Skip to content

Taxis para hembras en Barcelona

diciembre 14, 2009

De todos es conocida la tendencia que tienen los taxistas machos barceloneses a vejar, abusar, agredir y violar mujeres mientras dura “la carrera” (conductas nítidamente tipificadas en nuestro código Penal). Esa parece haber sido la “oportunidad de ganancia” percibida por unas perspicaces empresarias, que, con o sin subvención (seguramente “con”), han lanzado un nuevo servicio al mercado barcelonés del transporte urbano: Taxis exclusivamente para hembras (conducidos, obviamente, por congéneres sexuales).

En realidad la medida no se justifica en una urgencia real, como yo mismo apuntaba con ironía en el párrafo anterior. La empresa Servitaxi compara “ser mujer” con “ser invidente”, o minusválido, requiriendo un servicio diferenciado del que se presta a sus antagónicos: videntes, “válidos”, hombres.

La propuesta tiene origen en Londres, donde, curiosamente, estos “Pink Taxis” (viva el estereotipo!) empezaron a rodar por primera vez. Poco después fueron importados por lugares tan característicos como México DF, Medellín, Puebla o Dubay. Paraísos de la igualdad o la convivencia pacífica. ¿Se ha convertido Barcelona en un lugar inhóspito para las hembras? ¿Son los barceloneses, en especial sus taxistas, violadores potenciales, machistas recalcitrantes, o ambas cosas a la par? Las comparaciones son odiosas. No creo que a la “cosmopolita” Barcelona le convenga aunar “Gaudi”, “Fórum” y “Pink Taxi” en su distintivo o marca turística.

Es cierto que en ciudades como Tokio, durante las horas punta, se cometen todo tipo de abusos sexuales aprovechando los apretones en vagones de metro o autobuses. Lo del Taxi es bien distinto, porque afecta a la honorabilidad de quien conduce, quizá trasladando una desconfianza intensa de toda mujer al mero hecho de permanecer sola con un hombre durante más de 10 minutos.

No dudo que el medievalismo islamista imponga este tipo de soluciones. Mahoma recomendó velar a las hembras por pura protección (las no veladas podían ser confundidas con mujeres de mala vida, sometidas al acceso carnal del varón que, en cada momento, así lo deseará).

El ayuntamiento de Barcelona ha recibido la medida con simpatía. Es probable que la Ministra de Igualdad esté barajando una nueva ley tuitiva para la mujer que decrete la compartimentación del transporte colectivo en áreas para hombres y áreas para mujeres. El feminismo sin causa nos devolvería a golpe de imposición a un escenario preocupantemente similar al que se respiraba en la Europa medieval.

Saludos y Libertad!

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. diciembre 14, 2009 5:54 pm

    Muy buen post!
    La verdad es que esta inicitiva no sólo se la tomó bien la prensa catalana, la nacional también, algo que no deja de sorprenderme.
    No sé si fue en la 1, una presentadora hablaba de ello como si fuese un logro social y novedoso, ver para creer

  2. Kokoliso permalink
    diciembre 14, 2009 5:59 pm

    ¡Viva la segregación! (si triunfa la sexual acabarán imponiendo la racial también).

    No sé entonces porqué se quejan los progres de los colegios femeninos o sólo masculinos, más o menos es justo lo que proponen aquí.

    Vamos como los cangrejos.

  3. diciembre 14, 2009 6:39 pm

    Es el espíritu de los tiempos: en vez de crear igualdad, desigualdad; en vez de crear tolerancia, intolerancia; en vez de unión, separación… Esta es una forma estúpida y “chic” de perpetuar lo que por siglos se ha venido manteniendo caiga quien caiga: separación entre sexos para crear privilegios de unos sobre otros. Si antes pensaban que tenían una guerra de sexos, es que no sabían lo que podía pasar con el feminismo puro y duro si se le dejaba actuar. Y es que todo extremismo es malo.

  4. diciembre 14, 2009 7:02 pm

    Es curioso cómo todo vuelve a la posición de partida.
    Los socialistas se empeñan en hacernos más cazurros, pobres, reaccionarios, temerosos, amancebados y dogmáticos.
    Todos sabemos que el Hombre, el Hombre blanco, el Hombre heterosexual, el Hombre cristiano, o peor, el Hombre, blanco, heterosexual y cristiano… todos ellos representan el origen de todos los males e injusticias del mundo.
    Introducirlos en cualquier juicio de conveniencia (su vileza crece cuántos más sean los adjetivos que se le puedan colocar a “hombre”), decanta inmediatamente la balanza a lo absurdo, por muy retrógrado que inicialmente nos pudiera parecer.
    Por ejemplo: la prostitución libremente consentida. Solo es detestable cuando la prostituida es una mujer y el cliente un hombre. El resto de situaciones (hombre con hombre, mujer con mujer, mujer con hombre, cuando sea él quien se prostituya) no se comentan, no son asimilables.
    Saludos!

  5. Cha14 permalink
    diciembre 15, 2009 8:37 am

    Me parece bien, siempre que se haga con dinero privado, luego esta la libertad de elegir.

    • diciembre 15, 2009 11:05 am

      Sí, nadie duda aquí (supongo) que tiene que haber libertad tanto para hacer este negocio como para elegir un taxi “rosa” si se quiere y está disponible. Pero no podemos ser tan reduccionistas. No podemos rebajar el asunto a una mera cuestión de libertad. Es un problema de valores, de esos de los que estamos cada vez más escasos hoy día. Resulta que durante siglos las mujeres se han venido quejando de que han estado estigmatizadas y sometidas a la voluntad del macho, siendo discriminadas para todo lo que no fuera el hogar, ¿y saltamos con chorradas como esta? Resulta que los que creemos que las mujeres son iguales a los hombres llevamos al menos 150 años reivindicando esa igualdad en todos los sentidos, para que ahora vengan unas feministas radicales (fuertemente apoyadas por el sistema corrupto en el que vivimos) a montar este tipo de tontadas… No, no es sólo una cuestión de libertad. Es una cuestión de que nos la meten doblada continuamente con estupideces de este tipo y eso sí que es un riesgo para la libertad de todos. Cuanto más segregados y estúpidos nos volvamos, mejor para ellos. Pero vamos, conmigo que no cuenten.

      Ayer le preguntaba sobre esto a las compañeras del curro y lo menos hiriente fue: “vaya chorrada…”. La gente, cuando usa la cabeza, no se deja llevar por tonterías de este tipo.

      • Cha14 permalink
        diciembre 16, 2009 6:10 pm

        bla, bla, bla “… No, no es sólo una cuestión de libertad…” y yo que creo que esa es precisamente la clave, es muy sencillo solo las tres palabras que dijo el Sr. D. Milton Fridman LIBERTAD PARA ELEGIR. ya esta, es muy facil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: