Skip to content

José Ignacio Munilla Aguirre

diciembre 16, 2009

No es negro, ni andaluz, tampoco madrileño. Es un guipuzcoano que no pertenece a la cuerda de Otegui, Setién… y tantos otros gudaris de la causa.

José Ignacio Munilla Aguirre no fue recibido a palos, entre feligreses y párrocos, cuando en 2006 llegó de nuevas a tierra extraña: Palencia. El ya ex-obispo palentino es hoy el nuevo, flamante y “traidor” Obispo guipuzcoano.

Donde domina el nacionalismo la Iglesia se puebla de radicales, pastores del odio, cristianos para los suyos. Parece ser que el señor Munilla es de fiar, un tipo íntegro, incluso coherente. Atreverse a entrar en semejante nido de víboras es muestra de valor y compromiso con la normalidad.

Porque la Iglesia Católica, queridos abertzales, tiene vocación universal. No pega demasiado como guarida de ateólogos del nacionalismo o refugio a disposición de todo asesino (que asesine por haber “tomado conciencia” por la causa) que llame a su puerta.

“No es igual pastorear un rebaño de oveja Latxa que de oveja burgalesa” (Josu Erkoreka, Portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados)

Saludos y Libertad!

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. diciembre 16, 2009 4:49 pm

    “Porque la Iglesia Católica, queridos abertzales, tiene vocación universal. No pega demasiado como guarida de ateólogos del nacionalismo o refugio a disposición de todo asesino (que asesine por haber “tomado conciencia” por la causa) que llame a su puerta.”

    ¿Cómorrrl? No te suenan Conor Cruise O’Brien ni Adrian Hastings, ¿no?

  2. diciembre 16, 2009 5:59 pm

    No te falta razón, pero confundes vocación con realidad. Católica quiere decir lo que quiere decir, aunque el ejemplo vasco no sea, en absoluto, una excepción. Y si te fijas, también digo, antes de ese párrafo que entrecomillas: “Donde domina el nacionalismo la Iglesia se puebla de radicales, pastores del odio, cristianos para los suyos”.
    Saludos!

  3. diciembre 16, 2009 6:32 pm

    Hombre, ya, pero es que la “vocación” o las etimologías son cosas un poco etéreas; la realidad es que la religión y el clero han sido fundamentales en la formación y consolidación de los nacionalismos. De hecho, uno de los motivos por los que el nacionalismo español fue débil durante la construcción del estado liberal burgués es que la Iglesia estaba a otras cosas.

  4. diciembre 16, 2009 8:30 pm

    Sólo por apostillar un par de temas: que sepamos, los partidos nacionalistas mayoritarios, al menos en el País Vasco y Cataluña, son de corte cristiano, lo que implica que los obispos raramente van a dejar de apoyarlos, máxime porque recordemos que la Iglesia no deja de ser un poder temporal sobre los creyentes, con lo que su interés es sobre todo conseguir el mayor poder político que le sea posible. Si puede conseguirlo con los nacionalistas lo hará. Ya veremos lo que dura el hombre este como “íntegro”.

    Y otra cosa: el cristianismo se ha apoyado siempre para fomentar su expansión en el proselitismo y en la adaptación masiva de sus ritos a los de los lugares a lo que llegaban de nuevas, para conseguir el máximo de nuevos seguidores. Si para ello deben callarse como putas y decir que sí al que mande en el sitio, lo harán. Si dentro de 10 años sigue habiendo un gobierno de corte nacional en el País Vasco, ya veréis lo rápido que dejan de ser nacionalistas.

  5. diciembre 16, 2009 9:19 pm

    J, no confundas religión, clero e Iglesia. Son cosas muy distintas aunque en ocasiones puedan aparecer juntas.
    Lainon, la integridad no se pierde, pero si se finge. Veremos si Munilla se comporta, es, o ambas cosas al tiempo.
    Saludos!

  6. Pedro permalink
    diciembre 18, 2009 5:52 pm

    Cuando la Iglesia se convierte en antropología mediante el proceso de secularización de la religión se llega al caso límite de dar paso a una concepción y a una vida religiosa en las que lo profano queda sacralizado y como divinizado donde idolatrar lo temporal, reduciendo la aspiración religiosa del hombre y la práctica religiosa a ocuparse y preocuparse sólo de lo temporal.
    Así tenemos estos sacerdotes nacionalistas que reducen su acción apostólica a lo político, promoviendo lo temporal y reduciendo sencillamente a segundo plano, su verdadera y más urgente misión, que es la de promover el culto de los valores sobrenaturales, afanándose, sobre todo, por la salvación eterna de los hombres.
    ¿A qué viene, pues, tanto empeño por temporalizarse, y dedicarse a aquello para lo que no se está consagrado, dedicándose a ello de un modo absorbente o predominante?
    Solo resta decir a estos sacerdotes nacionalistas que les falta Fe verdadera, esperanza cierta y Caridad perfecta para con TODOS.
    Las injusticias mentiras y las violencias contra Mons. Munilla, no se ejercen de modo evangélico sino demagógico e intemperante no hace más que aumentar la agitación, la zozobra y la división en la Iglesia. ¿Causa de todo ello? La falta de una fe auténtica por parte de estos “sacerdotes nacionalistas y compañia”. Recuerdo palabras de San Antanasio que parecen dirigidas a estos “curitas”: “Ha llegado el momento en que nos vemos envueltos por todas parte por una atmósfera de mentira que nos atosiga; la respiramos y la transpiramos… Vivimos en un mundo artificioso y artificial, que nos construimos nosotros mismos con nuestros estrechos límites mentales, nuestras opiniones preconcebidas, nuestros pensamientos mediocres y nuestras pobres pasiones. Un mundo tan alejado de la realidad, que apenas si es reconocible ante la vergonzosa manipulación a que se le somete.”
    Y esto es lo que estan haciendo estos sacerdotes nacionalistas. LA IGLESIA ES DE CRISTO, NO de los nacionalismos trasnochados.
    Quiero terminar recordando otras palabras de San Atanasio que sin duda tambien van dirigidas es estos Curas Nacionalistas: “Vosotros queréis ser hijos de la luz, pero sin abandonar vuestra amistad con el mundo. Deberíais amar la penitencia, pero no amáis más que el bienestar y el confort de los nuevos tiempos. Deberíais hablar de la gracia, pero preferís hablar de progreso humano. Deberíais hablar de Dios, pero sólo gustáis hablar del hombre y de la Humanidad. Vosotros os decís de Cristo, pero de quien sois discípulos o imitadores es de Pilatos… Pertenecéis al mundo de la perdición. Porque estáis sentados en el centro, queréis quedaros en el medio, entre Dios y el Diablo. Sois los maestros del compromiso y acabáis por inclinaros siempre hacia el mundo. Os lo digo con crudeza: mejor sería que os fuerais de una vez a ese mundo de que gustáis, pues el reino de Cristo no es de este mundo”
    LA IGLESIA ES DE CRISTO no de los nacionalismos. Señores curas Nacionalistas MAS REZAR Y MENOS POLITIQUEAR

  7. Gregoriani permalink
    enero 6, 2010 2:17 am

    No se, mucho teólogo de pacotilla, mucho mundanismo de curillas taberneros, muchos teólogos de la liberación del hombre, nucho mucho no se de qué, pero sus iglesias y parroquias cada dia más vacias, el sagrario de Jesús con su velita ardiendo pero en el más absoluto de los vacios y silencio del templo sin nadie que le haga una visitilla pa decirle: Jesús aquí estoy , te digo buenos días y me voy a currelar o dónde sea. No sé de que se vanaglorian éstos curillas taberneros ! si no consiguen clientes en sus iglesias ¡ Si Munilla arregla algo pues bienvenido sea, no?.

  8. Quin King permalink
    febrero 20, 2010 11:50 am

    EL OBISPO DIJO UNA ¡GRAN VERDAD!

    Monseñor Munilla, en la entrevista que la periodista Gemma Nierga le hizo en el espacio La Mañana en la SER, dio en el clavo con sus declaraciones, y no tiene que rectificar nada señor Lehendakari del Gobierno Vasco, porque ha dicho absolutamente LA VERDAD.-

    Visto la virulencia conque religiosos, políticos, escritores, periodistas, teólogos y demás gentes, se rasgan las vestiduras (y hasta las entrañas), para “condenar” al obispo Munilla, algo “gordo” y “verdadero” ha debido decir, porque sería propio de gente “sinsorga” atacarle de esa manera si lo que ha dicho “no es verdad”, ya que en ese supuesto sería mas correcto advertirle y sacarle de su error con argumentos de caridad cristiana (o no hacer “ni caso” a lo dicho, por… “estupidez”).-

    Pero no.- Munilla ha dicho una gran VERDAD, y eso, duele a los que se quieren erigir en pedestales de “sabiduría” para que la plebe “los aplauda”.-

    A los soberbios, les sale como un resorte eso de… “ha blasfemado”, “crucifiquémosle”, que es lo que en el fondo vienen ha decir y querer todos esos críticos del obispo.-

    El obispo Munilla ha dicho que: es un mal más grande el que nosotros padecemos que el que esos inocentes sufren, refiriéndose a la catástrofe de Haití, para hacernos comprender “la gravedad del mal del que nos habla”.- También ha dicho otras muchas cosas que ustedes no quieren leer, agarrándose a esta frase como clavo ardiendo para “condenarle”.-

    Son tan “monstruosos” los pensamientos de los que dicen que Monseñor es insensible a los dolores que padecen sus semejantes en Haití, que no hacen otra cosa que ratificar como verdaderas las opiniones del obispo respecto a la “enfermedad espiritual de nuestra sociedad”.-

    ¿A ustedes les extraña los males que nuestra sociedad padece?: “niños que desaparecen”, “chicas jóvenes terriblemente asesinadas”, “violaciones con ensañamiento”, “mujeres acuchilladas por sus parejas”, “padres maltratados por sus hijos”, “profesores amenazados y despreciados por sus alumnos”, “policías encubridores de gravísimos delitos”, “financieros estafadores”, “empresarios que se quedan con lo ajeno”, “robos con violencia”, “divorcios que desorientan a los hijos”, “abortos de chicas adolescentes”, “juventud adoradora del alcohol y las drogas”, “terrorismo con extorsiones y muertes”, “bandas callejeras de matones”, “políticos corruptos”, “mafias de trata de blancas”, “jueces prevaricadores”, y… pueden seguir enumerando males hasta donde quieran.

    Con lo que la juventud percibe de nuestra sociedad a través de los medios de comunicación como… “modelos de vida”, no es extraño que “después” pasen todas estas cosas.- Y para más inri, pretenden quitar los crucifijos de las escuelas y colegios, que es querer quitar los mandatos que Jesucristo nos dio para enderezar nuestras conductas, para que seamos “hombres nuevos”; y no hay nadie que nos haga ver la “gran catástrofe” a la que nuestra sociedad se encamina.- El obispo Munilla sí lo hace: con sus escritos, con sus declaraciones, con las explicaciones del Catecismo de la Iglesia Católica.-

    Si la sal se desala… ¿quién la salará?.-

    Me encantaría que todos esos “virulentos críticos” del señor obispo de San Sebastián: religiosos y teólogos, me explicasen el Catecismo de la Iglesia Católica como lo hace el obispo Munilla.-

    De los titulares y tergiversaciones que hacen los periodistas en sus periódicos, me extraña menos, porque viven de la noticia espectacular, “aunque sea mentira”.- No se si lo hacen queriendo ó sin querer, pero son muy hábiles en “recortar” frases ó pensamientos para que el titular sea “espectacular”, “monstruoso” y “escandaloso”, para que vayamos corriendo al kiosco a comprar el periódico.-

    Un columnista que llama “tarugo” al señor obispo, también ha escrito: Eso de comparar la delicada situación española con la horripilante catástrofe de Haití no es solo una mentecatez, sino una blasfemia.- (aunque dice que puede estar emitiendo un juicio temerario al criticar a monseñor).-

    Señor periodista, usted que escribe columnas que casi son “puro Evangelio”, ¿no le habrá traicionado también “ese pedestal” de tener que escribir a diario algo espectacular, sin pensar muy bien en lo que dice, para que compremos el periódico y le paguen a usted su sueldo?-

    Quiero pensar que a Munilla no le han, ó no han querido entenderle; por eso, uno de esos teólogos que quieren “crucificarle” por lo dicho en la entrevista, escribe: Para una persona que cree en Dios, lo más sagrado es la vida humana.-

    ¿No será… “LA VIDA ETERNA”… señor teólogo?, y por ende ¿la vida humana, que es sagrada para “los que creen” y para “los que no creen” en Dios? .-

    Quiero estar, en este caso, al lado del señor obispo de San Sebastián: Don José Ignacio Munilla Aguirre, porque dijo una ¡GRAN VERDAD!-

    • Gregoriani permalink
      mayo 27, 2010 11:55 am

      Si señor Quin King, qué gran realidad. Pero qué esperan encontrar éstos dirigentes sociales y políticos de pacotilla, “intelectuales de cazalla”, periodistillas ensorbebecidos de chuleria y miseria, con toda esa bazofia televisiva que nos programan con el sexoobsesión cuasi monotemático, con esas payasadas vacias, insulsas, degradantes, de programas como “Gran hermano”, cotilleos estúpidos, cine y porno teledirigido como síntoma obsesivo, reiterativo, cansino y estúpido hasta más no poder, “ellos” los dirigentes con venga cine violento para cortos mentales dónde un superhombre ( ja ja ja ja ), armado hasta los dientes se carga en un instante a cien tíos , etc etc etc … qué esperan encontrar ??. No se dan cuenta todos esos sabiondos que cada día hay más sexólos, sicólogos, sabelotos, curanderos, farsantes, magos, teólogos enbelesados en su soberbia mundana, violentos de sexo y no sexo, pederastas y demás raleas sociales … no se dan cuenta que todo va a peor?. Que sus “verdades” no solucionan absolutamente NADA. Qué esperan de una sociedad a la que “ellos” han adoctrinado en la abulia, en el SIN-DIOS, sin ética, sin moral, sin espíritu de cierto sacrificio, sin valores humanos en definitiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: