Skip to content

Los males del porro

octubre 22, 2009

He visto en televisión una noticia que me ha sorprendido bastante: sólo el 2% de los fumadores de porros (así, en general) llegan a la universidad? Ah, no, perdón, no era una pregunta. Sólo el 2% de los fumadores de porros va a la universidad. Así sí.

¿Sólo?

Hombre, no es que en mi Campus se estilase aquello de la “Moqueta” de Somosaguas, o el San Canuto de la Autónoma, pero me temo que más de un 2% eran consumidores habituales de “porros”. Esta noticia es equivalente a decir que sólo el 2% de los adolescentes adictos al alcohol llegan a la universidad. Ahora resulta que fumarse un porrillo de vez en cuando, a lo Lomana, es un obstáculo prácticamente insalvable para ir a la universidad… como si ir a la universidad fuera un triunfo en los tiempos que corren. Ni siquiera terminarla, porque cernícalos los hay con o sin carrera, pero con carrera dan más lástima todavía.

Un gobierno que legaliza el aborto hasta la semana 14, y promete impunidad, incluso legal, para los abortos que excedan ese periodo, pero es incapaz de afrontar el debate del levantamiento de esa ambigua Ley seca que viene practicando desde hace años: Se puede beber, y se bebe. Se puede fumar, y se fuma (tabaco). Y si se quiere uno meter algo más fuerte, que esté tranquilo, hay mercado (negro) para ello. Vaya, que el Gobierno, a pesar de os recursos movilizados al efecto, las incautaciones y la dureza de las penas, no consigue que por unos cuantos euros adolescentes y no adolescentes accedan a drogas blandas, duras…  y líquidas.

Y ahora nos salen con campañas efectistas de este estilo. Campañas que nadie se cree, en ambientes donde hasta los padres asumen que sus hijos, cuando van de botellón, algún porrillo se fuman. Y claro, no le digas nada al niño que igual se envalentona, se hace cocainómano, “o algo peor”, y deja los estudios.

Es un mensaje estupendo para la juventud: no te drogues, ve a la universidad. Y las colas del Inem atiborradas de universitarios orgullosos de haberse sacado un grado, grado medio, o lo que sea. Mientras tanto, drogadictos profesionales, llenando sus bolsillos en la música, el cine, el petardeo televisivo… pero también en la mecánica, la electrónica o la prostitución, por poner ejemplos de profesiones, con o sin formación oficial, que aseguran, de primeras, ingresos suficientes para “el piso”, el coche, la dosis y el alterne.  

Apelar a la responsabilidad individual es inútil cuando nuestros gobernantes son incapaces de reconocer que cada uno es su mejor consejero, y que los hábitos y los excesos, se moderan mejor desde el seguimiento de reglas de mera conducta, espontáneas y competitivas, que aseguran a sus seguidores certidumbre suficiente como para saber que una práctica concreta no será obstáculo en el resto de las facetas de su vida. Y así es como se ha disciplinado el consumo de las drogas que, hipócritamente, son hoy “legales” en España. Y como aspirar a la Sociedad perfecta es de necios, totalitarios y socialistas (tres formas de llamar a lo mismo), atacar la libertad con fundamento en los excesos marginales, es tan burdo que basta responder lo que sigue: ¿Dónde están los resultados exitosos del Prohibicionismo?

Os dejo con una mujer que lo tuvo todo, y cuando no podía tener más, cayó en la miseria de la adicción y el descontrol persona. Ah, lo hizo en un ambiente prohibicionista…

Saludos y Libertad!

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. octubre 23, 2009 8:01 am

    Terminé la universidad hace ¿1o años? Por aquel entonces como mínimo el 10% tirando por bajo de los estudiantes fumaban algún porro todos los meses. La cifra (al menos en Euskadi)haido creciendo notablemente, de manera que eso del 2% y demás me huele a chorrada acientífica por todos los lados.

  2. octubre 23, 2009 10:15 am

    Yo ni siquiera fumo, y mi contacto con el alcohol es anecdótico, así que no soy alguien muy indicado para hablar de drogas. Pero sí tengo claro que cualquier cosa que altere tu estado mental de la forma que sea generalmente no es positivo para tu desarrollo personal. No estoy en contra de las drogas como tales, aunque yo no la tomaría nunca, y no recomendaría su consumo, pero como digo no estoy en contra en si mismo siempre y cuando se haga con precaución. El gran problema es que los seres humanos, por regla general no hacemos nada con precaución ni a ostias. Me explico.

    Yo tenía un colega al que conozco desde chaval y con el que viví casi tres años compartiendo piso. Fumaba maría. Yo sólo me apercibía por el olor característico que tenía el cuarto de estar algunos días. Sabía que algunos de sus otros colegas también lo hacían. Nunca me ofreció, a decir verdad, ya que sabía que no me gustaba el tema, pero yo tampoco se lo recriminé nunca, porque tampoco me ha parecido muy importante. Ahora bien, observador que es uno, me di cuenta que con el paso del tiempo tanto él como sus colegas fueron evolucionando. Si a la maría le sumamos el alcohol (y espero que nada más), fui percatándome de que sus acciones y potencias cognitivas iban debilitándose con el tiempo. Se volvían cada vez más pasotas y asociales (sin llegar a nada malo). Y yo sé que mi colega no era así cuando le conocí ni en los años posteriores hasta que compartimos piso. No sé hasta que punto la influencia de la maría incidió en esta evolución (junto con el alcohol, supongo), pero creo que algo sí tuvo que ver. Ahora ya no tengo relación con él (se mudó a otra ciudad y perdimos todo contacto), pero ya desde antes de dejar de compartir piso nos habíamos distanciado mucho. Puedo extenderme en más explicaciones, pero creo que se entiende lo que quiero decir. Mi impresión, después de la experiencia vivida más o menos en primera persona es que al menos la marihuana termina atontando a la gente. No sé hasta que punto ni que alcance real tiene, pero mi experiencia personal así me lo indica. Soy muy inquisitivo y suelo fijarme en los detalles, de ahí mi apreciación a este respecto. Por otro lado, respeto que quien quiera consumir lo haga, aunque creo que debe hacerse con responsabilidad y cuidado, ya que como toda droga es adictiva y puedes perder el control de la forma más tonta. El problema es que los humanos por regla general no nos caracterizamos por ser responsables y cuidadosos, y mucho menos por tener el control de las situaciones. Yo por mi parte soy partidario de que se eduque a la juventud principalmente, los principales perjudicados por las drogas, en su no-consumo, aunque también estoy de acuerdo con su despenalización, que eliminaría, aunque no completamente, problemas como las mafias, el tráfico ilegal y el submundo que se genera al ser un delito. En Holanda no es delito y no parece que les vaya nada mal. En fin, una de cal y otra de arena.

  3. octubre 23, 2009 2:51 pm

    Aquí no hacemos apología de las drogas, pero intentamos ser coherentes, y si defendemos la libertad individual, la defendemos. Moralmente, de hecho, me parece repugnante demostrar o que se te note adicciones a determinadas sustancias, pero siempre debemos tener en cuenta que la moral es de cumplimiento voluntario, o lo que es igual, el Derecho no debe invadir parcelas de discernimiento entre lo bueno y lo malo. Si bien es cierto que lo hace, pero siempre que lo haga de forma arbitraria, buscando resultados y calculando la utilidad social de la medida, estará cometiendo un gravísimo error de terribles consecuencias.
    Saludos!

  4. jashondo permalink
    octubre 23, 2009 3:42 pm

    Lo que quiere decir la encuesta es que si le preguntas a un universitario en un 98% de los casos te respondera que no fuma porros.

  5. octubre 23, 2009 3:49 pm

    Por lo que he podido intuir leyendo este blog otras veces es que por aquí teneis algunos conocimientos de Derecho, posiblemente por haberlo estudiado. Yo también lo estudié, concretamente tres años, hasta que me cansé y lo mandé a tomar por saco porque iba a ninguna parte. El Derecho tiene una cosa, no se nos olvide, y es que su función fundamental es regular las conductas humanas. Así ha sido desde sus orígenes, tanto en los más primitivos como las tablas de Hammurabi, pasando por las leyes griegas y por supuesto el derecho romano. Y claro está, al ser normas hechas por humanos, se dedican a regular hechos o conductas que vengan bien a la sociedad de turno en general, y para la sociedad no es importante el hecho diferencial individual. De hecho, un objetivo de la sociedad es anular al individuo. Como las leyes son sociales, no personales, esto es algo que hay que tener muy claro desde el principio. En el caso de las drogas, perjudican a la sociedad, pero eso no tiene que ser necesariamente así para los individuos. Las leyes nunca van a tener en cuenta el caso específico, y esto, en las drogas como en tantos temas (como hace bien poco con el aborto), es algo que perjudica a los ciudadanos. Ciertamente las leyes, en un estado de derecho garantista como se supone que es este, deben ser lo más inocuas que sea posible para los ciudadanos, pero los intereses políticos, económicos, culturales, religiosos, etc., no permiten que sea así. Mientras la droga provoca una sola muerte, será mal vista por todo lo oficial y oficioso. Es lo que tienen que afrontar los que quieran consumir. Y eso, me temo, seguirá siendo así hasta que alguien dé el paso valiente de ser garantista a pesar de los pesares, y no hay buena disponibilidad para ello, tengo la impresión.

  6. octubre 23, 2009 4:17 pm

    Eso de “perjudicar a la sociedad”… es peliagudo, porque siempre que hablamos de “la sociedad” como si fuera una esencia y no un mero proceso de interacción y transmisión de conocimiento e información, las conclusiones acaban siendo erróneas, cuando no peligrosas.
    Saludos!

  7. jashondo permalink
    octubre 23, 2009 4:29 pm

    Ah y el 2% que dicen que si fuman porros es porque creian que el que les preguntaba queria comprar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: