Skip to content

Empty Burj Dubái

enero 4, 2010

Una nueva extravagancia arquitectónica ha sido inaugurada. Edificio más alto del mundo, hasta que a otro promotor le dé por superar el absurdo hito. Aparte de su singular estructura (más de medio kilómetro de hormigón; el resto, en acero), nada que destacar.

Dicen que los 1.500 millones gastados en este desgarracielos (lo de rascacielos se queda corto) están más que amortizados: todo vendido. Antes de la crisis, se supone, si es que la venta se zanjó a precios de mercado (inflados, por supuesto). Ahora toca que dichos propietarios, distintos al promotor, sigan existiendo o continúen teniendo posibilidad de llenar el mastodonte. Un hotel, oficinas, viviendas… pero, ¿para quién? ¿Para qué? Liquidar semejante mala inversión, planeada con la expectativa de unos precios en perpetua escalada, no será fácil. Pero la imagen es lo primero, y a Dubái falta le hace mostrar lo mejor de sí mismo.

Un post muy relacionado: Skyscrapers Crisis

Saludos y Libertad!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: