Skip to content

Taxistas

diciembre 17, 2009

Violencia impune en Madrid. Mientras en el Congreso se aprobaba la Ley Omnibús (regulación polémica por su tímida liberalización del sector del taxi, transponiendo la Directiva europea que permite a cualquier autónomo solicitar una licencia de transporte en vehículos ligeros) los taxistas hacen de las suyas, toman las calles y el resto de ciudadanos pagan sus estragos. Desconozco los efectos prácticos del dichos artículo 21 de la ley aprobada, pero si los “afectados” lo denuncian por “intrusismo y desprofesionalización del sector”, yo lo aplaudo.

El miedo a la competencia es un buen ejemplo atávico del miedo a la vida en sociedad. Preferimos celdas delimitadas, reguladas y, a poder ser, a nuestra inmediata disposición: esto implica que quien disfruta de un privilegio se niega, en todo caso, a perderlo. La Ley, por mucho que liberalice la posibilidad de solicitar licencia, no evitará que se trate de una profesión para cuyo ejercicio resulte preceptiva una licencia. Es como si para ser abogado, siendo como es preceptivo estar colegiado, cualquiera, con o sin licenciatura de Derecho, pudiera solicitar su colegiación. Siempre quedaría al albur del Colegio conceder o no la licencia. Y en este caso, por corporativismo, lo normal es que bien se prefiriera a los licenciados en Derecho frente a cualquier otro, o, en su caso, se impusiera la superación de un examen de acceso.

Las licencias de Taxi son finitas. Los ayuntamientos establecen su número. Esta barrera de acceso beneficia a quienes ya disfrutan de una, concediéndoles una suerte de monopolio local competitivo. Las normas que regulan la profesión impiden que de un ayuntamiento a otro se produzca intrusismo, permitiendo que de un municipio (un taxi con licencia otorgada en el mismo) se carguen pasajeros con destino a otro municipio, pero no a la inversa, quedan interdicta la posibilidad de operar internamente en localidades de las que se carezca de licencia.

Este lío incluye excepciones, pero viene a establecer un sistema estanco y cerrado. Los taxistas venden sus licencias y se guardan, muy mucho, de que el Ayuntamiento de turno no aumente el número de las mismas, convirtiéndose el traspaso en el mejor seguro de pensiones a disposición de estos transportistas.

Dicho esto, para que realmente se sienta la libertad en nuestras calles, no basta con levantar una barrera, sino que urge derribarlas todas. No entiendo qué extraordinarias garantías tienen los usuarios de este tipo de transporte con el actual sistema. Creo que vivimos en un país lo suficientemente seguro y avanzado como para que cualquiera que tenga permiso de conducir vehículos de 5 o más plazas, pueda realizar servicios de taxi. Basta con que incorpore un distintivo a su coche y anuncie con suficiente claridad las tarifas que ofrece a los potenciales usuarios. Con la ITV y la expedición restrictiva de permisos de conducción las garantías son más que suficientes.

Parece tópico, pero, los taxistas son quizá la mayor fuente de distorsión y dificultades circulatorias dentro de las ciudades. Van por el carril que les place, hacen cambios de improviso, frenan, paran donde les viene en gana, bloquean accesos, se detienen en curvas o lugares de malísima visibilidad, corren más de la cuenta, son muy ligeros en el respeto de los pasos de cebra, y lo peor, reaccionan con ira e improperios siempre que alguien se atreva a atribuirles in situ semejantes excesos.

No sé si su chulería al volante deriva del privilegio que disfrutan, pero aunque solo fuera por eso, merecen ser los primeros en “sufrir” las exigencias de la libertad. Beneficiados saldremos la mayoría.

El PP, si fuera tan liberal como dice, no demostraría ese populismo tan cutre que todo partido en la oposición practica en estos casos. En tiempos de crisis todo es poco cuando de concienciar a la población se refiere sobre los beneficios que tiene la mera liberalización de mercados. Si seguimos aferrados a nuestros privilegios personales, seguiremos en una economía donde los beneficios forjados contra al resto, siempre revertirán en pérdidas también para nosotros mismos. El intercambio libre suma positivo. Fuera de él el resultado siempre quedará por debajo de 0.

Saludos y Libertad!

Anuncios
17 comentarios leave one →
  1. diciembre 17, 2009 4:54 pm

    Hola. Sigo de manera asidua tu blog, pero creo que hoy te equivocas al generalizar en un sector en el que, como en cualquier otro, hay de todo. Vaya por delante que tengo tres diplomaturas universitarias y soy bilingüe en inglés y he decidido, por iniciativa propia, no por necesidad, dedicarme al taxi en Madrid. Soy asalariado y, con las posibilidades que mi formación me da, podría preocuparme poco la ruina del sector, pero te diré que mi jefe es un chico de 30 años (yo tengo 43), sin estudios, pero educado y correcto en el trato que ha invertido los ahorros de toda su vida en un medio de vida que ahora puede llevarle a la ruina. La “liberalización” que ha aprobado el Congreso es una ley tercermundista, por la cual cualquier inútil, sin educación, sin hablar castellano y sin permiso de conducir (en Ecuador o Marruecos se compran y aquí se homologan) va a poder plantarse con una furgoneta sin revisar ( nadie lo hará aquí; el taxi pasa una revista anual, aparte de la ITV cada 6 meses, para ver si está en condiciones de prestar el servicio) que puede no reunir garantías higienicas o de seguridad mecánica y por un precio ridículo, ganar un dinero negro ( declarará mucho menos de lo que gana, por que será imposible controlarlo) dando una imagen de república bananera que Madrid y el resto de España no merecen.
    Lo de que el taxi dificulta el tráfico es absurdo, el taxi elimina cochers de la calle…y es, además imprescindible, piensa en alguien que llega a Barajas cargado de maletas…
    Por otro lado, el número de licencias que da un ayuntamiento no lo decide él, sino que va dado por una ley de rango estatal que determina este número en función de los habitantes.
    En fin, amigo mío, si habitualmente te leo y me gusta lo que escribes, hoy, sin acritud y como crítica constructiva, debo decirte que has caído en el más rancio de los tópicos. No obstante, “Errare humanum est” y espero seguir leyendo tus interesantes artículos, pero, por favor, no juzgues a todo un sector por una minoría de exaltados.
    Un abrazo.

  2. diciembre 17, 2009 5:09 pm

    Pedro, siento haberte ofendido, no era mi intención generalizar. Tienes razón en una cosa: la liberalización no debe ser excusa para rebajar la calidad del servicio. Cuando coja un taxi, seguiré prefiriendo cierto tipo de coches, un aspecto aseado y fiable, buena educación. En un mercado libre existirían empresas de reconocida calidad, o sellos distintivos que acreditarían dicha calidad para cualquier taxi que se sometiera a sus criterios. En ese sentido, poco me importa que haya variedad en el servicio. Tengo claro lo que yo prefiero y estoy seguro de que habría oferta suficiente.
    No culpo a todos por lo que han hecho algunos. Solo hay que ver la violencia de los piquetes “informativos”, agrediendo a compañeros que había optado por seguir trabajando. Manifestarse es legítimo. La violencia, en este caso, no. Perder un privilegio es siempre chocante y perjudicial para quien lo padece, pero debe verse como una oportunidad.
    Esta ley no acaba con el privilegio porque no deroga que la licencia sea preceptiva para tener un taxi (o eso creo). Es una liberalización parcial. Si tienes más datos de los que podemos leer en la prensa te rogaría que los expusieras, porque es probable que muchos nos estemos haciendo una idea sobre la situación que nada tenga que ver con la realidad de la ley Ómnibus.
    En cuanto a lo del tráfico, piensa que los taxis perturban la circulación, como lo hace quien de estaciona o se detiene en segunda fila, quien obstruye un carril bus, quien lleva a sus hijos al colegio y se para unos instantes, quien busca aparcamiento, quien se dedica a mirar obras, un accidente o lo que sea. En los taxis puede identificarse varios factores que perturban, nada más. Esto no quiere decir que pretenda erradicarlos, solo denunciar que muchas veces se abusa de lo inevitable convirtiéndolo en una molestia intolerable.
    Espero que sigas entrando en el blog y que este rebote mío no afecte demasiado.
    Saludos! 🙂

  3. Jose permalink
    diciembre 17, 2009 6:45 pm

    Buenas,
    como veo que el tono es cordial, entro al lio:
    La letra y el espiritu de la ley Omnibús no afectan para nada al taxi.
    Va orientada a actualizar el sector del alquiler sin y con conductor, que aunque no lo parezca, no tiene relación con el taxi.También trata de homologarse con directivas europeas.
    El follón de Madrid ( y solo de madrid, no ha habido protestas en ningún otro sitio )viene dado por la conjunción de varios factores propios.
    A saber:
    – El lio autonómico. Algunas comunidades tienen transferidas todas las competencias de transportes, otras solo algunas y hay que ninguna por desinterés.Madrid depende en parte del ayuntamiento, en parte de la comunidad y en parte del ministerio.Quien quiera entenderlo que se ponga a ello, yo paso.
    – El lio sindical.
    Hay un follón de sindicatos de no te menees, y para rematar la jugada el más grande y representativo tiene dos presidentes que se han expulsado mutuamente.
    Esto daria para varios libros, habida cuenta de que todos los partidos han montado sus chiringuitos ( incluido ERC, que ya me contarán que pinta).
    En definitiva, los trabajadores del taxi no somos más que carne de cañón.
    El espantaájaros al que todo el mundo en alegre comunión dá palos.
    Con alguien habrá que descargar, digo yo.
    Te leo con mucho interés, tanto cuando estoy de acuerdo como cuando nó.
    Una ultima cosa,
    lejos del tópico del barrigón fumando puro y escuchando a Jose Maria Garcia, te sorprenderia el número de universitarios y profesionales que por muchas y variopintas razones hemos terminado en el taxi. A mi me han enseñado a respetar a todo en mundo, también cuando se equivocan.
    Un abrazo.

  4. Hiel permalink
    diciembre 17, 2009 6:47 pm

    No le falta razón al primer comentarista: casi todo lo que sale del Congreso es tercermundista, pero pobre argumento si además es el único utilizado para estar en contra de la liberalización del sector del taxi.
    Porque, como en tantos otros servicios o industrias igualmente intervenidos, el servicio del taxi suele ser pésimo además de un gremio cerrado y (qué gracioso) especulativo a más no poder. Si en Madrid las dichosas licencias suponen un mercado espeluznante, para qué hablar de lo que cuesta una de esas licencias en San Miguel de Abona (Santa Cruz de Tenerife), un municipio con algo más de 30 taxis. En definitiva, es lo de siempre: tenemos un chollo, no permitamos que nos lo quiten. Sí, probablemente en Madrid haya que trabajárselo más para poder ‘subsistir’, pero eso no quita para que continuamente aparezca en los medios la ‘honorable’ actitud de los conductores en el Aeropuerto de Barajas, o que haya vehículos que (con ITV en vigor o sin ella), dan literalmente asco cuando uno se sube. Y, como siempre, lo más que puede hacer el ‘sufrido’ es llamar a Radio Mercedes Madrid. Ojo: sin que esa llamada garantice que el servicio será como debe ser.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^

  5. Juan permalink
    diciembre 17, 2009 7:35 pm

    ¡Hola! Me gusta leer los blogs pero es la primera vez que escribo en uno.
    Soy taxista y al principio estaba orgulloso de serlo luego te vas desengañando por los años, el desprecio de la gente para los que cada vez que dices que eres taxista, lo primero que dicen es uf… la mala educación al volante (de todos, taxistas y no taxistas), la persecución de los municipales que saben que a nosotrs no nos queda más remedio que pagar las multas porque si no, no nos renueban las licencias o los coches, el trafico ( que tendreís que reconocer que no es lo mismo ir al trabajo en 1 hora que conducir en Madrid 12 horas) pero aún así yo que conozco un poco de que va el tema (12 años de taxista y licenciado en derecho) tengo que haceros dos preguntas ¿Si liberalizamos el sector con la entrada de las VTC les exigiran a los conductores sus empresas lo mismo que a mí ( por ejemplo certificado de penales, examenes en el ayuntamiento del conocimiento de la ciudad, ahora umos conocimientos basicos de ingles…)?

    ¿si liberalizamos el sector podre al igual que las VTC negociar con los seguros unos más baratos y no pagar 2400 euros, por un seat toledo, para dar las coberturas a las que me obliga el ayuntamiento por ser taxi y podre negociar el precio de las carreras en lugar de ir con unas tarifas fijadas por el ayuntamiento?

    No me contesteis enseguida y pensarlo. Yo creo que el ideal del taxista esta más cerca del taxista ingles de Londres que de la liberación del sector del taxista de Ciudad de Mexico sin papeles y no me refiero al pasaporte.

    Un saludo y gracias por vuestra atención

  6. Hilarión permalink
    diciembre 17, 2009 9:06 pm

    Mi primera experiencia con taxis liberalizados fue en la patria del liberalismo: China. Al salir del aeropuerto de Pekín te encontrabas con pequeñas furgonetas que parecían haber salido el día antes del desgüace y empezaba la negociación. Como en el anuncio auqel de la TV el taxista te miraba y decía aquello “son 10.000”. Y era inutil ir a otro, pues en Pekín en seguida te notan por la cara que eres guiri y ninguno bajaba de los metafóricos 10.000. Así que con el cansancio de nueve horas de vuelo y el jet-lag, estabas deseando llegar al hotel y pagabas. Eso sí, durante el trayecto te mantenías despierto sujetando la puerta para que se abriera pues no le funcionaba el cierre. Con el paso del tiempo acabaron por desliberalizar aquello y había taxis que más o menos de parecían a los de aquí y que hasta tenían taxímetro. Ni que decir tiene que la carrera bajó muy por debajo de los 10.000.

    En Atenas donde estaban semi-liberalizados, esto es : no tenían normas muy estrictas, la negociación previa no era el precio sino el destino o tú mismo. Si al taxista no le apetecía ir a donde le decías o no le gustaba tu cara, te decía que nones y se acabó. En cierta ocasión recurrimos al hotel para que nos consiguiese uno para ir al aeropuerto y casi perdimos el vuelo. Ni en una parada que había cerca, ni llamando al tele-taxi de allí, ni cogiéndolo a lazo por la calle eran capaces de encontrar alguien a quien le apeteciera ir al aeropuerto a aquella hora (era la de comer). Además si ibas tu solo, o como mucho dos, corrías el riesgo de que en la primera esquina cogieran a otro viajero, o sea que hacían un mix de taxi y autobus, y que te dieran un buen rodeo para dejar a la otra víctima en su destino.

    Y es que voy a decir una herejía: creo que hay cosas que mejor no liberalizarlas. Hasta a Recarte (alguno aquí me dirá que es un peligroso estatalista) le he oído decir que hay cosas que mejor dejarlas como están y ponía el ejemplo de las farmacias. Además el que haya comprado hace poco una licencia, con el dineral que cuestan, no me extraña que se suba por las paredes, así que por una vez, y sin que sirva de precedente, creo que los taxistas tiene razón.

    Se me olvidaba: fuera de Madrid no ha habido manifestaciones porque había convocada una unica en Madrid para toda España. En algún telediario he visto imágenes de la manifa y era evidente la presencia, negro y amarillo, de un taxi de Barcelona.

    • diciembre 17, 2009 10:00 pm

      Vaya ejemplos que has puesto. No se puede comparar eso de lo que hablas con nada de lo que podamos imaginar que pasaría en un Madrid con taxis libres de verdad. Creo tu comentario no es riguroso, menos todavía cuando citas a Recarte como garantía de tus argumentos: no sé si tiene muchas o pocas farmacias, pero cada vez que entro en alguna me pregunto si quien me atiende conoce algo más que los nombres de lo que me vende.
      Y repito, los servicios libres se ajustan al tipo de preferencias de los consumidores hacia los que están dirigidos. No dudo que habría taxis de mierda para gente que valora más otras cosas, pero te aseguro que habría, y muchos, taxis de calidad reconocible. Has puesto ejemplos bananeros y muy torticeros.
      Lo público, sencillamente, limita el número de taxis, impone tarifas a golpe de corporativismo o presión de este o aquel grupo, crea un mercado de licencias y concede monopolios locales a los titulares de una, que disponen como quieren de ella, haciendo rodar sus vehículos con distintos conductores a lo largo del día y la noche. No sé qué garantías ves en esto, no creo que un sistema libre fuera peor. Tú lo afirmas tomando como referencia la peor de las experiencias posibles, en ámbitos muy distintos a España, acogiéndote al peor de los ejemplos.
      Saludos!

  7. Hiel permalink
    diciembre 17, 2009 10:14 pm

    Se lee por los lares “liberales” (?) día y sí y día también el anhelo por una sanidad privada (por ejemplo y entre otros anhelos) cuando ‘nos jugamos la vida’ en el tema, y preferimos que el dichoso ‘Papá Estado’ nos regule los taxis.
    Por tanto… y ya que hay demasiadas bitácoras abiertas, hace falta una directiva europea, española (perdón: estatal), autonómica (uy, perdón: nacional) o local que regule ese exceso de información (no siempre lo es, pero bueno). Así, previa adquisición de la correspondiente licencia, los cuatro que la consigan podrán vivir dignamente de la publicidad que generen sus escritos y dejar el taxi, la oficina o la paleta.
    Epatante.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^

  8. Rosa permalink
    diciembre 18, 2009 12:23 am

    Buenas noches a todos:

    Yo también soy taxista de madrid, en princípio me gustaría decir, que en esta profesión se tiende mucho a generalizar, por ejemplo, parece que todos los taxistas llevamos los coches como cuadras (no será el mío ni el de muchísimos compañeros que conozco), parece ser que todos nos dedicamos a dar vueltas a los clientes y a meternos en atascos para que cuente más el taxímetro(en un atasco pierdes mucho tiempo al igual que si te dedicas a dar vueltas… en fin, yo os puedo asegurar que no es mi filosofía de trabajo ni la de la mayoria de taxistas, es más si me equivoco lo primero que hago es pedir disculpas y parar el taxímetro porque el cliente no tiene por qué asumir mis errores). Supongo que estaréis conmigo en que en todas las profesiones hay buenos y malos profesionales… a mí una vez me multaron por ejemplo porque tuve que pisar el acelerador más de la cuenta porque el cliente perdía un vuelo, y ¿quien creeis que pagó la multa?, pues yo.

    Yo recuerdo cuando empecé que el taxi… era una profesión que la gente no la quería porque tenías que echar muchas horas (mínimo doce)cuentas con un alto índice de peligrosidad, no sabes bien a quien llevas, puede ser un loco, un violador, un asesino, un borracho, un atracador… pero claro luego la gente se llena la boca diciendo que ganamos mucho dinero y medio nos trata de ladrones… recordar que algunos usuaríos también se nos van sin pagar.

    Con todo esto quiero decir, que somos igual que el resto de mortales, que no me gusta que se nos trate como si fuéramos especímenes, que tenemos sentimientos y que no todos tratamos mal a la gente (también nosotros padecemos la mala educación de muchas personas pero casi nadie se entera). Solo queremos trabajar, poder dar de comer a nuestras famílias y nada más, y que si nos ponemos la mano en el corazón, estaréis todos de acuerdo conmigo en que no es justo que grandes empresar y taxis piratas nos vengan al quitar el poco trabajo que hay, que somos autónomos y no empresarios. Por ejemplo, yo echo más de catorce horas diarias, me levanto a las dos de la mañana y tengo dos hijos que atender ¿os parece que vivo muy bien…?, apenas me dá para cubrir gastos por dios.

    Nosotros no somos el enemigo, son los que hacen que las listas del paro se disparen, son los que nos gobiernan, hoy nos ha tocado a los taxistas, pero mañana les toca a otros y pasado a otros, menos a LOS DE SIEMPRE.

    Ya está bien, para terminar decir, que a pesar de todo, me encanta mi profesión, me agrada llevar a todo el mundo sea la carrera que sea, y que respeto mucho a toda persona que se monta en mi taxi y que siento mucho a todos los que hayamos podido perjudicar a causa de la manifestación. Muchas grácias.

  9. JFM permalink
    diciembre 18, 2009 12:47 am

    Mi primera experiencia con taxis liberalizados fue en la patria del liberalismo: China. Al salir del aeropuerto de Pekín te encontrabas con pequeñas furgonetas que parecían haber salido el día antes del desgüace y empezaba la negociación. Como en el anuncio auqel de la TV el taxista te miraba y decía aquello “son 10.000″. Y era inutil ir a otro, pues en Pekín en seguida te notan por la cara que eres guiri y ninguno bajaba de los metafóricos 10.000. Así que con el cansancio de nueve horas de vuelo y el jet-lag, estabas deseando llegar al hotel y pagabas. Eso sí, durante el trayecto te mantenías despierto sujetando la puerta para que se abriera pues no le funcionaba el cierre. Con el paso del tiempo acabaron por desliberalizar aquello y había taxis que más o menos de parecían a los de aquí y que hasta tenían taxímetro. Ni que decir tiene que la carrera bajó muy por debajo de los 10.000.

    Eso te pasa por ir a China. Haber ido a Taiwan que es muy bonito, la gente encantadora, se come buenisimamente, los taxistas son casi todos honestos y last but not least las grandes obras de arte chinas no estan en China sino en el Museo Nacional de Taipei.

  10. MANUEL permalink
    diciembre 19, 2009 2:57 pm

    Perdona solo te voy a decir unas palabras, pocas listo,defraudado
    y no tienes ni idea , ademas me gustaria saber quien eres, que
    poca verguenza quieres vivir a costa de los demas. adios guapo

  11. arom permalink
    diciembre 20, 2009 10:26 pm

    Tan solamente preguntar:Si el ser taxista resulta ser tan chollo,¿porque motivo algunos de los que asi se expresan no se hicieron en su dia con la compra de una.Al fin y al cabo solamente requiere desembolsar 200.000 euros pasar el examen y dedicarle sabados,domingos y entorno a las 12-14 horas diarias por(aunque el desconocimiento de la gran mayoria cree que ganan mucho)un sueldo,mas bien escaso,y a eso se debe añadir la renovacion,obligatoria,del vehiculo a los 10 años,cosa que casi nunca se cumple pues se ven en la necesidad de tenerlo que hacer antes.Aparte de todo lo demas,comentado anteriormente.

    Yo,particularmente,he visto el sufrimiento (yo tambien lo pude padecer durante algun tiempo en mi persona)en muchos taxistas por los maltratos de algunos de sus clientes y,sobre todo,la falta de sensibilidad,desprecio y muchas cosas mas que no voy a nombrar ahora,sin causa alguna,Es…simplemente un odio al taxista totalmente gratuito,y no hay que olvidar que podemos ser taxista cualquiera.Yo jamas pense en ser taxista y,sin embargo,las circunstancias me hicieron serlo durante algun tiempo.Tendriamos,como yo lo pase,pasarlo todos un tiempo para poder saber y opinar.Os puedo asegurar que la opinion seria muy distinta.

    Ahora decir a cualquier persona que si quiere trabajar(por un salario)que deposite en fianza 200.000 euros y dentro de unos dias,o el tiempo que sea,que ya no es necesario la fianza para poder trabajar,por tanto esa fianza que la has estado pagando con tantas penurias la has perdido pues ya no tiene valor alguno.

    perdonar por extendreme tanto,pero no podia dejar de exponer mi rechazo ante esa ley,por injusta,insolidaria y tan brutal,como es perder los esfuerzos y lo que es peor todos los ahorros de tu vida.

    Un saludo a todos,y en expecial a todos los sufridos taxista.Ojala que recapaciten y os hagan justicia

  12. Liberal clásico permalink
    diciembre 20, 2009 11:44 pm

    La columna “crítica de ideas” del sumplemento de Mercados de El Mundo trae hoy dos buenos ejemplos -estudiados académicamente, no por percepciones individuales y casos aislados- de liberalización del mercado de taxis: Irlanda y Nueva Zelanda.

    En concreto, Irlanda: “Los precios del servicio bajaron, la flota aumentó y los tiempos de espera se redujeron drásticamente. Además, la licencia pasó a costar 20 veces menos. Eso sí, el caso llegó a los tribunales.”

    En relación con ejemplos como el Chino lo que habría que preguntarse es si unos taxis públicos funcionarían mejor.

  13. David permalink
    diciembre 23, 2009 11:44 am

    De ignorancia mentecata es este post que has escrito, lleno de prejuicios, generalizaciones, datos sin contrastar y enjuiciamientos.

    Frases como “no conozco el artículo 21 pero si a los afectados lo denuncian yo lo aplaudo”. “El miedo a la competencia es el miedo a vivir en sociedad” (?), “los taxistas son la mayor fuente de distorsión de las ciudades”, “su chulería al volante deriva de sus privilegios”, “merecen ser los primeros en ‘sufrir’ las exigencias de la libertad”, y luego tú pides rigor y datos a las personas que han dejado sus comentarios, y para finalizar terminas con “saludos y libertad”. Cambia la palabra taxista por judío, moro o sudaca y tendrás un artículo que habla sobre otra clase de libertad. De verdad me he quedado de piedra al leerlo, sólo te ha faltado caer en otro tópico como: “todos son ex-convictos, alcohólicos, drogadictos, o se juegan la licencia a las cartas”.

    Ya que eliges el tipo de coche en el que te montas, no sé qué tipo de coches tomas asiduamente para comprobar que “todos” huelen mal, conducen mal, son gordos con puro, etc., etc.

    Leyendo el resto del artículo das a entender que el chollo de la mafia es ser taxista y parece ser algo generalizado por el resto de gente que ha comentado aquí, compra un taxi y tienes el futuro asegurado, eso sí debes pertenecer a algún clan secreto. Vamos hombre, el sistema de licencias es incluso más abierto que el sistema para adquirir un estanco, o una casa de loterías, o una farmacia.

    Voy a relatarte un par de verdades para que te informes la próxima vez que quieras escribir sobre este sector y de las que nadie ha hablado aquí. Las licencias pertenecen al ayuntamiento, y siguen siendo propiedad del ayuntamiento aunque las explote el trabajador, el ayuntamiento obliga a pagar tasas e impuestos como a cualquier otro negocio, pero a diferencia de un negocio en propiedad no se puede tratar como un negocio propio, ya que es parte del ayuntamiento, además impone muchas más restricciones que a otro negocio de cara al público (infórmate de ellas, aunque te pondré algunas como medición regular de los taxímetros, ITV muy exigentes cada 6 meses, obligación de renovación del vehículo cada 10 años, algo impensable en negocios de reparto o logística).

    El carril bus, no es carril bus solamente, es carril bus-taxi, así que la próxima vez que veas un taxista detenido en el carril “bus” piensa que está haciendo su trabajo, piensa también que la mayoría de las veces cuando un taxista está detenido en un lugar es por exigencias del propio viajero, ya que quiere que le deje en un lugar determinado porque “para eso paga”, también juega el criterio del taxista frente a personas con poca movilidad, mayores, embarazadas, etc.

    Ante las millonarias licencias que sirven para la jubilación, deberías informarte de que el coste de la licencia lleva acarreado los costes de compra y mantenimiento del vehículo, gasoil, ruedas, aceite, averías, golpes, hacienda y que para amortizarlo debes trabajar cerca de 7 a 10 años de 12 a 14 horas diarias.

    Los taxistas no son locos al volante, porque el coche es su modo de vida, si no cuidan el coche, no pueden salir a trabajar y por tanto no cobran, y eso es porque son autónomos y por tanto no tienen vacaciones pagadas, ni seguro de desempleo, ni la posibilidad de ponerse enfermos, porque nuevamente si no salen a trabajar, no cobran. Pero hay más, se trata de un negocio, así, como cualquier otro negocio puedes tener empleados, por lo que no entiendo el sarcasmo al comentar que los taxistas tienen conductores, claro, igual que un bar tiene camareros, sólo que un taxista está más expuesto al robo y siempre y cuando puedas pagártelo, sobre todo si estás empezando no puedes, calcula eso, unos 10 años. Si es tan chollo, cambia de profesión y hazte taxista.

    Se trabajan muchas horas al día para poder pagar gastos y recibir beneficios y tiene los inconvenientes de ser un servicio de cara al público, no todo el mundo es amable ni con buenas intenciones. Las mamparas antirrobo son muy caras y no hay ayudas, ni subvenciones.

    ¿Te has preguntado cuál es el número de coches que circulan por Madrid capital? Lo que sí te diré es que hay unas 15.000 licencias de taxis en Madrid capital y que no salen todos al mismo tiempo, ni en la misma hora, ni en la misma calle, por lo que generalizar que son la causa de los agravios de Madrid es demagogia. Siguiendo tu razonamiento podríamos “exterminar” también a los repartidores, a los conductores de autobuses y a los moteros, para que tú puedas llegar a trabajar en punto. Mi consejo es que la próxima vez te levantes antes.
    Hay varios mundos dentro del taxi, los conductores autónomos que velan por su negocio, porque de hecho es su negocio y son la gran mayoría de perjudicados, las flotas que son verdaderos grupos de presión y estos sí que extorsionan a los autónomos para que vendan las licencias a bajo coste y acapararlas ellos y los conductores piratas, que van en sus furgonetas y asaltan a los viajeros antes de que lleguen a las paradas en los aeropuertos. Muchos de estos piratas son servicios ofrecidos por agencias y hoteles que aprovechan para hacer el agosto.
    Ahora se pretende que con la nueva ley cualquiera pueda trabajar en cualquier sitio y de cualquier manera o entre provincias distintas, es lo mismo que si tengo un local y decido convertirlo en estanco o farmacia. Si se va a liberar el sector debe hacerse con las máximas garantías y mediante una buena regulación. Por disponer de una corbata no me convierto en abogado.

    Los taxistas de Madrid llevan pidiendo un aumento de las tarifas y un cambio de modelo basado en trayectos en lugar de pasos para igualarlas con las de otras provincias desde hace mucho tiempo, pero es el ayuntamiento el que decide las tarifas a aplicar, nuevamente en cualquier otro negocio eso no existe, ya que el dueño es el que decide los precios.

    Si se viaja un poco fuera de los limites de España, se da uno cuenta de que en Madrid el servicio de taxi es de una buena categoría, de los más eficientes, más honrados, más ordenados y de mejor precio y no tengo claro que el nuevo cambio vaya a favorecer la competencia y no a crear una competencia desleal en tarifas por parte de las flotas, un nuevo monopolio flotero con coches no adaptados y un estilo tercermundista a la caza del pasajero en los aeropuertos y regateando las tarifas y trayectos.

    El ayuntamiento lleva mucho tiempo tratando de crear nuevas licencias (es dinero para su caja), pero los taxistas se quejan de que no hay trabajo para todos y de que cada vez hay que trabajar más horas para llevar un sueldo a casa, ya que con la crisis la gente coge menos taxis, a todo esto como siempre hay que añadir las presiones de los sindicatos para conseguir Dios sabe qué.

    En fin, no generalicemos y tratemos de comprender el contexto donde se mueve todo. Podemos caer en los tópicos de que los periodistas son todos falaces, desinforman, son todos prensa amarilla y siempre sirven a un señor, o que los abogados son todos hijos del diablo, pero esas afirmaciones me harían parecer un botarate con muy pocas neuronas.

  14. Yosoyhayek permalink
    diciembre 23, 2009 1:50 pm

    Amen, es el mejor manifiesto del taxista que he leído. Cada uno defiende lo suyo, aunque eso que defiende sea un privilegio establecido a costa de los contribuyentes y usuarios resignados.
    Saludos, sinceras felicitaciones por tu vehemencia, y un consejo: no tardes en enviar al “sindicato” del taxi esta proclama genial que generosamente has colgado en mi blog.
    Felices fiestas!

  15. MANUELA permalink
    enero 8, 2010 1:35 pm

    PUES EN IRLANDA LOS TAXISTAS ESPAÑOLES TIENEN FAMA DE CHORIZOS, POR ESO LOS LLENAN DE MULTAS, VERGUENZA TENGO DE SER ESPAÑOLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: