Skip to content

EEUU necesita su propia Perestroika

noviembre 7, 2009

Gorbachov pide más transparencia y más apertura para los EEUU. Confía en Obama para semejante empresa: acometer una reforma social, política y económica similar a lo que representó la Perestroika para la URSS.

Establecer paralelismos entre la parálisis y tumefacción que caracterizaba a la Rusia comunista, y la actual situación de EEUU, es por sí solo toda una osadía. A Gorbachov parece que no se le puede decir ni mú. Fue el matarife que, con más o menos intención, desmembró lo que era desde hace años, quizá décadas, un cadáver en putrefacción. Esa es la primera diferencia entre los EEUU de hoy y la URSS de hace 20 años. A pesar de la intervención monetaria y financiera (que siguen siendo, después de la caída del Muro de Berlín, el gran vestigio del socialismo “real” que aun nos queda), los EEUU son un espacio de libertad, dinamismo en espíritu emprendedor. La URSS que finiquitó Gorbachov era un pozo de miseria, descoordinación y socialismo del bueno, ni más, ni menos.

El ex dirigente soviético intuye en Obama las mismas cualidades y valores que él mismo puso en práctica con su sobrevalorada Perestroika. Pedirle al Presidente de los EEUU que inicie reformas profundas en su país, viniendo de quien viene la sugerencia, no parece en absoluto calificable como un avance en la libertad individual y el mercado. Obama es el candidato de la servidumbre, de la dependencia, del avance del Estado, de la Sanidad universal, de la intervención financiera y la manipulación monetaria, del salvamento, la subvención…

Gorbachov pudo liderar cambios importantes, o mejor, ser testigo excepcional del hundimiento anunciado de un modelo social que ya se sabía fallido. Desde los años 70´ la URSS y el bloque comunista se sabía incapaz de afrontar los desafíos de la nueva revolución tecnológica que supuso el progreso informático. Muchos soñaron con computadoras capaces de facilitar su labor al órgano de planificación central. Espejismo sinóptico, ignorante de las verdaderas razones que hacen imposible el Socialismo. Un irresoluble de cálculo económico: sin precios de mercado, directamente, es imposible. Pero todo ello por un motivo fundamental: el tipo de conocimiento relevante para el ajuste y la coordinación social.

Mises, en 1922, enunció su famoso Teorema de la Imposibilidad del Socialismo. Pero algunos se sintieron en el “derecho a intentarlo”. Y vaya si lo hicieron. Seis décadas después y 100 millones de muertos, el Socialismo sufrió su crisis más grave hasta la fecha: las repúblicas de la órbita soviética vieron derrumbarse sus regímenes políticos. La URSS caería tiempo después. ¿Desapareció entre 1989 y 1991 el Socialismo de la faz de la tierra? Obviamente, no. Muchos estarán pensando en Cuba, Corea del Norte, Venezuela, Bolivia, China… Esta última es el mejor ejemplo de cómo un régimen totalitario, con la perspicacia suficiente para anticipar lo que apenas tres lustros más tarde sucedería, supo emprender las reformas estructurales necesarias para librarse de la quema. No sabemos qué sucederá con el régimen chino en un futuro próximo, pero el éxito de su sociedad civil, el avance de las libertades y la prosperidad de sus habitantes, es el mejor ejemplo de que el Socialismo no padeció su peor crisis en 1989…

Gorbachov no parece haber comprendido que la actual Crisis no es, en absoluto, un toque de atención al Capitalismo y la libertad de mercado. La Crisis económica que arrecia en nuestros días es la mejor constatación de que el Socialismo “real” no ha abandonado nuestro mundo, sino que sigue acompañándonos instalado en lo más íntimo del orden social: la intervención monetaria y financiera, en forma de bancos centrales, dinero fiduciario estatal, tipos de interés manipulados…

En 1989 cayeron los Estados organizados íntegramente de forma socialista. Sobrevivieron las dictaduras populares que supieron anticipar lo inevitable. También resistieron las democracias occidentales, gracias a un reformismo que, parapetado tras la defensa de la libertad, no hizo sino recomponer las relaciones entre Estado y Mercado. Triunfó la social democracia, y es la social democracia, y no el “capitalismo”, la gran responsable la grave crisis que sacude nuestro mundo.

EEUU necesita su propia Perestroika, pero no en el sentido que apunta el ex líder soviético, ni mucho menos liderada por Obama, el ungido del tercer milenio. Occidente necesita una reforma profunda de sus instituciones monetarias y financieras, dejando atrás lo que ya sabemos fracasado: el sistema de banca central, tipos intervenidos y dinero fiduciario estatal de curso forzoso.

Esperemos que la conmemoración del próximo día 9 de noviembre sirva para que despierte en el mundo el espíritu crítico que inspiró a los grandes teóricos sociales que, varias décadas antes del colapso político del socialismo, supieron advertir el grave error intelectual que éste representa.

Saludos y Libertad!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Liberand permalink
    noviembre 7, 2009 6:44 pm

    Hay otros como Francisco Frutos, el ex líder del PCE, que añoran el mundo previo a la caída del muro. No es de extrañar, son la misma gentuza que se permite el lujo de decir que en Cuba hay democracia pero solo se presenta un partido. Esos no son el problema, veo más peligrosos a aquellos que como Gorbachov quieren ver en la quiebra de Lehman Brothers lo mismo que supuso el muro para el comunismo pero para el capitalismo. Qué capitalismo sino hay sector más intervenido que el financiero!

    Veo que desde tu exilio sigues dando la batalla, jeje.

  2. noviembre 7, 2009 8:10 pm

    Estoy en el “limes”, pirateándo conexión 😉

  3. noviembre 9, 2009 10:53 am

    Hola. ¿Cómo estais? me ha gustado mucho el enfoque de este artículo, me parece realmente novedoso. Enhorabuena por seguir publicando de forma tan continuda y sin perder calidad. A mi me cuesta cada vez más.
    Un abrazo

  4. noviembre 9, 2009 4:54 pm

    Muchas gracias, viniendo de un experto en historia es todo un alago. Lo de publicar cuesta, pero solo se trata de proponérselo. La calidad, depende del día y del criterio o el gusto de quien lea nuestros post, supongo.
    Saludos! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: