Skip to content

Ácratas sanitarios

noviembre 19, 2009

Ni siquiera la mitad de los médicos y trabajadores sanitarios españoles se vacunarán de la gripe A según las encuestas más optimistas, otras reducen el porcentaje hasta a un 30%. En definitiva, el porcentaje de profesionales de la salud que rechazarán vacunarse contra la “temible” pandemia será similar al de la gripe estacional, entre un 60 y 70%.

La razón principal para que la mayoría de componentes de este grupo de riesgo rechacen la vacuna es que no la consideran un problema mayor que el de la gripe común. Los datos están ahí, y a pesar de la campañas de desinformación, miedo y catastrofismo que vivimos desde el pasado verano (quien no recuerda a todo un Prime Minister como Gordon Brown pronosticando los millones de muertes que causaría el virus en Reino Unido) los síntomas y la mortalidad de la gripe A son incluso menores que los de la estacional. ¿Para qué vacunarse entonces si no se padece alguna otra patología que pueda ser agudizada por la gripe, sobre todo con una vacuna que no ha pasado ni por la mitad de los controles a los que se ven obligados todos los medicamentos a pasar antes de salir al mercado? (Ojo, con ello no estoy diciendo que la vacuna no sea segura).

Profesionales de la política y en concreto los responsables del Ministerio de Sanidad deben estar temblando ante esta más que probable rechazo de los médicos a seguir sus recomendaciones. No por la salud de los sanitarios, obviamente, sino más bien porque la población puede ver como los trabajadores de la salud dejan en bragas a unos gobiernos que se han gastado millones de euros en vacunas, antivirales y campañas de prevención. No en vano, y según El Mundo, el Ministerio de Sanidad compró 37 millones de vacunas de los que, muy probablemente, 25 millones tendrá que comerse con patatas.

¿Qué empresa privada soportaría un error de previsión tan enorme como este? Ninguna, pero ya sabemos que el Estado aguanta eso y más, a cuenta del bolsillo del contribuyente por supuesto y sin rechistar, qué tenían derecho a intentarlo.

No obstante, seguramente veamos como en los próximos días se ataca a los sanitarios rebeldes aseverando que están poniendo en riesgo la salud de sus pacientes. Ahora resulta que son los médicos y enfermeros los que contagian a los enfermos cuando no creo que la tasa de contagios de médico a paciente sea mayor que la de charcutero a cliente.

PD: tomo el título del post de una frase de Pedro Cavadas que me ha hecho gracia, el cirujano que realizo el primer trasplante de cara en España dice que “si la Organización Mundial de la Salud recomienda que el personal sanitario se vacune me parece perfecto, pero yo no voy a hacerlo porque soy un ácrata sanitario”.

Enlace al artículo de El Mundo Por qué los médicos no se quieren vacunar

Y vosotros, ¿os vacunaríais de la gripe A? ¿Y si fueseis profesionales sanitarios?

Anuncios
One Comment leave one →
  1. noviembre 20, 2009 12:05 am

    Excelente post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: