Skip to content

Civilización

diciembre 1, 2009

Creo que se comete un grave error atribuyendo los logros de la Civilización occidental a la religión que, hasta el momento, ha dominado sus dos últimos milenios de historia. El cristianismo no es una variable autónoma venida para mejorar y potenciar el acervo greco-latino. El cristianismo, con sus matices, no deja de ser una religión de medio oriente, como el judaísmo y el islamismo, creencias que, por sí mismas, no aportan grandes nociones a lo que ya era característico del mundo civilizado.

Hablo de Civilización greco-latina con mayúscula porque Civilización solo hay una, y siendo los hechos tozudos, ha sido ésta la que más se ha aproximado a la afirmación de los valores que hacen posible la sociedad abierta, extensa, de Hombres libres, fundada sobre el individualismo y la autonomía de la voluntad. Roma tamizó el Cristianismo, y no al revés. Son los pueblos y no las religiones, cuando estas se extienden sobre culturas ya formadas, quienes se definen en sus prácticas. Lo cierto es que el Islam llegó en un momento histórico concreto y se extendió de la forma en que lo hizo, confrontando su hegemonía contra un cristianismo que ya dominaba en lo que había sido el mundo Romano (incluido Oriente). También que el primer pueblo islamizado fue el árabe, en todo caso fuera de las zonas de influencia greco latina. El islam ha llegado muchos lugares en el mundo, y en cada uno de ellos se ha expresado de una forma distinta. También su historia ha sido diversa, por lo que reducir su ser a la imagen que hoy quieran tratar de transmitir radicales y fundamentalistas (que son una pequeña minoría dentro del común de los musulmanes) parece poco riguroso.

La cuestión es que Occidente ha depurado una Civilización que hoy se extiende por todo el mundo. Muchos son los pueblos y culturas que han sabido asimilar los principales elementos prácticos. Sufren transformaciones rápidas y de la asunción de los valores que hacen posible la sociedad libre dependerá su futuro. Resulta paradójico que, al tiempo que suceden dichas adaptaciones, en el viejo Occidente sea el contraculturalismo y el culto al constructivismo social, hagan aflorar el atavismo más incompatible con la libertad individual. Su apoplejía institucional y moral convierte a Europa y EEUU en blanco fácil de todo tipo de totalitarismos, desde los que afloraron en su propio seno tomando en el socialismo su estandarte principal, hasta los que desde fuera aspiran a devolver al mundo hasta las profundidades del Medievo.

Puede haber musulmanes civilizados como los hay cristianos. Los segundos tienen la ventaja de mantener la cultura que vio desarrollarse al mundo occidental. La integración es completa, pese a conatos de radicalismo y espíritu reaccionario que, en realidad, vienen no siendo un obstáculo desde hace varios siglos (por mucho que algunos pretendan seguir usándolos como fuente de todo mal). El hándicap del musulmán no debiera ser superior al del budista, hinduista o lo que fuera. Pero lo cierto es que en la actualidad son los pueblos musulmanes los que más problemas demuestran en la integración de los valores que son compatibles con la libertad individual. Repito, es eso, y no el cristianismo, lo que caracteriza a occidente frente a cualquier otra cultura. Y por ser una característica secular, ninguna de las otras culturas o religiones debe interpretar su asimilación como el éxito de un oponente, sino como la mera modernización de su propio ser.

Existe miedo al musulmán. La inmigración ha hecho que su población aumente en varios países occidentales. Pero no se trata de una inmigración que se integre masivamente en los países receptores, sino que bien por las malas políticas de los Estados o la tozudez de los que llegan, se ha fraguado una idiosincrasia, variopinta pero distinguible, por la que el musulmán nunca termina de incorporarse al mundo libre. Muchos lo logran, pero son numéricamente excepcionales. Y como un circulo vicioso este mismo hecho genera rechazo, autoafirmación, medidas reaccionarias, construcción de un escudo fundamentalista, vocación segregadora o impositora, tendencia a la radicalización de la diferencia exaltando incluso lo que más contradice su progreso relativo… un toma y daca en el que se enzarzan autóctonos e inmigrantes tensionando la convivencia y facilitando la escalada, en ambos bandos, de los peores instintos, miedos y estrategias.

Es entonces cuando surgen videos como este, sobre la islamización de occidente. Y aunque guarda un fondo de verdad, dado el creciente radicalismo musulmán o el origen de los fondos y clérigos que sostienen tamaña misión religiosa, creo que se evade por completo del debate que debería centrar nuestra atención.

En el planeta entero avanzan imparables los valores que hacen posible la sociedad libre. La mundialización es el mejor ejemplo, así como el éxito económico de China (1.300 millones de habitantes) o India (1.000 millones de habitantes), el sureste asiático (algunos, como Indonesia, de religión musulmana mayoritaria entre sus casi 200 millones de habitantes), y antes Japón, Corea del Sur, Taiwán… La Civilización se extiende por todas las culturas, asimilándolas en su variedad, matizando sus extremos incompatibles con la libertad, potenciando los aspectos plurales y provechosos. Occidente ha dejado de ser cristiano hace varias décadas. Poco a poco millones y millones de personas encuentran en una creciente libertad las ventajas de vivir bajo unos mínimos valores comunes.

Temer el avance de la población musulmana como símbolo del ocaso que la Civilización occidental no es, sin embargo, una tontería. El islam, visto como religión de vocación universal y ánimo excluyente, representa un freno medievalizante contra el dinamismo de una sociedad abierta, muy lejos ya de ese mundo olvidado. El islam entendido como oposición de occidente, no solo es un enemigo para Europa o los EEUU, sino también para chinos, indios y, lo que es llamativo, musulmanes que habitan en sociedades cada vez más dinámicas y libres. Ese es el punto que más debe hacernos reflexionar. La religión musulmana es compatible con la libertad, pero antes debe asimilarla, depurar sus contradicciones y avanzar los siglos que la separan de esa civilización que se asienta en la libertad individual.

La civilización tiene, hoy por hoy, dos peligrosos enemigos, ambos caracterizados por su intención totalizante y liberticida: el islamismo radical y el socialismo. Curiosamente, en muchos flancos, se han unido formando un tipo de estatismo que aúna lo trascendente con lo mundano, bien desde el dominio efectivo de un pueblo, bien como grupo terrorista. Este monstruo de nuestro tiempo ha sabido unificar todos los males a los que se ha venido enfrentando la libertad desde el origen de los tiempos: la intolerancia religiosa y el constructivismo social. Edad Media, atavismo y socialismo unidos  bajo una denominación que a su vez llena de esperanza a tanto marginado (muchas veces, voluntariamente autoexcluido) que sueña con la gloria de un orden enfrentado a Occidente, convertido en fuente de todo mal, identificado con el Cristianismo y el Judaísmo, chivo expiatorio gracias al que diluir las propias miserias. Ese es el islam que debemos combatir. Pero el miedo, los juicios indiscriminados y la falta de rigurosidad en el análisis de la realidad, no deberán nunca servirnos de excusa para lanzar mensajes catastrofistas ni falsas alarmas. Solo siendo coherentes, manejando buenas ideas y conceptos, seremos capaces de identificar al enemigo.

¿Qué os parece este video?

Saludos y Libertad!

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. JFM permalink
    diciembre 1, 2009 6:17 pm

    El Cristianismo hizo varios aportes fundamentales. Uno de ellos lo de al Cesar lo que es del Cesar: renuncia a la teocracia y esta frase pondra un limite a los intentos de instaura la teocracia tanto como aram acontra ella como limite mental pra los que querain extender le papel de la iglesia. Tambein implicaitamente pone limites al estado: este no esta por encima de la moral y el espiritu inicial de libertad de conciencia conversiones libres (en el realmacion de la Conquista de Mejico escrita por uno de los compañeros de Cortes se reitera que solo las conversiones libres son validas).

    Tambien hay que acordarse del papel de la iglesia en transmitir la herencia griega (incluyendo las ideas de libertad) y romana mucho mas alla de los limites del imperio romano, y que son la base de la cultura occidental.

    Asi que si mal que te pese el cristisnismo es un componente esencial de los valores de la cultura occidental incluso sin ser creyente.

  2. diciembre 1, 2009 7:02 pm

    Desde hace 1900 años, poco más o menos, no lo dudo, ni lo he negado. El cristianismo catalizó la herencia greco-latina y supo adaptar muchos de sus principios y valores más importantes. Pero no lo veas como un salvador, más bien como un asimilado.
    Saludos!

  3. diciembre 1, 2009 7:02 pm

    Los logros de la civilización occidental sólo empiezan a destacar sobre los de las civilizaciones orientales a partir del siglo XVI. Se puede discutir sobre si esta aceleración en el progreso está relacionada con la religión y en particular con el comienzo de la reforma protestante o no.

    Pero atribuir los logros de la civilación occidental a la herencia greco-romana me parece ridículo cuando durante más de un milenio sus herederos apenas se distinguían de los de otras civilizaciones contemporáneas.

  4. diciembre 1, 2009 7:21 pm

    Bsanchez, por tus palabras se nota que no tienes ni idea de lo que era el Mediterráneo en el año 1 d.c. No sé a qué logros te refieres, yo hablo de comercio, prosperidad y conocimiento. Y una civilización asentada sobre los valores e instituciones que varios siglos después llevaría a occidente hasta la explosión social más importante de todos los tiempos. Mira a tu al redor y comprenderás lo que fue Roma. Hasta finales del siglo XVIII Europa no alcanzó los niveles de desarrollo que se vivieron en el momento álgido del mundo romano. Ni Chinos, ni Persas, ni Indios o Incas lograron esas cotas, y lo que es más importante, ninguno de ellos baso su “civilización” en los valores y principios que han hecho posible la Sociedad abierta que tú y yo (a pesar de tantas ideas, falacias y sofismas) disfrutamos.
    Saludos!

  5. diciembre 1, 2009 11:16 pm

    yosoyhayek,

    Vale, no tengo mucha idea de lo que era el Mediterráneo de hace 2.000 años, pero para mí que lo estás idealizando un poco/mucho. Más o menos estaba pensando en esos mismos logros de los que hablas (comercio, prosperidad, conocimiento). No creo que en ninguno de estos logros puedas decir en serio que el Mediterráneo del s. I estaba más avanzado que el Mediterráneo del s. XVI. El caso es que el mayor boom en comercio, prosperidad y conocimiento en la historia de la humanidad se han dado en los últimos 500 años y buscar como explicación de este desarrollo unos valores y principios que fueron prácticamente estériles durante más de un milenio me parece poco convincente.

    Saludos y libertad.

  6. diciembre 1, 2009 11:50 pm

    No has dicho nada de nada, ¿eres consciente de eso? ¿Por qué no lees a Mommsen o a Rostovtzeff y aprendes un poco de economía o teoría del orden social con Mises o Hayek?… No intentes desmontar mis argumentos de una forma tan burda. Seguro que hay formas mejores.
    Saludos!

  7. diciembre 2, 2009 12:32 am

    Considerar el cristianismo como un catalizador del avance de la civilización occidental es cuanto menos tierno y encantador… El cristianismo ha sido y es una de las peores cosas que le ha pasado a la humanidad desde sus orígenes. Se comenta que a partir del siglo XVI comenzó el despegue de Europa, y se asimila al cristianismo… Precisamente comenzó ese despegue a raíz del impulso de la ciencia y del alejamiento de la Iglesia y sus dogmas. El protestantismo no fue más que una pataleta que se hizo muy popular, porque internamente es tan falaz y supersticiosa como el catolicismo. Si el mundo occidental ha triunfado ha sido única y exclusivamente porque la ciencia y la tecnología se impusieron a la superchería. Punto pelota. Otras civilizaciones como la china tuvieron la oportunidad de llegar a lo mismo y la desperdiciaron precisamente por culpa de la religión (un emperador destruyó la mayor flota que había conocido la humanidad para dejar de investigar y “en versión oficial” dedicarse a lo espiritual y encerrarse en la religión. Si no, ahora China sería la primera potencia mundial (como terminará siendo por otro lado, y no en demasiado tiempo). La religión ha ayudado al desarrollo de los pueblos lo mismo que mi perra sabe contar hasta cinco: ni de coña.

  8. cruzado permalink
    diciembre 2, 2009 4:43 am

    Hace tiempo vi una serie de tv que se llamaba El triunfo de occidente, en ella trataba de como la civilización occidental se termino imponiendo en prácticamente todo el mundo. La conclusión que ellos daba es que uno de los ingredientes fue que la cultura occidental llego en un momento determinado a lograr separar religión del resto de las cosas.

    Un equivalente a Charles Darwin en el mundo islámico por poner un ejemplo es impensable…..

  9. JFM permalink
    diciembre 2, 2009 9:55 am

    La conclusión que ellos daba es que uno de los ingredientes fue que la cultura occidental llego en un momento determinado a lograr separar religión del resto de las cosas.

    Precisamente. Porque es el Cristsianismo el que dice bien claramente: “al Cesar lo que es del Cesar” y si bien ha habido siglos de colusuion entre iglesia y estado esta nunca lo ha controlado.

    Dado que Cristo y los apostoles no dieron normativas detalladas sobre la organizacion de la sociedad dejo a esta un margen de maniobra infinitamente mayor que en diagmos el Islam donde incuso para limpiarse el c..o se ponen a buscar lo que dijo Mahoma sobre el tema.

    Tambien porque fué el cristianismo el que impulsó al desparaicioon de la esclavitud antigua y, las igleais protestantes, la de la esclavitud moderna (recordemos que a excepcion quizas de Rousseau los filosofos de la Ilustracion eran contrarios a la abolicion). A pesar de Esopo, elos esclavos crean poca ciencia y cultura sin contar con el hecho de que su exixtencia desincentiva las innovacioens para aumentra la producividad el reducir el precio del trabajo)

    Y podemos notar que Europa occidental que era el Tercer Mundo en Anno Domine y mas todavia tras la caida del Imperio Romano ya aha alcanzado la paridad para las Cruzadas (en sus relaciones los cruzados psusieron de relieve las zonas de inferioriad pero de hecho entre otras cosas introdujeron el molino de viento en Oriente Medio) y para 1492 los europeos ya los han superado como atestigua el hecho de que son capaces de construir naves capaces de cruzar el Atlantico (un cronista arabe de la epoca se lamenta de que los musulmanes no sean capaces de construir tales naves) o de alcanzar China mientas que las naves chinas no eran capaces de alcanzar Europa.

  10. Pablo el herrero permalink
    diciembre 2, 2009 10:05 am

    Yosoyhayek, estupendo post, me lo guardo. A pesar de todo (y de conocer y tener amistad con islámicos, que me dan más confianza que algún que otro cristiano), estoy plenamente convencido que el islam que ha existido y existe hasta el presente, es el principal peligro para occidente (no solamente para Europa), y sobre todo, es un gran peligro para los islámicos occidententalizados.

    El islam, a sus fascistas jerarcas, les guste o no les guste está condenando a democratizarse como lo ha hecho el judeocristianismo; pero para ello los islámicos habrán de hacer su correspondiente cisma religioso de “A Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar” (nosotros los occidentales, con más o menos fortuna, lo llevamos haciendo más de dos mil años).

    Hasta que no llegue ese momento de separación de poderes, el islam no será religión, sólo una ideología religiosizada cuya interpretación seguirá estando a capricho de sus fascistas imanes de turno. Ideología religiosizada que dichos imanes y jerarcas utilizan para legitimar la conculcación sistemática de los derechos humanos básicos y, la persecución ciega al más mínimo conato del libre pensamiento individual. Todos sabemos que el corán no es interpretable (como lo son los evangelios, el talmud o la propia biblia)… sólo es recitable.

    Así es que harían muy bien los islámicos occidentalizados, en unir sus fuerzas para convertir sus creencias en una verdadera religión, enfrentándose de una vez por todas a los que diciéndola representar, les llevan esclavizando de sus orígenes.

    A mis amigos los islámicos occidentalizados, que tienen claro quienes son dentro de su cultura sus enemigos internos, les digo que tengan también tan claro, quienes en occidente también lo son. En España, se llaman socialistas, se han aliado con las más grandes psicópatas y asesinos del islam a través de lo que llaman “alianza de civilizaciones” (que no de civilizados)… alianza que está dirigida por un tal zp.

    El día que los islámicos occidentalizados, consigan con sus creencias respetar nuestra ética de los derechos humanos y la libertad de pensamiento, ese día, sus artísticos minaretes de las mezquitas significarán para mí: libertad y respeto… pues yo, con los grecolatinos, tengo muy claro que no hay estética sin ética.

    Ha sido un placer.

    Pablo el herrero

  11. diciembre 2, 2009 1:35 pm

    yosoyhayek,

    No estoy intentando desmontar tus argumentos. Te estoy exigiendo un poco más de rigor. Por lo que he podido leer sobre los escritos de Mommsen y Rostovtzeff en wikipedia (me puedes llamar ignorante otra vez si quieres) ninguno de ellos prentendía explicar la mayor prosperidad de occidente en base a la herencia greco-romana. Que yo sepa tampoco lo hacían Mises ni Hayek. Esta hipótesis me parece que es de cosecha propia tuya. Y dado el abismo temporal entre esas civilizaciones y la nuestra (y es que me temo que sí que hay más de una civilización) me parece una hipótesis poco creíble.

    Mucho más convincentes en términos de explicar nuestra mayor prosperidad que tu idealización de la cultura greco-romana son las teorías de Max Weber, ligando la aparición del protestatismo a la increíble expansión de libertad y prosperidad que ha vivido la humanidad en los últimos siglos.

    Y lo siento si me enrollo y resulta que escribo dos párrafos sin decir nada de nada, pero tú has escrito toda una anotación de nueve párrafos tochísimos de muy poco rigor intelectual.

  12. JFM permalink
    diciembre 2, 2009 3:27 pm

    tu idealización de la cultura greco-romana son las teorías de Max Weber, ligando la aparición del protestatismo a la increíble expansión de libertad y prosperidad que ha vivido la humanidad en los últimos siglos.

    Los dos lander mas prosperos de Alemania son Suabia y Baviera o sea los dos lander catolicos. Puede que sea debido a una mayor resistencia al “socialismo escolar” que acaba formando generaciones de ecologetas y destruyendo los valores de esfuerzo y empresa en la Alemnia protestante pero ahi esta el dato. Por cierto que el protestantismo es una variedad del cristianismo. Y nos podemos hacer la pregunta: porque nunca aparecio en China esa forma de pensar por si mismo que aparecio tanto en la Europa protestante como (Copernico ear uin monje catolico) aunque quiza en menor grado en la catolica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: