Skip to content

Que la Crisis la paguen los ricos

octubre 1, 2009

Goirigolzarri se prejubila a los 55. El BBVA tiene preparados más de 50 millones de euros a fin de garantizar la pensión de 3 millones anuales calculada para el ex Consejero delegado, que venía cobrando 4,6 millones de euros sumado fijo y variable.

Los mandamases, esos que no alcanzan las 7 cifras en sus sueldos, se revuelven, a pesar de la información y las oportunidades que su posición les sirve en bandeja de plata (pocas veces envenenada), y han tomado la polémica sobre las retribuciones de directivos de grandes compañías como cortina de humo con la que ocultar su falta de iniciativa y peor diagnóstico sobre la crisis económica que nos azota.

Los progres, los rojos, los taxistas, los radicales, los conservadores, los echaos pa´lante, los fachas… todos ellos coinciden, generalmente, en la ineludible búsqueda de culpables de la crisis. Los gobernantes son hábiles manipuladores. Si la libertad y la mengua del Estado son las causas que incubaron la crisis, los codiciosos empresarios son sus grandes responsables. Lo importante es que nadie mire en otra dirección, que el Estado siga apareciendo como fuente inmaculada de altruismo y justicia social.

Que la crisis la paguen los ricos, y no los trabajadores y las trabajadoras, por supuesto! Desde que Ibarretxe, con su famosos “vascos y vascas” pusiera de moda la evasión del neutro o el genérico, ya nada ha vuelto a ser igual. Aido lo intentó con su “miembros y miembras”, pero no alcanzó la brillantez de aquel, que por arte de magia, y a base de insistir y remarcar la expresión, consiguió que el lenguaje políticamente correcto lo adoptase como indispensable requisito.

Pero claro, por qué no aplicarlo al bando de los malos, por qué no hablar de ricos y de ricas? Ricas hay, y muchas. Empresarias ávidas de éxito, herederas con dos o tres SICAVS en su haber, ex mujeres, deportistas, cantantes, actrices… Ricas, muy muy Ricas. Para eso sí que resulta incómoda la expresión. En un mundo donde la mujer es un objeto débil, una fuente de venganza y resquemor, un valioso fetiche para seguir alimentando el lenguaje silogista y la lucha social anticapitalista, no conviene destacar que muchos de los que se forraron a base de bien durante la época de exuberancia económica, fueron mujeres. Poco importa, dado que en el discurso izquierdista hombres y mujeres triunfadores y autosuficientes quedan relegados al bando de los explotadores, siendo el tipo ideal ese de “trabajadores y trabajadoras”, como referente desde el que juzgar la integridad moral de unos y otros.

El señor Goirigolzarri ha servido a una entidad que obra y gracia del Estado se ha dedicado y seguirá dedicando al noble negocio de la apropiación indebida y la estafa. Gracias a ese esperpento denominado “depósito bancario”, única modalidad donde la ley ampara la doble disponibilidad sobre un mismo bien depositado, los bancos han expandido el crédito ubicándose como primeros beneficiarios de la masiva redistribución de riqueza que solo el Estado, y su política inflacionista, es capaz de sostener en el tiempo y no rectificar aun cuando vengan mal dadas. Yo entendería que la gente se indignase con la dichosa pensión del ex consejero delegado del BBVA si incluyera en su argumento nociones sobre teoría monetaria y una posición sólida acerca de la reserva fraccionaria. Pero ya se sabe que ser de izquierdas es gratis, ser un vocero ignorante, más aun, y ser un arrogante vehemente y prestidigitador, incluso resulta rentable.

Yo no me indigno, en principio, porque una empresa privada, de forma pública, sin ocultárselo a sus propietarios, decida retribuciones o compensaciones como esta. Fernando Alonso cobrará al menos 25 millones de euros por temporada una vez se incorpore a Ferrari. Cristiano Ronaldo gana 12, o eso creo. Ana Rosa Quintana y Matías Prats rondan los 7 millones, o eso dijeron.

Lo que me puede indignar es que con mis impuestos, con esas exacciones cobradas a punta de pistola que religiosamente pago cuando llega el momento, se mantenga al Presidente del Gobierno, su prole, no ya en La Moncloa, sino en sus vacaciones, caprichos, salidas de fin de semana y gustos culinarios. O se financie a ciertos ministros, o se subvencione empresas privadas cuyos mandamases comparten vecindario con el señor  Goirigolzarri. Eso si que me duele y debería provocar la repulsa de todos. No así lo que libremente pactan dos partes interesadas en beneficio mutuo. Porque todo intercambio voluntario revierte en beneficios para quienes participen en él, y nunca, nunca, suma cero a pesar de los sofismas que a diario tratan de nublar nuestra inteligencia.

Ricos y Ricas, no tan ricos y no tan ricas, pobres y pobras (que diría Aido)… todos, sin excepción, pero cada uno a su manera, pagarán esta crisis y las que vengan. Lo curioso es que desde la izquierda se ataque a unos vendiendo que se protege a otros cuando en realidad los resultados de todas sus decisiones contribuyen a hundir aun más en la miseria a quienes peor lo están pasando o menos ganaron en la etapa de expansión. Eso es el Estado, naturalmente injusto e ineficiente. Poco importan los salarios de los directivos siempre que desde el gobierno se mantengan las regulaciones que condujeron a esta crisis. Poco importa que tengamos perfectamente identificados a alguno de los malos, como los bancos y ciertos favorecidos por el inflacionismo, si no somos capaces de identificar la fuente de toda esa maldad.

Saludos y Libertad!

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Kokoliso permalink
    octubre 1, 2009 8:31 pm

    Muy acertado, pero corrige lo del “martes” en “Eso si que me duele y debería provocar la repulsa de todos. No así lo que libremente pactan dos —- martes —– interesadas en beneficio mutuo.”

    Creo que marte era dios y no diosa 😉

    Un saludo

  2. octubre 1, 2009 9:27 pm

    Había puesto “partes”. El word 2007 juega malas pasadas, jejeje

  3. Juano permalink
    octubre 7, 2009 6:54 pm

    Ayer en la radio el señor González Pons del socialista PP salió pidiendo más impuestos para los ricos en general y para las pensiones de los banqueros en particular. Abogó por flexibilizar el mercado laboral español, pero sin tocar un ápice las condiciones para el despido (¡¡¡¡????). Sólo le oí criticar la subida del IVA. En el tema del aborto no se mojó, pero indicó que era un problema que incumbía especialmente a la mujer (por lo visto los hombres no pintamos nada en los embarazos). Sólo se quejó de que se sacara el mismo día de los presupuestos generales.
    Total, que el discurso de un líder de la oposición podría haberlo firmado perfectamente cualquier miembro del gobierno: aborto libre, más impuestos para los ricos y nada de tocar las condiciones de despido.

    Si sumamos las declaraciones de Rajoy mandando a los liberales a tomar viento fresco fuera de las filas de su partido, el resultado es que en este país tenemos dos partidos socialistas. Uno bestia que está en el gobierno y otro un poco más moderado que podría tranquilamente poner como líder a Felipe González…

    Tenemos crisis para hartarnos señores. Creo que nos podemos ahorrar las próximas elecciones sustituyéndolas por tirar una moneda al aire: cara dura ZP, cruz de oposición Rajoy. Pocas diferencias vamos a notar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: