Skip to content

Controladores

enero 13, 2010

Pepe Blanco cree haber dado con un filón de popularidad. Condenar los elevados salarios de los controladores, sus excelentes condiciones de trabajo y demás privilegios, no deja de ser hipócrita cuando es un socialista confeso quien lo hace.

Paga Aena, que es una Entidad Pública Empresarial, adscrita al ministerio de Fomento, cartera que lleva Pepe Blanco cada viernes al Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa. Tampoco puede serle ajeno que los controladores, como otros privilegiados, gozan de un status tan benigno gracias a la regulación general del trabajo en nuestro querido Estado social. Negociación colectiva y empleo público, una mistura de la que tienden a surgir poderosos sindicatos. USCA es quizá la organización sindical más agresiva y chantajista, junto con la de pilotos, que existe en España al cobijo de la legislación laboral y el reconocimiento del privilegio sindical. Sus negociaciones con AENA son de todo menos honorables: prácticas chulescas, insultos, desplantes… y no lo digo porque me lo imagine, sino porque me lo han contado: ser abogado de AENA tiene sus ventajas, pero también su parte desagradable; la que más, negociar con los controladores aéreos.  

Pepe Blanco se presenta como abanderado de la decencia, enemigo de los explotadores, del chantaje, de los sueldos de 350.000 euros de media, o hasta 900.000 euros que pueden llegar a cobrar estos telemáticos guías de aviones. No sería indecente si procediera del libre acuerdo entre quien lo paga y quien lo recibe, si dicho servicio fuera libre y no fuese el Estado su cliente. Lo que han logrado los controladores es aquello a lo que aspira todo grupo laboral sindicado: blindaje, condiciones gremiales y retribuciones por encima de las que conseguirían en un mercado libre. A eso se enfrenta Blanco, al sumun de la injusticia social: los controladores deben al chantaje, el expolio y la coacción, gran parte de su salario y casi todas las ventajas laborales que disfrutan. Pero no son los únicos, aunque su relevancia los deje fácilmente al descubierto.

Acabar con ellos es posible. Los controladores aéreos españoles son una excepción en el espacio Schengen: cobran el triple que sus homólogos en la mayoría de países europeos, además de impedir la entrada en España de este tipo de profesionales.

Tenemos un buen ejemplo de cómo hacerlo, de cómo acabar con este imperio del mal: La decisión Reagan. Aunque no creo que un gobierno socialista considerara coherente con su propia esencia una propuesta como esta, negación misma del privilegio sindical reconocido por el Estado. No debería olvidarse Blanco que todo lo malo que tienen los controladores como grupo de presión se lo deben al Estado, y no al mercado libre, inexistente en su sector, como en tantos otros.

Saludos y Libertad!

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. atroma permalink
    enero 13, 2010 5:51 pm

    Joder que foto, ya tenemos dos. Zapatero mr. Bean. Blanco chiquito de la calzada.
    Tengo entendido que los controladores aéreos militares cobran en torno a los mil euros de media. Lo digo por la decisión Reagan. Además tengo entendido que el gobierno planea quitarse a AENA de en medio, privatizándola. Así me lo dijo un alto cargo de iberia esta noche vieja. Claro que es posible que hablara el huisqui.

    Por otra parte, vale es un sueldazo ¿un sueldazo? Sólo el que cobra 900 mil ya se carga la media de 6. Pero es que además, esos 6 deberían cobrar 200 mil euros para que diese la media, que serán menos. Si a eso le descontamos la parte del IRPF, el 43 % vemos que se le queda un sueldo cercano a los 100 mil euros, unos 7 mil y pico al mes limpios. Es decir, lo que cobra pepiño, y que además tributa al 4,3%. ¿Quién se merece más cobrar esa cantidad? No es mala baba, simplemente que pepiño es el menos indicado para hablar de lo que cobran los demás. Sobre todo por su profesionalidad.

    Saludos.

  2. JFM permalink
    enero 13, 2010 6:40 pm

    Tampoco puede serle ajeno que los controladores, como otros privilegiados, gozan de un status tan benigno gracias a la regulación general del trabajo en nuestro querido Estado social.

    De una novela de Stephen King, es un piloto el que habla, pero hubiese podido ser un controlador aereo. “Si nos pagan tanto es por los dos segundos en toda nuestra carrera donde hacemos la diferencia”

    • enero 13, 2010 8:05 pm

      A precios de mercado (libres, y por tanto, justos), estoy seguro de que un controlador o un piloto (dado que cualquiera no puede serlo) tendría un buen salario. Lo que es más seguro aun es que no sería tan alto como el que hoy disfrutan, gracias al poder coactivo que la ley y la constitución conceden a los sindicatos en la “negociación colectiva”.
      Saludos!

      • JFM permalink
        enero 13, 2010 10:11 pm

        No estoy tan seguro de que sin sindicatos ni intervencion estatal ganarian menos: el salario justo lo fija la productividad marginal o sea lo que aportas a la empresa que es la razon por la que Cristiano Ronaldo gana todavia mas. Si creo que serian otros controladores aereos.

      • enero 13, 2010 10:47 pm

        No me seas marxista… el salario tiende a ser equivalente a la productividad marginal descontada (pero recuerda que el mercado es dinámico y cambiante). Reciben bienes presentes a cambio de bienes futuros, cuyo valor es descontado por el tipo de interés.
        Ganarían menos porque si no, no les haría falta ni sindicatos ni intervención estatal. Aunque nunca se sabe, la mía es una mera intuición respaldada por un poquito de teoría. Siempre cabe la posibilidad de que estén cometiendo un gravísimo error empresarial, prefiriendo el estatismo al mercado: conocimiento imperfecto, la información no está dada.
        Saludos!

  3. JFM permalink
    enero 14, 2010 10:03 am

    Pues el trabajo de piloto de linea implica entre otras cosas que cada seis meses (en America pero piense que debe ser lo mismo en Europa del Oeste) tienes que pasar un examen (prohablemente que hay tambien un examen fisico) que pone especial relieve en situaciones de emergencia y vuelo con instrumentos y/o motores averiados. Todo ello para que la tecnica para salirse de tales situaciones no se haya quedado olvidada el dia en que el piloto la necesite. Y que pasa si fallas el examen o tu vista ha bajado un poco? Pues que no puedes volar, asi de sencillo.

    Por cierto que sin los impuestos progresivos que castigan de forma disproporcionada a los que obtienen ingresos elevados pero durante poco tiempo o muy poco tiempo (pagas muchos menos impuestos por 20000 euros sobre veinte ańos que por 40000 sobre 10) los salarios de pilotos y futbolistas no necesitarian ser tan elevados.

Trackbacks

  1. Pepe Blanco, Company Man « LA LIBERTAD Y LA LEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: