Skip to content

La especial sensibilidad

noviembre 30, 2009

Violación, pederastia y asesinato: un joven de 24 años ha pasado, en apenas unas horas, de ser culpable de todos estos crímenes a la incontestable inocencia. ¿Qué ha fallado?

Primero la ley, que permite a la policía apresar  a una persona por el mero hecho de ser denunciado (sin necesidad de pruebas ciertas y suficientes en ese mismo momento) de algún delito conectado con la violencia doméstica. La ley, en este sentido, sobreprotege a la mujer frente al resto de posibles víctimas, pero dada la sensibilidad social… todo vale.

Segundo, la ligereza policial unida a la arbitrariedad con que practican la mayoría de sus detenciones y menoscabo de derechos. Arbitrariedad que es legal, pero no menos arbitrariedad desde una perspectiva liberal. El Estado prevalece. Si te conviertes en su objetivo, poco podrás hacer para escapar.

Tercero, el sensacionalismo con que los medios de comunicación acogen cualquier noticia que implique presunta violencia contra niños o mujeres. No es malo que la opinión pública se incline hasta posiciones de tolerancia cero contra este tipo de crímenes. Lo que enturbia la situación es la ideología fundamentalista que sostiene este nuevo fetiche progresista: hombre, heterosexual, blanco y, a poder ser, católico. Basta con apuntar a un espécimen que concuerde con estas características para que se activen todas las alarmas.

Los medios, especialmente la televisión, han reaccionado de inmediato tratando de echar balones fuera de su campo de responsabilidad: ¿deben emprenderse reformas favorables a la garantía de la presunción de inocencia?, se pregunta Antena 3, quizá la cadena televisiva más zafia y sensacionalista en estos asuntos. Como si no hubiera tenido nada que ver el tratamiento dado a la noticia por sus informativos y programas amarillistas de la mañana con el juicio paralelo que se ha montado en torno a este chico.

Un maltratador de 24 años, apalea a la hija de su pareja, después de violarla y agredirla sexualmente, ocasionándole lesiones que finalmente han acabado con la vida de la menor de apenas 3 años de edad.

¿Quién hizo el parte de lesiones? ¿Quién dio la orden de detención? ¿Quién filtró la noticia a la prensa?

Yo no pediría menos de 300.000 euros de indemnización, de forma solidaria, al Estado, a Antena  3 y al resto de medios ávidos de carnaza bajo la excusa de la “concienciación” ciudadana… Su “Ponle Freno” parece una invitación al linchamiento colectivo.

Saludos y Libertad!

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. JFM permalink
    noviembre 30, 2009 6:10 pm

    Primero la ley, que permite a la policía apresar a una persona por el mero hecho de ser denunciado (sin necesidad de pruebas ciertas y suficientes en ese mismo momento)

    Perdona, que pasa si mientras tanto el sospechoso se da a la fuga o reincide? Vas tu a decirme a la madre de la seguna victima que lo sientes mucho ? Lo que si podemos exigir es un poco de rigor: las heridas de una caida y las de una violcion son bastante distintas no crees? Y tambien se puede exigir a la policia no publicar urbi et orbe la identidad del sospechoso antes de que las pruebas hayan sido acceptadas por el juez de instruccion ya qe ahora durante toda su vida va a encontra gente al que el nombre le sonara y lo peor sera cuando le suene pero no se acuerde del resto.

    Tambien te recordaré que el testimonio es un elemento de prueba aunque se podrian endurecer las penas por falso testimonio o falsa denuncia.

    Por fin, que a veces la recogida de pruebas implica que previamentye se retenga al sospechoso ya sea porque podria destruirlas o porque implican que se le tenga a mano en persona (por ejemplo las pruebas de nitratos si ha habido uso de armas de fuego).

  2. noviembre 30, 2009 6:31 pm

    Todo lo que dices tiene un fondo de verdad. La cuestión es que yo no soy ni policía ni fiscal. Permíteme defender a sus víctimas.
    Saludos!

  3. jashondo permalink
    diciembre 1, 2009 9:15 am

    Me temo que te equivocas como el resto de los telediarios.
    Para mi, el culpable es el medico que dijo que la niña habria sufrido abusos sexuales.¿Donde esta ahora?¿Por que no se hace un rueda de prensa para dar explicaciones?¿No van a explicar nada ni siquiera la direccion del hospital?¿Si hay que indemnizar al padre,lo pagaremos entre todos?
    La actuacion de la policia ,informe pericial mediante, me parece impecable, igual que los medios de comunicacion que solo se hicieron eco de lo dicho por el equipo medico.
    Y menos mal que no hace como con el pirata willy que repiten el informe hasta que salga lo que se quiera.

  4. Pablo el herrero permalink
    diciembre 1, 2009 9:47 am

    Yosoyhayek, de acuerdo contigo en lo que refiere a Antena 3, no me cabe la menor duda que estamos ante la cadena de tv privada más fasciofeminista de toda Europa (y mira que es difícil en este tema superar a las oficiales de las taifas españolas).

    En cuanto a la descripción de los tres fallos que tu defines (la fascista ley de V.G, la ligereza policial, y el amarillismo sensacionalista del feminismo mediático), sin estar para nada en desacuerdo contigo, sería conveniente denunciar la causa esencial del por qué sucede todo ello.

    En España, de todos es sabido que gracias al fascioprogresismo político (también del existente en el pp) hace mucho tiempo que dejo de existir la separación de poderes. Ello ha propiciado que más tarde el feminismo fascista existente en todos los partidos (pues todos votaron la ley de V.G.), ha convertido a los juzgados, comisarías, y hospitales, a través de sus protocolos fascistas de estigmatización y persecución del hombre, en verdaderas gestapos del siglo XXI europeo. Y no es tanto la susodicha ley y los protocolos feminazis como el clima que se respira en esos antros de persecución del varón.

    ¿Quién es la toga, el policía, el médico, capaz de oponerse al clima fasciofeminista que se respira en dichos lugares? Yo no sé si tú habrás habado con abogados, policías o médicos, yo sí, y todos denuncian la presión no solamente ideológica, sino psicológica y profesional sobre ellos, para que cumplan con el correspondiente protocolo de la gestapo feminazi (que se lo pregunten al Juez Francisco Serrano de Sevilla).

    Lo sucedido a Diego P.V., no fue por casualidad, era la fecha en la que fasciofeminismo conmemora su día del “genero violento” (perdón de la violencia de género), y necesitaban como fuera con urgencia alguna víctima para sus noticias de estigmatización del varón. Su fascista ceguera ideológica, nunca mejor dicho, les cegó. Pero tranquilo… volverán a repetirlo, pues no será por falta de recursos económicos. El valiente juez Francisco Serrano, ayer mismo confirmaba en el Abc de Sevilla que la cifra destinada a la industria del maltrato para los próximos cuatro años era de “…600.000 millones de pesetas, casi seis veces más que el presupuesto del Ministerio de Trabajo”.

    … a si es que, yosoyhayek, si quieres trabajo… hazte a feminista, pues fuera reina el paro.

    Recibe un cordial saludo por tu valiente denuncia… pues al fin y a cabo, tú, yo, cualquier varón, por el sólo hecho de serlo, en cualquier momento podemos ser Diego P.V. ¡¡Todos somos Diego P.V.!!

    Pablo el herrero

  5. JFM permalink
    diciembre 1, 2009 3:09 pm

    Lo que dices del fasciofeminismo es verdad pero cuando hablas de la estigmazacion del varóon yo a&ntidle;adiria las palabras “siempre que no sea un famoso” (cf caso Polanski donde empzaron adir que una chica de trece años en Hollywood no es ninguna ni&ntild;a) “y siempre que el acusado sea blanco y cristiano”.

  6. jashondo permalink
    diciembre 1, 2009 3:25 pm

    ¿Fasciofeminismo?
    Repito, ¿Es que el medico que certifico los abusos sexuales era mujer?
    En este momento ni siquiera sabemos esto.

  7. diciembre 1, 2009 4:17 pm

    El médico cometió un error… pero un error inexplicable desde un punto de vista médico. ¿Cómo pudo ver violaciones, quemaduras y lesiones provocadas por una paliza donde solo había una caída y algo de urticaria?
    Me temo que, sin ser tremendista, este señor lo vio muy, pero que muy sencillo. Tanto como muchos facultativos que con buena fe, y pensando que hacen bien, ayudan a mujeres despechadas en sus “falsas” denuncias de malos tratos como estrategia procesal para conseguir un divorcio más provechoso, cuando no una vil venganza. De eso hay, y mucho, pero apenas se menciona en los medios. Jueces y fiscales están hartos de estos casos. Son tantas las víctimas del abuso y el fraude de Derecho, como de malos tratos reales.
    Y me temo que esa “especial sensibilidad” que domina el ambiente, sea la causa fundamental de injusticias como la comentada en este post.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: