica sabe esto y puede emplear la píldora del día después para evitar que el posible óvulo fecundado se implante en su útero y pueda crecer.

    Es posible que no haya óvulo fecundado, pero la pastilla actúa tanto si no lo hay (no aborto aunque sí intención de matar a un ser humano ) como si lo hay (aborto cometido con toda la intención de matar a ese ser humano en desarrollo). Cuando no hay ovulo fecundado, condenar el consumo puede parecer algo así como un “precrimen” o una condena de intenciones, pero obviamente, es la única forma de evitar que se impida crecer a óvulos que sí han sido fecundados.

    Esto vale tanto para la RU-486 como para la Píldora Preven.

    2º. Las susodichas pastillitas contienes enormes dosis hormonales que se han demostrado sumamente dañinas para la salud de las consumidoras (al igual que un medicamento -este sí-netamente anticonceptivo como “la píldora”), pues provocan insuficiencia hepática, aumentan el riesgo de cáncer de hígado y páncreas, producen náuseas (42%) y vómitos (16%), sangrado vaginal (31%), vértigos o mareos (20%), dolor abdominal (15%), fatiga (13%), dolor de cabeza (10%), sensibilidad mamaria (8%), retraso de la menstruación (5%) y diarreas (3%). Además de estos efectos secundarios, se han observado también consecuencias como embarazos ectópicos y la formación de coágulos sanguíneos (de hecho ya se están dando casos de fallecimientos de adolescentes por derrame cerebral en las salas de urgencias).

    Bien que sean responsables de los daños que se autoinflijan, pero esto no evita el hecho de que un medicamento no debiera dañar la salud de quien lo toma ni tampoco colaborar al asesinato de un ser humano. Simplemente por coherencia con el espíritu de la profesión médica y su juramento hipocrático de no colaborar en suicidios ni abortos.

    3º. Venta libre de esta pastilla orientada al crimen y sumamente venenosa, pero no de otros medicamentos menos dañinos… ¿no parece evidente que existe un desmedido interés político-ideológico en poner el aborto rápido y aparentemente inocuo al alcance de niñas?

  7. Ludovico permalink
    octubre 1, 2009 9:10 am

    El tema de la píldora del dia despues en principio es algo confusa. Como tiene unas características anticonceptivas y otras abortivas, la cuestión es si la persona la toma con intención de no quedar embarazada sin importarle si ha evitado una fecundación o ha provocado un aborto (que supongo que quienes la tomen será su punto de vista). Moralmente si lo que busca es el fin de no quedarse embarazada (como sea) es reprobable, si la mujer busca evitar el embarazo en ese caso no. Pero hasta que tal vez algún día saquen una píldora del día después exclusivamente anticonceptiva siempre quedarán sus usuarios bajo la sospecha de la duda, ya que ni ellas sabrán si han provocado un aborto o no (pero siempre moralmente condenables).
    Yo no conozco mucho si esta píldora está hecha con la intención de evitar la fecundación y el aborto posterior es un efecto secundario. O si en cambio es un efecto buscado.
    No sé tal vez es como lanzar una granada en una casa donde sabemos que hay unos delincuentes (no asesinos) que se resisten a ser detenidos, tras haberles atacado con elementos no letales (bombas de gas lacrimógeno, balas de goma, mangueras de agua de alta presión, etcétera). No sabemos si están armados pero sabemos que no han cometido delitos de sangre. Lo único que queremos es evitar que escapen (como sea). Si este uso indiscriminado de la fuerza sería condenable como asesinato tal vez la pildora del día después tal vez lo sea como abortiva.

  8. octubre 1, 2009 11:19 am

    y que cada uno/a asuma las consecuencias de sus actos

    Entiendo que esto significa que si derivado del abuso se sufren los efectos secundarios que se han descrito en anteriores comentarios, yo con mis impuestos no tengo por qué sufragar las consecuencias de los actos del irresponsable de turno.

    (Lo mismo se podría aplicar a las diversas drogas,medicamentos, etc, etc etc de acceso más o menos libre)

    Porque de eso se trata ¿o no?

    • Ludovico permalink
      octubre 1, 2009 11:58 am

      Claro, por eso estamos a favor de la privatización de la Sanidad. Cada cual pagaría su propia atención médica. El que sea drogadicto y reciba muchas atenciones de este tipo las tendrá que pagar él de su bolsillo. Si se tratara de un seguro médico le terminarían penalizando igual que en el seguro del coche te penalizan si das muchos partes. De todas maneras el consumo de drogas sin ser abusivo no tiene porque llevar a trastornos graves, como el alcohol.
      Hoy en día la gente comete abusos de drogas legalizadas como tabaco y alcohol cuyos tratamientos pagas tú (cierto también que el que compra estos productos sufre los impuestos especiales orientados teoricamente a pagar los excesos, aunque una vez en hacienda no sabes donde va a parar).

  9. Chipie permalink
    octubre 2, 2009 3:59 pm

    La pildora de a que hablamos es abortiva, no es una pildora anticonceptiva, es post-concepcion.
    Igual que es abortivo el DIU ya que no impide la fecundacion, si no el anidamiento del ovulo YA FECUNDADO.
    Por tanto y como antiaborto que soy estoy en contra de esta pildora y del DIU o cualquier otro metodo abortivo.

  10. Juano permalink
    octubre 2, 2009 9:10 pm

    El argumento de que puede que sea abortiva o no según la prisa que se den los espermatozoides no es de recibo. Es como si me pongo a disparar un rifle contra una esquina en la que normalmente no hay nadie y si mato a alguien le hecho la culpa por pasar por ahí…

    La píldora es abortiva, busca eliminar la posible vida que haya en el interior de la madre de cualquier manera. Con la cantidad de métodos preventivos que hay llegar a la situación de plantearse matar a no nacidos es sencillamente impresentable.

Trackbacks

  1. Blogueando La Cocina » Sí a la venta de la píldora (y sin receta) « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: