Skip to content

El “Mito” de las Denuncias Falsas

diciembre 29, 2009

Para que una denuncia sea declarada Falsa es un requisito ineludible que un órgano judicial competente conozca los hechos e instruya un procedimiento sobre los mismos. El artículo 456 del Código penal español tipifica esta conducta del siguiente modo:

1. Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados (…)

2. No podrá procederse contra el denunciante o acusador sino tras sentencia firme o auto también firme, de sobreseimiento o archivo del Juez o Tribunal que haya conocido de la infracción imputada. Estos mandarán proceder de oficio contra el denunciante o acusador siempre que de la causa principal resulten indicios bastantes de la falsedad de la imputación, sin perjuicio de que el hecho pueda también perseguirse previa denuncia del ofendido.

El Juez, D. Fco. De Asís Serrano, ha tenido la osadía de poner afirmar que muchas denuncias de violencia de género son Falsas. Para que esto sea formalmente cierto, al margen de los hechos, se requiere previo sobreseimiento firme de la causa principal, es decir, del procedimiento abierto en torno a los hechos cuya verosimilitud se cuestiona.

Lo que sucede no es que muchas veces los hechos denunciados como violencia de género no existan, o no sean subsumibles en el tipo penal previsto, sino que pocos jueces, de oficio, o a instancia del denunciado ofendido, incoan un nuevo procedimiento sobre la supuesta falsedad de la denuncia original.

Es decir, siempre y cuando no se comente un caso concreto, cualquier puede afirmar, sin temor a equivocarse, que la actual regulación penal de la violencia contra la mujer se ha convertido en el arma procesal más potente para que una separación o divorcio (cuando no una pura venganza) se decante a favor de ella, y no de él (recordemos que las parejas ella-ella o él-él entran en el régimen general de tipicidad, y no en el especial regulado por la Ley de Violencia de Género).

El Juez ha sido temerario al afirmar lo que ha afirmado. No porque el contenido de su argumento sea falso (materialmente hablando), sino porque ocupando el puesto que ocupa, las formas exigen pulcritud y rigurosidad: no es cierto que muchas denuncias por malos tratos acaben cuestionadas en un procedimiento penal por “denuncia falsa”.

Dicho esto, la realidad: los malos tratos, siendo como son un drama para quien los sufre, gracias a la actual regulación discriminatoria, se han convertido en una garantía de éxito procesal tanto para venganzas personales, como para obtener un divorcio más ventajoso para la mujer. Depende, en todo caso, de los escrúpulos y la honorabilidad de abogado y clienta. El Juez y la fuerte presión social, harán que pocas o casi ninguna falsa denuncia acabe siendo objeto de su justo proceso.

Saludos y Libertad!

Anuncios
28 comentarios leave one →
  1. Dr Freud. permalink
    diciembre 29, 2009 5:37 pm

    Totalmente en desacuerdo. Para dictar sentencia sobre una denuncia falsa, evidentemente, los hechos tienen que estar acreditados y la ley dice con qué y cómo. Pero para saber si una denuncia es falsa, basta con que la sentencia diga que los hechos son falsos. No sé por qué un juez hablado de su profesión tiene obligación de hablar como si dictara sentencia. Hablará de lo que sabe ¿no?

    Y de todas maneras, creo que me dará la razón otro juez cuando este del que hablamos gane la querella a la bocazas feminazi.

    • diciembre 29, 2009 7:09 pm

      O me he expresado mal o no has comprendido el sentido del post… lo lamento en ambos casos.
      Saludos!

      • Dr Freud. permalink
        diciembre 29, 2009 7:40 pm

        “El Juez ha sido temerario al afirmar lo que ha afirmado.”

        Se te entiende de maravilla. Otra cosa es que sea lo que piensas en realidad 😀

      • diciembre 29, 2009 9:11 pm

        La temeridad se entiende en un contexto irónico, supongo… Temerario porque es Juez y ha opinado, con osadía o relajación (quizá valentía), sobre lo que muchos sabemos y estamos hartos de corroborar. Pero, repito, es Juez y al decir lo que ha dicho, se ha expuesto e incluso comprometido, a él y al resto de sus compañeros. Porque como digo en el post, aquí todo el mundo lo sabe pero nadie hace nada, ni de oficio ni de parte… 😉
        Saludos!

      • Dr Freud. permalink
        diciembre 29, 2009 9:32 pm

        Bueno, da igual. Mira.

        En estos momentos lo estoy escuchando en una entrevista en la SER y ese juez tiene muy bien planteado el asunto, con datos y argumentos. Dice que quiere abrir un debate que la gente necesita con urgencia. Si alguien representa a los ciudadanos por lo que piensan y no por lo que deberían pensar, es ese juez.

        A las feminazis las va a crujir a poco que salga otro juez que no se acojone demasiado rápido.

        http://www.cadenaser.com/espana/audios/entrevista-hora-25-juez-familia-sevilla-francisco-serrano-28-2009/seresc/20091228csrcsrnac_1/Aes/

  2. jashondo permalink
    diciembre 29, 2009 6:06 pm

    No creo que vayan a entrullar a Lidia Bosch, pero seria un buen principio.

    • diciembre 29, 2009 7:14 pm

      Hombre, el caso Bosch no solo se refiere a malos tratos sino a abusos de menores. Si, como sugieres, no hubiese ni lo uno ni lo otro y todo se tratara de una falsedad preparada para hundir en la miseria a su ex… sería muy, pero que muy fuerte, dado que en ningún momento se ha tratado de ocultar los supuestos abusos a la prensa, vamos, que si es una estrategia procesal (sucia) o una venganza (más sucia todavía), merecería un castigo ejemplar, cierto es. Pero como no tengo datos sobre el caso, y los presuntos son presuntos incluso en el tipo de falsa denuncia, ya se verá.
      Saludos!

  3. diciembre 29, 2009 6:51 pm

    Últimamente estoy evolucionista, pero allá va: como dice Dawkins, la mentira es en general una buena Estrategia Evolutivamente Estable (cojonuda, vamos). Se da en el reino animal (hasta en el vegetal) y por tanto en los humanos. El problema es que mientras nos enfrascamos en teorías humanistas y liberales, estamos dejando escapar una verdad biológica innegable: mentir ayuda a sobrevivir (así como huir), y creo que por ahí va la cuestión de las falsas denuncias. Ya no me meto en la razón para mentir, sino en el hecho de que sea ventajoso para el que miente… Hasta que le pillan, claro. El problema es que en un Estado de Derecho, y con la ley en la mano, mentir sale bien si sabes hacerlo. Aquí el principal problema es que la señora esta (segunda parte contratante de la polémica), como feminista convencida, cree que no pueden existir las denuncias falsas. Que una mujer no puede mentir (por el motivo que sea) diciendo que su marido le pega (aunque es una inevitabilidad antropológica que ocurre). Con la ley en la mano, es casi imposible que se llegue a demostrar eso (por falta de medios, tiempo, ganas, vete a saber…), así que el juez tiene que tomar dos perspectivas posibles: o bien considerar que todas dicen la verdad, con lo que no se comprueba nada y van todos los días a cenar a casa a las 9, o piensa que todas mienten, con lo que tiene que investigar caso por caso. Como eso es imposible e injusto a la par, un juez con un poco de cabeza tiene que examinar la situación por su cuenta y riesgo e intentar ver si pilla a la sujeta en un renuncio. Evidentemente ocurre, ya que por eso salen casos de falsas denuncias, pero probablemente se les están escapando un montón muy guapo de posibles mentiras que están colando como buenas (que posiblemente puedan llegar a desentrañarse en el futuro). En mi opinión el juez debe tener la capacidad de decidir sobre la falsedad (investigando, lógicamente) de una denuncia por si mismo. Ahora, las discusiones estas son como todo: una forma de animar la vida pública que, al menos en el caso de España, es aburrida de huevos. Buscarle más pies al gato es un brindis al sol.

    • diciembre 29, 2009 7:20 pm

      Eres peor que yo, tienes respuesta para todo. Salvo por la perogrullada del principio con referencia a Dawkins y demás, no te falta razón en lo que dices en la parte central de tu comentario. En el final te pierdes, te vuelves a encontrar para acabar con un…
      Saludos! 😉

      • diciembre 29, 2009 7:48 pm

        No me pierdo. Me explico. Cuando estoy en pleno razonamiento a veces diverjo a otro tema, pero me pasa a menudo. El caso (XDDDDDDD) es que creo que va al hilo: este tejemaneje entre la señora esta y el juez este son ganas de dar pampurrias, ni más ni menos. No creo que la feminista esta sea tan idiota como para pensar realmente que no hay denuncia falsas. Vamos, porque es de cajón de madera de pino. Y el juez está diciendo que sabe perfectamente toda la judicatura, desde el Tribunal Constitucional hasta el señor que barre los juzgados. Con lo que esto es llover sobre mojado y reñir por no llorar. Lo que pasa es que no quería alargarme más… XDDDDDD

      • diciembre 29, 2009 9:12 pm

        Esta vez sí estoy totalmente de acuerdo 😉

      • Dr Freud. permalink
        diciembre 29, 2009 9:35 pm

        “No creo que la feminista esta sea tan idiota como para pensar realmente que no hay denuncia falsas.”

        No, claro que no, es una hijadeP. Escucha el audio.

      • diciembre 30, 2009 12:36 am

        Vale, me has convencido: es/son idiotas.

        Este tío es un crack. Le ha dado un repaso a lo políticamente correcto que ya me hubiera gustado a mi (con las ganas que le tengo a lo políticamente correcto, arggggg… :)). Estoy plenamente de acuerdo con él: en base a contar mentiras, estas se terminan convirtiendo en verdad. Es alarmante y bastante horrible que efectivamente se esté sustituyendo a la religión formal con la política. Y lo digo yo, que soy ateo. Siempre he considerado con son las dos caras de la misma moneda, dos ideologías, salvo que en una se siguen los dictados de un líder divino e inexistente, y en la otra los de uno humano. Pero aparte de eso, no hay más diferencia. Y el socialismo es especialmente bueno haciendo este tipo de cosas.

        Bien mirado, me voy a retractar de mi sentencia anterior: no está siendo ni mucho menos una discusión baladí, un brindis al sol. Este hombre ha expuesto una realidad patente pero oportunamente ocultada, como tantas otras que oculta la élite.

  4. diciembre 29, 2009 6:59 pm

    Hilas muy fino. Seguramente si se tramitaran de oficio todas las denuncias que tienen indicios de falsedad los Juzgados se saturarían todavía más, casi hasta el infinito.
    En la práctica, en la realidad, los abogados sabemos que muchas denuncias son falsas y los clientes se contentan con que el Juzgado sobresea la denuncia de su exmujer y pueda seguir viendo a sus hijos…

  5. Hiel permalink
    diciembre 30, 2009 12:28 am

    Al final el tema se resume a ese ‘argumento’ tan utilizado por el que no tiene… argumento: mentir. O, visto desde el punto de vista de ‘Yosoyhayek’, no decir la verdad. Por tanto, hay que callarse y no ser temerario.
    Pues nada, sigamos así; los resultados, como en el salvador comunismo de la clase obrera, ahí están: ruina moral (aún no hemos llegado a los 100 millones de abortos; creo). Lamentable, como lamentable es reducir el asunto a que supuestamente no ha habido pulcritud y rigurosidad. Je.
    Dawkins tiene razón, además, en el ámbito estratégico. Qué pena, sí. Pena da que los animales lo hagan mejor que los humanos.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^

  6. Gedeón McHale permalink
    diciembre 30, 2009 12:53 pm

    Yo, por mi trabajo y el de una persona que me es muy cercana, soy testigo directo de multitud (he dicho bien: multitud) de denuncias falsas en materia de malos tratos en el seno de procesos de divordio, utilizadas por los abogados de las mujeres como medio de presión contra los maridos para obtener determinadas ventajas en la negociación de las condiciones del divorcio. Dichas denuncias no se llegan a declarar nunca falsas por pronunciamiento judicial (y aquí debo apartarme del argumento general del artículo) porque, respondiendo como responden a una mera conveniencia táctica, se retiran siempre de forma voluntaria cuando la representación letrada de la mujer entiende haber conseguido sus objetivos en el proceso civil principal (el de divorcio).

    Cualquier norma creada como privilegio (es decir, “ley para unos pocos”) genera rápidamente una subversión general del ordenamiento y conduce a paradojas procesales de difícil resolución. Es un caso claro de esa realidad que los grandes teóricos del liberalismo, desde Bastiat a Hazzlit, desde Spencer a Hayek, han señalado con estéril tesón: el de los efectos derivados que surgen de las decisiones planificadoras del poder. En este caso, una norma dictada (suponiendo la buena fe del legislador) para proteger especialmente a un grupo social (la mujer) resulta después en una injusta desvirtuación del proceso civil previsto para la disolución de un contrato como el matrimonio. No es que las feministas sean malvadas: es que ley lleva en sí el germen del fraude.

  7. SAMUEL permalink
    diciembre 31, 2009 3:53 am

    DENUNCIAS FALSAS POR MALOS TRATOS HAY DEMASIADAS EN ESPAÑA!

  8. aris permalink
    diciembre 31, 2009 11:36 am

    vaya, que curioso que un liberal use la burocracia para argumentar contra un juez cuyo único delito ha sido afirmar que la ley de violencia de género es un coladero de denuncias falsas y que vulnera el derecho a ser inocente hasta que se demuestre lo contrario.

    pensaba que uno era inocente hasta después del juicio, pero parece ser que aunque salgas inocente de un juicio si no se gestiona adecuadamente la denuncia que habían cursado no era falsa… curiosidades de la burocracia.

    saludos

  9. RAFAEL permalink
    enero 23, 2010 7:50 pm

    MI EX, lleva ya 5 denuncias puestas y todas se han archivado, pero en una ocasion ocurrio lo siguiente: sin tener aun la liquidacion de biene acabada, osea sin ser nada aun de ninguno exclusivamente, se cuela en un local que tenemos y lo acondiciona y lo abre como negocio, todo contra mi voluntad hasta que no sea de uno de los dos solo, llame a mi hija para decirle, que le dijese a su tio, ( hermano de mi ex), que se saliera de mi local hasta que un juez determine para quien es, y mi hija llamo a su madre y se lo dijo, ¿ que entendio su madre? ( osea mi ex), que yo le habia dicho a mi hija que la iba a matar si entraba ahi, me denuncio, me detuvieron, me trataron como a un delincuente y dormi en un calabozo incluso, y al dia sigueinte esta ” Señora” delante de la jueza, se pone a llorar y dice que entendio mal a su hija, y despues de mi hija declarar que eso era mentira, ¿ saben que ha pasado?, absolutamente nada, sali absuelto y a mi casa, pero esa noche y esa experiencia , a nadie se la deseo, y en cuanto e ella, ni le ha pasado nada ni le pasara absolutamente nada, osea decide apropiarse de un local y se apropia, me encierra en un cañabozo, y despues se puesto nerviosa y ya esta ……., estoy en que si ahora a ella le pasara igual o les costase 6000 euros esa noche? ninguna denunciaba hasta ser verdad y con pruebas, y esa es la realidad.

    • enero 23, 2010 8:05 pm

      Denuncie a su mujer por “denuncia falsa” (artículo 456 del Código penal), aunque, tal y como están las cosas, es posible que lo archiven sin más. Aun así, inténtelo, alegue que no tiene antecedentes de malos tratos, lesiones o amenazas; que no es la primera denuncia que le archivan a su ex mujer, que todo viene de una llamada telefónica, no directamente con ella, sino con su hija. Que su hija está dispuesta a testificar a su favor… Inténtelo y cuéntenos qué suceda.
      Un saludo y ánimo!

  10. tutiaro permalink
    enero 24, 2010 8:03 am

    Una pregunta, puede que absurda o inocente, ¿qué pasa cuando la denuncia es por abuso psicológico?
    Un puñetazo, una torta, etc… son facilmente demostrables, aunque nos hayamos dado con una puerta o hayamos tropezado en una escalera, pero… ¿cómo se demuestra el abuso psicológico? No conozco, a prueba de hoy, ningún “test” que diga o verifique si es verdad o mentira lo expuesto.
    Pero si esa es la denuncia, lo primero que se hace es alejar al “acusador” y darle una habitación en “chirona”.
    ¿Y bien?…
    Gracias y un saludo,

  11. noviembre 11, 2010 7:55 pm

    PERDONEN USTEDES SEÑORES Y SEÑORAS:

    En España no es que haya denuncias falsas, es que se condena sin pruebas. Miles de hombres acaban en la cárcel utilizando como única prueba la acusación el testimonio falso de la maltratadora.

    Esto es una vergüenza.

    LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO DEROGACIÓN!

  12. noviembre 11, 2010 8:01 pm

    Manifestación contra las denuncias falsas y a favor de la custodia compartida el dia 20 de noviembre de 2010, dia de los derechos del niño, a las 12 de la mañana en la puerta del sol de madrid

Trackbacks

  1. El teatro del maltrato « LA LIBERTAD Y LA LEY
  2. Malos tratos. Entre el archivo y el sobreseimiento. | LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: